Olafo, el amargado

Curiosa forma de llamarlo, ¿verdad? Aunque claro, si lees todo lo que le pasa a ese pobre vikingo… Comienzas a entenderlo.

Ya sabéis, la típica imagen y…

olafo3.JPG

(Un texto que he encontrado por ahí, no puedo decir donde – creo que en la Wikipedia – porque no lo recuerdo…)

Hägar the Horrible rebautizado en español Olafo el Vikingo es una tira cómica protagonizada por un Vikingo, Olafo, y creada por Richard Browne (Dik Browne) en 1973. A su muerte, su hijo Chris Browne continuó con la serie. Ha sido difundida en 1900 periódicos en 58 países, en 13 lenguas.

Olafo tiene dos ocupaciones principales que son: atacar los castillos de Inglaterra y hacer festines, recibiendo ocasionalmente la visita del recaudador de impuestos. El humor de esta tira cómica reside en la interacción de este aventurero con estresantes elementos modernos, y en la observación de su vida familiar. Su principal compañero, un inocentón llamado Chiripa, es todo lo contrario de un formidable vikingo.

Otros personajes :

  • Su esposa Helga, que intenta que colabore en las tareas del hogar;
  • su hijo Hamlet ;
  • su hija Honi doncella despreocupada y moderna, que no desprecia tomar las armas de vez en cuando para participar en alguna batalla.
  • su pato Kvack;
  • y su perro Snert.

Y supongo que todo el mundo habrá leído alguna tira de Olafo… Así que poco puedo añadir a lo que está escrito un poco más arriba.

Sobre lo que sí puedo hablar es sobre la edición que tengo… Cuando la compré (en la Feria del libro antiguo y de ¿ocasión? – cada vez menos, oigan -) el vendedor me dijo que me llevaba una “joya literaria” – me temo que el vendedor ha leído muchas veces el discursillo aquel que había dado la “Leti”… la princesa, no la otra… por cierto… ¡¡Felicidades!! ¡¡Otro más a chupar del bote!! -, una primera edición argentina y bla bla bla…

Lo primero que tengo que decir es que no es una primera edición argentina… no sé que edición es, pero joer, pone que es colombiana, así que… ¿intento de engaño o error inocente?

Supondré que fue un error inocente, de cualquier forma, no estaba a un precio muy elevado, así que me da lo mismo… Las historias… bien, entretenidas, se ve que son las historias primerizas (en caso de que no fuese así, mi pensamiento pasaría de bien a flojas, pero eso sí, entretenidas) del personaje, entonces aún hay cosas que chocan un poco con el Olafo que conoce todo – o casi todo – el mundo, pero están bastante bien. De hecho, cuando se hizo cargo el hijo se encargó de “homenajear” a su padre “reciclando” varias de estas historias…

Vamos, que si tenéis la oportunidad, ya sabéis.

Y ahora, vamos con el periódico en el cual leo las historias de Olafo y Baby Blues, es decir, La Voz de Galicia…

Sr. Encargado de las tiras cómicas de La Voz de Galicia… ¿es tan difícil repasar las tiras de un día a otro y evitar que, continuamente, se estén repitiendo las mismas tiras día trás día? Porque vale… un par de días puede pasar, pero coño, en agosto estuvieron publicando las misma tiras de Baby Blues durante 14 días seguidos… y eso llega a cansar, oiga.

Nada más.

Aaaaaaaaaaaaadios