Corto Maltés: La balada del mar salado

Lo reconozco, me iba a tirar toda la mañana alabando la obra y tal… pero, buscando alguna imagen para acompañarla, me he encontrado con esto y, coño, ¿para qué repetirse?, si ya lo dicen todo y mejor de lo que yo podría haberlo hecho, así que voy a escribir mis impresiones generales sobre esta obra y dejo la crítica especializada para quién quiera/pueda/sepa hacerla…

Lo primero sería situar a todo el mundo un poco para que se conozca mi relación con Corto Maltés… ninguna. Se dice rápido. Creo haber leído alguna vez un par de páginas, incluso creo recordar que un conocido mio me había dejado algún tomo del personaje para leer (probablemente este mismo, recuerdo que era de Norma y las cosas se deben leer por orden), cosa que hice… rápidamente y muy por encima, no me gustó, ¿demasiado cómic de superhéroes? Nahh, nunca hay demasiado cómics de superhéroes, pero el dibujo era raro (no malo, ojo, pero sí raro) y las historias de piratas… como que no me han matado nunca, y menos estos piratas tan raros… Además, ese protagonista… su actitud y tal, no me gusta. Un protagonista de un cómic debe ser un héroe sin tacha… este tío… su tripulación lo echa de su barco, está bajo el control de una persona enmascarada llamada el monje, deja que maten a su amigo… Nada, nada, me vuelvo con los superhéroes que son más entretenidos.

Y sin embargo…cuando duermo sin ti

contigo sueño,
y con todas si duermes a mi lado,
y si te vas me voy por los tejados
como un gato sin dueño
perdido en el pañuelo de amargura
que empaña sin mancharla tu hermosura.

Perdón, lapsus “sabiniano”, a lo que iba… y sin embargo, cuando he tenido la oportunidad (a un precio bastante barato, eso sí, y de segunda mano, en buen estado ojo) he querido darle otra oportunidad… y lo reconozco, no me ha decepcionado, sigue sin matarme, pero le veo más virtudes que en la anterior ocasión, supongo que será que me hago viejo y me gustan o no me importa leer otras cosas… Evidentemente, no es todo cómic (superheróico) en esta vida… También existe el manga y el europeo y muchos otros que no voy a reseñar porque no es el sitio ni el lugar…, pero existen.
Aunque me estaba yendo por las ramas, ya sabéis que es mi especialidad…
Venga, Corto Maltés, la balada del mar salado.
balad2.jpgConcretamente, la edición con esta portada, curiosamente, Corto Maltés no aparece así hasta casi el final del libro…, probablemente lo haya dicho mucha otra gente antes que yo, pero no me podía sacar de la cabeza a Han Solo mientras lo leía… es que es muy evidente, ¿no?. A ver, un antihéroe, capitán de barco con problemas para mantenerlo bajo su control, barba de varios días (al principio) que desaparece para transformarse en una persona impecablemente vestida, con un gran amigo fiel (Cráneo) y un “amigo” peludo… Rasputín, relacionado con dos hermanos, apunto de liarse con la chica… En fin, a ver si mi creencia de que Lucas había plagiado a Magneto, Mercurio y la Bruja Escarlata estaba equivocada…
Un personaje bastante desagradable por sus actuaciones y actitudes iniciales que se va transformando en alguien al que quizás, como finalmente le considera Slutter, sería un honor llamarle amigo.
Ehmm, sí, definitivamente, La Guerra de las Galaxias está basada en La balada del mar salado.
¡¡¡Si incluso aparece un tío encapuchado!!! ¡¡¡Y tropas imperiales!!! ¡¡¡Y hay una enorme explosión de una cosa grande y redonda!!! Vale, esto último no, pero coño, algo tenía que innovar Lucas… ;-)
Y la pregunta del millón… ¿me ha gustado?
Sí, lo reconozco, me ha gustado. Me ha gustado tanto que, en el caso de que los encontrase a un precio rebajado, y es que Norma…, lo compraría. Fijense si me ha gustado.

Nada más.

Aaaaaaaaaaaaaaaaaaadios