XIII Nº 19 – El último asalto

XIII Nº 19 – El último asalto

Guión: Jean Van Hamme
Dibujo: W. Vance
Tinta: W. Vance
Color: W. Vance

Formato: Libro cartoné, 48 págs.

Llega el desenlace de la más aclamada y absorvente serie de los últimos años.
Van Hamme pone punto y final al periplo de XIII, con el inestimable trabajo a los lápices de Vance.
Ahora que ya conocemos el origen de XIII como agente secreto de la CIA, llega la hora de acabar con el entramado de intrigas y espionajes para que la verdad pueda salir a la luz. Sabremos no solo quien era realmente antes de perder la memoria, sino que asistiremos al juicio que destapará la conspiración que intentaba instaurar un gobierno de ultraderecha en los EEUU.

Precio: 13 €

XIII Nº 19 – El último asalto: último tomo de la serie en el que debería revelarse todo lo que queda por descubrirse… ¿lo harán? El tomo comienza con Irina haciendo limpieza de… personas que podrían convertirse en un problema para Giordino. Mientras esto sucede, Danny Finkelstein presenta un libro, El misterio XIII, con la investigación que llevaron a cabo antes de morir su hermano Ron y Warren Glass y una continuación, La historia de Kelly Brian, en la que se revela la identidad de XIII, la persona que se lo reveló a Danny no es otra que Jessica quien se lo contó durante su convalecencia en el hospital. Giordino comienza a preocuparse, se da cuenta de que la persona que informó a Danny tiene que ser Jessica y, lo que es peor, él no ordenó la muerte de Floyd, así que alguien tiene que estar haciendo limpieza, pero… ¿quién lo ha ordenado?
Lo primero que se descubre es el destino del marqués y de Betty, el hermano del primero ha muerto y el marqués ha heredado su título de duque y su castillo… ¿cómo podrá mantenerlo? Con el dinero que tiene en Suiza después de sus negocios con Mullway…
En México, Giordino le pide ayuda a los jefes de la mafia para que terminen con su problema (XIII y cía) a cambio de futuros favores de su “familia”, pero… le revelan que han muerto luchando con una familia rival y le dice que no puede ayudarle para no comprometer su posición, Giordino le ofrece a Felicity – y a la recompensa que ofrecen por ella – a cambio de su ayuda, cosa que ella no se toma demasiado bien. Giordino es expulsado de la casa y los mexicanos se quedan con Felicity – que ve una salida a sus problemas – cuando el chófer que le está trasladando para el taxi y le apunta con una pistola para matarle, aparece Jessica y le captura para llevarle de vuelta a los USA. Por su parte, XIII se lamenta de que todo el mundo podrá descubrir su identidad antes que él y Jones le consuela… Carrington les propone a todos que vuelvan a los USA y se entreguen al FBI para participar en la investigación de la comisión, XIII en principio, cansado de todo, dice que prefiere no ir. Jessica encuentra a Irina en la habitación de su hotel y le dice que hay un alto cargo que la ha contratado para deshacerse de las personas relacionadas con la conspiración… y le ofrece 15 millones de dólares a cambio de que le revele el escondite de XIII y sus compañeros.
Antes de que Carrington y Jones viajen a los USA, el grupo de Irina llega a capturarles… al mismo tiempo que los hombres del mafioso mexicano. En medio del tiroteo, Charlie muere y Carrington se lleva con él a su mujer e hijos, durante su huida, encuentran a Jessica en medio del desierto y se la llevan con ellos a los USA… En los USA, protegidos por el FBI, comparecen ante la investigación y la verdad empieza a salir a la luz. XIII descubre que Abe y Sally, los ancianos que le recogieron del mar en el primer tomo, le nombraron heredero de su casa y todos sus bienes antes de morir… Jessica impide que Irina mate a Giordino antes de su comparecencia en la comisión, que no resulta como todo el mundo espera, ya que Giordino les tiene cogidos por las pel… por los huevos. Al salir de la misma y mientras está rodeado de periodistas, alguien le dispara y le mata… ¿Jessica?
El presidente renuncia a su puesto y XIII/Jason se marcha a vivir a la playa en la casa de Abe y Sally… allí recibe la visita de Jones, que ha regresado al ejército y la han ascendido a coronel, aprovechan para ponerse al día y descubrimos que Sean y Lucía se han ido a vivir a Costa Verde y que el Coronel se ha ido a vivir con su hermana y su nieto (y la familia de Charlie) al rancho de la hermana, de Jessica no se sabe nada…
Cuando Jason le va a pedir a Jones que se quede con él… bueno, tengo que dejar algo para que lo descubráis vosotros solos, ¿no?

Y… se acabó. 19 tomos y 24 años después, Van Hamme y Vance dan por finalizada la aventura de XIII y sus compañeros. Un final que cierra la trama pero que, curiosamente, queda totalmente abierto por si quisieran retomar al personaje en un futuro… esperemos que no lo hagan. Hay cosas que es mejor dejar descansar una vez que ha terminado su historia. Si lo retomasen, por buena que fuese, me parecería un error muy grave (casi tanto como si Stephen King retomase la historia de La Torre Oscura). La verdad es que ha sido un viaje sumamente entretenido, ha tenido algún bajón durante su desarrollo, pero hay que reconocer que el apartado gráfico ha estado siempre a un nivel excelente.
¿Merece la pena gastarse el dinero en esto? Y yo qué sé… hay gente para todo, pero vamos, si conseguís que alguien os lo preste (o lo cogéis en la biblioteca) para echarle un vistazo antes de comprarlo… mejor que mejor. Así no me podréis acusar de cosas raras.

XIII Nº 18 – La versión irlandesa

XIII Nº 18 – La versión irlandesa

Guión: Jean Van Hamme
Dibujo: Jean Giraud
Tinta: Jean Giraud
Color: Jean Giraud, Claire Champeval

Formato: Libro cartoné, 48 págs.

El relato de un agente del IRA huido a los Estados Unidos nos desvela, por fin, el origen de XIII como agente secreto de la CIA. Una narración en primera persona que nos desvelará los entresijos de la pavorosa banda terrorista irlandesa y las consecuencias de sus actividades en la vida de un joven católico. Este es el punto de partida del penúltimo tomo de XIII que cuenta con la colaboración especial de uno de los grandes del género: Jean Giraud.

Precio: 13 €

XIII Nº 18 – La versión irlandesa: en este tomo, Van Hamme revela la pregunta que ha acuciado a XIII y a los lectores de esta serie desde el primer tomo… ¿cuál es la verdadera identidad de XIII? Gracias a Jessica, XIII había llegado a un punto muerto, ¿quién es en realidad, Jason Fly o Seamus O’Neil? ¿cuál de los dos sobrevivió en la excursión de la montaña? Pues… el tomo comienza con Seamus contándole a Jason como fue su infancia en Irlanda, cómo se hizo miembro del IRA después de la muerte de su padre, cómo se enamoró de una de sus compañeras y cómo fue detenido por la policía y consiguió huir de ellos ayudado por su abogado y cómo, después de eso, viaja a New York… y conoce a Jason en unas circunstancias un tanto extrañas… un accidente de ski. Ambos se hacen amigos, ya que cursan primero en la Universidad de Boulder. En ese momento, Giordino entra en la historia, le pide al FBI que investigue a Jason Fly (su sobrino) en previsión de que pueda tener algún comportamiento subversivo… el FBI acepta ya que han descubierto que Jason y Kelly Brian (el nombre que adoptó Seamus al llegar a los USA) son amigos y planean utilizar a este último para controlar al IRA… Giordino envía a su secretaria (con la que se acuesta) a Colorado para investigar a Kelly… la secretaria no es otra que Jessica quien acaba enamorándose de Kelly. En Colorado, el FBI se pone en contacto con Jason y le pide que se una a ellos y, al mismo tiempo, Kelly es contactado por su tío para que trabaje para el IRA y viaje a América Latina para prepararse como guerrillero, pero antes de marcharse, tiene que matar a sus allegados más cercanos, Jason y Jessica para evitar que pudiesen reconocerle después. Giordino decide aprovecharse de esto, dejando que Kelly asesine a Jason y después chantajearle para que actúe como agente infiltrado. Kelly le cuenta a Jason lo que le ha pedido su tío que haga y le dice que no puede matarle y que va a irse del país, en ese momento el tío de Kelly aparece en la montaña y Kelly muere intentando evitar que asesine a Jason. Cuando el tío de Kelly va a asesinar a Jason, Jessica aparece, le mata y lleva a Jason junto a Giordino. Giordino obliga a Jason a hacerse pasar por Kelly y viajar a Cuba en su lugar, si no lo hace, le acusará del asesinato de Kelly. Jason es acompañado por Jessica hasta el aeropuerto, donde esta le entrega un diccionario de español… porque le hará falta.

