Sobre productos de lujo y otras cosas… (segunda parte)

¿Recordáis el post que publiqué hace unos días?

Pues… aún hay más. Me decía Raku en los comentarios del post anterior

Pues cuando lo leas, me dices si en esta página doble te falta el bocadillo…

http://www.freewebs.com/shadowcatpryde/astonish.jpg

Y por desgracia, la respuesta es… sí, sí me falta el bocadillo en esa doble página:

Pero es que lo peor no es eso… se podría echarle la culpa a muchas cosas, pero es que… en la primera edición de ese número (me refiero al número en grapa que sacaron en su momento en la serie)… no se lo saltan.

Claro, ¿es muy problemático que falte una viñeta? Bueno… debería seguir siendo comprensible el cómic, ¿no? Así que parece que no demasiado, lo malo… ¡es que es esa viñeta la que explica el nombre del cómic! Así que mejor júzguenlo ustedes…

(Síp, la viñeta es la misma las dos veces con un borrado cutre por encima, pero es que odio doblar estos cómics y además podría estropearse).

No sé si sería una razón para volver a imprimir un cómic, pero ya que es un producto “Deluxe”, bueno… quizás sí deberían hacerlo, ¿no?

Sobre productos de lujo y otras cosas…

Ains… ¿cómo decirlo? Hoy me siento un poco… tocahuevos y claro… teniendo una cosa tan evidente entre las manos… ¿cómo resistirse a ello?

(Aviso, todavía no lo he leído, así que si hay algún error más en el interior, bueno… saldrá cuando le toque su post correspondiente)

Astonishing X-Men (Marvel Deluxe) Nº 01

Edición original: Astonishing X-Men vol. 3, 1-6 USA

Guión: Joss Whedon
Dibujo: John Cassaday
Tinta: John Cassaday
Color: Laura Martin

Formato: Libro Rústica, 160 págs., color.

¡Al fin recopilada, en lujosos tomos cargados de extras, la obra maestra mutante cortesía de Joss Whedon y John Cassaday! Un cómic que marcó una nueva era para La Patrulla-X. Cíclope y Emma Frost reinventan el equipo de mutantes con el objetivo de asombrar al mundo que les teme y les odia. Pero, al tiempo que entra en escena la nueva encarnación de hombres-X, un sorprendente anuncio consigue los principales titulares en todas partes: Alguien ha descubierto como eliminar el gen mutante y convertir en meros humanos a quien así lo desee. ¡La cura está disponible!

Precio: 15 €

Y yo que creía que Deluxe además de un grupo coruñés (un saludo a Adrián que seguro que no me está leyendo) era una forma de llamar a una edición de calidad con un extremo cuidado en la elaboración de su contenido y de su continente… Razones por las cuales se vería incrementado su precio… Pues oyes, coges el tomo, le das un par de vueltas y lo primero que te encuentras es esto:

eldon

Que sí, que estoy de acuerdo, que es una tocada de huevos, pero coñe…
Deluxe debería significar algo, ¿no?

¿Quién me devuelve a mí el largo rato que me pasé pensando si Eldon era el extraterrestre ese o la tía del pelo verde que aparecen en esta serie? XD

Cómics para recordar, orígenes secretos o lo que sea…

Lo reconozco, se me había olvidado completamente el tema este…

Es más, tenía pensado pasar del tema olímpicamente (lo sé, debería haber escrito mundialmente por las fechas en las que estamos y tal, pero creo que se entiende), pero… ¿qué me impide hablar un rato de los cómics/tebeos con los que empecé a aficionarme al tema?

don miki 398

Y es que mis lecturas empezaron, supongo que como las de muchos otros, con los Don Miki. ¿Quién no ha tenido nunca en sus manos un Don Miki? ¿Quién no ha disfrutado con las aventuras del Tío Gilito, de Donald o de Goofy (¿qué queréis, Miki siempre me ha caído mal)? ¿Alguien no ha leído algo de Patomas o los Jovenes Castores? ¿Quién, de los que hayan leído alguna vez un Don Miki, no mira hacia atrás de vez en cuando y piensa: “¿qué les habrá pasado a mis Don Miki?”.

peliculas disney 18

Otras lecturas, no muy alejadas de los Don Miki, que repasaba continuamente, eran los tomos de Películas Disney… Estos deberían estar todavía en mi casa… Lo reconozco, los que más leía (releía y volvía a releer) era el que contenía la versión cómic de Condorman… Aunque lo fui dejando de lado para leer cada vez más el que contenía la historia de los patos que transcurría por el Mississippi…

muerte cap marvelPero claro… si hablamos de cómics, el cómic que más me ha marcado, como ya he escrito una y otra vez… Fue ese que aparece aquí al ladito… Ya sabéis, ese que está protagonizado por el único héroe que, todavía, no ha resucitado en el Universo Marvel…

Si es que todavía se me ponen los pelos de punta cuando pienso en eso de “Nací como Mar-Vell, un hijo del Imperio Kree…

En fin… que cada cual tendrá sus vicios y tal, pero este es de los mejores.

Nada más.

Aaaaaaaaaaadios

Tebeos que me gustaron: La muerte del Capitán Marvel

Lo primero es lo primero y debería enviaros aquí. Con diferencia, con mucha diferencia es el cómic que me marcó y me impulsó a una afición que, muchos años después (casi 22) todavía no he dejado… y he dejado unas cuantas… entre otras, los juegos de mesa, el tabaco, las cartas de Magic…
Pero estoy divagando, y eso ya lo hice aquí. Así que vamos al cómic.


¡¡¡Tantatatachan!!!

Y muere y no lo han resucitado y ahora que lo pienso… ¡¡¡vaya spoiler en la portada!!!

En fin, el guión y el dibujo corrieron a cargo de Jim Starlin (¡¡Acaba la historia!! le dijo Jim Shooter) que no ha vuelto a hacer nada como esto. El argumento es muy simple, los últimos días en la vida del Capitán Marvel. Así de simple… y así de complicado. Porque vamos, contar las últimas horas de vida de un héroe no es nada sencillo, nunca he vuelto a sentir lo mismo leyendo un cómic que cuando lo leí por primera vez, hoy en día todavía se me pone la carne de gallina, así que imagínense…

Y es que el cómic empieza fuerte… El propio Capitán Marvel narrando su vida sin un motivo aparente, cosa que hace sospechar a Mentor (el jefazo de los Titanes y otro de los protagonistas principales de la historia) quien, a partir de ese momento vigilará de cerca a Mar-Vell para confirmar sus sospechas de que algo va mal.
Cuando Mar-Vell acaba agotado después de un combate, Mentor le pide que se someta a unas pruebas, pruebas que demuestran algo que Mar-Vell ya sabe hace tiempo… está muriendo de cáncer.

Una vez que Mentor le ha confirmado lo que ya sabía, Mar-Vell comienza a despedirse de sus allegados, su “mujer” Elysius, una villana reformada que, con el paso del tiempo se ha convertido en la pareja de Mar-Vell (y futura madre de Genis, pero eso es otra historia). Por cierto, una de mis escenas favoritas del cómic es la que acompaña a este texto, con Mentor vigilando, y luego retirándose, la charla entre Mar-Vell y Elysius, no sé por qué, pero siempre me pareció una de las escenas más emotivas de todas las que he leído.

La siguiente escena, en cambio, en principio no me había gustado mucho hasta que descubrí hacia donde corre Rick, claro… La verdad es que no comprendí lo que Rick sentía hasta tiempo después, pensaba que huía (cosa que yo no entendía) y, aunque en parte lo hace, también va en busca de aquellos que cree podrán ayudar a Mar-Vell a salvarse (qué quieren, era joven, no tenía claras estas cosas). Tampoco entendía el “Rick… I’m sorry. I can’t help you” de Mar-Vell, ahora sí lo hago.

Y es que el “pesao” de Rick Jones fue en busca de aquellos que creía podrían ayudar a Mar-Vell… Los Vengadores (curiosamente, yo habría ido en busca de Reed Richards, pero vamos), quienes, como no podía ser de otra forma, ya habían decidido ir en ayuda de Mar-Vell. Con el paso del tiempo, esta escena es, probablemente la que menos me guste de toda la novela gráfica… Mezclar tanto la realidad con los cómics… como que no, una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa. Es como lo de las ciudades inventadas de DC, si tienes ciudades inventadas… ¿qué necesidad hay de cargarse Montevideo en la saga aquella de DC 1.000.000? Es que no me parece lógico… En fin. Sigo con esto.

Otra de mis escenas favoritas, Mar-Vell que ha tenido que quitarse su uniforme porque ya no es capaz de llenarlo. Suelta toda su rabia e impotencia contra una máquina que pasaba por allí… Pero al ser el héroe que es, pasa de la negación a asumir lo que le ocurre a una velocidad pasmosa… No creo que nadie fuese capaz de hacerlo así de rápido.

Y cuando ya es evidente que nadie va a poder evitar la muerte de Mar-Vell… sus amigos y compañeros deciden ir a visitarle. Recuerdo que la escena de Spider-Man llorando (vale, no se vé, pero sí se intuye debajo de la máscara) me puso los pelos de punta… ¿Y qué decir de la aparición del skrull para entregarle la medalla al valor de su raza? Rick Jones lo exclama mejor que nadie… “Tantos años luchando contra ellos y te honran con su condecoración más alta y tu propia raza te deja de lado…”
¡¡¡Si es que Jim Starlin estaba que se salía!!! Es increible la capacidad para definir a los personajes en las pocas líneas que tiene para ello (La Cosa contando batallitas, Spider-Man desmoronándose, La Bestia reflexiva…). Increible, en serio.

Pero la decisión de que Thanos acompañase a Mar-Vell en su último viaje… De verdad que cuando Mar-Vell se levanta “curado” y se enfrenta a Thanos pensé que podría curarse de verdad… Sobre todo cuando comienza a ganar el combate, pero claro, era un combate sin esperanza… Pero Mar-Vell demuestra (otra vez) por qué era uno de los grandes, si no él más grande, cuando decide ver a la Muerte con su verdadero rostro… “Nunca he necesitado las ilusiones”… y ese beso final… y ese último paseo de la mano con Thanos y la Muerte… y…

Esta es otra de esas imágenes que todavía me ponen los pelos de punta…
Pero todavía más el ver que Mar-Vell no tiene una estatua enorme marcando su tumba, si no una lápida (que con el paso del tiempo ha ido creciendo, supongo que eso era inevitable) pequeña con su nombre.

La verdad es que Jim Starlin no ha vuelto a hacer nada como esto, pero vamos, es que… ¡nadie ha vuelto a hacer nada como esto! Claro, lo malo es que nada puede durar para siempre (eso sí, el día que resuciten a Mar-Vell que se preparen en la Marvel, porque van a rodar cabezas y yo mismo me encargaré de ello) y tuvieron que resucitar a Thanos… claro, como no se pueden crear personajes nuevos, había que resucitar a un muerto…
Del dibujo ya tenéis muestras más arriba, el guión es el más emotivo que he leído en 25 años, si no lo habéis leído… ¡no sabéis qué os estáis perdiendo! Así que… ala, a conseguirlo como podáis.

Nada más.

Aaaaaaaaaadios

Tebeos que me gustaron: Spider-Man vs Lobezno

Supongo que lo recordará la mayoría de la gente… uno de esos especiales que publicó Planeta hace años y que realmente merecían el calificativo de especiales.

Spider-Man vs Lobezno

Guión de James C. Owsley (aka Christopher Priest) y dibujo de Mark Bright.

El argumento es el que sigue: Un espía que lleva activo desde la Guerra Fría, conocido de Lobezno, está eliminando a todos aquellos espías que colaboraron con él durante una operación de la KGB. Los gobiernos de todo el mundo han decidido eliminarlo y Lobezno decide ir en su busca. Por su parte, Peter Parker no está pasando por sus mejores momentos, su relación con Mary Jane no es excesivamente buena, tiene problemas en el trabajo y sus actuaciones como Spider-Man dejan mucho que desear llegando a abandonar su papel como tal. Jonah J. Jameson le encarga un trabajo en Alemania junto a Ned Leeds, la búsqueda de un espía retirado que recientemente ha vuelto a la actividad, Charlemagne. Como no podría ser de otra forma, Charlemange es el antiguo asociado de Lobezno que ha viajado a Alemania en su busca. Lobezno reconoce a Peter por su olor y…

Lo primero es hacer una preguntilla… ¿Qué ha sido de Mark Bright? Creo recordar que había hecho algo con Christopher Priest en Pantera Negra, pero… ¿Por qué no ha hecho nada más (que sea conocido, ojo)? Era un dibujante bastante aceptable…
En fin, James Owsley escribe una historia de espías en la que consigue mezclar de una forma creíble a Spider-Man con Lobezno, pero… no me parecía entonces y sigue sin hacerlo ahora que Spider-Man esté reflejado de una manera demasiado correcta. Hay cosas que no pegan con lo que todos sabemos del personaje, sobre todo su forma de actuar, desde el principio, Peter aparece descolocado, no parece él mismo, la verdad, no parece Spider-Man: su lentitud en reaccionar a los disparos al salir del cine es, como poco… extraña. Muy conveniente para lo que quiere reflejar el guionista, eso seguro, pero… ¿después de que el sentido arácnido le avisa del peligro no reacciona más deprisa y se queda pensando si no será un pájaro? En fin… Por lo menos la parte del Bugle está bien reflejada (para lo que era en la época, claro).
Sobre la muerte de Ned Leeds… bueno, quizás sea un poco gratuita, sobre todo, por todo lo que vino después a raíz de esa muerte (la identidad del Duende y toda esa movida), pero claro, no es culpa del guionista, si no del editor que no le impidió hacerlo. Joer, si el editor no sabía la identidad del Duende, ¿quién lo iba a saber? Sobre esto, hay un artículo de Peter David bastante interesante sobre el tema que publicó Dolmen hace años.
De todas formas, creo haber leído no hace mucho que esta historia no existe, porque Lobezno y Spider-Man no se habían encontrado aquí o algo así, no sé, no lo recuerdo exactamente.
A lo que iba, ¿por qué me gustó este cómic? Evidentemente, porque era más joven en el momento en el que lo leí por primera vez, ahora no pasaría de ser otro cómic del montón, pero en su momento los especiales eran especiales, además, la historia me intrigaba y el dibujo no me parecía malo del todo. Incluso te podías identificar con Peter… en el sentido de que todos hemos tenido semanas malas en las que era mejor no habernos levantado de la cama.
Además, Lobezno seguía siendo un personaje semidesconocido, no era todavía el personaje “galáctico” en el que se convirtió poco después de que se publicara esto (seguro que esto ayudó en parte) y todavía no salía en todas las colecciones de Marvel un día sí y otro también.
Nunca he sido un gran comprador de Spider-Man, lo cierto es que, una vez que terminaron los Marvel Team-Up pasé bastante de la colección, por alguna extraña razón compraba números sueltos, pero casi de 15 en 15 números o así, entre ellos la aparición de la “nueva” Capitana Marvel, un número que no entendía que no se publicase en la colección de Los Vengadores… Vamos que compraba números sueltos y siempre, siempre, los especiales, incluidos los dos dedicados a As… ehmm, creo que estos no han superado el paso de los años…

¿Por qué este número tiene tan grato recuerdo en mi memoria? Bueno… era joven (lo sé, me repito mucho) y todavía creía que podía pasar de todo… ¡¡Spider-Man y Lobezno en Europa!! (¿pasarán alguna vez por España?) ¡¡Lobezno había sido espía!! ¡¡La pedazo de paliza que le da Spider-Man a Lobezno!! Ya sabéis, cosas de esas…

Por esas cosas (y alguna más) siempre tendré un recuerdo agradable de este cómic.

Nada más.

Aaaaaaadios

Momentos comiqueros

Rápido repaso político:

– Sra. o Srta. María Antonia Trujillo: las viviendas de protección oficial de 25 o 30 m2, puede usted metérselas donde le quepan.
– Sr. Fraga: váyase por ahí, ¿a estas alturas de su vida pide que la gente salga a la calle?, que gran oportunidad perdida de quedarse callado.
– Sr. Beiras: no sea mal perdedor, hombre. Jubílese, disfrute de sus nietos (si los tiene) y déjese de pataletas que ya ha hecho bastante.
– Sr. Maragall: ehmm, ¿qué se ha tomado?
– Al resto de los políticos… ¡¡Dejen de “fastidiar” (lo reconozco, había puesto otra expresión) al resto de la humanidad!!

Para cambiar un poco el ritmo, pensaba hacer una lista de mis personajes o autores favoritos relacionados con el cómic (cosas que voy a ir escribiendo en cuanto tenga algo de tiempo), pero, para hoy… la lista de los cómics o momentos del cómic que más me han impactado en los últimos 26 años…
Es decir, desde que recuerdo…

Ahh, por supuesto, no tienen ningún orden concreto…

1. Un cómic de Bruguera de Batman en el que se “enfrentaba” a los Jóvenes Titanes.
2. El primer anuncio que leí de Crisis en Tierras Infinitas: “Mundos vivirán, mundos morirán y el Universo DC no volverá a ser el mismo…”
3. La primera aparición de Kitty Pryde en la Patrulla-X.
4. El número en blanco de Alpha Flight (o lo que es lo mismo, Byrne es Dios).
5. La muerte de Robin a través de llamadas de teléfono.
6. El regreso de Vindicator.
7. La muerte de Flash.
8. Todo el Asterix Legionario (es decir, ¿un espía llamado OO-VII? ¿un bretón llamado Espikininglis? Y, sobre todos, Campodetenis…
9. La repercusión que tuvo la muerte de Superman.
10. El aborto de la Mujer Invisible.
11. Los X-Men de Byrne (los primeros, los que se ven en el momento del cambio por Cockrum)
12. Los Vengadores contra Ch’ton (o como se llamase).
13. La primera visita de los 4F a la Zona Negativa.
14. El Superman vs. Spiderman.
15. El despertar del Rey Arturo en Camelot 300.
16. “Arde” de Superman a Mongul.
17. “Queridos papa y mama” (la portada de los Nuevos Titanes de Wolfman y Perez).
18. “Tengo dos ojos pero no puedo ver” del primer volumen de Superman publicado por Zinco.
19. El primer “salón del cómic de Coruña”… (En fin, tener a Marv Wolfman a tiro de escupitajo…).
20. La muerte de Mar-Vell.

Hay muchas cosas que me han ido marcando, y seguro que se me pasa algun momento importante que no recuerdo ahora mismo, pero…, bueno, esto es una lista orientativa, así que, si quieren aportar los suyos, ya saben donde pueden hacerlo…

Nada más.

Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaadios