Marvel Knights 4 – Vol. 2 – The Stuff of Nightmares

Segundo recopilatorio de esta segunda serie de los 4F…

Marvel Knights 4 – Vol. 2 – The Stuff of Nightmares

Portada realizada por Steve McNiven
Guión de Roberto Aguirre-Sacasa
Dibujo de Jim Muniz

Recopila Marvel Knights 4 #8-12

Los 4 Fantásticos se encuentran con la inesperada presencia de Namor, el Hombre Submarino. Amigo en unas pocas ocasiones, enemigo en otras tantas y siempre obsesionado con Susan Richards, el Príncipe atlante vuelve para reclamar el corazón de la esposa de Mister Fantástico… ¡Algo que Reed no está dispuesto a permitir!
En Washington Heights, el nuevo hogar de Los 4 Fantásticos, una mujer hispana ha aparecido en el cuartel de los bomberos donde trabaja ahora Johnny, pidiéndole ayuda para encontrar a su hijo desaparecido, quien podría haber caído (o no) a través de la superficie helada del río Hudson. Y por encima de todo esto, el Vigilante, aquel que contempla lo que ocurre sin participar nunca en ello, hace su trabajo…
La conclusión de “Material de Pesadilla”, saga con la que se cumple el primer año de la Primera Familia dentro del sello oscuro de la Casa de las Ideas. Con Los 4 Fantásticos ausentes por desahucio del Edificio Baxter, un misterioso ocupante se ha hecho cargo del lugar, alguien capaz de embarcar al cuarteto en sus peores vivencias: ¡Psicoman! Además, nuevas revelaciones sobre las causas de la bancarrota del grupo, y la revelación del más oculto deseo de Ben Grimm.

Precio: 13.99 $

Marvel Knights 4 – Vol. 2 – The Stuff of Nightmares: y en este segundo volumen tenemos dos invitados de excepción como son Namor y El Vigilante en la primera parte del mismo y en la segunda parte recuperamos un tono más superheróico con el ataque de Psicoman y la recuperación de los uniformes y, aparentemente, el estatus del grupo.
Como hace siempre, El Vigilante “sólo” vigila y observa a sus cuatro humanos favoritos cuando Johnny sigue intentando demostrar a sus compañeros bomberos que vale para el trabajo y Namor visita a Sue para llevársela con él a su reino y alejarla de su pobreza actual… cosa que ni Sue ni Reed se toman demasiado bien. La pelea entre Reed y Namor es detenida por un Johnny que necesita la ayuda de Namor para encontrar a un chico desaparecido en un lago helado… La Cosa, Franklin y Valeria aparecen en una única viñeta de esos dos cómics.
La segunda parte del tomo recupera a un villano clásico como es Psicoman y en una historia que se desarrolla en tres números cuenta cómo un Psicoman moribundo viaja a New York para vengarse de sus más odiados enemigos… los 4F comienzan teniendo pesadillas que recuerdan a películas de terror (La Cosa y La Mosca para ser más concretos) y Alicia Masters le muestra a Sue una estatua de Psicoman que ha esculpido de manera intuitiva. Los habitantes de New York comienzan a sufrir ataques de diversos tipos hasta el momento en el que el Sol desaparece del cielo… En plena oscuridad, Reed le pide a Johnny que dibuje su símbolo en fuego en el cielo para dar esperanzas a los habitantes de la ciudad… Mientras Reed intenta descubrir dónde se encuentra Psicoman, el resto de los 4F ayudan a detener los ataques a la ciudad; cuando Reed descubre que Psicoman se esconde en el Baxter, los 4F deciden ir a detenerle vestidos como lo que son, un grupo. Pero se guardan un as en la manga, Alicia se disfraza como Sue para atraer la atención de Psicoman, Sue se introduce en el Baxter por el lado contrario del edificio para sorprender a Psicoman. Entre ambas mujeres conseguirán detener a Psicoman y en una conversación posterior, Reed le cuenta a Sue las razones por las que dejó que lo del desahucio y los problemas monetarios siguiesen adelante para poder convertirse en una familia normal… Sue le responde que a ninguno de ellos le interesa convertirse en una familia normal (bueno, quizás a Ben en uno de sus días malos) y que los trabajos que han conseguido mientras estaban en quiebra y que han descubierto que les gustaba pueden seguir realizándolos con dinero o sin él y, sobre todo, volver al Baxter que es su casa.

Bueno, aunque lo intenta, debo decir que Jim Muniz no es Steve McNiven – y Staz Johnson tampoco lo es – con lo que el dibujo se resiente un poco y pierde algo de calidad respecto al del primer tomo… Un contraste todavía mayor si lo comparamos con las portadas que sigue realizando McNiven. No es del todo malo pero tampoco es maravilloso.
La primera historia del tomo es bastante floja, tiene toques emotivos pero es que todo ese enfrentamiento entre Reed y Namor… buff. ¿No debería estar eso más que superado? La segunda parte del tomo mejora bastante, Psicoman es utilizado de una manera bastante inteligente y al colocarlo al borde del precipio le da un toque salvaje del que carecía antes. Aguirre-Sacasa realiza un buen trabajo en el desarrollo de Johnny y al mostrar la relación entre Reed y Sue, a Ben aún no le ha dedicado demasiado tiempo pero supongo que todo se andará…

Un tomo interesante.

Marvel Knights Four – Volume 1 – Wolf at the door

¿Un tono realista para las aventuras de los 4F? ¿En qué estaría pensando el tío al que se le ocurrió publicar una segunda colección de los 4F en el sello Marvel Knights?

“Estos son los 4F… los 4… ¡cómo nunca los habíais visto antes!”

Marvel Knights Four – Volume 1 – Wolf at the door

Portada de Steve McNiven
Guión de Roberto Aguirre-Sacasa
Dibujo de Steve McNiven
TPB. 168 páginas. Recopila Marvel Knights 4 #1-7

Price: 16.99 $

Marvel Knights Four – Volume 1 – Wolf at the door: en plena celebración del octavo cumpleaños de Franklin, Reed, Sue, Johnny y Ben son informados por el encargado de las finanzas del grupo que se encuentran en bancarrota por dos razones bien diferenciadas: el Congreso ha retirado las ayudas federales para Investigaciones Científicas que les concedían y porque su asesor financiero les ha robado el dinero – y a las empresas Stark y Osborn – y ha huido del país. El encargado le recomienda que declaren la empresa en bancarrota y les recomienda que se busquen un trabajo “real”…
Gracias a los contactos de Alicia Masters Sue comienza a trabajar como profesora de inglés para alumnos problemáticos – a los que mete en vereda después de hacer una demostración de sus poderes y amenazarles con dejarles desnudos en medio de la clase -; Ben comienza a trabajar en la construcción – aunque sus compañeros le piden que afloje un poco el ritmo porque con su fuerza están haciendo los trabajos demasiado rápidos y cada vez cobran menos -; Johnny, después de pataletas, rabias y muchas dudas, decide hacerse bombero; y Reed… tiene que poner los pies en el suelo por el bien de su familia y encontrar un trabajo como informático después de varias discusiones con Sue sobre su actitud. Pero la bancarrota no es el único problema, al no contar con el seguro para la reparación de los destrozos de sus combates, el Ayuntamiento les usa como ejemplo y les ordena desalojar el edificio Baxter como compensación por los mismos… Una vez desalojados tienen que buscar vivienda pero nadie les quiere alquilar un piso por el peligro que conlleva su presencia… acaban encontrando alojamiento en un hotel de mala muerte, con un dueño simpático que les alquila dos habitaciones.
En la segunda parte del tomo, Reed, Sue y Ben llevan a Franklin y a cuatro de sus amigos a acampar al bosque… Después de perderse al no entender un mapa, conocen a un par de “cinematógrafos” que quieren hacer un documental sobre el legendario diablo de Jersey y descubrir que en New Jersey los 4F no son conocidos, los tres miembros de los 4F presentes tienen que impedir que unos extraterrestres se coman a los documentalistas, a ellos mismos y a Franklin y a sus amigos… mostrando de paso la inquebrantable fe que Reed tiene en sus dos compañeros.

Y es bastante curioso, Aguirre-Sacasa le da un tono diferente a lo que estamos acostumbrados a ver en los 4F – la idea NO es novedosa, ya han estado en quiebra en otras ocasiones y también habían tenido que abandonar el Baxter aunque no durante mucho tiempo, eso sí -, pero está bastante bien contada y, sobre todo, las emociones de los personajes según van asumiendo la situación. A favor de Aguirre-Sacasa que se molesta en explicar por qué no piden ayuda a sus colegas héroes para sacar adelante la situación… La segunda historia es simpática, hay muchas referencias a películas de terror y siempre está bien mostrar la confianza de Reed en sus compañeros y que se molesten en explicarla. En el dibujo, Steve McNiven está bastante bien, dibuja a Sue muy guapa y como no hay mucha acción el estilo relajado de los guiones le viene a la perfección.

