Marvel Knights 4 – Vol. 2 – The Stuff of Nightmares

Segundo recopilatorio de esta segunda serie de los 4F…

Marvel Knights 4 – Vol. 2 – The Stuff of Nightmares

Portada realizada por Steve McNiven
Guión de Roberto Aguirre-Sacasa
Dibujo de Jim Muniz

Recopila Marvel Knights 4 #8-12

Los 4 Fantásticos se encuentran con la inesperada presencia de Namor, el Hombre Submarino. Amigo en unas pocas ocasiones, enemigo en otras tantas y siempre obsesionado con Susan Richards, el Príncipe atlante vuelve para reclamar el corazón de la esposa de Mister Fantástico… ¡Algo que Reed no está dispuesto a permitir!
En Washington Heights, el nuevo hogar de Los 4 Fantásticos, una mujer hispana ha aparecido en el cuartel de los bomberos donde trabaja ahora Johnny, pidiéndole ayuda para encontrar a su hijo desaparecido, quien podría haber caído (o no) a través de la superficie helada del río Hudson. Y por encima de todo esto, el Vigilante, aquel que contempla lo que ocurre sin participar nunca en ello, hace su trabajo…
La conclusión de “Material de Pesadilla”, saga con la que se cumple el primer año de la Primera Familia dentro del sello oscuro de la Casa de las Ideas. Con Los 4 Fantásticos ausentes por desahucio del Edificio Baxter, un misterioso ocupante se ha hecho cargo del lugar, alguien capaz de embarcar al cuarteto en sus peores vivencias: ¡Psicoman! Además, nuevas revelaciones sobre las causas de la bancarrota del grupo, y la revelación del más oculto deseo de Ben Grimm.

Precio: 13.99 $

Marvel Knights 4 – Vol. 2 – The Stuff of Nightmares: y en este segundo volumen tenemos dos invitados de excepción como son Namor y El Vigilante en la primera parte del mismo y en la segunda parte recuperamos un tono más superheróico con el ataque de Psicoman y la recuperación de los uniformes y, aparentemente, el estatus del grupo.
Como hace siempre, El Vigilante “sólo” vigila y observa a sus cuatro humanos favoritos cuando Johnny sigue intentando demostrar a sus compañeros bomberos que vale para el trabajo y Namor visita a Sue para llevársela con él a su reino y alejarla de su pobreza actual… cosa que ni Sue ni Reed se toman demasiado bien. La pelea entre Reed y Namor es detenida por un Johnny que necesita la ayuda de Namor para encontrar a un chico desaparecido en un lago helado… La Cosa, Franklin y Valeria aparecen en una única viñeta de esos dos cómics.
La segunda parte del tomo recupera a un villano clásico como es Psicoman y en una historia que se desarrolla en tres números cuenta cómo un Psicoman moribundo viaja a New York para vengarse de sus más odiados enemigos… los 4F comienzan teniendo pesadillas que recuerdan a películas de terror (La Cosa y La Mosca para ser más concretos) y Alicia Masters le muestra a Sue una estatua de Psicoman que ha esculpido de manera intuitiva. Los habitantes de New York comienzan a sufrir ataques de diversos tipos hasta el momento en el que el Sol desaparece del cielo… En plena oscuridad, Reed le pide a Johnny que dibuje su símbolo en fuego en el cielo para dar esperanzas a los habitantes de la ciudad… Mientras Reed intenta descubrir dónde se encuentra Psicoman, el resto de los 4F ayudan a detener los ataques a la ciudad; cuando Reed descubre que Psicoman se esconde en el Baxter, los 4F deciden ir a detenerle vestidos como lo que son, un grupo. Pero se guardan un as en la manga, Alicia se disfraza como Sue para atraer la atención de Psicoman, Sue se introduce en el Baxter por el lado contrario del edificio para sorprender a Psicoman. Entre ambas mujeres conseguirán detener a Psicoman y en una conversación posterior, Reed le cuenta a Sue las razones por las que dejó que lo del desahucio y los problemas monetarios siguiesen adelante para poder convertirse en una familia normal… Sue le responde que a ninguno de ellos le interesa convertirse en una familia normal (bueno, quizás a Ben en uno de sus días malos) y que los trabajos que han conseguido mientras estaban en quiebra y que han descubierto que les gustaba pueden seguir realizándolos con dinero o sin él y, sobre todo, volver al Baxter que es su casa.

