Pryde and Wisdow

¿Recordáis allá por el año 97 cuando Kitty Pryde y Pete Wisdow eran pareja? Pues ese mismo año Warren Ellis guionizó una historia centrada en ambos personajes…

Pryde and Wisdow

Guión: Warren Ellis
Dibujo: Terry Dodson
Tinta: Aaron Lopresti

Numeración Original: Pryde & Wisdom USA 1 a 3 (Sep – Nov 97)

3 Números de 24 páginas

Precio de portada: 225 pts c/u

Pryde and Wisdow: no sé hace cuánto tiempo que tengo esta miniserie para comentar y creo que es un momento tan bueno como cualquier otro para hacerlo. Lo de que aparezca Kitty es una simple excusa para presentar a la familia de Wisdow y contar algunas cosillas de su pasado. También presenta a La Escuela del Misterio y al Departamento de Muertes Inusuales…
Y bueno… siendo bondadosos la calificaría como flojilla, tiene alguna cosilla interesante, algún “homenaje” descarado y, supuestamente, un buen dibujo. Pero claro, el dibujo de Terry Dodson nunca me ha convencido y la historia que guioniza Warren Ellis tampoco es para tirar cohetes, la familia de Wisdow tiene su gracia y tal pero es que tampoco dan para mucho más que esto.
Siendo bondadosos… es flojilla. Pero que muy flojilla.

Reload de Warren Ellis

Una obra rapidita de Ellis, leer y olvidar al mismo tiempo.

Reload

Formato prestigio 17x26cms, tapa blanda, lomo, 72 páginas a color

Guión: Warren Ellis
Dibujo: Paul Gulacy
Entintado: Jimmy Palmiotti
Color: Guy Major

Correspondencia Original: Reload 1, 2, 3,

El guión de Reload es obra de Warren Ellis, guionista británico que destaca por sus intentos de revitalizar la “crisis” del cómic aportando guiones frescos y nuevos planteamientos. Su trabajo en Planetary, Stormwatch o Wolverine son sólo una muestra de sus más de treinta novelas gráficas.
En cuanto al dibujo de Reload, es obra de Paul Gulacy, un dibujante que lleva desde los años 70 en el mundo de la historieta.
A veces, una sola persona, con el entrenamiento adecuado, puede causar más daños que todo un ejército. Ese es el caso de la agente Kiva Reed, una de las armas más mortíferas del gobierno de los Estados Unidos que ha vuelto para atacar a quienes lo crearon, y su primer objetivo es asesinar al Presidente.

Precio: 6.95 €

Reload: Chris Royal es un agente del Servicio Secreto que está a dos días de retirarse del servicio activo y en cuya vigilancia el Presidente de los USA es asesinado. Chris consigue tomar una foto de la asesina pero cuando comienza a investigar su identidad sus superiores le dicen que abandone su investigación y que ya han capturado a la asesina. Chris sigue la investigación por su cuenta y esta le lleva hasta una agente de Acción Directa/ ASI, Kiva Reed, que le dice que el gobierno está controlado por la Mafia y le pregunta si quiere ayudarle a deshacerse de los corruptos…
Tiene un buen dibujo y el guión es entretenido… pero tampoco se le puede pedir más. Se deja leer, es entretenido, tiene un buen dibujo y nada más.

Batman: Black & White Nº 02

Lo sé, lo sé, lo publicaron hace años… qué le vamos a hacer. Yo también tengo una pila de lectura considerable.

Batman: Black & White Nº 02

Edición original: Batman Black & White Nº 2 USA

Guión: Warren Ellis, Ty Templeton, Walter Simonson, Brian Azzarello, Steven T. Seagle, Harlan Ellison, John Arcudi, Kelley Plunckett, Paul Levitz, Alan Brennert
Dibujo: Tim Sale, John Paul Leon, Eduardo Risso, Jim Lee, Marie Severin, Gene Ha, Daniel Torres, José Luis García- López, Tony Salmons, Paul Rivoche

Color: Blanco y negro

Formato: Libro cartoné, 176 págs.