Mejor los cuatro primeros que los tres siguientes, sin duda.

Invasión Secreta – Los Cuatro Fantásticos

Invasión Secreta – Los Cuatro Fantásticos

Guión: Roberto Aguirre-Sacasa
Dibujo: Barry Kitson
Entintado: Mick Gray, Scott Hanna, Barry Kitson, Paul Neary
Color: Chris Sotomayor

Correspondencia Original: Secret Invasion: Fantastic Four 1, 2, 3

Comic-book 17x26cms, grapa, 72 páginas a color

¡Crossover con “Invasión Secreta”! La participación de Los 4 Fantásticos en la saga, reunida en un único especial con cubiertas de Alan Davis. La invasión ha comenzado y nadie está a salvo… ¡Ni siquiera la Primera Familia! Los Skrull saben que el Edificio Baxter contiene la más avanzada tecnología que posee la Tierra. Por eso, han decidido neutralizar la base de los 4 Efe y trasladar todo el edificio a la Zona Negativa. Con uno de los miembros del grupo desaparecido en acción y otro “reemplazado” por un skrull, la salvación queda en manos del resto de la familia.

Precio: 3.90 €

Invasión Secreta – Los Cuatro Fantásticos: qué cosas pasan, ¿no? Si vemos el equipo creativo de la serie: Roberto Aguirre-Sacasa, Barry Kitson y Alan Davis (aunque sólo sea en las portadas) deberíamos esperar un resultado excelente. Pero es que tiene un gran problema de partida… si Secret Invasion es la gran historia de la temporada que marcará para siempre el futuro del Universo Marvel… ¿por qué la parte relacionada con los 4F no aparece en su serie regular? A ver si no es tan importante…
Siendo sinceros, reconozco que no es un mal tebeo, la historia es normalita, la mitad de los 4F (Ben y Johnny junto a Franklin y Valeria Richards) son enviados con la mitad del edificio Baxter a la Zona Negativa, supuestamente por Sue Richards que resulta ser la ex-mujer (que no amiga como aparece en el tomo) de Johnny, la skrull Lyja. Después de una breve pelea, Lyja entra en razón y les ayuda a llegar hasta la cárcel que Reed construyó en la Zona Negativa para “reclutar” la ayuda de uno de los villanos allí encerrados (concretamente el Chapucero, encerrado después de que SHIELD le capturase mientras le compraba un helado a sus nietos – qué malos los de SHIELD) y poder regresar a la Tierra. Y en el dibujo… creo que Kitson hace tiempo que no rinde a su mejor nivel y no creo que este sea su mejor trabajo, pero bueno… está mejor que en Los Campeones.
Una miniserie que se deja leer pero que no es, para nada, imprescindible.

Un nuevo repaso (sin spoilers) todavía más rápido…

Siguiendo con las lecturas via previews antes de entregárselas a sus respectivos dueños…

En DC, The Return of Donna Troy, pues bien, pues vale, si ya dicen en el propio título qué va a suceder, ¿de qué narices vale la miniserie? Hasta ahora (el primer número) un guión muy lioso, unos dibujos de García-Lopez bastante buenos, aunque el entintado de George Pérez los oculta en alguna ocasión, ya veremos por donde sigue la mini-serie (aunque parece demasiado evidente por dónde va a seguir, pero bueno, ya se verá…). Sexto número de Legion of Super-Heroes, sigue presentando (poco a poco) a los legionarios y avanza en la trama presentando al enemigo, sin prisas pero sin pausas, me gusta esta serie, ya llevan 6 números y… ¡¡no parece estar escrita pensando en el recopilatorio!! ¡¡Aleluya!!. En Outsiders se descubre al traidor (ya se sabe, siempre hay un traidor) y se inicia un crossover con Teen Titans (que también descubren a un traidor, ya se sabe siempre… ehmm) que, supongo, al finalizar continuará en la miniserie nombrada en primer lugar… En Gotham Central, finaliza el crossover con la policía de Keystone City y siguen desarrollando a los personajes principales (sobre todo a René Montoya, que parece ser el personaje sobre el que rota la serie), en este número… ¡¡aparece Batman!! (en la portada y, como mucho, en dos o tres páginas, siguen ignorándole, y eso es bueno). Nightwing…, sigue su infiltración en la mafia (poco más se puede decir). Robin…, Robin…, necesita un cambio (que se producirá el mes que viene con la llegada de Scott McDaniel a los lápices), por el momento, sigue con sus problemas con el Pingüino. La mejor serie de todas es The Flash, sigue la Rogue War y la aparición de The Top ha incrementado las hostilidades (esta serie es buenísima).
Pasamos a Marvel, y en Astonishing X-Men aparece el calvo (sip, ese calvo), sobre X-Men y Uncanny X-Men ya hablé ayer y sigo opinando lo mismo. La sorpresa agradable de esta tanda ha sido el primer recopilatorio de la serie de Nightcrawler, con guiones de Ricardo Aguirre-Sacasa y dibujos de Darick Robertson. El primer recopilatorio se titula The Devil Inside y la primera historia (los cuatro primeros números) situan a Kurt en la investigación del asesinato de 13 niños en un hospital, la segunda historia es de fantasmas. El aire de la serie tiende hacia lo sobrenatural y parece que es el tono adecuado para la misma, no es el cómic que todo el mundo debería tener, pero sí es un cómic de lectura agradable y que te deja con un buen regusto, lo cual, leyendo muchas cosas que se publican hoy en día, es mucho.

Lo sé, lo sé, mucho tocho y pocos datos, pero luego la gente se queja de los spoilers que corren por la red y no quiero yo fomentar el mal rollo…

No sé si lo habré dicho alguna vez, pero… ¡no entiendo a mis padres!, el otro día se me quejaban por lo aburrida que les había parecido esa buenísima película que es ¡Olvídate de mí! (a pesar del título, eso seguro) y ayer les vi muy entretenidos viendo Barb Wire… (sí, la de Pamela Anderson), de verdad… no les entiendo…

Y lo siento si les parecen pocas lecturas, pero… es que hay un sol y unas temperaturas en Coruña que lo que apetece es pasear por las calles y disfrutar del tiempo… a ver lo que dura. De todas formas, empieza a ser excesivo (y dicen que hoy va a ser mucho peor, con más de 26 grados y cielos totalmente despejados… hasta el fin de semana que lloverá o lo que sea xD), en fin, aprovecharemos mientras dure.

Por si acaso me lee alguien relacionado con Paramount Comedy… ¿estaís atentos a lo que emitiís? Daros cuenta de que, y lo digo yo que no veo la serie, habeís repetido el mismo capítulo de Aquí no hay quien viva (y no me refiero a las repeticiones esas que haceís en el mismo día a horas distintas) tres veces en menos de dos semanas… Y os lo digo yo que lo único que la veo es haciendo zapping… igual es un capítulo muy bueno… pero es que tanta repetición no le sienta bien a ninguna serie.

Ahh, sobre el asuntillo ese sobre A.M. Virtutia…, bueno, si no está en Planeta será por una de estas tres razones: a) se le acabó el contrato y no le renovaron; b) lo echaron y; c) se fué él. Agradecerle las bibliotecas Marvel y los múltiples formatos intentados para seguir con series abiertas y no agradecerle los cada vez mayores retrasos en las series regulares de Marvel, cosa que hizo que mucha gente se pasara a pedir via Previews…

Reflexionando sobre la presentación de DC por parte de Planeta (por cierto, ya debería estar a punto de caer el plan editorial… y ya que estoy, pasaros por su web que la han renovado), pues… me parece cutre. Inteligente aprovechar la película de Batman, pero cutre el no sacar nada actual de buenas a primeras. No creo que hubiese pasado nada por un tomito de Batman o Superman (o ambos) con aventuras recientes…
Ahh, lo que no trago es la publicación “inmediata” de cosas que ya haya sacado Norma, a largo plazo, de acuerdo. A corto, ni de coña. Estarían insultando a todos los lectores de DC que hemos tenido que tragar con Norma y no me parece una postura correcta. Lo de VID y Zinco, bueno…, se puede entender como agotado e inencontrable, pero, hasta el 2006, lo de Norma SÍ se puede encontrar, así que no me vengan con chorradas… Y ya está bien de pedir la publicación de Sandman otra vez, coño, ¡si acaba de terminar!

Nada más.

Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaadios