Destellos de Gloria

Dos miniseries en las que John Ostrander, grande entre los grandes (su Escuadrón Suicida así lo demuestra) y creo que actualmente está gravemente enfermo, y Leonardo Manco, dibujante sucio entre los sucios (me refiero a su estilo de dibujo) recuperan a los personajes del antiguo Oeste de la Marvel, centrados sobre todo en Rawhide Kid…

Destellos de Gloria Nº 01 y 02 (Max Comics)

Edición original: Blaze Of Glory Vol. 1 Nº 1 a 4 USA

Guión: John Ostrander
Dibujo: Leonardo Manco
Tinta: Leonardo Manco
Color: Mariana Manco

Formato: 48 págs.

John Ostrander y Leonardo Manco nos devuelven la magia del salvaje Oeste que ya presentara Marvel en los lejanos 50 con series tan legendarias como Dos Pistolas Kid, Kid Colt o Rawhide Kid…

El final de la primera saga con la que John Ostrander y Leonardo Manco nos ha devuelto al salvaje Oeste. La serie continuará con la secuela escrita por los mismos autores: Apache Skies…

Precio: 3,5 € c/u

El pueblo de Wonderment está siendo acosado por un terrateniente, Riley Mining – un viejo enemigo del Jinete Fantasma – que se quiere hacer rico saqueando sus tierras… El mayor problema que puede tener es que en el pueblo vive Reno Jones, un pistolero retirado hace años que quiere ayudar a sus vecinos. Como los habitantes del pueblo han estado ayudando a los indios, el ejército no quiere acudir en su ayuda, así que Reno Jones y un cazador llamado Marcel Fournier parten en busca de gente que les ayude… pistoleros. El grupo que reclutan está formado por: Rawhide Kid, Kid Colt, Dos Pistolas Kid, Lance Temple (un poco psicópata y con una doble identidad conocida como El Forajido) y otros que van por libre como Lobo Rojo y el Jinete Fantasma
El problema es que estos están siendo perseguidos por otros cazarrecompensas como Gunhawk y Caleb Hammer (un agente de Pinkerton).
Los que consiguen llegar al pueblo, que no son todos, tienen que sobrevivir a una lucha sangrienta y, ya de paso, arreglar antiguos problemas con viejos enemigos…

Destellos de Gloria Nº 03 y 04 (Max Comics) – Apache Skies

Edición original: Apache Skies Vol. 1 Nº 1 a 4 USA

Guión: John Ostrander
Dibujo: Leonardo Manco
Tinta: Leonardo Manco
Color: Leonardo Manco

Formato: 48 págs.

El lirismo de Ostrander, junto a los evocadores lápices de Leonardo Manco, retoman la trama de Blaze of Glory para ofrecernos estos Cielos Apaches que serán el colofón de esta miniserie dedicada al salvaje Oeste.

Punto final a Cielos Apaches y a la incursión por el salvaje Oeste de la mano de John Ostrander y Leonardo Manco, consagrados ya como auténticos maestros del género.

Precio: 3,5 € c/u

Y en esta continuación, la historia se centra completamente en Rawhide Kid y Rosa, la mujer del finado Apache Kid que quieren vengarse de los hombres que mataron a este… Liderados por el Coronel Trask, el presidente de una compañía ferroviaria y su hijo a los que ya se habían enfrentado Rawhide Kid y Apache Kid. A pesar de un continuo enfrentamiento entre ambos, consiguen ponerse de acuerdo cuando se dan cuenta de que lo que quieren conseguir es más importante que sus diferencias… Y para Rosa todavía se vuelve más personal cuando se entera de que el Coronel Tyler quiere criar a un grupo de niños indios como cristianos decentes. Apoyada por Rawhide Kid intentará salvarles.

Lo primero que tengo que decir es que me gustó más el tomo Showcase de Jonah Hex que estos números… pero bueno, esta historia, sobre todo la primera, es más una despedida de los personajes – de ahí que palmen tantos – que un relanzamiento de los mismos. De cualquier manera, John Ostrander, sobre todo en la primera miniserie guióniza una historia más que interesante que, por momentos, recuerda y mucho a Young Guns – supongo que el título de la serie también provoca esa sensación – pero ya más cascados y maduros… La segunda miniserie flojea un poco para mi gusto, la primera es épica, la segunda… aunque interesante no llega a los niveles de la primera. Probablemente está provocado por la falta de personajes con un gran atractivo, Rawhide está bien, pero no tiene el enganche que puedan tener todos los demás unidos y claro… pierde algo de fuerza en su conjunto.
Por su parte, Leonardo Manco realiza un gran trabajo, mantiene su “suciedad” habitual pero para una historia de este estilo es más que apropiado. En la segunda parte su estilo cambia un poco y se marca unas páginas espectaculares cuando Rose recuerda su relación con su marido, pero le pasa lo mismo que a la primera historia, la falta de esos personajes tan atractivos también limita sus opciones de lucimiento.