La misma diferencia

lamismadiferencia.jpg Entre las lecturas de las últimas semanas, que siguen sin ser demasiadas (o al menos tantas como me gustaría), la que más gratamente me ha sorprendido es la del cómic editado por Astiberri «La misma diferencia y otras historias». Como se trataba de uno de los regalos de mi media naranja por haber defendido la tesis doctoral (mañana hace ya tres semanas :-))) le di una especie de prioridad de cortesía %-) en la pila de lectura y la verdad… menos mal que lo he hecho.

No conocía la obra (ni había oído hablar de ella), ni el autor, ni siquiera la temática (aunque por el título, y según lo abres para ojearlo, canta a Slice of life por todos lados) así que lo leí sin idea preconcebida ni prejuicio alguno. Fue leerlo, además, y oir (leer) hablar de él en varios medios (el país de las tentaciones incluido, que lo reseñó una de estas semanas), así que me alegro de haberlo *saboreado* antes de verlo recomendado :-)

Se trata de la obra de un autor coreano-americano jovencito, que por lo que parece va publicando sus cosillas online en su página web y que me ha parecido fresca e imaginativa. Como he leído ya reseñas muy buenas desde que lo terminé ( cárcel de papel y cita, una de las habituales de es.rec.comics), y estoy totalmente de acuerdo con lo que expresan, no voy a intentar repetir lo que en ellas se dice. Simplemente reiterar que el autor tiene un estilo muy dinámico contando una historia muy chula sobre sentimientos y el paso de la adolescencia a la edad adulta, con una narrativa y un dibujo que me han gustado también mucho y que hacen que el tebeo se lea en un suspiro (y eso que yo soy de los que leen lento, paladeando cada página). Ademá de la historia principal, el volumen incluye otras historias cortas, en plan cajón de sastre, con temas sobre todo satíricos y autobiográficos, con bastantes toques de humor (algunos con temas tope escatológicos, dignos del mismísimo Jueves).

La edición de Astiberri me ha parecido excelente (aunque carilla, eso sí, que los 14 euros no duran *nada*, aunque eso es bondad del contenido, claro). El papel, la encuadernación, todo muy bien (que esto me parezca sorprendente habla bastante de cómo está el nivel de edición de cómics últimamente por estos lares). El volumen en sí es magnífico, con un diseño de portada muy bueno, aunque supongo que el mérito aquí de Astiberri ha sido el haberse ceñido al diseño original USA (esto, aunque es medio de perogrullo, muchas veces no se hace y conseguimos empeorar el original sin ninguna razón en especial…). La traducción también me parece soberbia (dicho esto sin haber leído el original en inglés, más que algunas páginas de muestra que sí he leído a posteriori por la red), con unas expresiones muy chulas y sin ninguna estridencia.

Resumiendo: muy recomendable

[Bloqueamos los comentarios porque no podrá responderlos el autor del post]