Los primeros números de la colección Batman: Gotham Knights incluyeron complementos en blanco y negro que recordaban el exitoso volumen editado en los años 90 donde autores de renombre aportaban su particular visión al mundo del Caballero Oscuro. Ahora los 16 primeros complementos se recopilan en esta edición que además incluye 40 páginas de material exclusivo para el recopilatorio. Detrás de una portada dibujada por Mike Mignola se esconden historias cortas de autores como Paul Dini, Warren Ellis, Harlan Ellison, Alan Grant, Dave Gibbons, Brian Azzarello, Howard Chaykin, Alex Ross, Gene Ha, Jim Lee, Gene Colan, José Luis García-López o John Byrne, entre otros.

Precio: 11,95 €

Batman – Black & White – Volumen 2: al igual que en la revisión del tomo anterior, a continuación título, autores (o autor) y un brevísimo resumen de la historia mezclada con mi breve opinión sobre la misma…

Estudio práctico: guión de Paul Dini y dibujo de Alex Ross. Batman ha capturado al Joker y le ha vuelto a encerrar en Arkham, uno de los psiquiatras revisa su historial… escrito por Harley Quinn. Otra revisión del origen del Joker y van… buen dibujo.

Batsman: guión de Ty Templeton y dibujo de Marie Severin. Una aburrida parodia sobre Batman y sus historias. Francamente pésimo tanto en guión como en dibujo.

Cuestión de confianza: guión de Chris Claremont y dibujo de Steve Rude y Mark Buckingham. Bruce Wayne acude en ayuda de una vieja amiga que necesita… ¡un canguro para sus dos hijos! Es divertido ver a Bruce Wayne en un entorno tan diferente al suyo. Entretenido.

Noche tras noche: guión de Kelley Puckett y dibujo de Tim Sale. Bruce Wayne tiene todas las noches el mismo sueño con la muerte de sus padres y todas las noches sale a detener criminales pero no el que querría detener en realidad. Está bien, sin más.

Buenaventuras: guión de Steven T. Seagle y dibujo de Daniel Torres. Batman y un detective se alían para investigar la muerte de una pitonisa. Entretenido y dibujada por un español.

Convertirse en murciélago: guión de Warren Ellis y dibujo de Jim Lee. Batman investiga el asesinato de una prostituta y vemos parte de su preparación. La historia tiene un pase pero el dibujo es francamente pésimo y parece que Jim Lee no lo ha terminado.

Batman con Robin el chico maravilla: autor John Byrne. Una historia que recuerda poderosamente a el Superman/Batman Generaciones en la que él y Robin “protegen” a una banda de delincuentes a los que no pueden acusar de nada. No está mal, pero… cualquier tiempo pasado fue mejor.

Nariz rota: autor Paul Pope. Un ladrón le rompe la nariz a Batman y este le busca para devolvérselo después de tomarse un par de analgésicos. Por esta historia no me compré el tomo que apareció hace un par de meses…

Saludos desde… Gotham City: guión de John Arcudi y dibujo de Tony Salmons. Un recién llegado a Gotham envía una postal a su madre para decirle que ha visto a Batman en persona deteniendo a un grupo de criminales sin decirle que él era uno de ellos. Lo único que se salva es el giro final, si no pasaría sin pena ni gloria.

El juego del escondite: guión de Paul Levitz y dibujo de Paul Rivoche. Después de un accidente en el metro, Batman busca urgentemente a un niño desaparecido. Nada del otro jueves.

El acertijo: guión de Walter Simonson y dibujo de John Paul Leon. Enigma entra en la casa de un millonario recientemente asesinado para encontrar la respuesta a un acertijo escrito por Lewis Carroll pero Batman le está esperando. Otra historia relacionada con Alicia en el País de las Maravillas, viva la originalidad.

El juego del murciélago y el ratón: guión de John Arcudi y dibujo de John Buscema. Un criminal cree haber matado a Batman pero aparece un mendigo donde lo está celebrando y le dice que sigue vivo, el matón y su grupo van a rematarlo, pero… Ni fu ni fa, Buscema cumple pero poco más.

Cicatrices: guión de Brian Azarello y dibujo de Eduardo Risso. Zsasz es capturado por Batman después de asesinar a un grupo de pandilleros y discuten sobre lo que significa el poder. Como historia no está mal, aunque no creo que Batman ayude a la gente para que le deban una, pero si lo dice Azarello…

Apagón: guión de Howard Chaykin y dibujo de Jordi Bernet. Después de detener un robo de Catwoman durante un apagón en 1943, ella y Batman se alían para detener a un espía nazi. Lo mejor es que Catwoman está dibujada igual que Clara. El resto es legible, pero nada más.

Guardián: guión de Alan Brennert y dibujo de José Luis García-López. En medio de una detención, Batman se encuentra con la ayuda no solicitada del Green Lantern original con lo que se puede ver las diferencias entre sus estilos y su relación con la policía. Indiferencia total.

¡Un caso a punto de nieve!: guión de Bob Kanigher y dibujo de Kyle Baker. Batman tiene una pesadilla relacionada con un caso en la nieve y su hijo Batman Jr. Totalmente olvidable.

El bandido en blanco y negro: autor Dave Gibbons. Batman tiene que detener a un bandido obsesionado con los objetos en blanco y negro. Sin pena ni gloria.

Dinero falso: guión de Harlan Ellison y dibujo de Gene Ha. Unos agentes del Tesoro le piden a Batman que detenga a unos falsificadores de billetes. Legible y con buen dibujo.

La apuesta: guión de Paul Dini y dibujo de Ronnie del Carmen. Poison Ivy y Harley Quinn hace una apuesta sobre si Poison puede o no besar a todos los hombres de Arkham, cuando sólo queda el Joker, Harley toma medidas. Es divertido.

Infierno tormentoso: guión de Tom Peyer y dibujo de Gene Colan. Batman asusta hasta la muerte a un psicópata homicida. Me dejó totalmente frío, nunca me ha gustado Gene Colan.

¿El fin del murciélago…?: guión de Alan Grant y dibujo de Enrique Breccia. Batman y el Espantapájaros son infectados por sus respectivos gases del miedo e inician una lucha de resistencia para descubrir quién aguanta más. Legible pero poco más.

Mira que el nombre de los autores debería dar como resultado grandes historias y páginas de diversión continuadas, pero… podría contar con los dedos de una mano las historias que realmente me han gustado. Cosas que pasan en este tipo de tomos, uno no puede fiarse de los autores, está claro. Ahh, tampoco me convence que haya autores “repetidos”, pero bueno, ellos sabrán.

Iron Man Extremis

Y esta va a ser chunga de defender… ¿por qué? La respuesta un poco más abajo…

Iron Man Extremis

Guión: Warren Ellis
Dibujo: Adi Granov

Contiene Iron Man vol. 4, 1-6 USA

Libro en tapa dura. 160 páginas

La esperada recopilación en Marvel Deluxe de la vuelta del Vengador Dorado a primer plano de la Casa de las Ideas, con el prestigioso guionista Warren “Planetary” Ellis uniendo fuerzas con el artista digital Adi Granov, en un exultante esfuerzo por redefinir al héroe de la armadura dorada de cara al siglo XXI. Una tecnología de nueva creación amenaza con esclavizar a la humanidad. ¿Qué es Extremis y quién la ha desatado sobre la tierra?

Precio: 16.0 €

Mirad los comentarios que yo mismo dejaba a un post realizado por Emilio hace… ¿tres años? Caray.

Empezaba con esto (por cierto, pueden ver los comentarios al post en el enlace anterior):

No, no, no… es un truuuuuuño. es más, incluso diría que es un truuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuño muy grande.

El dibujo no es que esté mal, es que es horrible. Te cuentan en seis números algo que no dá para más de dos y Ellis no sabe qué hacer con el personaje, eso o es que el personaje es muy malo…

Por cierto, estoy hasta las narices de el arreglar los orígenes de los personajes para contar algo, ¿tan poca imaginación tienen los escritores hoy en día?

Nada, nada, que es muy malo, hombre… Y sí, yo lo leí mes tras… tres o cuatro meses, porque hay que ver lo negada que está Marvel últimamente para cumplir las fechas de entrega. Han pasado del ¿por qué tenemos que hacer sólo doce números al año? al ¡¡por Dios, por Dios, qué seamos capaces de hacer doce números al año!!
¡¡Muerte a la grapa!!

Ya me diréis qué tienen que ver las churras con las merinas si yo soy el que compra (y compraba en ese momento) las grapas yankis… no de esta serie pero sí de muchas otras. Y qué voluble es la gente (o sea, yo)… de Geoff Johns siempre escribo que lo mejor que hace es reescribir orígenes – sobre si la Blackest Night es buena o mala ya se verá, lo que actualmente sí estoy convencido es de que Final Crisis ha sido una gilipollez y una tomadura de pelo considerable ya que se sigue sin ver las consecuencias de la misma en ninguna parte, aunque esto estaría relacionado con Morrison, pero da igual, si no lo escribo reviento – y a Ellis le critico por actualizar, otra vez, el origen de Tony Stark…

Mi siguiente comentario era:

[…] mi mayor problema, en general, con Iron Man es el propio Iron Man (y lo digo yo que he tenido en dos ocasiones el volumen I de Planeta completo y las dos veces me he deshecho de el…). Pero joer, es que hay que reconocer que esta historia es mala. Y sí, leída en un sólo bloque o tomo puede parecer mejor de lo que es, pero esta historia es una demostración de que la grapa actual no tiene sentido.
Y mucho menos con este guionista y este dibujante.

Me gustaría mandarme un email a mi yo de hace tres años para preguntarle qué empecinamiento tenía con las grapas en ese momento… porque la verdad es que ahora mismo no lo recuerdo.

En el siguiente comentario, Emilio me repetía una frase que uso habitualmente (“no hay personaje malo si no guionista incompetente”) a lo que yo respondía lo siguiente:

No, no, mantengo lo de que no existen los personajes malos si no los autores malos, pero… Iron Man es la excepción a esa norma.
Recuerdo con cierto “cariño” la saga de Camelot de Iron Man y el Dr. Muerte (la que transcurre en el pasado, no en el futuro), y también podría decir que me gustaron las Stark Wars, pero… de Iron Man ni siquiera puedo salvar la etapa de Byrne (que era pasable).

Así que sí, Iron Man es la excepción a esa regla. Porque, para mí, nadie ha conseguido hacerlo medianamente interesante.

Y te puedo asegurar que esperaba la etapa de Ellis con ganas.

Así que, dejando a un lado las grapas y como yo mismo decía no era cosa del guionista (aunque quizás un poco sí) el problema básico era del personaje… Hay tres personajes que, a día de hoy, aborrezco por encima de los demás: Iron Man, el Caballero Luna y Daredevil… A este trío se le podrían unir perfectamente Punisher, el Motorista Fantasma y alguno que otro más que ahora mismo no viene al caso. Si quitásemos a Iron Man se vería claramente que mi problema son los personajes callejeros que no son Spider-Man (o El Merodeador – Hobie Brown -, a ver si alguien lo recupera y le da la fama que tendría que tener porque lo que es su traje mola muchísimo) y tampoco puede decirse que este sea santo de mi devoción, así que claramente el problema es Tony… ¡pero si incluso en la Civil War estaba del lado de los rebeldes debido a él! ¿Qué tengo contra Tony? No sé… siempre me ha parecido una copia de Green Lantern y bueno… Hal me gustó más que Tony desde un primer momento, Tony no hacía más que copiar lo que hacía Hal… ¡incluso le copió la elección del sustituto!

