El yelmo del destino

El yelmo del destino

Guión: Steve Gerber, Steve Niles, Bill Willingham, Gail Simone, Tad Williams
Dibujo: Duncan Rouleau, Phil Winslade, Peter Snejbjerg, Shawn Mcmanus, Scott Hampton
Tinta: Peter Snejbjerg, Scott Hampton, Duncan Rouleau, Shawn McManus, Phil Winslade
Color: Chris Chuckry, Lee Loughridge, Mike Atiyeh

Formato: Libro rústica, 128 págs.

La décima era mágica está a punto de empezar… pero necesita a un nuevo campeón. Necesita un nuevo Dr. Destino. De las páginas de 52 llega este especial que se aventura en los rincones más oscuros del Universo DC mientras el talismán místico supremo, El yelmo de destino, busca un nuevo portador. ¿Quién será el sucesor del Dr. Destino? ¿Zauriel, Black Alice, Detective Chimpancé, Sargon, Ibis? Algunos de los mejores autores de hoy día como Steve Niles, Gail Simone, Bill Willingham, Duncan Rouleau, Peter Snejbjerg y muchos más se unen para llevarte por un viaje como ningún otro para encontrar al maestro de la décima era mágica… ¡el Dr. Destino!

Precio: 10,95 €

El yelmo del destino: este cómic es… una estafa. No, no hablo del precio, cinco números (128 páginas) por 10,95 euros no me parece excesivo… Hablo sobre todo de su contenido, porque lo venden como si en el tomo se fuese a descubrir al sucesor del Dr. Fate… Y no es así, vamos, es que ni siquiera se acercan a ello.
Cinco historias distintas en las que, por nombre que no por resultado, destacan mucho más los guionistas que los dibujantes. Como podéis suponer el resultado es muy irregular… tirandoa muy malo.
Empecemos:
– la del mono es divertida, sin más. Tiene un dibujo bastante feo y… mejor no insistir demasiado.
– la de Sargón es mala, sin más. No se salva ni el guión ni el dibujo.
– la de Black Alice es… imposible de clasificar de manera positiva (no entiendo al personaje para nada).
– la de Ibis… ¿ein? Ni idea, si querían presentar a un nuevo personaje (o actualizarlo, lo que queráis)… ¿no sería mejor hacerlo en cualquier otra serie?.
– la de Zauriel… igual que las tres anteriores. Horrible… ¿Un ángel tentado? Qué original…
Así que… horrible. Lo único que se salva es la portada de Bolland… porque el resto es bazofia pura. Así que si sumamos la estafa a la bazofia… ¿compra segura?

Los detectives muertos y Los libros de la magia

Bueno… hay novedades que comentadas juntas son aún más extrañas… Al menos estas dos tienen algo en común… La aparición de un personaje… Aparece poco, pero aparece.

losdetectivesmuertos.jpgLos detectives muertos

Autora: Jill Thompson

Edición Original: The Dead Boy Detectives USA
Fecha Edición: junio de 2006
Formato: 144 págs.

Resumen: Harán lo imposible por resolver el caso.
Rowland y Paine, los adolescentes británicos muertos que aparecieron por primera vez en Sandman: Estación de nieblas, de Neil Gaiman, viajan a los Estados Unidos para investigar el caso de una chica desaparecida en una lujosa academia internacional para señoritas.
Naturalmente, al inquisitivo dúo no le queda otro remedio que vestirse de chicas para poder resolver el caso. Ha llegado la hora de los secretos, de las peleas de comida y de los espías. Mientras tanto, los Detectives Muertos aprenderán unas cuentas cosas sobre la vida gracias a las hijas precoces de ricos embajadores y de estrellas rebeldes del rock.
Este manga también incluye una introducción a la biblioteca Sandman y un extracto de A las puertas de la muerte, el primer manga de Jill Thompson.

Precio: 7,5 €

Y… poco que decir, la verdad. Me gustó mucho más A las puertas de la muerte que este, lo que no quiere decir que este sea malo, ojo, si no que… me gustó mucho más el otro. A fin de cuentas, era una historia de Gaiman, y hasta el peor de los escritores es capaz de sacar algo bueno de una idea de Neil Gaiman (exceptuando, claro, el que se encargó de escribir la continuación de 1602)… Total, sólo era una versión de lo que ya había escrito antes…
Volvamos a este, Los Detectives Muertos, aunque utiliza a personajes creados por Neil Gaiman, no sigue ninguna historia (al menos no directamente) de las que ideó Neil Gaiman, lo que hace (como se ha hecho en muchas otras ocasiones, no estoy atacando a Jill Thompson por esto, ojo) es crear una historia nueva que les lleva a los USA… Es divertida, se deja leer, pero… es floja, muy floja. O al menos no he sido capaz de engancharme con los personajes. Tendré que dárselo a leer a mi sobrina a ver qué le parece…

*—————*

librosmagia.jpgLos libros de la magia, de Neil Gaiman

Guión: Neil Gaiman
Dibujo: John Bolton, Charles Vess, Scott Hampton & Paul Johnson

Edición Original: Books of Magic Nº 1 a 4 USA
Fecha Edición: junio de 2006
Formato: 192 págs.

Resumen: Horror y humor, maravilla y sobrecogimiento: el conocimiento de lo oculto… Una historia fascinante. Una experiencia encantadora. Un viaje inolvidable.
Neil Gaiman -el exitoso novelista, creador del cómic mundialmente famoso The Sandman- nos ofrece un hipnotizante relato sobre los peligros y las oportunidades de la juventud y sus infinitas posibilidades.
Ilustrado por cuatro de los mejores artistas del cómic, John Bolton, Scott Hampton, Charles Vess y Paul Johnson, Los Libros de la Magia recopila los cuatro números de la miniserie original que presentó a Timothy Hunter y puso la base para sus siguientes aventuras.

Precio: 12,95 €

El guión es muy interesante, aunque haya partes que me resultan intragables y el dibujo es… muy variado. Habrá gente que diga que el dibujo es maravilloso, otra que diga que es regular y otra que diga que es malo… A mí pueden situarme entre la segunda y tercera opción. Aunque puedo entender el cambio de dibujante (cada uno refleja una época distinta)… creo que podría haberlos mucho mejores.
Lo mejor es la “creación” de la Brigada de la Gabardina, la creación de Tim Hunter y como, Neil Gaiman, a pesar de que no parece preocuparse mucho por la continuidad del Universo DC, logra encajar la historia de la magia de DC en continuidad y, por lo que parece, sin forzar demasiado… Este es uno de esos cómics que hay que leerlos para disfrutarlos.
Lo recomiendo, seguro que lo recomiendo, lo que no recomiendo es la serie que siguió a esta…

Nada más.

Aaaaaaaaaaaaaaaadios