Bueno… después de 17 números hemos conseguido descubrir la verdadera identidad de XIII, Jason Fly… bueno, tampoco es exactamente esa, pero vamos, se entiende. Van Hamme por fin revela el secreto mejor guardado de la serie, pero… no lo hace con quién debería, si yo fuese Vance estaría un pelín cabreado, pero bueno… tiene su parte de lógica, la acción transcurre totalmente en el pasado y bueno… tampoco es que le siente mal el cambio de dibujante. O sea, no vamos a descubrir ahora a Giraud… Para contar una historia del pasado eligieron cambiar de dibujante, me parece bien. Pero aún queda ver cómo XIII descubre su verdadera identidad y eso no lo podría dibujar otro que Vance.

XIII Nº 17 – El oro de Maximiliano

XIII Nº 17 – El oro de Maximiliano

Guión: Jean Van Hamme
Dibujo: William Vance
Tinta: William Vance
Color: Petra

Formato: 48 págs.

¿Quién es XIII? XIII no solo es un número tatuado en el omoplato izquierdo de un hombre que no recuerda su pasado, es también un juego de máscaras que, número a número, añade detalles a la compleja pero absorbente madeja de esta historia tan rocambolesca como deslumbrante, de Vance y Van Hamme.

Precio: 12 €

XIII Nº 17 – El Oro de Maximiliano: Mullway por fin ha conseguido los tres relojes, pero ahora tiene un problema… no es capaz de descifrar la pista que aparece en ellos, ni siquiera los esfuerzos combinados de Carrington y del marqués lo consiguen hasta que Betty les pregunta “¿y en irlandés?” El marques se ofrece a ir a la embajada irlandesa para que le traduzcan el texto y les sugiere celebrarlo esa noche. En los USA, Wittaker recibe la visita de Giordino que le dice que ha recibido un e-mail de XIII amenazándole de muerte, Wittaker le responde que el también ha recibido uno de Carrington en el que le explica todo lo que Giordino ha hecho y le obliga a irse de su casa… Giordino decide llamar a su “familia” para que se encarguen de Wittaker… En México, el marques consigue la ayuda de un profesor de lenguas celtas que le dice que regrese al día siguiente con 1.000 pesos y que, para entonces, le tendrá traducido el texto. Pero… ¿Dónde están descansando XIII y los demás? En casa de un antiguo soldado, Charlie, a las órdenes de Carrington, al que Carrington le salvo la vida en el ejército. Charlie y su familia atienden la llegada de unos turistas, mientras XIII y los demás se esconden. Felicity consigue escapar con los turistas y les dice que es una agente de la DEA y necesita su ayuda para escapar de unos narcotraficantes. Wittaker consigue sobrevivir al ataque, pero su mujer muere. Killarney, el profesor de lenguas celtas, le dice al marqués que la nota dice “en la cabeza de la colina o de la montaña de los colmillos a 24 grados de latitud y 101 grados de longitud oeste”, pero lo peor no es los 1.000 pesos extras que les saca al marqués, si no que le da las coordenadas del tesoro a un mafioso al que le debe dinero… En los USA, Giordino va a visitar al convaleciente Wittaker y este le echa de su habitación y le previene ante posibles ataques… La “familia” le pide a Giordino que vuelva con ellos, que será un “hombre rico”, Giordino les responde que lo que a él le interesa es el poder, no el dinero. Mientras tanto, XIII y los demás están preparando la expedición en busca del tesoro, acaban decidiendo que XIII, Jones, Betty y Juan (uno de los hijos de Charlie) serán los encargados de ir en su busca. Por otra parte, Felicity ha conseguido llegar a los USA y en los USA, Giordino es llamado al despacho oval, donde el presidente le dice que Wittaker le ha enviado su dimisión como jefe del Estado Mayor y, junto a ella, una confesión de su participación en la muerte de Sheridan y lo que Carrington le había enviado en el e-mail… lo que le deja en una posición bastante comprometida, pero aún le queda un as en la manga, le dice al presidente que le debe su puesto a él y a su familia mafiosa… XIII y su grupo han llegado al lugar en el que, supuestamente, se encuentra el tesoro, pero tienen que dejarlo para el día siguiente. En los USA, Felicity intenta llegar a un acuerdo con Giordino para arreglar sus problemillas con la justicia. En México, XIII y cía están buscando la “montaña de los colmillos” sin saber que están siendo vigilados por Killarney y el mafioso. Después de encontrar el tesoro, el mafioso y sus hombres hacen su aparición y atrapan a XIII y cía, consiguen escapar y en la lucha el tesoro cae por un precipicio… todo menos 13 monedas. Curiosamente, Mullway no parece muy decepcionado… se ha enamorado de Lucía, la cuñada de Charlie y eso le quita un poco la pena… Todo parece haber terminado relativamente bien, pero en los USA el presidente encarga a Jessica (pero, pero, pero… ¿no estaba muerta?) que encuentre a XIII y los demás para que declaren en la investigación sobre Giordino… ¿Y Giordino? Pues se dirige a México para deshacerse definitivamente de XIII y sus compañeros antes de que declaren…