En fin, vamos con la historia que ya me van a caer palos suficientes por decir que no me gusta Iron Man (menos mal que no hablo de Naruto…). El resumen rápido de la historia es que la máquina definitiva se enfrenta al humano definitivo y acaba venciéndole después de hacer trampas y convertir al humano que maneja la máquina definitiva en el humano definitivo… Todo eso contado a lo largo de seis números estirados hasta la saciedad en el que aparecen varios personajes nuevos del “pasado” de Tony y de los que no se sabía nada hasta el momento, claro. Ya se sabe, Ellis reinicia el personaje, cambia un poco su pasado, le añade un par de personajes nuevos para crearle un nuevo transfondo y acaba provocándole un cambio importante para que lo desarrolle el guionista que venga a continuación. El problema es que hay números en los que no pasa absolutamente nada y su publicación en grapa es totalmente incomprensible. En tomo aún podría tener un pase, aunque conociendo otros trabajos de Ellis… resulta bastante decepcionante, al menos para mí.

El dibujo de Adi Granov… es bonito (y sus diseños para la película son espectaculares), pero es que el tío es tan lento… Me pasa como con Cassaday en Planetary, el resultado es bueno, pero… ¿merece la pena la espera? Está claro que es más ilustrador que dibujante, así que sus páginas tienen cierta falta de movilidad. Cosas que pasan.

Debería haber sido mucho mejor, pero… es lo que pasa con los trabajos alimenticios.

Black Summer

Una Transmetropolitan, otra Watchmen… ¡¡Warren Ellis está que se sale!! (Modo irónico off)

Black Summer

Guión: Warren Ellis
Dibujo: Juan Jose Ryp
Color: Mark Sweeney, Greg Waller

Tomo 17x26cms, tapa blanda, 208 páginas a color

Correspondencia Original: Black Summer

¿Qué sucede cuando un superhéroe llega a la conclusión de que no tiene más remedio que matar al presidente de los Estados Unidos porque cree que ha arrastrado al paí­s a una guerra ilegal en Iraq y además ha robado las dos últimas elecciones?
Al principio se crearon los Seven Guns, un grupo de supehéroes que combatí­a la criminalidad en las calles para defender a los ciudadanos contra un sistema corrupto. Luego, John Horus, el más poderoso de todos ellos, empezó a trabajar directamente para el gobierno en su empeño obsesivo por construir un futuro mejor. A continuación, John Horus decidió que nadie estaba por encima de él y de su propia ley, precipitando el paí­s al caos más absoluto y convirtiendo a sus antiguos compañeros – algunos lisiados, otros locos – en blancos vivientes de militares dispuestos a borrarlos de la faz de la tierra.
La última obra del guionista Warren Ellis, el genial creador de Transmetropolitan, Blackgas y Doktor Sleepless, que en esta ocasión encuentra un aliado perfecto en el minucioso y espectaculararte del español Juan José Ryp.
Incluye material inédito, elegido expresamente por el dibujante para esta edición.

Precio: 15.00 €

Black Summer: hay siete superseres públicos en los USA, ¿ok? El problema es que uno de ellos está muerto y el otro, que era el compás moral del equipo, fue gravemente herido y está retirado de las heroicidades y borracho la mayor parte del tiempo. Así que cuando el más poderoso de ellos decide que el Gobierno de los USA está corrupto y que lo mejor que puede hacer es matar al presidente y llevar a cabo unas elecciones limpias… ¿a quién le va a consultar antes de hacerlo? A nadie. Así que lo hace y claro… los humanos normales no se lo toman demasiado bien y comienzan una caza de héroes. Héroes que quieren sobrevivir a los ataques del ejército y, al mismo tiempo, detener (¿o será apoyarle?) al que ha asesinado al presidente…


Empezaré por el dibujo que está a cargo de un español, Juan José Ryp, cuyo estilo recuerda poderosamente al de los dibujantes de Image noventeros o al de Geoff Darrow, es una mezcla entre ambos. Tiene un estilo bastante sangriento que se adapta muy bien a la historia de Ellis. Ellis… cumple, una historia entretenida, actual, con sorpresas – aunque algunas eran bastante previsibles -, personajes interesantes y con esas conspiraciones que tanto le gustan. Curiosamente el único personaje medianamente decente es el General al que ordenan acabar con los héroes, sabe que no es correcto y que no podrá hacer nada contra ellos, pero… es su deber.
Es digno de leerse. Pero no es Watchmen, es Black Summer.

Doktor Sleepless – Libro 1 – Engines of desire

¿El nuevo Transmetropolitan? ¿Pero qué se ha fumado Ellis?

Doktor Sleepless – Libro 1 – Engines of desire

Guión: Warren Ellis
Dibujo: Ivan Rodriguez
Color: Mark Sweeney, Greg Waller

Tomo 17x26cms, tapa blanda, 216 páginas a color

El nuevo Transmetropolitan.
En los lugares donde no existe la pluralidad de pensamiento, una voz fuerte y clara puede causar auténticos estragos.
Años atrás, John Reinhardt fue uno de los propulsores de la subcultura de los Grinders, movimiento cuyos seguidores practican modificaciones extremas de su cuerpo, y de las Shrieky Girls, mujeres que se conectan entre sí­ en red para sentir lo mismo al mismo tiempo. Ahora, John Reinhardt ha vuelto a Heavenside convertido en Doktor Sleepless, la caricatura del cientí­fico loco, y se ha traí­do consigo una pregunta: “¿Dónde está el futuro que nos prometieron?”. Con tal de hallar la respuesta, no dudará en poner patas arriba la ciudad. Por la noche, Doktor Sleepless emite a través de una frecuencia de radio disparatados monólogos y recorre la ciudad acompañado de su letal enfermera. Nadie, aparte de su antigua novia, sospecha lo peligrosas que van a ponerse las cosas…
Una nueva genialidad de Warren Ellis, el creador de Transmetropolitan, Blackgas y Black Summer.

Precio: 15.00 €

Doktor Sleeples – Libro 1 – Engines of Desire: y es que no hay muchas similitudes entre Transmetropolitan y esta. Vale, los protagonistas de ambas tienen una visión crítica del mundo; ambos protagonistas tienen ayudantes; ambos se drogan y ven cosas raras; y a ambos les gusta tocarles las narices a la autoridad… Pero ahí se acaban las similitudes entre ambos. El Doktor no tiene una ex-mujer que le quiere matar, sólo tiene una ex-novia a la que tiene acojonada, el Doktor no lo sabe todo – y lo más grave es que no sabe que su enfermera se cargó a un conocido suyo al que iba a necesitar más adelante – al menos por ahora y Spider sabía incluso demasiado; el Doktor tiene pelo y no parece tener tatuajes. Además, la diferencia principal es que el Doktor es un personaje de cómic. Vamos que no es la nueva Transmetropolitan.
Lo que no quita que sea una historia bastante interesante y muy pasado de vueltas, otro de esos cómics totalmente necesarios de Ellis. El dibujo de Iván Rodríguez muy bien, no es el mejor dibujante del mundo pero cumple de sobra.
Lo que sí tiene es una página web dedicada a la serie que se va actualizando aleatoriamente con datos de la historia y los personajes. Echadle un ojo. Si queréis, claro.

Dark Blue

Dark Blue

Guión: Warren Ellis

Dibujo: Jacen Burrows

Tinta: Terry Staats

Color: Blanco y negro

Formato: 80 págs.

Introducción a la obra, de Warren Ellis.

Esta es una de esas historias que empiezan con una sola idea que apareció en mi cabeza hace años. Estaba leyendo una entrevista con el ya fallecido etnobotanista Terrence McKenna, hacia finales de los ochenta o principios de los noventa. No recuerdo bien cuando. En Inglaterra, a finales de los ochenta o principios de los noventa, estábamos todos drogados, aunque no estuviéramos bailando. Ni siquiera sabría decir donde lo leí. Recuerdo vagamente que convencí a mi novia de entonces para que me comprara el único ejemplar de Evolution, una revista creada por viejos hippies convencidos de que los nuevos ravers eran sus hijos espirituales, y puede que estuviera allí. Evolution daba un poco de vergüenza, en realidad. Intentaban convencer a los chicos de que tomaran E como si fuera caramelitos de Pez, y de que los ácidos eran “vitaminas psíquicas”. Incluso tenían a un tipo llamado “DJ Fractal”, o algo que sonaba igualmente falso, vendiendo “vitaminas psíquicas”, Pink Floyd y cereales orgánicos a chicos de clase media vestidos con monos rosas demasiado grandes, que en realidad sólo querían colocarse y bailar en algún descampado de los alrededores de Londres durante diez horas seguidas. “Niños, salid al campo y danzad, cavad nuestra sucia Tierra!”, mis cojones.

En fin. Terrence McKenna empezaba a despuntar entonces como un gurú de la naciente cultura rave, intentand captar a gente mientras sus mentes siguieran abiertas. O, al menos, mientras algunos de nosotros esperábamos que sus mentes estuvieran abiertas. Merecía la pena escuchar a McKenna. Era extremadamente ocurrente, más que un poco loco, y con una gran formación. Era, después de todo, un etnobotanista serio, aunque tocado por lecturas esotéricas y una vena evangelista encontrada tarde en la vida. McKenna buscaba drogas chamánicas. Sostenía que las sustancias psicodélicas eran de hecho cruciales para la evolución humana, y además estaba fascinado por las experiencias chamánicas. Y esto le llevó a la DMT.

La dimetiltriptamina se fuma. Los efectos alucinógenos duran unos diez minutos. El cerebro humano tiene receptores diseñados para acomodar la molécula de DMT, que está presente también en el metabolismo normal. McKenna ha descrito vívidamente lo que pasa quince segundos después de la ingestión; “El mundo se convierte en un laberinto árabe, un palacio, una más que posible joya marciana, repleta de diseños que inundan la mente asombrada de maravillas complejas e indescriptibles…”

Pero esto no es lo más extraño de la DMT. El trozo que a mí me fascinó fue este:

Casi la mitad de todos los que describen experiencias con la DMT dicen haber tenido la misma alucinación.

Cuando tomas DMT, vas a un lugar que está codificado en la propia droga.

Y me ha costado diez años encontrar el momento para escribir la historia que se me ocurrió de inmediato al leer esta información.

Warren Ellis

Inglaterra – Octubre 2000

Precio: 6 €

Vaaaaaaaaale, ya he visto una introducción tan larga como la de Strange Kiss… XD

Dark Blue: la historia comienza con un policía bastante violento que está apaleando a un detenido para obtener información sobre el paradero de un criminal que le obsesiona. La única forma que tiene su compañera de detenerle es dejándole K.O., pero… cuando el policía comienza a sufrir alucinaciones hay que preguntarse si el mundo en el que vive es real o es una alucinación provocada por el consumo de drogas… concretamente el de una droga llamada LD50. Por lo que se ve, la segunda opción es la correcta, el protagonista no es policía si no un agente de la CIA que se está recuperando de un bombardeo que le hirió mientras recopilaba información en Yugoslavia y todo lo que pasa por su mente es una alucinación provocada por la droga LD50…
Así que… ¡no era un sueño! ¡Era una alucinación provocada por el consumo de una droga! Otra obra menor en la carrera de Ellis con las que igual gana pasta, pero coñe… ¿tanto gana como para publicar estas cosas?
En el dibujo Jacen Burrows, al que ya habíamos visto en 303 y en Las crónicas de Wormwood, según gustos, pero… nada del otro jueves.
Tanto guión como dibujo son muy flojos, así que… otra obra para olvidar.