El cazador de rayos (Obra Completa)

El cazador de rayos (Obra Completa)

Guión: Kenny Ruiz
Dibujo: Kenny Ruiz
Tinta: Kenny Ruiz
Color: Blanco y negro
Formato: Libro cartoné, 166 págs. Color.

Las nubes cubren el mundo como una mortaja.
La lluvia cae sin cesar, día tras día, como una maldición bíblica.
La oscuridad reina sobre un mundo en ruinas, en el que los seres humanos luchan por adaptarse y sobrevivir.
Sólo una persona es capaz de infundir esperanza… Sólo una persona puede devolver la luz a los hombres…
Es el Cazador de Rayos.25

Precio: 25 €

El Cazador de rayos: un cómic español situado en un futuro apocalíptico… y ya sabéis lo mucho que me gustan los futuros apocalípticos. Había visto los tres tomos de Dolmen pero es que… me parecía un poco demasiado caro el gastarme 42 euros, pero cuando salió el tomo integral… no me lo pensé dos veces. En el futuro dice la leyenda que el cazador de rayos llevará la luz de nuevo a su pueblo… y, a partir de eso, Kenny Ruiz monta una historia bastante interesante sobre el viaje de dicho “cazador” en busca de su destino, según van pasando las páginas vemos que no todo es tan bonito cómo lo pintaban y que las cosas que el “cazador” cree desde niño no son… tal y como él las creía.
Aparte de la historia que es interesante, del dibujo que es bueno, una cosa que me ha gustado mucho es que los personajes no son buenos o malos, tienen sus matices y un personaje que supuestamente pueda ser bueno puede ocultar alguna cosilla mala y un personaje malo… bueno, puede ser malo desde un determinado punto de vista pero también se puede entender por qué hace lo que hace… Creo que podría salir una buena película de este cómic… pero preferiría que la hiciesen fuera de España…

Eso sí, no os engañéis, según lo vayáis leyendo, tendréis la sensación de que os suena de algo y… tendréis toda la razón, ya sea por películas que hayáis visto, por otros cómics o libros que hayáis leído. Seguro que ya habéis visto o leído algo similar a esta historia. Ojo, eso no le quita ni mérito ni calidad, pero sí sorpresa… Os recomiendo que no lo penséis demasiado y disfrutéis de la historia, a mí me sirvió.