El Incal (Jodorowsky-Moebius)

Haciendo caso a algunos de los comentarios que me han dejado en los comentarios de posteos anteriores (hace cierto tiempo ya…), he comprado lo siguiente:

incal-portada.jpg
Para empezar, el comentario de la obra sacado de la web de Norma…

incal-p1gran.jpgEn el año 1980 y bajo gran influencia de la ciencia ficción el archiconocido Moebius (BLUEBERRY, EL GARAJE HERMÉTICO, EL CORAZÓN CORONADO) y el guionista chileno Alejandro Jodorowsky (EL CORAZÓN CORONADO) se embarcaron en su primera aventura juntos, un proyecto que les ayudó a redefinirse como autores a la vez que marcaban un nuevo estándar en el género. Moebius se encargó del apartado gráfico. Utilizó un estilo sintético a la vez que impactante que generó toda una legión de seguidores e imitadores. Jodorowsky, el hombre que asegura que Luc Besson le “robó” EL QUINTO ELEMENTO, escribió la historia con la que, según palabras suyas, inaguró el cómic que dice cosas.

incal-p2gran.jpgDurante ocho años los dos artistas plasmaron su particular visión del mundo en un total de 312 páginas recogidas en 6 volúmenes que se recopilan por primera vez en nuestro país en un solo tomo editado en cartoné. El escenario que utilizan para ofrecernos esta epopeya onírica es un mundo futurista pero no carente del misticismo y la mitología tan común en la obra de ambos autores. El vehículo que nos ofrecen para movernos en este mundo es el detective John Difool, un detective de poca monta que con la ayuda del extraño pájaro que tiene como compañero será capaz de moverse en el terreno de la metafísica. Sus indagaciones les llevarán por un mundo de aventura heroica y símbolos en el que el objetivo será alcanzar la realización personal a través de la iluminación.

incal-p3gran.jpgEn fin… y esto lo escribo antes de leer la obra, viendo sólo las imágenes, debo decir, ¡qué bueno es Moebius!.Y una vez vista la obra, tengo que mantenerlo, Moebius es, verdaderamente, un buen dibujante y, sobre todo, un buen narrador, pero no me mata…
El guión de Jodorowsky, completísimo y todo lo que queraís, tengo que decir que la historia es interesante y en un momento dado, te engancha, pero no me mata…
La obra, viéndola en su conjunto, es francamente buena, el dibujo parece el más adecuado posible para este guión, el guión es el más apropiado para este dibujo, pero… sip, exacto, no me mata.
Me temo que ya sabeís por dónde va la crítica, ¿no?
Exaaaaaaaaacto, respeto la opinión de todo el mundo, reconozco que, probablemente sea uno de los mejores cómics que he leído, pero no me mata…

Un apunte antes de seguir, lo de “matarme”, está dicho en el buen sentido, una vez aclarado esto, continuo…
Por cierto, si alguien se sentía amenazado por algo que había dicho al poco de comprarlo de que iba a ir a visitarle y hacer algo muy feo con este tomo… que no se preocupe, sigo diciendo que es caro, pero no he lamentado su compra, así que puedes descansar tranquilo.

Nos habíamos quedado en que no me mataba… Los habituales (sobre todo los que lean lo que escribo y no se pasen sólo a ver los dibujitos) recordarán una crítica de no hace demasiado tiempo que también estaba relacionada con Moebius, pero en esa ocasión relacionado con el gran gran gran Taniguchi, en esa crítica escribía que me parecía que ninguno de los dos daba lo mejor de sí para realizar Icaro, pues bien, lo que me pasa con El Incal es parecido, va bien, va bien, va bien y… ¿ya está? ¿esto es todo? ¿tanta historia para esto?, por definirlo de una manera sencilla… pues vaya.

Habrá gente que esté pensando: “pero… ¿cómo puede decir eso?, si es una reflexión… etc, etc, etc”. Que sí, que está muy bien, que es una gran obra, no lo estoy negando. Insisto, probablemente sea uno de los mejores (incluso el mejor) cómics que haya leído este año… pero, para mí, no ha sido suficiente, y no es que me haya quedado con ganas de más, simplemente, no me ha parecido tan redonda como, una vez leída la mayor parte de la misma, podría/debería haber sido.
Por poner un ejemplo evidente, lo compararía con el final de Watchmen, creo que todo el mundo sabe a qué me estoy refiriendo (prefiero no decirlo para que no me acusen de reventar nada), si alguien no lo sabe (que puede ser) que me mande un email y se lo digo.
Es como El quinto elemento (de hecho sí que veo muchas similitudes entre ambas, aunque no sé si tantas como para poder denunciarlas), tienes una película con muchísimas posibilidades que, según se va desarrollando, va perdiendo fuelle.
Que conste que hace mucho que no veo El quinto elemento, pero, una vez leído El Incal, no es muy difícil asociar al personaje de Bruce Willis con John Difool, a Milla Jojovich con Animah (y Soluna, por supuesto), y eso para los protagonistas… supongo que transformar a Bruce Willis en detective hubiese sido demasiado evidente…
A lo que iba, una vez alabada la historia y el dibujo, vamos a los personajes, y, para mí, este es el problema más importante de esta obra, los personajes no me enganchan, me gusta mucho el Metabarón, me imagino a Ed Harris interpretándolo en una versión cinematográfica y me gusta todavía mucho más. Me gusta Kill, al menos al principio. Pero ya no me gusta nadie más. Se me atraganta especialmente el personaje de John Difool, y dado que es el principal protagonista… es un grave problema. Evidentemente, al principio está hecho para desagradar (y si no está hecho con esa intención, a mi me provoca desagrado…) y lo logra, pero con el avance de la trama, lo ves ir mejorando poco a poco, haciéndose, por así decirlo, mejor persona, para, llegando al final, recuperar a ese personaje tan desagradable que aparecía al principio de la obra.
Sobre los demás protagonistas, nada de nada, francamente, no me llegan a interesar en ningún momento, si es un problema mío o de los autores…, no lo sé. Pero no me dicen nada.
De verdad, como cómic/tebeo/llamadle como queraís, es muy bueno, lo sé, lo reconozco e incluso puedo decir que me ha gustado, pero… no me ha matado.

Nada más.

Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaadios

Icaro de Moebius y Taniguchi

¿Qué puedo decir de esta obra?

Pues… poco.

Unión de dos famosos referentes del tebeo y del manga. A Moebius lo conoce todo el mundo, a Taniguchi un poco menos…

icaro.jpgicaro21.jpg
En este caso se unen a modo de experimento, para realizar una obra que visualmente (como todo lo que realiza Taniguchi) es impresionante y el guión, simplemente, cumple. Ojo, no es un mal guión, lo cierto es que es muy entretenido y cumple sobradamente, pero seguro que ha hecho cosas mejores.

La historia trata sobre Icaro, un joven que, desde el momento de su nacimiento, es capaz de volar. El gobierno le encierra para estudiarlo y crece sin conocer el exterior. El amor por una de las investigadoras que lo vigilan, llevará a que intente escapar…

icaro01.jpgicaroint.jpg
A pesar de que Taniguchi cumple sobradamente (se puede ver en cualquiera de las imágenes que acompañan a este posteo), no es, ni de lejos, la mejor de sus obras. Lo cierto es que la mayor parte del tiempo me recordaba al dibujante de Akira, Katsuhiro Otomo…
Y es que me parece (y es mi impresión personal que no he sacado de ningún sitio que no sea mi cabeza, con todo lo que ello conlleva), que Moebius no supo aprovechar las posibilidades de dibujo de Taniguchi y optó por realizar una obra de temática “similar a las japonesas” (sip, esto está dicho con bastante mala leche, pero sigue habiendo gente que tiene muchas reticencias a la hora de acercarse al manga).

21.jpg
Y recordareís que al principio del post escribía que os podría decir poco de esta obra… Y así es, podría realizaros un resumen más amplio del argumento, pero ya entraría casi en el destripe de la obra, las imágenes… bueno, digamos que no hay demasiadas por la red (y lo siento pero no estoy dispuesto a estropear un tomo para escanearos unas imágenes más, además no tengo escáner…) y sobre Moebius y Taniguchi ya os he dejado un par de enlaces para que podaís ver cosas sobre ellos, así que… pasaré a la opinión subjetiva.

Me gusta esta obra, pero… siempre hay un pero, no creo que sea lo mejor que han realizado ninguno de los dos. Sobre Moebius no me mojo, porque lo conozco muy tangencialmente y, casi siempre, por su dibujo (así de memoria, lo poco que he ojeado de El Incal y el prestigio aquel que había publicado Forum sobre Estela Plateada). Pero a Taniguchi lo disfruto más en secuencias relajadas, aunque cumple bastante bien en las de acción (escenas que hay a tutiplén en esta obra), pero donde se vé al verdadero Taniguchi es en las escenas pausadas, cuando Icaro vuela sin preocupaciones se vé (y se disfruta) a Taniguchi.

Resumiendo, un aprobado sobrado (que podría llegar al notable sin mucha dificultad) y, cuando sea publicado en España, una compra casi obligatoria para los aficionados a ambos autores a los mangas y para todos los demás…

Ya me contareís.

Nada más.

Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaadios