Emma Frost

Otra de esas maravillosas series totalmente necesarias (léase con el apropiado tono irónico) en las que se revisa el origen de un mutante aleatorio y se añaden cosas totalmente imprescindibles (repítase el tono irónico de antes) para conocer la evolución del personaje.

Como podréis comprobar, lo único que merece la pena de esta serie son las portadas (por eso he puesto tres) de Greg Horn, quien, por cierto, realiza todas las portadas de la serie.

La serie será revisada por sagas (vamos, como vengo haciendo últimamente), aunque no tienen por qué coincidir exactamente con las portadas que aparezcan a su lado…

Empezamos:

emma-frost-1-normal.jpgHigher Learning: Saga de seis números. Guión de Karl Bollers y dibujo de Randy Green.Esta primera saga (y algunos, yo entre ellos, dirían que debería haber sido la última) nos muestra a Emma antes de descubrir sus poderes, cuando era joven y tenía su color de pelo natural… Descubrimos a una Emma que era puteada en el colegio por sus compañeras, sus notas eran buenas, pero no lo suficiente para satisfacer las exigencias de su padre y su padre era el principal problema que tenía con sus compañeros quienes creían (y no estaban demasiado equivocadas) que ella estaba en el colegio (privado, por supuesto) por el dinero de su padre…
Se nos presenta a la familia de Emma, dos hermanas y un hermano, una de las cuales, Adrianne ya era conocida por todo el mundo… Una de las razones que da para su bajo rendimiento es un continuado dolor de cabeza desde unos meses atrás, las primeras señales de sus poderes. Emma recibe la ayuda de uno de sus profesores (Ian Kendall), del que, por cierto, está totalmente enamorada (crónica rosa), en sus estudios, cuando en medio de un examen sus poderes comienzan a funcionar involuntariamente, los utiliza para realizar un examen perfecto. Cuando tiene que repetirlo, provocado por las protestas de una de sus compañeras, deja varias respuestas en blanco para comprobar si su padre está influyendo en sus profesores, al darle la nota, le dicen que ha realizado un examen perfecto. Le cuenta a Ian (su profesor) lo que ha sucedido y la jefa de estudios le sugiere que lo olvide y que los Frost siempre han sido muy generosos con la institución… Cuando Emma besa a Ian creyendo que él la correspondía (lo cual era cierto, pero él era el profesor y ella la alumna, etc…), su padre consigue grabarlo y, con el video, obliga al colegio a despedirle.
En el cuarto numero revienta todo… se descubre que Christian (el hermano de Emma) es gay, que Adrianne (su hermana mayor) actúa como espía de su padre dentro de la familia, que Cordelia (su hermana mediana, a la que Adrianne llama “hellion” “cariñosamente”) es drogadicta y que su padre engaña a su madre con jovencitas…
Como venganza, el padre hace que detengan a Christian y a su novio cubano (ehmm, lo sé, lo sé, es demasiado bueno), quien, para evitar la cárcel prefiere ser extraditado a Cuba… Christian, cuando se entera que su padre está detrás de todo, intenta suicidarse.
Cuando su padre descubre el intento de suicidio, informado por Emma que quería ayudar a su hermano, decide encerrarle en una institución mental (un psiquiátrico, vamos) y nombra a Emma su heredera. Viendo que su padre le ha engañado, Emma se va de casa.

ef9.jpg La segunda saga se titula Mind Games, nuevamente seis números, guión de Karl Bollers y dibujo de Carlo Pagulayan.
Emma, que ha abandonado su casa, no es capaz de mantener un trabajo más de tres días, su personalidad le impide soportar según que cosas y esto le acarrea problemas con sus jefes… Hambrienta, decide usar sus poderes para comer gratis en un restaurante de lujo, el problema es que, aunque logra engañar a la camarera, no logra engañar al maitre que la obliga a lavar los platos para pagar su comida. Emma, a la que están a punto de echar del hostal en el que vive por falta de pago, decide irse a vivir con el lavaplatos, que tiene problemas con unos criminales a los que debe 10.000 dólares… para ayudarle, Emma y Troy (el lavaplatos) van a un casino donde, utilizando sus poderes, consigue ganar varias partidas de poker… Cuando van a pagar la deuda, los criminales le piden a Troy que les pague 5.000 dólares más como intereses por su retraso en el pago, como no dispone de esa cantidad, les sugiere que finjan el secuestro de Emma para obligar a sus padres a pagar un rescate. La cosa se complica y, cuando está intentando ayudar a Emma a escapar, Troy es asesinado. Emma logra utilizar sus poderes para escapar y debido a la intervención de Adrianne (su hermana), que ha vendido la cinta donde pedían el rescate a las televisiones, se hace con 160.000 dólares y se marcha a Manhattan… Cuando está cogiendo el bus para ir hasta Manhattan, es la primera vez que se ve a Emma con el pelo rubio que acompaña a este texto.

emma18.jpgLa tercera saga, Bloom, también de seis números, cierra la serie. Los guiones, nuevamente, corresponden a Karl Bollers y el dibujo a Adriana Melo.
Al llegar a Manhattan, Emma se apunta a la Empire State University utilizando el dinero del rescate… Allí, utiliza sus poderes para destacar sobre sus compañeros, hasta que descubre que el tutor de su compañera de habitación es Ian Kendall, su antiguo profesor del instituto…
Emma se encuentra con las primeras manifestaciones contra los mutantes y se pregunta si la gente “normal” siempre les odiará, cuando se dirige a preguntarle sobre ello a Ian, se encuentra a Astrid Bloom, otra telépata.
Que manipula a sus compañeros para que abandonen a Emma y hace que Ian ataque a su compañera de habitación, cuando Emma lo descubre, se enfrentan y, a pesar de la ventaja inicia de Astrid, consigue vencerla.
Cuando le dice la verdad a Ian, este huye de ella asustado y la abandona…

Vaya culebrón, ¿ehh? Qué queréis que os diga, a mí me recuerda a Santa Bárbara y series así… XD, es decir, algo totalmente lamentable. El dibujo está bien y el guión…, bueno, el guión ya veis como está.
Una recomendación para su compra, esperad a que haya un saldo en Mile High o una de estas del 60% o más del precio… y compradla. Cualquier otra opción a menos que seáis grandes aficionados a los culebrones, que no sea descargárosla (para echarle un ojo, claro), es estúpida. No perdáis el tiempo.

Nada más.

Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaadios