Despedida temporal

Lamentándolo mucho, tengo que dejar de publicar post durante un tiempo, así que este post va dedicado a todos aquellos que suelen leer mis posts.

BLEACH

Image Hosted by ImageShack.us

Bleach va regular, ¿para qué vamos a engañarnos? Kubo Tite se ha emocionado contando las batallitas entre los miembros del Gotei 13 y Aizen y sus esbirros. Cuando se le estaba pasando un poco la fiebre, hizo aparecer a los Vizards y le dieron más mecha para que siguiera con las interminables luchas. Creo que está perdiendo un poco el norte, si eso es posible en Kubo Tite, y voy a explicar el por qué.

El protagonista es Ichigo, ¿verdad? Que yo recuerde, cuando cualquier hace una introducción a Bleach (y con “cualquiera” me refiero a las editoriales o a las compañías de merchandising), empiezan con aquello de “Kurosaki Ichigo es un chico de 15 años que…” Si esto es así… ¿dónde está Ichigo? ¿Perdido en las profundidades de Hueco Mundo, anteriormente conocido como el reino del Espada de la Muerte?

Realmente echo de menos personajes. Y es que con Ichigo están algunos de los grandes: Rukia, Orihime, Renji, Ishida, Chad, Byakuya, Mayuri y algún que otro personaje más. ¿Dónde están? Batallando lejos de la acción principal. Y faltan también, por meterlos en la categoría de “los grandes”, Urahara, Yoruichi y sus acompañantes.

También echo de menos argumentos abiertos. ¿Qué sucedió con que el padre de Ichigo haya sido capitán del Gotei 13? Quedó en el pasado. ¿Qué hay del padre de Ishida que conoce al padre de Ichigo? Nunca más se supo. ¿Por qué estos personajes no aparecieron en la saga del péndulo? Sólo Kubo Tite lo sabe.

Lo que me gustaría realmente serían dos cosas:

a) Que Kubo Tite vaya cerrando tramas. Si abrió hace muchos capítulos algo tan interesante como la relación entre el padre de Ichigo y el de Ishida… ¿por qué aún está en el aire?

b) Que Kubo Tite nos sorprenda con otras de sus genialidades. Soy consciente de que cuando digo que Bleach está de capa caída, el autor le da un giro sorprendente a la serie, mis ganas por seguir leyendo aumentan y me inclino a los pies de la serie. Pero hace ya bastante tiempo que algo así no ocurre.

Con una de las dos opciones me conformo, aunque prefiero la segunda.

NARUTO

Image Hosted by ImageShack.us

No anda mejor que Bleach. Naruto sigue en su papel de “soy un adolescente desdichado”, Sasuke en su papel de “tengo que vengarme de alguien pero ahora que he matado a Itachi no sé de quién hacerlo”, Akatsuki en su papel de “si gano tanto dinero con una discoteca en mitad del desierto, ¿para qué narices voy a esforzarme en hacer algo más interesante?”, y el resto de personajes secundarios en su papel de “a ver cuándo Kishimoto se acuerda de nosotros y nos mete de relleno en alguna viñeta”.

Así que también creo que está de capa caída. Pero esta serie tiene peor solución que Bleach, porque Kubo Tite al menos se ha molestado en dejar tramas interesantes abiertas. A Kishimoto apenas le quedan cosas interesantes que contar después de que Naruto haya conocido a su padre, ¿no creéis?

Aunque hay varias cosas que sí me gustaría ver en Naruto y para hacerlo, debería meterme yo en la historia. ¿Que no? Si pudiera, me metería en la serie, reuniría a todos los personajes en una sala donde estuvieran sellados sus poderes (para no asistir a más luchas interminables) y haría un poco de terapia de grupo. Sería genial poder coger de las orejas a Naruto e ir poniéndolo delante de cada uno de los personajes diciéndoles cosas como “si Shikamaru te recomienda algo… ¡Hazle caso! (pescozón al canto). Y si Sasuke te ha hecho tanto daño en el pasado… ¡Díselo! (pescozón al canto). Y si Hinata te ha dicho que te ama… ¡Afróntalo! (pescozón al canto)”. Aunque seguro que eso iba a ser más maltrato infantil que otra cosa, porque claro, después de Naruto irían Sasuke, Sakura, Hinata, todos los Akatsukis y hasta Danzou. Creo que los únicos que se librarían de los pescozones serían Gaara, Temari y Shikamaru, aunque los dos últimos sólo si hacen pública su relación.

20th CENTURY BOYS

Image Hosted by ImageShack.us

De esta no puedo decir nada más que me encantaría seguir leyéndola si tuviera tiempo. Es una serie genial de la que deberían aprender Kishimoto o Kubo Tite (en ese orden). Prometo que si puedo seguirla, volveré con mis recordatorios de los tomos.

LAS DEMÁS

Image Hosted by ImageShack.us

Y por lo demás, no tengo nada que decir, salvo que me pongo de rodillas para que Azuma siga con Yotsuba (señor Azuma, creo que un año y medio de espera bien podría verse recompensado con un tomo de más aventuras de esta niña absolutamente genial), y que agradezco que se le haya ocurrido ampliar Azumanga aunque sea sólo en unos pocos capítulos (esperemos que la calidad no haya decaído en todos estos años).

Y a todos vosotros, que no perdáis el tiempo y que leáis Fábulas… que os va a gustar… y que releáis las grandes series: V de Vendetta (unos días después del 5 de noviembre), Transmetropolitan o cualquier cosa de Neil Gaiman (pero cómo echo de menos leer algo de este hombre).

Nos vemos pronto (espero), a ver si mientras tanto surgen series nuevas que merezcan la pena o mejoran las que deben mejorar.

Un saludo, Laura.

El emperador de Las Noches

Continuamos con el repaso de Bleach. Esta vez habrá spoilers hasta el capítulo 371. Ni más, ni menos. Avisados quedáis.

En el post anterior dejamos a los shinigamis y a Aizen en medio de un agradable (para algunos y no tanto para otros) reencuentro con los Vizards. Ahora vamos a tratar de seguir la batalla que Fong Soi y a Hachigen frente al Espada más terrorífico de todos: aquél que representa el envejecimiento. Recordad que justo cuando Fong Soi había acabado con él, gracias a la utilización de su bankai, todos los Espadas habían resucitado. Ahora ha vuelto con más ganas y más malo malote que nunca.

Image Hosted by ImageShack.us

Hachigen, que es muy listo y sabe ver el peligro, pide ayuda a Fong Soi.

Image Hosted by ImageShack.us

El caso es que debido a Urahara, Yoruichi abandonó la Sociedad de Almas, y Fong Soi, que no voy a ser yo quien diga que le mola Yoruichi sino que voy a decir que le tenía un gran aprecio y mucha admiración, se siente algo rencorosa. Como el grupo de Vizards y Urahara están relacionados, es normal que Fong Soi haga el avión cuando un vizard le pide ayuda.

Image Hosted by ImageShack.us

Pero Hachigen, que como ya he dicho es muy listo, sabe cómo ganarse a esta chica.

Image Hosted by ImageShack.us

Justo cuando el malo malísimo está en pleno apogeo y demuestra que la serie es un shonen diciendo eso de “morid malditos”…

Image Hosted by ImageShack.us

Aparece Fong Soi que por lo que deducimos ha aceptado el trato. Y vosotros diréis, ¿qué trato será? Uno muy divertido, creo yo.

Image Hosted by ImageShack.us

Así que Fong Soi aparece de nuevo con su bankai y le da lo suyo al malo malísimo.

Image Hosted by ImageShack.us

Pero esto no es todo, porque como gran malo malísimo, no puede morir así porque sí. Aún le quedan fuerzas para continuar. Hachigen no sabe ya cómo continuar la lucha cuando le lanza su ataque al brazo y siente el paso del tiempo en sus propias carnes.

Image Hosted by ImageShack.us

Haciendo un sacrificio, transporta su propio brazo, infectado por la técnica del Espada, al mismo Espada.

Image Hosted by ImageShack.us

Y con esto el malo malísimo siente llegar su fin. Pero no sin antes hacer las dos cosas que tiene que hacer todo personaje decente que muera en un shonnen. En primer lugar, amenazar a su vencedor.

Image Hosted by ImageShack.us

Y en segundo lugar, ser protagonista de un bonito flashback que yo voy a contar como un cuento escrito a partir de un crossover.

Érase una vez un emperador de su tierra.

Image Hosted by ImageShack.us

Que estaba aburrido porque había leído un rato antes Death Note y había descubierto que los shinigamis no hacen nada de nada durante toda la eternidad. El emperador se estaba preguntando en ese momento: ¿qué voy a hacer con la eternidad si no tengo nada que hacer?

Pero en ese momento, aparecieron tres extranjeros en su reino.

Image Hosted by ImageShack.us

Los tres extranjeros podían ser los tres príncipes que realizan la misión que su padre, el rey, les ha encomendado en todos los cuentos clásicos. O también podían ser tres hombres que habían leído también Death Note hace poco y les había entrado ganas de jugar con los poderes de la vida y la muerte.

El caso es que el Emperador, como buen emperador, se presentó a sus nuevos amigos.

Image Hosted by ImageShack.us

Y les invitó a quedarse en su reino para ver si así se divertía un rato. El reino se llamaba Las noches y al extranjero que había leído Death Note le gustó tanto que quiso engañar a un shinigami, digo… a un emperador.

Image Hosted by ImageShack.us

(Me diréis que no se le da un aire a Yagami Light)
El Emperador se tomó como una ofensa la propuesta. ¿Qué descarado extranjero osaba querer quitarle el puesto a cambio de más poder? El descarado extranjero que podía acabar con todo su ejército.

Image Hosted by ImageShack.us

Al Emperador no le quedó más remedio que aceptar la propuesta y ponerse al servicio del extranjero impertinente.

Y así fue cómo el Emperador perdió su reino, adquirió más poder, y fue, años después, vencido por una shinigami y un vizard.

Y colorín, colorado, este cuento se ha acabado.

¿Conclusión del cuento? Que Aizen continua haciendo amigos allá por donde va.

Image Hosted by ImageShack.us

Y que el Emperador, por haber caído en las trampas del extranjero, además de su reino, perdió también toda posibilidad de ser vengado por alguien. Y es que los amigos del extranjero tienen las cosas muy claras.

Image Hosted by ImageShack.us

Así que convocados quedáis, para la continuación de la historia, ya que el amigo poco vengativo de la imagen anterior, será el protagonista de la siguiente batalla. A ver qué nos depara el futuro (o el pasado a base de flashbacks) de la serie.

Introducción a Fábulas

Acabo de terminar un el último tomo de Fábulas y cuando me disponía a hacer el post correspondiente me he dicho a mí misma: “Ostras, si nunca he hablado de Fábulas en el blog”. Así que aquí va una pequeña introducción para aquellos que no conozcan la serie, y un refresco para todos aquellos que ya estén enganchados.

Image Hosted by ImageShack.us

Todos conocemos a los personajes de los cuentos clásicos: Caperucita Roja, Blancanieves, el Lobo Feroz, el Príncipe Encantador, los tres cerditos… Pero lo que no sabíamos (o nadie se había molestado en contarnos) es que todos ellos vivían en la Tierras Natales, conectando así los cuentos mediante miles de mundos alternativos.

Image Hosted by ImageShack.us

Así que el punto de partida de Fábulas es el siguiente. ¿Qué ocurriría si todos esos personajes vivieran en el mundo humano, en una ciudad tan poco llamativa como Nueva York?

Image Hosted by ImageShack.us

La historia es la siguiente. Hace varios siglos, comenzó una guerra en las Tierras Natales. Un día, sin ser pronosticado por los personajes de los cuentos, apareció alguien llamado El Adversario que decidió adueñarse, conquistar y gobernar todos los mundos de las Tierras Natales. Los personajes de los cuentos tuvieron que huir de sus tierras, arrinconándose cada vez más en las pocas tierras no conquistadas para viajar entonces, mediante un portal mágico, a la tierra de los humanos.

Image Hosted by ImageShack.us

Pero, ¿cómo conciliar a fábulas tan diversas y a veces tan enemistadas como Barba Azul con las otras fábulas, Lobo Feroz con los Tres Cerditos, o Príncipe Encantador con sus tres ex esposas Blancanieves, Bella Durmiente y Cenicienta? Mediante un tratado. Las fábulas que querían convivir en paz lejos del Adversario fundaron una pequeña sociedad en Nueva York, llamada Villa Fábula, y un añadido en el campo llamado La Granja para todas aquellas fábulas que por su apariencia animal o especial no podían convivir con las gentes de Nueva York sin llamar la atención.

Image Hosted by ImageShack.us

A todo esto se le añade El tratado, una especie de perdón general. Si una fábula lo firmaba todas sus acciones pasadas eran perdonadas y a su vez se comprometía a perdonar las de los demás.

Image Hosted by ImageShack.us

La sociedad de Villa Fábula está dirigida por las fábulas que todos conocemos. El alcalde de Villa Fábula es el rey Cole, una rey bondadoso de la mitología cuentística americana.

Image Hosted by ImageShack.us

La segunda al mando, y quien realmente lleva todo el peso del Gobierno es Blancanieves, o Blanca, como la conocen todos. Ella es la encargada de resolver conflictos y de encargarse de que todo vaya bien entre sus coetáneos, el poder legislativo, por así decirlo. Pero, ¿quién podría ser el poder ejecutivo, aquél que se encargaría de hacer respetar las leyes?

Image Hosted by ImageShack.us

Ese es Lobo Feroz, una fábula odiada por muchos y la única que tiene prohibida su entrada a La Granja por razones obvias (allí viven los cabritillos, los tres cerditos y otros tantos que sufrieron los ataques del lobo cuando vivían en las Tierras Natales). Lobo Feroz es, sin dudarlo, mi personaje favorito. Él no vive en La Granja porque puede tomar apariencia humana cuando le apetezca. Es la persona perfecta para hacer de sheriff ya que es capaz de dar mucho miedo cuando quiere. Y además conoce los bajos fondos.

Image Hosted by ImageShack.us

El resto de personajes son geniales. Tenemos una Bella Durmiente que sigue durmiéndose cuando se pincha el dedo, durmiendo a su vez a todos los que se encuentren en el mismo edificio que ella y sólo puede despertar con un auténtico beso de amor. Tenemos a Cenicienta (Ceni), una mujer que tiene una teoría muy particular acerca de su pasada relación con Príncipe Encantador, consistente en que, de las tres exmujeres de él, ella es la más perjudicada y la menos amada. Tenemos a Príncipe Encantador, un seductor cuya única habilidad es ser seductor. Así se gana la vida como puede en una tierra de humanos.

Image Hosted by ImageShack.us

Tenemos a la única pareja que ha sido capaz de ser felices después de todas las penurias: Bella y Bestia. Aunque él sigue transformándose en bestia cuando su esposa se enfada con él o discuten. Tenemos a Barba Azul, el asesino de novias. Tenemos a Shere Kan, tenemos a Pinocho, a Papa Moscas, a Rosa Roja, al chico de azul…

Image Hosted by ImageShack.us

Y tenemos a Jack, que ha resultado un personaje tan particular (y tan rentable) que incluso se ha ganado su serie propia.

4Image Hosted by ImageShack.us

Así que, después de esta introducción, espero que todo aquel que no conoce la serie (por haber estado oculto en algún tipo de bunker de la Segunda Guerra Mundial durante los últimos años), se agencie de cualquier forma el primer tomo y empiece a leerlo (recomiendo la compra, porque si lo pedís prestado a algún amigo, después no querréis devolverlo y a eso, chicos, se le llama “hurto”).

Image Hosted by ImageShack.us

Para abrir apetito, diré que en el primer tomo, Lobo Feroz tendrá que resolver, por mandato de Blanca, el asesinato de Rosa Roja, la hermana de Blancanieves.

Image Hosted by ImageShack.us

Y no diré más.

Naruto: la reunión de Kages.

Tenéis el anterior post en el enlace. En éste, habrá spoilers hasta el capítulo 461

Dejamos a los kages reunidos y a Sasuke intentando matar a Danzou.

A esto que llegan Sasuke y compañía al lugar de la reunión. Y vosotros os preguntaréis, ¿dónde se hará la reunión? Si son cinco países…y ninguno se fía de su vecino… pues en un sexto país que tiene pinta de llamarse Suiza porque es neutral.

Image Hosted by ImageShack.us

Es el conocidísimo aunque no se había hablado nunca de él, país del hierro.

Pasando a otro orden de cosas, Naruto se propone ir a ver al raikage (el kage del país de donde es el jinchuriki de ocho colas que Sasuke ha atacado) para convencerle de que retire su denuncia contra su mejor amigo. Una petición muy sensata, por cierto. De camino, se encuentra con Konohamaru y se entretienen mostrando sus técnicas.

Image Hosted by ImageShack.us

Después de este paréntesis que no supe muy bien a qué venía, salvo para que aparezca un personaje secundario como es Konohamaru, Naruto por fin se puede poner en marcha con sus dos actuales senseis.

Image Hosted by ImageShack.us

Que el viajecito no les sirve de mucho más que para asegurarse un buen relleno en el anime, pero cada cual que piense lo que quiera, porque el raikage ignora su petición y Naruto se va a llorar a su casa.

Volvemos a lo que importa aquí que es la reunión de Kages.

Image Hosted by ImageShack.us

Los kages tienen algo que es que cada uno es líder de su propio país. Y claro, como todos están acostumbrados a mandar, quieren que los demás hagan caso. Y como en un gallinero sólo cabe un gallo, se lía la que se lía a la más mínima.

Image Hosted by ImageShack.us

En otro orden de cosas, volvemos a Konoha. Si alguien se está mareando con tanto cambio, que le eche la culpa a Kishimoto. Yo no decido estas cosas.

Sai está preocupado. Y es que Naruto se encuentra de bajón con esto de Sasuke. Y Sakura también está de bajón con esto de Sasuke. Y todos los compañeros empezando por Ino, también están de bajón por esto de Sasuke. Que parece que no hayan pasado casi cuatro años desde que Sasuke se marchó demostrando que sentía muy poco por todos ellos.

Image Hosted by ImageShack.us

Así que Sai tiene que hacer algo, lo que sea, incluso ir a Sakura y decirle que Naruto la quiere.

Image Hosted by ImageShack.us

Entonces aparece uno de los pocos que sigue manteniendo la cordura a estas alturas del manga. Por supuesto, me refiero a Shikamaru.

Image Hosted by ImageShack.us

Shikamaru utiliza la inteligencia que lo caracteriza para planear jugadas futuras. Itachi mató a la familia de Sasuke. Por lo tanto, Sasuke, tenía que convertirse en un ninja renegado para matar a Itachi. Y ya de paso, unirse a Akatsuki, quienes le enviaron a capturar al ocho colas. Entonces, los familiares del ocho colas tienen que ir a por Sasuke. Si Sasuke muere, Ino, Sakura y Naruto irán a matar a los familiares del ocho colas. Si Ino, Sakura y Naruto mueren, entonces sus familiares y amigos irán a vengarse de ellos. Y al cabo de tres o cuatro enlaces más, se armará una buena guerra entre villas. Como a Shikamaru no le apetece una guerra (supongo que sería muy problemático para él), lo más lógico es ir a buscar a Sasuke, darle dos pescozones y una buena patada en la espinilla. Y a mí me dan ganas de ir a ver a Shikamaru e imitar a los morancos diciendo eso de “tú sí que vales”.

Volviendo a la reunión, todo se lía. El planta carnívora aparece en mitad de todo para decirles a los kages que Sasuke anda por allí. Mientras, el pobre Sasuke, intenta colarse en la reunión para matar a Danzou sin que nadie se entere.

Image Hosted by ImageShack.us

El raikage se enfada mucho, como es normal, y empieza una breve batalla que concluye con la marcha de Sasuke.

Volviendo a Konoha, Naruto está de bajón por ese tema de que su mejor amigo sea un ninja renegado. Y mientras se pregunta qué hacer con su vida, recibe una visita.

Image Hosted by ImageShack.us

Visita que no resulta bien recibida a juzgar por cómo actúa Kakashi.

Image Hosted by ImageShack.us

En la reunión las cosas se complican aún más. El líder del país del hierro propone elegir un representante de los kages. Algo así como el que más manda entre los que mandan. Todos se disputan ese puesto, pero decide que ya que Gaara es joven, otro Kage es muy viejo, otro muy impulsivo, y el otro ha tenido tratos con Akatsuki, lo más sensato es elegir a Danzou ya que pertenece a la única aldea que no ha perdido a su jinchuriki.

Pero uno de los kages utiliza su byakugan (el ojo blanco de los Hyuga) para descubrir que Danzou tiene un sharingan bajo los vendajes con el que ha estado controlando las decisiones de la reunión.

Image Hosted by ImageShack.us

A Gaara le parece el colmo. Y comienzan los insultos y las acusaciones.

Image Hosted by ImageShack.us

Pero la reunión llega a su fin, o parece llegar a él, cuando aparece de nuevo Sasuke, esta vez remasterizado y con la versión del director, para darle su merecido a Danzou.

Image Hosted by ImageShack.us

Y aquí concluye el post de hoy, dejando la batalla para el próximo.

Esta vez no tengo mucho que decir salvo que me extraña que Sasuke haya sido un miembro de Akatsuki tan efímero. ¿Le habrán pedido dinero para su negocio de locales nocturnos en el desierto y por eso se ha salido de la organización? ¿Seguirá llorando Naruto su ausencia después de lo que le tenga que contar Madara? ¿Reconocerá Shikamaru que está hasta los mismísimos de tanto Sasuke por aquí y Sasuke por allá? ¿O el ir a perseguirle es sólo una excusa porque sabe que Temari está también en esa reunión? Lo veremos con el próximo post.

Y para concluir con algo en favor de Kishimoto, tengo que decir que he supuesto que si Danzou fue elegido hokage fue porque estaba amañando la reunión con su sharingan igual que estaba haciendo en la reunión de kages. Si es así, sería una buena explicación para el insólito hecho. Si no es así, sigue sin tener sentido.

Bleach: el enemigo de mi enemigo es mi amigo.

Continuamos con los post sobre Bleach. Esta vez habrá spoilers hasta el capítulo 368. Avisados quedáis.

Si recordáis bien este post, dejamos a los shinigamis medio muertos y a los espadas resucitados. A todo esto, aparecía un monstruo enorme y cuando todo pintaba chungo para los miembros del Gotei 13, hicieron su aparición estelar un grupo que después de la saga del péndulo resultan muy conocidos a los lectores.

Image Hosted by ImageShack.us

Vamos a ver cómo es el reencuentro entre los tres grupos, a saber: el grupo de Shinji, el grupo de Yamamoto y el grupo de Aizen. Todos fueron amigos (o no tan amigos) en el pasado, pero el transcurso de los acontecimientos ha hecho que sean enemigos entre ellos.

Los miembros del gotei 13 que no conocen a Shinji y compañía se quedan a cuadros. ¿Quiénes serán estos que aparecen dispuestos a la batalla?

Image Hosted by ImageShack.us

El grupo de vizards también reacciona a su modo.

Image Hosted by ImageShack.us

Y es que todos guardan rencor a esos shinigamis que les hicieron convertirse en vizards (Aizen) y a los que los echaron de la Sociedad de almas porque representaban un peligro para ellos (Yamamoto y los demás).

Lo que más me ha gustado de este capítulo es ver las reacciones de los shinigamis al ver a sus antiguos compañeros, escena que tiene más valor después de leer la saga del péndulo y saber las relaciones que hay entre ellos.

Image Hosted by ImageShack.us

Me dio la impresión de que Yamamoto se siente algo culpable por haber perseguido a los vizards en el pasado. Es eso o que se siente avergonzado por tener que aceptar su ayuda en un momento tan complicado. Con la cabeza baja le pregunta a Shinji si ahora están de su lado.

Image Hosted by ImageShack.us

La respuesta de Shinji es buena. “No estamos de vuestro lado. Estamos en contra de Aizen y del lado de Ichigo”.

Image Hosted by ImageShack.us

Yamamoto reacciona al nombre de Kurosaki Ichigo. ¿Quizás también se siente culpable por haber perseguido al padre de Ichigo? No me hagáis caso, son suposiciones mías.

No hay tiempo para hablar mucho más, porque el bicharraco de antes empieza a escupir gillians y todos se tienen que poner las pilas.

Image Hosted by ImageShack.us

Los vizards se ponen sus máscaras de batalla…

Image Hosted by ImageShack.us

Y se cargan a los gillians en un momento de nada.

Image Hosted by ImageShack.us

Y como se les acaban los gillians, siguen con el grupo de Aizen.

Image Hosted by ImageShack.us

Los compañeros de Aizen no dejan en la estacada a su maestro. Bueno, Gin no hace mucho más que entrecerrar los ojos y sonreír, pero Tousen se suma a la batalla.

Image Hosted by ImageShack.us

Hisagi, al ver a su antiguo capitán, quiere unirse también.

Image Hosted by ImageShack.us

Pero por razones muy distintas a las que entrarían dentro de lo sensato.

Image Hosted by ImageShack.us

No hablo ya del hecho de que quiere abrirle los ojos a un ciego (chiste fácil), sino de que después de todo lo que ha hecho Tousen en la sociedad de almas, después de engañar a todos y unirse a Aizen, ¿por qué no es Hisagi quien abre los ojos y ve lo malvado que es Tousen?

La respuesta de Tousen le deja de piedra.

Image Hosted by ImageShack.us

No está dispuesto a volver a la Sociedad de almas ni a ningún sitio similar.

Y en la batalla entra también Komamura.

Image Hosted by ImageShack.us

Que no conoce a los vizards ni le importa. Sólo quiere luchar contra su antiguo amigo y machacarle.

Image Hosted by ImageShack.us

La batalla queda en el aire.

Por otro lado tenemos a Hitsugaya que por su corta edad no conoce a los nuevos, pero que le basta con saber que están ayudando a los shinigamis.

Image Hosted by ImageShack.us

Pero mete la pata, precisamente por no conocerlos y no saber el odio que le tienen a Aizen. Les pide que luchen contra los espadas porque él quiere entrar en la batalla contra Aizen.

Image Hosted by ImageShack.us

La respuesta es buenísima, una de esas escenas de humor que hacen falta en todo manga para relajar la tensión de las batallas.

Image Hosted by ImageShack.us

Ante los gritos, Hitsugaya responde con más gritos.

Image Hosted by ImageShack.us

Por último, tenemos a Fong Soi, que reacciona a la llegada de los nuevos de la siguiente forma.

Image Hosted by ImageShack.us

Finge no conocerles y ni siquiera quiere ayudarles.

Su batalla es la que queda en el aire. Fong Soi tendrá que decidir si unirse a los vizards a luchar o no hacer nada. Lo veremos en el siguiente post.

PD: Ya sé que han salido más capítulos de Bleach y que estáis deseando comentarlos, pero sed pacientes que pronto tendréis el siguiente y podréis decir lo que queráis. Ahora, ahorraos los spoilers, por favor. Recordad que cualquier spoiler será eliminado.

Malditos Bastardos

Porque no todo en la vida es cómic, voy a hablar de la sorprendente última película de Quentin Tarantino. La obra en cuestión se titula Malditos Bastardos y la recomiendo encarecidamente a todos los seguidores de este violento director. A los que no os suele gustar Tarantino, no creáis que la violencia de Reservoir dogs no es gratuita, no penséis que el baile de John Travolta y Uma thurman sea uno de los grandes momentos del cine u os haya dado repulsión alguna de las escenas de Kill Bill vol. 1 y 2; ni se os ocurra ir al cine, cogerla en el videoclub o bajarla ilegalmente de Internet. A los que no estéis en ninguno de los casos anteriores, no perdáis el tiempo y acudid inmediatamente al cine. Merecen la pena cada uno de los céntimos que hay en esos 6’50 euros (5 con carnet de estudiante).

Image Hosted by ImageShack.us

Dicho esto tengo que añadir que en este post habrá spoilers, porque me apetece hablar sin tapujos de una de las grandes polémicas que crea la película y no quiero tener pelos en la lengua para decir lo que pienso. Así que a partir de aquí, avisados quedáis.

Así que abrochaos el cinturón, vestíos de traje negro y corbata, colocad de fondo la música de la primera escena de Pulp Fiction, y dejad vuestra katana de Hatori Hanzo a un lado de vuestra silla porque con Tarantino el viaje siempre es movido.

Image Hosted by ImageShack.us

En primer lugar, voy a decir lo que no me gustó, para poder explayarme después en todo lo que sí me gustó. No me gustó que Tarantino se está empezando a pasar con sus escenas de diálogos reposados, porque aunque sean ingeniosos, en Malditos Bastardos algunos son un poquitín largos. No me gustó que tenga conciencia de que es un director consagrado porque puede permitirse alargar la película con planos y escenas que antes no habría considerado necesarios. Y no me gustó… nada más, porque de todo lo demás no sobra nada.

Image Hosted by ImageShack.us

Sí me gustó que Malditos Bastardos tiene todo el espíritu de Tarantino. Está dividida en capítulos y es una película coral en la que, aunque no hay saltos en el tiempo, sí que está contada a través de las escenas de personajes que están más relacionados de lo que ellos podrían llegar a suponer nunca.

Image Hosted by ImageShack.us

El personaje de Landa (Christoph Waltz) es increíble. Es uno de esos malos malísimos que aparecen durante toda la película como una mosca en nuestra sopa, como una espada de Damocles que pende sobre el resto de personajes para recordarles que su existencia puede concluir en cualquier momento. Desde la primera escena en la que aparece en una pequeña granja lechera para localizar a una familia escondida bajo las tablas del suelo, se sabe que Landa va a ser el prototipo de nazi cabrón dispuesto a cualquier cosa para llevar a cabo su trabajo. Siempre con actitud reposada, eso sí, comiendo y bebiendo tranquilamente mientras decide el destino de la persona con quien esté hablando en ese momento. Un vaso de leche y una gran pipa de fumar son sus primeros objetos en la película. Algo muy pacífico, ¿verdad? Hasta que compara a los judíos con ratas y les pide a sus soldados que disparen al suelo. Solo un personaje escapa: Shosanna.

Image Hosted by ImageShack.us

Shosanna (Melanie Laurent) es otro buen personaje. La niña judía que crece en París con una falsa identidad encargándose de un cine, hasta que el destino quiere que se cruce con un soldado llamado Frederick Zoller que está loco por sus huesos. Frederick es también un héroe de guerra que mató a casi trescientos enemigos apostado desde lo alto de un campanario, y es además el actor que se interpreta a sí mismo en una película de propaganda. Frederick, enamorado de Shosanna, convence al director para que el estreno sea en el cine de la chica. ¿Qué hace ella? Aceptar, cómo no. ¿Qué planea después? Encerrar a todos los asistentes al estreno, a todo el cuadro de altos mandos del ejército nazi en su cine, y prender fuego después. Me gustó mucho el reencuentro de ella con Landa. Y la sonrisa que emitimos todos los espectadores cuando él le pide un vaso de leche.

Image Hosted by ImageShack.us

La otra cara de la misma moneda, o mejor dicho el tercer vértice del triángulo, es el de los Bastardos, un grupo de judíos americanos que son la mosca en la sopa o la espada de Damocles sobre los nazis. Ellos se atienen a sus propias reglas y su único objetivo es conseguir el mayor número de cabelleras nazis posibles. Aldo Raine (Brad Pitt) es el líder, sin remordimientos y con ganas de divertirse a toda costa. El sargento Donny Donowitz (Eli Roth) es llamado El oso judío, y es uno de los Bastardos a los que más temen los nazis. ¿La razón? Que antes de aparecer siempre se escuchan unos golpes. A continuación, aparece con un bate… y golpea la cabeza del nazi en cuestión hasta que muere. Otro miembro importante es el sargento Hugo Stiglitz, liberado de la prisión por los Bastardos después de que matara a trece miembros de la Gestapo él solo.

Image Hosted by ImageShack.us

Viendo este cuadro no es de extrañar que el mismo Hitler aparezca varias veces en la película enfadado con ellos. Y aprovechando que ha aparecido el nombre, diré que el Führer está visto, desde el punto de vista de Tarantino, como un ser ridículo y bastante cómico. Después de todo, el malo de la película realmente no es él, es Landa.

Image Hosted by ImageShack.us

Si me queda hablar de alguien más, sería de Bridget von Hammersmark (Diane Kruger), una actriz del bando de los alemanes que resulta ser una espía para los aliados. Ella se entera de que al estreno de la película van a ir los altos mandos y propone introducir a tres de los Bastardos en el local para que maten a los que puedan, sin que ellos lleguen a saber que Shosanna, la dueña del cine, planea otro tipo de masacre por su cuenta.

Image Hosted by ImageShack.us

Presentados los personajes, hablaré de algunas escenas. Como ya he dicho, la presentación de Landa es genial. La presentación de los Bastardos no se queda atrás. En una emboscada hecha a un grupo nazi, se van presentando uno a uno al más puro estilo de Kill Bill: con nombre en letras de colores y flashback bestia para demostrar lo violentos que son.

Los métodos de los Bastardos son muy del estilo de Tarantino. ¿Acaso la introducción que hace Aldo cada vez que va a marcar a un nazi no recuerda a otras películas de Tarantino? Aquí, Aldo pregunta tranquilamente al nazi en cuestión si al volver se quitará el uniforme. Cuando el nazi responde que sí, Aldo afirma que no le gusta porque si se quita el uniforme no sabrán que es nazi, y a él le gusta que todos sepan quiénes son los nazis. Así que decide (reposadamente) hacer con su navaja una svástica en la frente del individuo en cuestión. Si no recordáis ningún antecedente de Tarantino, os refrescaré la memoria:

– En Pulp Fiction, Jules (Samuel L. Jackson) solía leer un pasaje de la Biblia (Ezequiel 25,17): “El camino del hombre recto está por todos lados rodeado por las injusticias de los egoístas y la tiranía de los hombres malos. Bendito sea aquel pastor que en nombre de la caridad y de la buena voluntad saque a los débiles del Valle de la Oscuridad porque es el auténtico guardián de su hermano y el descubridor de los niños perdidos. Y os aseguro que vendré a castigar con gran venganza y furiosa cólera a aquellos que pretendan envenenar y destruir a mis hermanos, y tú sabrás que mi nombre es Yahvé cuando caiga mi venganza sobre ti.” ¿No empezaba también de forma tranquila y acababa a lo bestia?

– En Kill Bill tenemos otra muestra: el discurso que hace O-Ren Ishii (Lucy Liu) al consejo de yakuzas. Muy tranquila al principio, pero muy exaltada al final.

Y lo que más me gusta de las películas de Tarantino: que cualquier personaje puede morir. Da igual que seas el protagonista, el antagonista o un secundario muy secundario. Tienes las mismas posibilidades de vivir o morir que los demás. Sólo hay tres reglas: no encontrarte en mitad de una trifulca, no ser el objetivo de una venganza y no mostrar debilidad. Si te encuentras en mitad de una pelea, es cuestión de suerte. Si eres el objetivo de una venganza, no te salvas. Y si muestras debilidad no mereces salvarte. Supongo que esto es lo que piensa Tarantino visto lo visto.

Image Hosted by ImageShack.us

Los que mueren en esta película son, en primer lugar, un montón de nazis porque son el objetivo de una venganza. Y ya, casos individuales, tenemos en primer lugar a la familia Dreifus. ¿Por qué mueren ellos? Porque el hombre que los tenía escondidos no quiso mostrar debilidad ante Landa y acaba delatándolos. Shosanna se salva porque no muestra debilidad al tener la sangre fría de correr y dejar a sus familiares atrás. También mueren algunos de los Bastardos en la escena en la que se encuentran en la taberna con Hammersmark, porque se arma una trifulca. Tenemos en esa escena a un soldado que acaba de ser padre y que acaba muriendo a manos de Hammersmark. ¿Por qué? Porque cuando Aldo quiere bajar a por la actriz, el soldado muestra debilidad al permitirle hacerlo y bajar el arma.

Image Hosted by ImageShack.us

Dos casos significativos son los de Frederick y Shosanna. En mitad de la proyección, él va a verla porque está enamorado de ella y ella, para quitárselo de encima y no frustrar sus planes, acaba matándolo. Justo después de dispararle, ella sigue viendo la película y se siente culpable. Él emite un sonido y ella se acerca conmovida… él la mata de un disparo. No hay cabida para la debilidad en el mundo de Tarantino.

También muere Hammersmark de manos de Landa. Supongo que por ser objetivo de la venganza de éste cuando se entera de que ella es espía para los enemigos. La escena en la que él le pide el pie para probarle el zapato que se había dejado en la taberna es increíble.

Y tenemos a la gran polémica de esta película. En mismo Adolph Hitler asiste al estreno. Realmente pensé durante toda la película que no iba a morir. En fin, es el Führer, ¿quién se atreve a matar al Führer? Tarantino se atreve. Él no se limita a darle una pistola y dejar que lo haga solo. Él pone a dos de los Bastardos, arma en mano, disparando en un estado de locura al gran dictador y desfigurándole la cara con los disparos. ¿Quién se iba a pensar que Tarantino se atrevería a hacer algo así? Y sinceramente, me gustó. Entiendo que puede no gustarle a mucha gente, entiendo que los críticos se echen las manos a la cabeza y se rasguen las vestiduras, pero a mí me gustó. No pretendo justificarlo, pero, si ya te metes en camisa de once varas hablando de un ficticio grupo que se dedicaba a matar nazis, si te inventas el estreno de una película y te añades que los altos mandos del nazismo fueron al estreno y sufrieron la venganza de los judíos… ¿por qué no ir más allá y matar también a Hitler? En el mundo posible que crea Tarantino es coherente que suceda: es objeto de la venganza de mucha gente.

Supongo que si a Umberto Eco le apetecía envenenar a un monje cuando escribió El nombre de la rosa, a Tarantino le apetecía matar a Hitler cuando hizo esta película.

Image Hosted by ImageShack.us

Y no puedo terminar sin hablar de la escena final. Mientras veía la película no lo adiviné, pero ahora sé que no podía haber acabado de otra forma. Landa propone a Aldo no avisar de su ataque terrorista a cambio de una serie de privilegios cuando la guerra acabe. “Uy…”, me dije. “Landa está mostrando debilidad…” Y así es. Van a la frontera y Landa se rinde con una sonrisa, seguro de su triunfo. Aldo, por supuesto, mata al ayudante de Landa y le pregunta a éste si cuando consiga sus privilegios se quitará su uniforme. A partir de aquí, todos los espectadores sonreímos: Aldo iba a marcar a Landa con la svástica en la frente. Su gran obra maestra. Un final feliz.

Image Hosted by ImageShack.us

Sé que muchos no estaréis de acuerdo con todo lo que he dicho, pero es mi opinión y estoy dispuesta a defenderla. Ya sabéis dónde dejar comentarios.

Nos vemos con la próxima película de Tarantino.

Carga dirigida a nadie en especial

Leí hace unos días un artículo de nadie en especial en el que arremetía ferozmente y a ciegas contra toda la industria del cómic. Hacía una elaborada descripción del mucho mal que esta forma de expresión hace al mundo. Y no se limitaba a arremeter contra el lector (el calificativo más positivo que dirigía a esta curiosa especie es de “analfabeto” o “vago” siempre encubriéndolo, claro está, con el verbo florido), sino que arremetía también contra el autor, el productor y el señor que barre las escaleras de la editorial. Después de leer el artículo tomé aire, expiré pausadamente… y me decidí entre pasar del tema o contestar. Mi capacidad de elección se vio interrumpida cuando mis dedos comenzaron a teclear solos. El resultado  fue la siguiente carta.

“Estimado Señor Nadie:

Me ha resultado provechosa la lectura de su artículo. De modo que le estoy agradecida por haberse tomado la molestia de escribirlo. Hace que me pregunte qué sería de los pobres lectores de a pie que no se han acercado nunca a un cómic y se ven instruidos ante la rigurosidad de su estudio en cuanto al tema. Pero hay un par de cuestiones sobre las que difiero, si me lo permite usted.

En primer lugar se queja usted de que el aniversario de Astérix o de Tintín ha tenido más relevancia pública que los aniversarios de Boris Vian, Ionesco o la primera edición de Lolita. No seré yo quien quite veracidad a sus palabras, pero sí quiero señalarle que en la actualidad Ionesco ha quedado para las aulas de Filología Hispánica (si el plan Bolonia no lo remedia), y Nabokov ha quedado como lectura complementaria para los amantes del cine. A Boris Vian no lo menciono porque si hiciera una encuesta, el 90% de la gente creería que es un nuevo diseñador de moda. Es triste esta perspectiva, lo sé, pero es la única que tenemos, y créame si le digo que los cómic no tienen la culpa de que los Gobiernos quieran idiotizar al pueblo (ignorantes ellos no saben que “el pueblo no debería temer a los gobernantes, sino que los gobernantes deberían temer al pueblo”, una cita que usted, por supuesto, no reconocerá).

Califica usted la creación de un Premio Nacional de Cómic como “disparatada”. En esto discrepo totalmente. Existen Premios Nacionales de narrativa, de cinematografía, de fotografía… No entiendo sus razones para negar a los cómics, una forma de expresión totalmente válida, reconocida, divulgada y retribuida; un reconocimiento por parte de las autoridades que correspondan. No sé quiénes han decidido el asunto pero estoy segura de que lo han meditado lo suficiente como para tener una réplica en caso de que alguien cuestionara la decisión.

Claro que sus reproches tienen antecedentes. Le recuerdo que medios que usted enaltece tanto como la literatura o el cine nacieron como entretenimiento. No creo que ni Homero ni los hermanos Lumière tuvieran como objetivo que usted les dedicara buenas críticas en sus artículos. Usted censura a los autores de cómics. Platón censuraba a los poetas en su República. El tiempo sólo da la razón a quien la tenga.

Reconoce usted que leía tebeos cuando era niño, cuando jugaba al parchís y al palé, y añade que la lectura le causó “placer primario y escaso aprovechamiento”. Me sorprende que usted reconozca un oscuro pasado de lector de cómic y aplaudo su valentía. Es más, le animo a que lea a Ana María Matute y recupere su más tierna infancia (le hago esta recomendación porque no me atrevo a recomendarle Yotsuba o Barrio lejano, por ser ambas muestras de ese placer primario al que se refiere).

He sobreentendido por su artículo que le gusta el cine español. Lamento decirle que en esto también estoy en contra. Creo firmemente que todo el cine español es una muestra de lenguaje soez y desnudos gratuitos que debería erradicarse de la faz de la tierra. ¿Le escandaliza mi afirmación? Es coherente con su artículo. Si usted dejó de leer tebeos con Zipi y Zape o Carpanta, yo dejé de ver cine español con Fernando Esteso y Andrés Pajares.

Dice usted también que el cómic es una muestra del “infantilismo expresivo”. No voy a tomarme a mal esta afirmación. Si usted cree que un lector de cómic no ha leído a Thomas Mann, Goethe, Nabokov, Dostoievski o Kafka; entenderé yo a mi vez que usted ni ha oído hablar de Alan Moore, Neil Gaiman o Jiro Taniguchi. La diferencia es que un lector de cómic sí se acerca a la literatura, y usted no quiere acercarse a los cómics. ¿Cuál es la más infantil de las dos posturas? Por cierto, la película Up, no es una “chorrada de plastilina”. Está hecha por ordenador. Aunque no sé por qué me molesto. Seguro que usted no ve nada que no sea cine de autor.

Su siguiente párrafo me lo voy a saltar. Si usted no entiende por qué los cómics pueden tener críticos y ocupar espacio en los medios escritos, no voy a ser yo quien se lo explique. Me llevaría demasiado tiempo y sería… ¿cómo dice usted? De “escaso aprovechamiento”. Eso de comparar una crítica de un cómic con una crítica de una batería de cocina me da hasta risa.

Al menos, lee usted las tiras políticas. ¿No le resulta extraño ser seguidor de algo que según usted no son más que garabatos? Si tiene tiempo, le propongo que lea V de Vendetta y me diga cómo es la crítica política que puede haber en ese género que usted califica de “muy menor”. Claro que le recomendaría muchas más muestras de lo que usted llama “historietas”, pero sería una pérdida de tiempo, ¿verdad? Es lo que tienen los gallos viejos. Nunca quieren ver más allá de su pico.

Pero si lo que le molesta a usted es que los cómics tengan éxito y sus autores ganen dinero, si es usted uno de esos críticos que piensa que para ser artista hay que pasar hambre y sufrir, le recordaré que Lope de Vega, Cervantes, Shakespeare, Marlowe o Plauto tuvieron éxito en su momento. No comenzaré a discutir con usted sobre la polémica del posibilismo ni le diré que soy lectora de cómics y he leído (y entendido) Pedro Páramo. Sólo le mostraré otra de esas muestras de sabiduría que son los refranes al recordarle que no hay mayor ciego que el que no quiere ver, y que quien se pica, ajos come.

Muy afectuosamente, Laura.”

Aquí concluye la carta. Por supuesto, el señor Nadie no la leerá nunca. Si no lee cómics… ¿cómo va a leer blogs? Él seguirá viviendo en su palacio de cristal, fingiendo que le interesan obras que en realidad le aburren y viendo películas que buscan más el lucimiento personal de su director que el interés de los espectadores. Los lectores de cómics seguiremos considerando arte a estas muestras de infantilismo expresivo porque sabemos que gente como este señor están equivocados y algún día tendrán que tragarse sus palabras.

PD: En realidad sí que me gustan algunas muestras de cine español. Así que lo que he dicho antes sobre que es una muestra de lenguaje soez y desnudos gratuitos no se refiere a algunos directores… otros pueden sentirse aludidos.