Los Doce 01 – Despertares

Los Doce Nº 01: Despertares

Edición original: The Twelve 1-6 USA

Guión: J. Michael Straczynski
Dibujo: Chris Weston
Tinta: Garry Leach
Color: Chris Chuckry

Formato: Libro rústica, 144 págs., color

¡La nueva obra maestra de Joe Michael Straczzynski! Ayer, fueron los Hombres del Mañana. Hoy, tú los descubrirás. Desde las más brillantes páginas perdidas en el tiempo, una docena de Hombres Misteriosos pertenecientes a la generación de la Segunda Guerra Mundial se encuentra ahora atrapado en el complicado mundo del siglo XXI. Ahora, los héroes de una época de Maravillas enterrada por el paso del tiempo deberán encontrar su lugar en el moderno Universo Marvel, mientras un silencioso asesino trata de eliminarles.

Precio: 12 €

Los Doce – Despertares: me gustaría saber por qué Straczynski es tan distinto de unas series a otras, cuanta más libertad le dan, mejor lo hace… Aquí toma doce personajes de la Golden Age, dejados a un lado desde los años 40 y los sitúa en el universo Marvel post Civil War. Straczynski nos muestra las dificultades que tienen para adaptarse a la época actual: sentimientos de culpa por haber sobrevivido a sus seres queridos, sentimientos de inutilidad (unidos a la incapacidad de adaptarse a los nuevos tiempos), pactos con diablos… ya sabéis, ese tipo de cosas. ¿Se adaptarán a los nuevos tiempos o serán internados en un psiquiátrico? Chris Weston está muy bien, si no saben a quien elegir en una hipotética futura serie (o mini) de Top Ten… ahí mismo le tienen.
Los seis primeros número están muy bien, las historias individuales de cada personaje son bastante interesantes y también son interesantes las interactuaciones entre ellos, esperemos que el final esté a la altura de lo que promete esta primera parte. Si es que hasta comienza con la muerte de uno de los personajes para engancharte pronto a la trama, tiene toques que me recuerdan bastante al cine negro, así en plan: Cuando nos despertaron, no sabíamos cuánto se iba a complicar la cosa y tal… y van y te enseñan a un cadáver… La verdad es que ha estado bastante bien.