Universo DC: Flash Nº 07

Universo DC: Flash Nº 07

Edición original: Flash Nº 153-163 USA

Guión: Bryan Agustyn, Geoff Johns, Mark Waid, Pat McGreal
Dibujo: Angel Unzueta, Paul Pelletier, Ron Lim, Scott Kolins

Formato: Libro rústica, 464 págs., color.

La colección Universo DC acoge la famosa etapa de Mark Waid en Flash. Aclamada por público y crítica, esta etapa se ha convertido en un referente en lo que al género superheroico se refiere. Waid profundizó en el personaje como pocos lo habían hecho, enfrentándole, no solo con los enemigos habituales, sino consigo mismo y el legado que suponía llevar el traje de Flash, no solo ahora con relación al pasado… sino también con el futuro. Además de por la historia en sí, esta colección guarda un rincón especial entre los lectores españoles porque acogió entre sus páginas a autores como Carlos Pacheco, Salvador Larroca y Oscar Jimenez cuando daban algunos de sus primeros pasos. ¡Toda esta excelente etapa del Velocista Escarlata por fin disponible de principio a fin!

Precio: 24 €

UDC Flash 07: y seguimos con la etapa del Flash oscuro… Entiéndase por Flash oscuro al Flash ese con el traje rojo y plateado y no al Dark Flash que aparece cuando un velocista está a punto de morir… Pero no empieza donde lo dejamos en el tomo anterior… si no que lo primero que hacen es presentar a un nuevo villano, Replicante – que tiene los mismos poderes que los Rogues – cuyo mejor momento es… bueno, tampoco es que sea suyo, es el título de la historia en el que lo presentan “Twenty-First Century Rogue”. Síp, el personaje es penoso – y además dibuja Ron Lim, así que… -.
Lo malo es que después de esto no mejora, otro villano ridículo, El Hombre Plegado, y los autores desarrollan un poco la relación entre el nuevo Flash (mejor que Flash oscuro, ¿no?) y la policía Ángela Margolin, con la que se cita pero a la que no ha revelado su identidad. Por otro lado, Max Mercury, Jesse Quick e Impulso siguen investigándole para descubrir su identidad… E Impulso sigue hablando de Linda… ¿Y qué es de Linda? Bueno… ha caído en una realidad alternativa donde se ha encontrado con un tal Walter West – el Flash de esa realidad – al que persigue la policía por el asesinato de varias personas. En esa realidad, Linda había muerto durante el ataque de Kobra y Walter… bueno, había tomado una postura un poco más… violenta con los villanos. Cuando Walter amenaza a Linda… reaparece Wally.


En la realidad “habitual”, el nuevo Flash les desvela su identidad a Max, Jesse y Bart… es Wally West, pero… ¡10 años más viejo! Cuando Bart le pregunta por Linda, Wally le dice “Nunca.. nunca me preguntes sobre Linda”, a la que no recuerda nadie. El nuevo Flash se tiene que enfrentar a Replicante con la ayuda de El Flautista…
En la realidad alternativa, Wally se enfrenta con Walter… y su lucha atrae la atención de Kadabra que seguía buscando a Linda… Mientras ambos Flash se enfrentan a Kadabra, el nuevo Flash le pide a Ángela que se case con él y Replicante aprovecha para atacarle en ese momento… Kadabra, en medio de la pelea, elimina – o eso parece – a Wally y Linda y Walter le ataca de forma continuada regenerándose al mismo tiempo que Kadabra le hiere… envejeciendo 10 años.

Kadabra huye y Walter promete venganza y se marcha a la realidad “habitual” para ocupar el lugar de Wally y vengarse de Kadabra.
También vemos a Jay que… no se sabe muy bien lo que está planeando pero ha reclutado a El Flautista, a Max Mercury y a Jesse Quick para que le ayuden… pero no es el único que está reclutando ayuda, a la nueva pareja de villanos que forman Kadabra y Replicante se une un tercero… Zoom, con un arma nueva, el guantelete neuronal con el que torturará a los velocistas…


Los tres comienzan su ataque contra el nuevo Flash capturando primero a sus aliados, los velocistas. Cuando consiguen capturar a Flash, Kadabra intenta torturarlo recordándole a Linda… cuando Flash le pregunta quién es esa Linda, Kadabra enloquece y decide resucitarla para hacersela recordar y volver a matarla ante sus ojos… Cuando la resucita, Zoom se desenmascara y resulta ser Wally West quien, obviamente, no está torturando a sus amigos y el guantelete es un recipiente para contener los poderes de Replicante… Kadabra se prepara para eliminar a todos los velocistas de una sola vez, pero estos responden con espejos y le devuelven su ataque.


Para recuperar la normalidad y el tiempo perdido, Wally decide casarse inmediatamente con Linda pero no todo puede ser feliz… Walter debe regresar a su mundo para evitar que las distintas realidades se colapsen y tiene que dejar a Ángela para siempre.
Después de la boda, Mark Waid deja la serie en manos de su co-guionista, Bryan Augustyn que lo primero que hace es mandar a Wally y Linda a disfrutar de su luna de miel que se ve interrumpida continuamente por ataques… pero no a Wally (que sería lo normal) si no a Linda de la que quiere vengarse Kobra por haber frustrado sus planes (cosa que no hubiese hecho si hubiese sido un hombre quien le venciese… síp, además de un megalómano mundial es machista, ¿qué le vamos a hacer?). Tras esto, Jay cuenta como su luna de miel fue interrumpida por sus compañeros de la JSA. El Capitán Marvel regresa a la serie para enfrentarse a Felix Faust y después de un número en el que Wally demuestra lo rápido que es salvando al resto de los héroes de diversos intentos de asesinato a manos de Tortuga y… ahí abandonan la serie ambos guionistas.
Las 160 páginas siguientes están rellenadas a base de Anuales, 80 page Giants y especiales varios que guionizan Mark Waid, Brian Augustyn y Tom Peyer que amplían la historia de Wally y de otros velocistas como John Fox y XS. Ahh, y en un número horriblemente dibujado, Mark Millar le da rienda suelta a su ego y aparece en un historia corta hablando con Wally… De estos, el único número que destacaría es en el que Brian Augustyn hace que Jesse Quick se pueda despedir de su padre Johnny, uno de los pocos cabos sueltos que quedaban pendientes de su etapa.

En el apartado gráfico, Paul Pelletier – el que más números dibuja en este tomo – cumple bastante bien, pero claro… está un poco por debajo del nivel de los mejores dibujantes de la serie. Del resto el más conocido es Ron Lim (que no es un gran dibujante aunque sí cumplidor) y los demás… flojos, muy flojos.
Los guiones… bueno, no es el mejor trabajo de Waid ni en cómics ni en esta serie. Es realmente triste la forma que tuvieron de perder el norte en su regreso a la serie. Respetando siempre a aquellos que les haya gustado es una etapa sumamente floja. Sí, tiene ciertos puntos de interés, como la identidad del nuevo Flash, pero… no acaba de carburar del todo. Y eso en un velocista no es bueno… no, no, no.

Universo DC: Flash Nº 03

Universo DC: Flash Nº 03

Edición original: Flash Nº 89 a 105 y 0 (Terminal Velocity TPB Nº 0 y 95 a 100) USA

Guión: Mark Waid, Tom Peyer, Mike Wieringo, Michael Jan Friedman
Dibujo: Mike Wieringo, Salvador Larroca, Ron Lim, Carlos Pacheco, Oscar Jiménez, Roger Robinson, Kris Renkewitz
Tinta: Wayne Faucher, Jose Marzan Jr., Mike Deodato, Jasen Rodríguez, Sergio Borjas, Mark Stegbauer
Color: Gina Going, Tom McCraw

Formato: Libro rústica, 464 págs.

Precio: 24 €

Universo DC: Flash 3
: pues… lo mismo que con Powers, tres tochales de Flash, por buena que sea la etapa de Mark Waid en un sólo día son… demasiados. Creedme, es verdad.

Empezamos con un Wieringo mucho más cómodo en su posición de dibujante de Flash y con un Wally que se ha enfrentado a algo que no le había sucedido nunca, ha muerto una persona a la que podría (o quizás no) haber salvado… y por ello toma una decisión importante, tiene que ser más rápido de lo que es en la actualidad, por lo que recurre a Johnny Quick y su fórmula. Esto provocará que Wally tenga… ciertos problemas, entre otro será incapaz de controlar sus poderes – eso sí, logrando lo que deseaba, ser tan veloz que es incapaz de conseguir que el tiempo vuelva a ponerse en marcha. Obviamente, lo conseguirá con la ayuda de Max Mercury…
Pero los problemas no terminarán ahí… del futuro regresará su tía Iris… pero no llegará sola, junto a ella llegará el nieto de Barry Allen, Bart, que en un futuro no muy lejano – tres o cuatro números no más – será conocido como Impulso… La llegada de Bart no le vendrá mal del todo ya que intentará utilizarlo (a él y a otros cuatro velocistas: Max Mercury, Jay Garrick, Johnny Quick y la hija de este, Jesse Quick) para evitar la muerte de su novia, Linda que ha estado investigando una conspiración de Kobra para lograr dominar el mundo… Wally se ve forzado a utilizar sus poderes más allá de lo razonable y bueno… es absorvido por la fuerza de la velocidad y parece que no hay posibiliddad de que regrese de la misma… Claro, si no regresase no podría continuar la serie… De cualquier forma, lo que menos me gusta de estos números es la reacción de Linda, no sé, no me gusta nada. Tras ello un par de números bastante coñazos, con Flash peleando con Mongul y Linda desaparecida investigando la muerte de su ex-marido… es mucho peor de lo que suena., podéis creerme. Tras ello un par de números con el Amo de los Espejos que tampoco son nada del otro jueves y además dibujados por Ron Lim…

Vamos, que el final del tomo es un poco flojo… bueno, lo mejor está por llegar (espero).
En el apartado gráfico tenemos a Wieringo – que ya había empezado en el tomo anterior – y a la armada española… Pacheco, Larroca y Jiménez, mirándolo con perspectiva, mi dibujante favorito de esta etapa fue Larroca. Hay una diferencia bastante clara entre unos dibujantes y otros y Larroca es, con diferencia el mejor de ellos.

Para rematar el tomo contamos con una historia dibujada por el mismísimo John Byrne con Jay Garrick y Barry Allen de protagonistas enfrentándose a Shade y una protagonizada por Bart y su mentor, Max con Gorilla Grodd como rival. No es que mejoren demasiado el nivel del tomo, incluso puede que lo bajen un poco. A ver cómo sigue…