Bueno, aunque lo intenta, debo decir que Jim Muniz no es Steve McNiven – y Staz Johnson tampoco lo es – con lo que el dibujo se resiente un poco y pierde algo de calidad respecto al del primer tomo… Un contraste todavía mayor si lo comparamos con las portadas que sigue realizando McNiven. No es del todo malo pero tampoco es maravilloso.
La primera historia del tomo es bastante floja, tiene toques emotivos pero es que todo ese enfrentamiento entre Reed y Namor… buff. ¿No debería estar eso más que superado? La segunda parte del tomo mejora bastante, Psicoman es utilizado de una manera bastante inteligente y al colocarlo al borde del precipio le da un toque salvaje del que carecía antes. Aguirre-Sacasa realiza un buen trabajo en el desarrollo de Johnny y al mostrar la relación entre Reed y Sue, a Ben aún no le ha dedicado demasiado tiempo pero supongo que todo se andará…

Un tomo interesante.

Marvel Knights Four – Volume 1 – Wolf at the door

¿Un tono realista para las aventuras de los 4F? ¿En qué estaría pensando el tío al que se le ocurrió publicar una segunda colección de los 4F en el sello Marvel Knights?

“Estos son los 4F… los 4… ¡cómo nunca los habíais visto antes!”

Marvel Knights Four – Volume 1 – Wolf at the door

Portada de Steve McNiven
Guión de Roberto Aguirre-Sacasa
Dibujo de Steve McNiven
TPB. 168 páginas. Recopila Marvel Knights 4 #1-7

Price: 16.99 $

Marvel Knights Four – Volume 1 – Wolf at the door: en plena celebración del octavo cumpleaños de Franklin, Reed, Sue, Johnny y Ben son informados por el encargado de las finanzas del grupo que se encuentran en bancarrota por dos razones bien diferenciadas: el Congreso ha retirado las ayudas federales para Investigaciones Científicas que les concedían y porque su asesor financiero les ha robado el dinero – y a las empresas Stark y Osborn – y ha huido del país. El encargado le recomienda que declaren la empresa en bancarrota y les recomienda que se busquen un trabajo “real”…
Gracias a los contactos de Alicia Masters Sue comienza a trabajar como profesora de inglés para alumnos problemáticos – a los que mete en vereda después de hacer una demostración de sus poderes y amenazarles con dejarles desnudos en medio de la clase -; Ben comienza a trabajar en la construcción – aunque sus compañeros le piden que afloje un poco el ritmo porque con su fuerza están haciendo los trabajos demasiado rápidos y cada vez cobran menos -; Johnny, después de pataletas, rabias y muchas dudas, decide hacerse bombero; y Reed… tiene que poner los pies en el suelo por el bien de su familia y encontrar un trabajo como informático después de varias discusiones con Sue sobre su actitud. Pero la bancarrota no es el único problema, al no contar con el seguro para la reparación de los destrozos de sus combates, el Ayuntamiento les usa como ejemplo y les ordena desalojar el edificio Baxter como compensación por los mismos… Una vez desalojados tienen que buscar vivienda pero nadie les quiere alquilar un piso por el peligro que conlleva su presencia… acaban encontrando alojamiento en un hotel de mala muerte, con un dueño simpático que les alquila dos habitaciones.
En la segunda parte del tomo, Reed, Sue y Ben llevan a Franklin y a cuatro de sus amigos a acampar al bosque… Después de perderse al no entender un mapa, conocen a un par de “cinematógrafos” que quieren hacer un documental sobre el legendario diablo de Jersey y descubrir que en New Jersey los 4F no son conocidos, los tres miembros de los 4F presentes tienen que impedir que unos extraterrestres se coman a los documentalistas, a ellos mismos y a Franklin y a sus amigos… mostrando de paso la inquebrantable fe que Reed tiene en sus dos compañeros.

Y es bastante curioso, Aguirre-Sacasa le da un tono diferente a lo que estamos acostumbrados a ver en los 4F – la idea NO es novedosa, ya han estado en quiebra en otras ocasiones y también habían tenido que abandonar el Baxter aunque no durante mucho tiempo, eso sí -, pero está bastante bien contada y, sobre todo, las emociones de los personajes según van asumiendo la situación. A favor de Aguirre-Sacasa que se molesta en explicar por qué no piden ayuda a sus colegas héroes para sacar adelante la situación… La segunda historia es simpática, hay muchas referencias a películas de terror y siempre está bien mostrar la confianza de Reed en sus compañeros y que se molesten en explicarla. En el dibujo, Steve McNiven está bastante bien, dibuja a Sue muy guapa y como no hay mucha acción el estilo relajado de los guiones le viene a la perfección.

Mejor los cuatro primeros que los tres siguientes, sin duda.