The Boys 4 Nos damos el piro

Cuarto tomo, ¿ya?, de esta serie y en esta ocasión los palos le caen a los X-Men…

The Boys 4 – Nos damos el piro

Tomo 17x26cms, tapa blanda, 200 páginas a color

Guión: Garth Ennis
Dibujo: Darick Robertson
Color: Tony Avina

Correspondencia Original: The Boys 23, 24, 25, 26, 27, 28, 29, 30,

UN GRAN ÉXITO DE VENTAS AVALA EL CUARTO VOLUMEN DE ESTA SERIE DE ACCIÓN Y VIOLENCIA.
Y en esta ocasión The Boys, con el Carnicero al frente, deciden montar toda una operación de espionaje contra los G-men, la cantera de futuros miembros de los Siete. Y el bueno de Hughie será el encargado de infiltrarse en sus filas, haciéndose pasar por un súper más, para descubrir toda la porquería y corrupción que se esconde tras su extraño fundador y mecenas.

Precio: 16,00 €

The Boys 4 – Nos damos el piro: ¿y por qué habrán elegido esa portada y no cualquiera de las otras? Cualquiera menos la de Jim Lee, claro, que es francamente horrible.
Y como decía más arriba en esta ocasión los palos se los llevan la versión de los X-Men de este universo, los G-Men y el negocio que tienen montado con las múltiples franquicias que siguieron al grupo original: G-Force; G-Brits; G-Style; G-Coast; G-Wiz; y Pre-Wiz… y quién sabe cuántos más… Bueno, dicen que son siete, así que… Intereses empresariales, intereses gubernamentales, Huguie infiltrado con un disfraz ridículo y enamorado de una futura enemiga – igual no mola ese “no puede ser” con cara de asombro de ambos -; Carnicero dejando claro lo que le puede pasar a cualquiera que ponga a su grupo en peligro y no sea él… sea quien sea; la Hembra a punto de estallar; y un vistazo al pasado de Leche Materna… Ahh, y The Boys descubren que Empresas Voight – los creadores del suero que da superpoderes – limpian su propia mierda… de una manera muy expeditiva. También parece que Patriota comienza a estar muy harto de los intereses empresariales que le dirigen a él y a los Siete…

Y aunque sigue teniendo ese humor característico de las obras de Ennis, la serie comienza a tener algo más que simples parodias, burradas y críticas al medio burlándose de los personajes que pasan por ella. Ennis está creando tramas a largo/corto plazo muy interesantes (y con muchas posibilidades).
Según los créditos del tomo todos los números están dibujados por Darick Robertson, pero… tengo muchas dudas sobre el cuarto y el sexto números, la verdad es que no lo parece – y, a pesar de lo que pone en el tomo, en realidad han sido dibujados por John Higgins, ahh, las maravillas de Internet -. Exceptuando esos dos números, Robertson mantiene su nivel y realiza un buen trabajo. El dibujante de esos dos números es muy flojo.

Muy buena serie.

Reload de Warren Ellis

Una obra rapidita de Ellis, leer y olvidar al mismo tiempo.

Reload

Formato prestigio 17x26cms, tapa blanda, lomo, 72 páginas a color

Guión: Warren Ellis
Dibujo: Paul Gulacy
Entintado: Jimmy Palmiotti
Color: Guy Major

Correspondencia Original: Reload 1, 2, 3,

El guión de Reload es obra de Warren Ellis, guionista británico que destaca por sus intentos de revitalizar la “crisis” del cómic aportando guiones frescos y nuevos planteamientos. Su trabajo en Planetary, Stormwatch o Wolverine son sólo una muestra de sus más de treinta novelas gráficas.
En cuanto al dibujo de Reload, es obra de Paul Gulacy, un dibujante que lleva desde los años 70 en el mundo de la historieta.
A veces, una sola persona, con el entrenamiento adecuado, puede causar más daños que todo un ejército. Ese es el caso de la agente Kiva Reed, una de las armas más mortíferas del gobierno de los Estados Unidos que ha vuelto para atacar a quienes lo crearon, y su primer objetivo es asesinar al Presidente.

Precio: 6.95 €

Reload: Chris Royal es un agente del Servicio Secreto que está a dos días de retirarse del servicio activo y en cuya vigilancia el Presidente de los USA es asesinado. Chris consigue tomar una foto de la asesina pero cuando comienza a investigar su identidad sus superiores le dicen que abandone su investigación y que ya han capturado a la asesina. Chris sigue la investigación por su cuenta y esta le lleva hasta una agente de Acción Directa/ ASI, Kiva Reed, que le dice que el gobierno está controlado por la Mafia y le pregunta si quiere ayudarle a deshacerse de los corruptos…
Tiene un buen dibujo y el guión es entretenido… pero tampoco se le puede pedir más. Se deja leer, es entretenido, tiene un buen dibujo y nada más.

Archivos Wildstorm Deathblow 2

Debo decir que la lectura me ha sorprendido agradablemente…

Archivos Wildstorm: Deathblow 2

Tomo 15x23cms, tapa blanda, 360 páginas a color

Guión: Brandon Choi
Dibujo: Trevor Scott, Tim Sale, Mel Rubi, Duncan Rouleau, Trevor Scott, Shawn Mcmanus
Entintado: Rick Magyar, Shawn Mcmanus, Trevor Scott
Color: Ben Fernandez, Wendy Fouts, Gloria Vazquez, Quantum Color Fx, Wildstorm Fx

Correspondencia Original: Deathblow 13, 14, 15, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23, 24, 25, 29,

¡EL FINAL DE LA SAGA ORIGINAL DE DEATHBLOW!
Alguien está asesinando a los miembros del team 7, y parece ser alguien que los conoce muy bien.
Michael Cray se unirá a Backlash, Dane, lynch y los gen 13 para acabar con esta amenaza mortal. Un enorme volumen de 360 páginas que recopila los números 13-15, 17-25 y 29 de la serie original americana más una historia extra de Aron Wiesenfeld publicada originalmente en WildStorm! números 1 y 2.

Precio: 20.00 €

Archivos Wildstorm Deathblow 2: si no recuerdo mal, que todo podría ser, la mayoría de este tomo – porque faltan varios números que no han incluido debido a que forman parte de dos crossovers – fue publicado en España como el volumen 2 de Deathblow. Volumen que en su momento tuve completo y que no sé qué pasó con él, supongo que se lo cambié a mi primo o algo así.

En fin, el tomo comienza con un Deathblow que se encuentra algo perdido después de lo sucedido en el tomo anterior, que empieza a trabajar como guardaespaldas de una conocida actriz de Hollywood y se ve envuelto en una historia extraña que mezcla a vampiros y hombres-lobo – más cercano a la línea de Wetworks, la verdad -. Después vemos cómo Deathblow se ve mezclado en la muerte de un antiguo compañero relacionada con una misión que habían llevado a cabo en la isla de Gamorra.

El siguiente arco argumental, que ocupa la mayor parte del tomo – nueve números, se titula Hermanos de Sangre y une a Deathblow con sus antiguos compañeros del Team 7 y los chavales de Gen 13.
Aparte de descubrir que Deathblow tiene un hermano más joven, en la primera parte de la historia vemos a Cray infiltrándose en Gamorra para detener un experimento para crear un ejército de seres superpoderosos y en la segunda parte vemos como Deathblow busca a sus antiguos compañeros del Team 7 para prevenirles del ataque de Kaizen Gamorra y de su antiguo aliado, Miles Craven, que quieren conseguir una muestra genética para duplicar sus poderes. Cuando va en busca de Lynch se encuentra con sus protegidos de Gen 13 y después de la típica lucha se unen todos para liberar a Lynch. Después de Lynch, contacta con Dane (de los Wetworks), Marc Slayton (Backlash) y a Cole Cash (Grifter)… En el último número de la saga, los supervivientes del Team 7 y los miembros de Gen 13 se unirán, junto a varios aliados, para luchar contra Kaizen Gamorra y Craven – un jefazo del Gobierno -.

Después de esta saga, Norma se salta los números 26 a 28 de la serie, relacionados con el crossover Fire from Heaven, en los que sucede una cosilla sin importancia… Michael Cray, Deathblow, muere. Y no tienen nada mejor que hacer que publicar el último número de la serie en el que asistimos al funeral de Michael Cray y vemos como su hermano y sus amigos se despiden de él…

Para rellenar el tomo, Norma añade dos historias cortas en blanco y negro realizados por Aron Wiesenfeld en el que Deathblow se enfrenta a Conan… más o menos.

