WildC.A.T.S de Alan Moore

WildC.A.T.S de Alan Moore

Guión: Alan Moore
Dibujo: Kevin Maguire, Mat Broome, Pat Lee, Jim Lee, Kevin Nowlan, Ryan Benjamin, Travis Charest, Jason Johnson, Dave Johnson, Josh Wiesenfeld, Rob Stotz
Tinta: Art Thibert, Sal Regla, Terry Austin, Jason Gorder, Andy Owens, Randy Elliot, Sandra Hope, Kevin Nowlan, Troy Hubbs, Scott Williams, Trevor Scott, John Nyberg, Tom McWeeney, John Tighe, Travis Charest, Hakjoon Kang, Harry Thuran, Dave Johnson, Scott Taylor
Color: Wildstorm FX, Bad @$$, Alex Sinclair

Formato: Libro rústica, 392 págs., color.

La etapa completa de Alan Moree en WildC.A.T.S, por fin reunida en un solo volumen.
Alan Moore, posiblemente el autor de cómics más aclamado por público y crítica, fue el guionista de los WildC.A.T.s de Jim Lee a mediados de los 90, dándoles mucha más profundidad y cohesión. Ahora, por primera vez, podemos disfrutar de esta interesante etapa en un solo volumen.

Precio: 28 €

WildC.A.T.S. de Alan Moore: ehmm, no suelo ser muy dado a leer los artículos que acompañan a los tomos, pero es que… ¿por qué Alan Moore se mete a guionizar la serie? ¿Qué ha pasado en la serie hasta este momento? No sé, algo que sitúe el tema, porque vamos, seguro que en internet se pueden encontrar las razones y demás, pero… no me jodas. ¿Tan difícil es hacer bien las cosas? En fin…
A pesar de la portada, la historia inicialmente está centrada en los nuevos WildC.A.T.S. que Moore utiliza durante su estancia en la serie… los “viejos” (exceptuando a Grifter que había dejado el grupo) estaban supuestamente muertos y Savant – la hermana de Zealot – junto a Majestic forman un nuevo equipo formado por Alerta Roja – el hermano de Grifter -, Ladytron – una ciborg psicótica – y TAO – un experimento genético que será el personaje mejor utilizado en la posterioridad -. Claro, esta supuesta “muerte” dura hasta la última página del primer número en la que se vé a los “viejos” WildC.A.T.S. vivos… pero en el espacio.


La trama se divide en dos líneas: los “nuevos” WildC.A.T.S. comenzarán una guerra contra las bandas callejeras y los “viejos” llegan al “paraiso”, a su planeta natal, Khera.
En Khera las cosas no irán demasiado bien, las razas de Emp y Zealot están enfrentadas políticamente en el senado de Khera y quieren utilizar a los recién llegados para consolidar su poder; el resto de los WildC.A.T.S. descubren que no todo es tan bonito como parecía: Voodo – con genes daemonitas – es enviada a un zulo de refugiados daemonitas; Maul descubre que su raza es la nativa de Khera, que no viven en mejores condiciones que los daemonitas y que son la clave para dominar el senado de Khera y que están siendo utilizados por los kherubines; Warblade es el único que parece estar medianamente feliz, en el Gremio de Multiformes le enseñan a utilizar sus poderes de formas insospechadas; Spartan ha sido reactivado en un moderno cuerpo de androide y actúa como el guardaespaldas de Emp; y Void, que ni es kherana ni humana, se siente fuera de lugar e intenta mantener al grupo unido. Después de un atentado, los WildC.A.T.S. deciden regresar a la Tierra.
En la Tierra, la guerra de bandas no va demasiado bien y la forma de llevarla no hace demasiado feliz a Majestic que esperaba una lucha más limpia y todavía le gusta menos cuando descubre que Savant y TAO mantienen una “relación personal”. La guerra de bandas provoca dos cosas: problemas con Stormwatch – al menos con la parte alcoholizada del grupo – y que las bandas se unan para devolverles el golpe.
Cuando los “viejos” C.A.T.S. regresan a la Tierra… se separan debido a las tensiones producidas en Khera: Lord Emp y Voodo dejan el grupo y los demás siguen a Grifter y a los demás miembros del Team 7 hasta Gomorra (en uno de esos crossovers que no me apetece recordar porque no es el momento ni el lugar… ¿Fire from Heaven se llamaba?), allí Spartan descubre que su personalidad fue creada desde las bases cerebrales de John Colt y su personalidad sufre un vuelco, ha descubierto que es humano…
Las cosas no van mejor para los “nuevos” WildC.A.T.S., Alerta Roja deja el grupo por miedo al acoso al que le está sometiendo Ladytron que cree que son pareja… Con el regreso de los “viejos” WildC.A.T.S., las tensiones entre ambos grupos se disparan (ya sabéis, nuevos contra viejos, las formas de actuar unos y otros, etc) pero eso no impide que ambos grupos (apoyados por miembros de Stormwatch – pobre Fuji, por cierto -) se unan para terminar con la guerra… Una guerra de bandas provocada por TAO para hacerse con el control de las mismas.


La verdad es que es una muy buena historia, demuestra algo que Alan Moore ya me demostró en otra ocasión (el Violator vs Badrock) no hay personaje malo si no guionistas incapaces que no saben qué hacer con ellos, no es una obra maestra pero sí es un producto muy digno y muy por encima de lo que se había visto en la serie hasta ese momento, curiosamente, la historia se adapta perfectamente al crossover en el que se ve inmensa – quizás lo único que provoca es que se retrase un par de meses el final de su estancia en la serie -. En el apartado gráfico se produce un resultado irregular, más por el continuo cambio de dibujantes – la mayoría de ellos buenos dibujantes, grandes dibujantes – impidiendo una sensación de uniformidad durante la historia; el que más números dibuja es Travis Charest que realiza una gran labor en los números que dibuja.
Una buena historia, con un buen dibujo y en la que su mayor fallo – dejando a un lado el baile de dibujantes – es la ausencia de un artículo que introduzca a los personajes y su historia.

X-Men/WildC.A.T.S.

Cuatro especiales publicados por Planeta hace… ¿siete años ya? Ufff… Que cuentan los encuentros de ambos grupos a lo largo de los años…

WildC.A.T.s – X-Men

Edición original: WildC.A.T.s – X-Men: The Golden Age, WildC.A.T.s – X-Men: The Silver Age, WildC.A.T.s – X-Men: The Modern Age, WildC.A.T.s – X-Men: The Dark Age USA

Guión: Warren Ellis, Scott Lobdell, James Robinson
Dibujo: Mat Broome, Jim Lee, Travis Charest
Tinta: Mark Farmer, Sal Regla, Sean Parsons, Scott Williams
Color: Wildstorm FX, Martin Jimenez, Wendy Fouts, Joe Chiodo, Travis Charest

Formato: 192 págs.

Los X-Men, un grupo de mutantes que luchan por el bien de una sociedad que los ha condenado a la soledad.
Los WildCATS son una mezcla de humanos, alienígenas y seres cibersintéticos que luchan por la libertad a la Tierra de los Daemonitas y otras razas belicosas.
Cada uno de ellos, individualmente, es un héroe que lucha por razones muy concretas.
En grupo, forman el equipo más poderoso que haya podido soñar nuestro planeta.

Este libro recoge las cuatro aventuras que compartieron ambos grupos, divididas en cuatro historias completas bautizadas como The Golden Age, The Silver Age, The Modern Age y The Dark Age.

Cuatro historias ambientadas en épocas distintas, escritas y dibujadas por equipos creativos excepcionales.

Incluye ilustraciones, portadas originales, biografías de los autores y reseñas de los libros editados de X-Men y WildCATS.

Precio: 8,38 €

Es… curioso. Tenía que pasar, claro. Era bueno para Marvel (Jim Lee volvía a dibujar a los mutantes e ingresarían pasta) y era bueno para WildStorm (publicidad extra para la compañía e ingresarían pasta). Así que se pusieron de acuerdo. Cuatro especiales situados en diferentes épocas de la historia en los que se cruzasen los mutantes contra los extraterrestres… bueno, algo así eran, kheranos o una cosa así…
Así que con unos equipos creativos bastante interesantes (al menos a mí me lo parecen) se llevaron a cabo los cuatro especiales. Cuatro especiales que tienen un título… que recuerda mucho a DC, ¿no?

WildC.A.T.S./X-Men: La edad de oro

Image Hosted by ImageShack.us

Scott Lobdell al guión y Travis Charest al dibujo… Una historia que mezcla a Logan y Zealot con nazis y deamonitas… ¿Por qué se llama la Edad de Oro? ¿Por la época? Aparte de eso… bueno, la historia está bien – un poco cogida por los pelos, pero bien – y el dibujo es cojonudo – lo peor de todo es el casco que se planta Zealot en la cabeza… XD -. Travis Charest es igual de lento que de bueno y este tío es muy… lento. La historia tiene ciertas similitudes con Indiana Jones – es algo inevitable, Logan en la época de los nazis siempre recuerda a Indiana Jones – con la búsqueda de un manuscrito que otorgará un poder que… bla, bla, bla. Vamos, lo mismo, lo mismo que En busca del arca perdida pero aderezado con mutantes, daemonitas y Zealot… Ojo, no me estoy quejando, me encantan los cómics ambientados en esta época y el dibujo de Charest… buff. Impresionante.

El guión es pasable… aunque creo que está bastante desaprovechado, seamos serios… si la idea del crossover era crear un mundo en el que ambos grupos hayan vivido juntos y sus enemigos se han ido aliando hasta llegar a la situación que se ve en el cuarto especial… En fin… como que deberían habérselo currado un poco más.
Ojo, como historia individual está bastante bien, sobre todo en el dibujo y sin esperar mucho más que una historia entretenida… Ehmm, ¿Alguien esperaba más de una cosa así? La verdad… yo sí. Lo sé, es un poco tonto, pero… siempre espero algo bueno de estas cosas… XD

Resumiendo: guión pasable, dibujo magnífico y… un casco horrible de Zealot que se merece una imagen para él sólo…

WildC.A.T.S./X-Men: La edad de plata

Image Hosted by ImageShack.us

Scott Lobdell (otra vez) al guión y Jim Lee al dibujo… Para contarnos una historia de Grifter (en realidad Cole Cash) acompañado (la mayor parte del tiempo) por la Chica Maravillosa… y cuando les apetece por sus compañeros. Veamos, Cole es “drafteado” por SHIELD para llevar a cabo una misión en la que puede perder la vida (en la que están implicados los daemonitas y el Nido) y, debido a una serie de circunstancias, cuenta con el apoyo de una jovencísima Jean Grey (por centraros, un poco después de la primera muerte de Xavier) que tiene un montón de dudas sobre todo… principalmente en su relación con Scott.

En este número podemos ver como a Jim Lee hay que darle acción para que se luzca y no ponerle a dibujar conversaciones con curas… Y es que Scott Lobdell le debe conocer bien… porque la mayoría del cómic está compuesto por escenas de acción y en las breves escenas en las que se toma aire… ¡está lleno de tías jamonas! Sí, lo sé, no es una “crítica” al uso, pero es que hay poco que decir sobre este cómic (sí, incluso menos que del anterior).

Resumiendo: guión pasable, acompañado por un buen dibujo – si te gusta el estilo de Jim Lee – y un número al que no hay que buscarle más vueltas… pero en el que se nota que los que llevaban la voz cantante en esto eran los de Wildstorm… XD

WildC.A.T.S./X-Men: La edad moderna

Image Hosted by ImageShack.us

En esta ocasión el guión lo realiza James Robinson y el dibujo lo realiza AH!… o lo que es lo mismo, Adam Hugues… En principio no tiene mala pinta el duo, ¿no? Lástima que no hagan honor a sus nombres… veamos, el guión de Robinson está bien… no mata, no es que sea maravilloso, pero se puede leer – ya sabéis, mutantes, kheranianos, daemonitas y en esta ocasión una facción inglesa del Club Fuego Infernal -…

El dibujo… bueno, las mujeres muy bien (eyy, es Adam Hughes), pero el resto… buff. Todo semi-deformado. La ¿”pelea”? entre Rondador y el pavo de las garras de los WildC.A.T.S. (no recuerdo el nombre ahora) es grotesca y además el dibujo es horrible. La splash-page de ambos grupos (que podéis ver un poco más abajo)… bufff. Fea, fea, fea. Pero eyyy, es Adam Hughes, deja que dibuje mujeres y disfrutarás como un enano (o enana, dependiendo de lo que te guste, claro)… pero el resto… no sé, recuerdo que en Legionarios no lo había hecho demasiado mal… igual es que tenía un mal día (o mes) o algo así. Respecto a su relación con el resto del crossover… tangencial. Respeta la trama y toda la historia, pero… igual de descabezada que el resto de los números.

Resumiendo: guión… pasable; dibujo… para los aficionados a las mujeres que dibuja AH! (y sólo eso, porque el resto es horrible) y… mejor lo olvidamos ya, que si no me entra muy mal rollo.

WildC.A.T.S./X-Men: La edad oscura

Image Hosted by ImageShack.us

Warren Ellis es el guionista encargado de resolver la trama y Mat Broome el encargado de dibujar el futuro apocalíptico en el que miembros de ambos grupos han sido apresados por los daemo-tinelas… En fin… a Warren Ellis le tocó bailar con la más fea… después de tres especiales en los que se ha visto que ambos grupos convivían en el mismo planeta, debe conseguir que todo vuelva a la normalidad… lo “normal” hubiese sido que cada uno volviese a su universo y tal, pero no… es Warren Ellis, así que decide cargarse a todos los seres con superpoderes – o en su defecto, evitar que los consigan – para que todo lo malo que ha sucedido debido a que ellos tengan poderes no pueda suceder… XD

Tiene su coña, no creáis. En fin, el guión, ambientado en los Días del Futuro Pasado de los X-Men es… lioso (siendo buenos), pero gran parte de ese lío está provocado por el horrible dibujo de Broome… No entiendo cómo pudieron elegir a este pollo para un crossover de estas características. Vale que Adam Hughes lo hizo mal, pero es que este tío consigue que el número de Adam Hughes sea una obra de arte… Entre otras cosas porque es prácticamente imposible saber quién es cada personaje a menos que lo llamen por su nombre… XD
Veamos… Emp asume el papel de Magneto en DdFP e incluso coge su silla de ruedas… el resto se van sacrificando para arreglarlo todo y, por supuesto, Lobezno acompañado de Grifter (que para eso son los más molones) están libres y actuando como resistencia… Bahh, totalmente olvidable.

Resumiendo: el peor número de los cuatro especiales ha sido el final, no porque tenga un mal guión, si no porque el dibujo es lo peor que he visto en años. Vaaale, quizás no tanto, pero comparado con los otros tres dibujantes… como que destaca negativamente.Y… hasta aquí he llegado esta vez. Seguro que alguno difiere con mi opinión así que tenéis los comentarios abiertos para decir lo que os han parecido estos cómics.