Y… me ha quedado un resumen largo de narices. La verdad es que es un tomo un poco denso, pasan muchas cosas, la acción está más dividida de lo que acostumbraban los tomos anteriores y hay varias líneas paralelas que hacen ralentizarse la lectura del tomo. Lo que no quita que resulte interesante, claro. Sobre el dibujo tampoco en este se puede poner ninguna pega a la labor de Vance, nuevamente cumple de sobra a los lápices. Antepenúltimo tomo de esta historia y penúltimo dibujado por Vance… ¿por qué? Porque en el siguiente, habrá un dibujante invitado para narrar la historia de Jason Fly y Seamus O’Neil, un tal Jean Giraud…

XIII Nº 16 – Operación Montecristo

XIII Nº 16 – Operación Montecristo

Guión: J. Van Hamme
Dibujo: W. Vance
Tinta: W. Vance
Color: W. Vance

Formato: 48 págs.

XIII no es sólo un número, también es un thriller político y policíaco en el que se mezclan intrigas internacionales, el asesinato del presidente de Estados Unidos, conspiraciones marxistas y la búsqueda de archivos ocultos de los servicios secretos. Y en el centro del huracán, un hombre sin memoria cuya única pista es el número XIII tatuado en su hombro.

Precio: 11 €

XIII Nº 16 – Operación Montecristo: la Presidenta de Costa Verde parece haber cedido a las presiones estadounidenses y tiene la intención de entregar a XIII y compañía a los USA, indignados por su comportamiento, el marqués y Betty deciden abandonar el palacio y la presidenta les sugiere que vayan al Hotel Cristóbal. Durante su traslado, XIII descubre que su “madrastra”, Felicity también va a ser deportada a los USA… justo antes de que un grupo de enmascarados rapte al grupo y pida un rescate por ellos a los USA, el embajador acusa a la Presidenta de haberlo preparado todo, esta lo niega y le sugiere que no deberían pagar ningún tipo de rescate por ellos. Al mando de los “secuestradores” se encuentra Sean Mullway que ha conseguido escapar de los dos agentes que le retenían. Hablando, XIII, Jones y Carrington se dan cuenta de que la única forma de que puedan volver a vivir en paz es matando a Giordino… Mullway les dice que cree haber descubierto dónde se encuentra la tumba de Liam MacLane (y junto a ella, el reloj de plata que les faltaría para descubrir dónde está el tesoro de Maximiliano)… el problema es que se encuentra en un valle que se inundó y la tumba se encuentra bajo 50 metros de agua. Los soldados que les “secuestraron” les dicen que la presidenta ha aceptado que busquen la tumba pero… sólo durante tres días debido al riesgo de ser detectados. Felicity se las arregla para escapar de los soldados e intenta llegar a un acuerdo con un ayudante del embajador, si la deja huir le dirá dónde se encuentran XIII y los demás. XIII habla con Mullway y le pide que le revele la verdad sobre su identidad, Mullway le dice que no puede decirle con total seguridad su identidad. XIII y Jones se sumergen en busca de la tumba y encuentran el monasterio en el que Liam MacLane pasó sus últimos días. Giordino, informado por Felicity del lugar en el que se encuentran XIII y los demás, decide enviar a un grupo de SPADS para eliminarles definitivamente, ya de paso, le propone al jefe de la CIA, eliminar el embalse principal de Costa Verde – que es el lugar en el que se encuentra XIII – para disminuir el poder de la Presidenta y conseguir que recupere el poder un régimen más favorable a los USA. Felicity descubre que el ayudante del embajador la ha traicionado y decide vengarse de la única forma que sabe, avisando a XIII y su grupo del ataque de los SPADS, pero XIII y Jones ya se han enterado ya que han sido atacados mientras buceaban hacia la tumba… Cuando Felicity llega, informa a Carrington y a Amos del ataque y estos deciden impedir la explosión del embalse, durante la lucha con los SPADS, Amos muere pero consiguen impedir la explosión. Finalmente, XIII y los demás (incluida Felicity) dejan Costa Verde rumbo a México… llevándose con ellos el tercer reloj de plata.

No es un mal número, pero tampoco es maravilloso… A ver, la historia es entretenida, hay partes emocionantes, intrigas y buenos personajes, pero… está por debajo del nivel de tomos anteriores. No es una cuestión de guión, que como ya he dicho está bastante bien, o del dibujo, en el que Vance se marca alguna página antológica, si no una cuestión del conjunto… está bien, pero… debería ser mucho mejor. Sé que podría ser mucho mejor, hace 8 o 9 tomos – sin ir más lejos – era mucho mejor. Pero bueno, sólo quedan tres tomos más.

XIII Nº 15 – ¡Soltad a los Perros!

XIII Nº 15 – Soltad a los Perros

Guión: Van Hamme

Dibujo: Vance

Tinta: Vance

Color: Petra

Formato:

Precio: 11 €

XIII Nº 15 – ¡Soltad a los perros!: habíamos dejado a XIII y a Jessica en el mismo tren… En la siguiente parada, varios agentes se unen a Jessica para detener a XIII en el tren. XIII decide llevarse a Jessica con él en su huida y son llevados a Westlake, donde roban un globo en el que siguen su viaje, son detenidos por una patrulla estatal en helicóptero y Jessica les convence para que les lleven hasta Yuma, Arizona pero son derribados por un avión del ejército.

Sobreviven y durante su huida, intiman y Jessica le cuenta que ha leído su informe, pero que no puede decirle quién es en realidad, ya que Jason Fly y Seamus O’Neil se habían hecho amigos en la Universidad y, durante una excursión en la montaña, hubo un accidente y uno de ellos no regresó de la misma… Pero no se sabe cuál de ellos lo hizo. Consiguen un coche y llegan al aeropuerto que Carrington le había indicado a XIII… después de que XIII baje del coche, Jessica le apunta con una pistola… pero no puede disparar y le deja allí. En el aeropuerto hay dos agentes esperando por XIII que consigue huir gracias a la ayuda de Jessica que regresa para salvarle y es herida… ¿mortalmente? XIII consigue escapar en avión y avisa al Marqués y compañía de que se marchen a Costa Verde en busca de la protección de María (su ex-mujer presidenta del país), al llegar a Costa Verde, XIII es detenido y María les dice que debido a las amenazas de los USA, debe extraditar a XIII, Carrington, Jones y Amos, pero que el Marqués y Betty pueden quedarse en el país.

Y es un número bastante peliculero, todo el mundo ha visto varias películas con este tema y, probablemente, habrá disfrutado con muchas de ellas… Digamos que esta sería una de las buenas, aunque no una de las más brillantes… Cumpliría y poco más. Lo que es impecable es el dibujo de Vance y es que el tío es bueno, pero que muy bueno. Van Hamme, en este caso, pues… no sé. Creo que un tomo hubiese sido más que suficiente para contar tanto lo que pasa en este como en el anterior, pero… ¿quién soy yo para decirlo? Después de varios números bastante flojos, hay que reconocer la mejora de la serie.

XIII Nº 14 – Secreto de defensa

XIII Nº 14 – Secreto de defensa

Guión: Jean Van Hamme

Dibujo: W. Vance

Tinta: W. Vance

Color: Petra

Formato: 48 págs.

Precio: 11 €

XIII Nº 14 – Secreto de defensa: Habíamos dejado a XIII detenido bajo una acusación de terrorismo… Ahora asistimos a un juicio secreto en el que el jurado estará compuesto por los altos mandos de los USA (ver imagen 1) en el que se le acusa de ser Kelly Brian (la identidad de El Cascador), y principal sospechoso de la muerte de Wally Sheridan.

Lo que sucede es que Kelly Brian tampoco era su verdadera identidad (y van…), si no que se trataría de Seamus O’Neil, un terrorista del IRA… Giordino tiene “pruebas” de la identidad de XIII: huellas digitales y una declaración grabada de Sean Mullway en la que dice que había mentido a XIII cuando le dijo que era su hijo… Cuando XIII es trasladado para ser encerrado de por vida en una penitenciaría en Arizona, su transporte es seguido por Danny Finkelstein, un reportero en prácticas del New York Daily (y hermano de uno de los periodistas muertos que habían realizado el informe sobre XIII en el tomo anterior) quien, al sufrir el pinchazo de dos de sus ruedas, es recogido por… Eyy, ¿no os suena esta chica? La chica, Jessica, resulta ser una agente que trabaja para Irina Svetlanova que se ha convertido en la sucesora de La Mangosta y le ha dado un toque más internacional a su negocio… Y quiere usar a XIII como cebo para probar a tres nuevos hombres que quieren formar parte de su investigación. Para complicarle la huida a XIII le esposan a Danny Finkelstein y… comienza la persecución. Después de muchas visicitudes, XIII consigue huir y después de dejar a Danny en un hospital llama a Carrington para que le ayude a salir del país… Cuando XIII se sube en un tren para dirigirse a San Diego, Jessica sube detrás de él. Si Jessica trabaja para Irina o para Giordino… ¿quién lo sabe?

Y es un muy buen número. Incluso teniendo en cuenta que se vuelve a poner en duda la identidad de XIII – esto se está pareciendo demasiado al día de la marmota -, pero una vez que termina la parte del juicio el ritmo sube que se las pela (en plan El Fugitivo o algo por el estilo). Un buen número con un guión entretenido (y con mucho ritmo) y un gran dibujo (que aporta mucho ritmo a la lectura). Si es que da gusto leer este tipo de cómics.

XIII Nº 13 – The XIII mistery: La investigación

XIII Nº 13 – The XIII mistery: La investigación

Guión: Jean Van Hamme

Dibujo: W. Vance

Tinta: W. Vance

Color: W. Vance

Formato: 112 págs.

Precio: 18 €

XIII Nº 13 – La investigación: a través de un dossier realizado por dos periodistas, Van Hamme aclara los puntos oscuros que quedaban en la trama. El tomo cuenta la huida de uno de ellos, Warren Glass, a través de Europa después de que su compañero, Ron Finkelstein , sea asesinado por unos agentes secretos. Glass le irá enviando partes de su investigación a su editor mientras huye de la persecución de los agentes.

La investigación se dividirá en 12 dossieres centrados en los protagonistas y momentos importantes de la trama: el clan Sheridan; la conspiración de los XX; la investigación de Carrington; el asunto Rowland; el enigma de la Mangosta; personajes secundarios relacionados con los informes anteriores (del 01 al 05); la Costa Verde y la Minerco (este es el nombre de la corporación estadounidense que apoyaba a la rebelión); la rama irlandesa; la “familia” Giordino; el drama de Greenfalls; personajes secundarios relacionados con los informes anteriores (del 07 al 10); y finalmente… ¿quién es XIII?.
El tomo acaba con la muerte de Glass a manos de una agente desconocida, Jessica Martin.

¿Punto final? a la conspiración con la muestra de aquellas escenas que, teniendo cierta importancia en la historia, no habían sido mostradas antes. Vance vuelve a lucirse al dibujo y Van Hamme rellena aquellos huecos que parecían haberse quedado sin contar. Demostrando que no habían entrado por… ¿falta de espacio? Si no fuese por la última página del tomo anterior en la que XIII es detenido, este hubiese sido el final redondo para la serie… pero hubo que alargarlo otros seis tomos más. No estaba todo contado. Me gusta mucho el dibujo de las primeras páginas, es un cambio agradable, no es que antes fuera malo, pero sí es una buena demostración de que no se queda ahí. Como curiosidad está bien, pero vamos…