Escribía al principio del post que me había sorprendido agradablemente la lectura de este tomo y es que… ¡no era una serie tan mala! Tampoco era fabulosa, pero sí era sólida. El dibujo, ya sin Tim Sale, seguía manteniendo cierto nivel, no tiene un gran nivel pero Trevor Scott se maneja bastante bien. El principal problema de Brandon Choi es… ¡ser amigo de Jim Lee! No le considero mal guionista – tampoco excepcional – pero oye… el tío cumple.
En fin, una serie entretenida. Lástima que la hayan publicado capada.

Jack Hawksmoor: La historia secreta de Authority

Con lo fácil que hubiera sido no hacer nada…

Jack Hawksmoor: La historia secreta de Authority

Edición original: The secret history of the authority: Hawksmoor nº 1 a 6 USA

Guión: Mike Costa
Dibujo: Fiona Staples
Tinta: Fiona Staples
Color: A color, Carrie Strachan, Cully Hamner

Formato: Libro cartoné, 152 págs., color.

Dos nuevos talentos del estudio WildStorm nos presentan una sorprendente historia en la que el futuro y el pasado se entremezclan para descubrirnos algunos datos más sobre quién es Jack Hawksmoor, cómo obtuvo el poder de comunicarse con las ciudades y cuáles son sus motivaciones.

Precio: 16 €

Hawksmoor: y es que ya son ganas de tocar personajes que no es necesario tocar… Porque… ¿de verdad tenían alguna necesidad de hacer algo con Hawksmoor? Sobre todo algo que no aporte nada al personaje. ¿Era tan necesario el saber algo sobre este personaje que no se supiese ya? Sabíamos quién (en realidad por qué) le había dado sus poderes, sabíamos a qué se dedicaba antes de pertenecer a The Authority y es más que evidente que el personaje no había razones para conocer nada más de su pasado… lo que necesitamos es saber más cosas de su presente…
En esta historia de seis números, vemos cómo era la vida de Jack en 1994 cuando vivía en San Francisco (ciudad con la que se lleva muy mal) y los que le dieron sus poderes viajan al pasado para deshacerse de él y de un par de dioses-ciudad del futuro… Una chica del futuro de la que se enamorará está allí para ayudarle y también hay un personaje muy similar al anciano de Neverwhere que también es un viejo y sabe muchas cosas sobre las ciudades… vamos, un alarde brutal de originalidad… El guión es aburrido y el dibujo es malo. ¿Tengo que seguir?
Y en tapa dura además… increíble.

Archivos Wildstorm Deathblow Nº 01: Santos y Pecadores

Archivos Wildstorm Deathblow Nº 01: Santos y Pecadores

Edición original: Deathblow nº 01 a 12 USA

Guión: Brandon Choi, Jim Lee
Dibujo: Jim Lee, Tim Sale
Tinta: Trevor Scott
Color: Joe Chiodo, Claudia LaRue

Formato: Libro rústica, 304 págs,. color.

La revolucionaria serie que nos mostró a un nuevo Jim Lee más oscuro y que nos descubrió a Tim Sale, finalmente recopilada. En este primer volumen, que comprende los números 0-12 de la edición original, podrás disfrutar del primer arco argumental de esta aclamada serie que sorprendió a todo el mundo en la década de los 90.

Precio: 18 €

Archivos Wildstorm Deathblow 01 – Santos y pecadores: y yo que creía que Jim Lee dibujaba más que los dos primeros números de esta serie y me encuentro con Tim Sale a partir del tercero… Y no me quejo, ojo, que hace una labor más que aceptable. Lástima que del guión no se pueda decir lo mismo. Deathblow cuenta la historia de Michael Cray, un ex-agente de las fuerzas especiales al que le han diagnosticado un cáncer incurable y que, por razones de esas que suceden de vez en cuando, se convierte en la única esperanza para la humanidad de evitar la llegada del Infierno a la Tierra… Aliándose con las fuerzas especiales de la Iglesia – y sobre todo con una monja ex-policía, la Hermana Mary, encargada de proteger a un niño que puede hacer milagros – y con la ayuda de sus viejos compañeros del Team 7 – Grifter, Backlash y Dane (el líder de los Wetworks) – tendrán que impedir que el Ángel Negro habrá el portal del Infierno y, de paso, encargarse de los Cuatro Jinetes del Apocalípsis… Todo ello mezclado con arcángeles que se encuentran en la Tierra para impedirlo, pero que, como no podía ser de otra forma, son bastante inútiles una vez que comienza el tema… XD

Curiosamente la historia comienza a arrancar una vez que Jim Lee ha dejado el dibujo y se hace más clara (y mejor) en cuanto aclaran que la temática es mezclar pistolas con religión… y mira que es raro, pero combinan bastante bien (aunque claro, la Iglesia y las guerras ya se sabe). El guión es flojillo en su inicio pero, curiosamente, mejora bastante en el momento en el que Jim Lee deja el dibujo… yo no quiero decir nada, pero si además del dibujo dejó de “molestar” a Brandon Choi con sus ideas igual hemos descubierto la razón por la que la serie mejora notablemente… El dibujo es un claro homenaje, vamos a llamarlo así, a Frank Miller y su Sin City… Tanto en la parte dibujada por Jim Lee como en la dibujada por Tim Sale, este último va evolucionando de una copia de lo que Jim Lee estaba realizando en los dos primeros números a un estilo propio, no muy alejado de lo que había realizado hasta ese momento, pero sí algo mejor.

Sorprendentemente, aunque el principio me pareció muy flojo, la serie va mejorando a partir del tercer número y se convierte en algo bastante entretenido e incluso digno de leerse… La cosa es que yo no lo recordaba así, pero bueno… esa alegría que me he llevado.

The Boys Nº 03 – Bueno para el alma

The Boys Nº 03 – Bueno para el alma

Edición original: The Boys Nº 15 – 22 USA

Guión: Garth Ennis
Dibujo: Darick Robertson
Tinta: Darick Robertson
Color: Tony Aviña

Formato: Libro rústica, 192 págs., color.

Súpers que vuelven de entre los muertos, historias del pasado sin resolver, dudas por un futuro incierto, romance y muchas, muchas hostias. Todo esto y la historia secreta de The Boys, en el tercer volumen de la serie más gamberra de los EE UU.

Precio: 16 €

The Boys 3 – Bueno para el alma: ahh, el incomparable placer de leer un cómic excesivo en todos los sentidos y descubrir que… ¡aún puede ser peor! Porque… ¿cómo se puede superar la escena – sí, esa, ¿cómo me voy a referir a otra – entre Hugh y Annie? ¿Y lo que se ceba Ennis con Annie? Vale, desde fuera la llamaremos idiota o cosas mucho peores, pero… ¿no se estará pasando Ennis demasiado? Si la relación más normal en este cómic es la que une a El Francés y La Hembra o entre Carnicero y Terror (el perro)… ¿no hay algo extraño en todo esto? Y si el primer arco está centrado en las relaciones entre los personajes y en la resurrección (y posterior remate) del héroe al que se cargó Hugh (protagonista principal de la serie), en el segundo arco se nos explica el origen de todo el problema… la aparición de los superhéroes provocada por una empresa privada y su “lucha” con el gobierno USA para mantener el equilibrio de poder. Y, sobre todo, el gran secreto que guardan Los Siete.


Me disculparán que no cuente más sobre el segundo arco, pero merece muy mucho la pena leerlo. Estoy de acuerdo con quien califica este cómic como una gamberrada, pero creo que este segundo arco argumental consigue que pase de “cómic entretenido” a “buen cómic”.
Ennis muy bien y Darick Robertson no se queda atrás, como en sus mejores días en Transmetropolitan. Gran serie.

Siete razones por las que DC cada vez vende menos

Repaso rápido de siete miniseries y la mejor serie regular que publica DC en la actualidad (puede que no lo creáis, pero las dos más destacadas son esta y Green Lantern), acompañada por otra miniserie que sólo cumple… Lo cual explica muchas cosas de por qué DC no está vendiendo una mierda…

  • Black Canary: miniserie de cuatro números en la que vemos cómo Dinah decide si casarse o no con Oliver y, de paso, se deshacen de la niña esa que la acompañaba últimamente… Un guión flojo acompañado de un dibujo incluso peor y con un interés bastante escaso que únicamente se trata de saber si se va a casar con Oliver o no… Un repaso de su relación desde el principio que termina con un “acepto”. Mal, muy mal. ¿De verdad es necesario publicar algo así?
  • Terror Titans: miniserie de seis números en las que se cuentan cosas que después influirán en la serie de los Titanes… Vemos a héroes jóvenes peleando unos contra otros en el Dark Side Club y a la que parece ser la protagonista de la miniserie, Ravager, recién llegada al club y a los coprotagonistas, los Terror Titans dirigidos por el Rey Reloj. El Rey Reloj quería utilizar a los héroes jóvenes (entre los que se encontraba Static – el de Milestone -) como mártires y… de estos jóvenes saldrán los miembros de los Nuevos nuevos Jóvenes Titanes… El guión es entretenido (después de leer esto no me extraña que le diesen a Sean McKeever el guión de la serie de los Teen Titans y lo que sí me extraña es que, de repente, haya dejado de guionizarla) y el dibujo es aceptable (Joe Bennett es lo que tiene).
  • Terra: miniserie de cuatro números en el que se vuelve a introducir un personaje llamado Terra en el Universo DC e intentan explicar qué pasó con la segunda Terra que pululó por ahí… Lo mejor el dibujo de Amanda Conner (y la aparición de Power Girl) y lo peor… bueno, el guión no es nada del otro jueves, la verdad… Francamente olvidable.
  • Batman – Cacophony: miniserie de tres números guionizada (y ya terminada) por Kevin Smith en la que Batman se enfrenta al villano que Smith creó antes de marcharse de Green Arrow… Onomatopeya. Esto se mezcla con una guerra de bandas entre Maxie Zeus y el Joker, ya que el primero ha transformado la droga asesina del Joker en una droga que, en lugar de matar, produce un subidón a quien la toma… Vale, parece un poco chorra, pero el último número lo mejora todo bastante… No es la mejor historia sobre Batman que haya leído, pero no está mal. La pena más grande es que el dibujo es malo y, por su culpa, será recordada como una buena historia pero… nada del otro jueves. Una pena.
  • Rann-Thanaggar Holy War: es una pena… que gente como Jim Starlin se haya quedado en esto, porque vamos, el malo de esta miniserie recuerda demasiado a Thanos, incluso hay veces en las que se va al plano ese en el que Thanos se encontraba con el Capitán Marvel… Tampoco tengo muy claro por qué algunos personajes aparecen en la serie: en realidad lo de Bizarro lo tengo claro, seguro que necesitaban a Superman y le dijeron que no estaba disponible y claro… le tocó a Bizarro; Starfire y Animal Man… bueno, imposición editorial me temo, como habían funcionado bien juntos en 52, pues… p’a la saca, Starfire aún hace algo, pero Animal Man… ni de coña. Francamente olvidable.
  • DC – Wildstorn Dreamwar: si la anterior era olvidable… ¿cómo calificar a esta? Miniserie de seis números que “enfrenta” a los personajes actuales de Wildstorm con los de los años 80 de DC que curiosamente tienen una sed de sangre que no se suele corresponder con lo que sabemos de ellos, así que, desde el primer momento piensas “buff, estos están controlados por alguien o no son ellos”. La opción acertada es ambas: primero porque todo era un sueño de uno de los candidatos a ser el nuevo Doctor del universo Wildstorm y segundo porque… ¡era un sueño!. Al menos el título no engaña… mucho. El dibujo es flojo y el guión, aunque encaja, bueno… ¿qué cosas positivas pueden salir de algo como esto? Pues eso.
  • Vixen – Return of the lion: miniserie de cinco números en la que se le da el protagonismo a un personaje tan poco interesante como Vixen por qué… por qué… por qué… ¿por qué Obama es el nuevo presidente de los USA? Porque vamos, cualquier otra razón para que le den una miniserie a un personaje con tan poco interés como Vixen, pues… como que se me escapa. Un dibujo horrible acompañado de un guión aburrido. Lo mejor de lo mejor.

Lo único que se salva de todo esto es la siguiente serie:

  • Tiny Titans: esta no es una miniserie, pero… creo que actualmente es la mejor serie sobre los Titanes (y si me preguntáis un poco más, casi la mejor de todas las que está publicando DC actualmente). Guiones divertidos, un dibujo aceptable – sobre todo para el tono de la serie – y continuas sorpresas y carcajadas. Gran serie.

Y una miniserie…

  • Black Lightning – Year One: no lo malinterpretéis, es flojilla, pero comparada con las demás es una maravilla. También se ve afectada por el “sindrome Obama”, porque… ¿quién podría pensar a estas alturas dedicarle una miniserie a un personaje como Rayo Negro? Pues eso… Miniserie de seis números que reescribe el origen de Rayo Negro como superhéroe… modernizándole el corte de pelo… entre otras cosas.

Bueno… estamos en un día festivo antecedido de otro día festivo y seguido de un fin de semana, así que… me perdonarán la brevedad y la temática, pero… no hay ganas.