Universo DC – Superman 1

Y digo yo… ¿por qué no ponen bien grande en el título “Superman de Jeph Loeb”? ¿Acaso no es lo que es?

Universo DC: Superman 01

Guión: Jeph Loeb, Joe Kelly, Mark Millar, Mark Schultz, Stuart Immonen
Dibujo: Butch Guice, Doug Mahnke, Ed Mcguinness, German Garcia, Mike Mckone, Stuart Immonen
Correspondencia Original: Superman 151 Al 153, , Superman: Endgame

Tomo 15x23cms, tapa blanda, 240 páginas a color

¡La línea Universo DC estrena una colección que se convertirá en la cabecera del sello! Toda la etapa de Jeph Loeb y Ed McGuinness al frente del Hombre de Acero en una única colección de 6 números, sin crossovers ni interrupciones de ningún tipo salvo aquellas necesarias para seguir la coherencia de la historia. Por fin una selección de Superman con una de sus etapas más mediáticas y reclamadas de los últimos tiempos.

Precio: 15.95 €

Universo DC – Superman 1: pues no debería serlo. Para empezar, en esa época las colecciones de Superman se continuaban de unas a otras y tenían equipos creativos diferentes… lo que imposibilitaría seguir cualquier historia que pudiese contar un único equipo creativo…
Por cierto, estos números ya los publicó Norma en su momento así que me voy a comer el tomo con patatas y dentro de un rato vuelvo, ¿ok?

En fin, el tomo comienza cuando el control del Planet vuelve a Perry White de manos de Lex Luthor cuando este llega a un acuerdo con Lois Lane por el que esta ocultará la noticia que Lex le pida sin revelársela a nadie. En el resto del tomo vemos como Superman se enfrenta a Imperiex – o a una de sus sondas – ayudado por el hijo de Mongul que quiere entrenarle para que lleve sus poderes a niveles que nunca había utilizado antes… y en el final del mismo vemos la evolución que sufre Metrópolis al ser atacada por Brainiac cuando se celebra el final de siglo y termina convirtiéndose en la ciudad del futuro.
No es que sean especialmente buenos, pero son bastante entretenidos y tienen un dibujo aceptable, pero claro… voy a andarme con mucho ojo antes de comprar el siguiente, claro.

¿Por qué narices no le daría más preferencia al listado de cómics o seguiría mi puñetero instinto de comprobar los números USA antes?

En fin, vuelvo en un rato…

Enemigo del Estado y Agente de S.H.I.E.L.D.

Dos sagas de Lobezno con guión de Mark Millar y dibujo de John Romita Jr., la primera tiene un pase pero la segunda flojea… y cómo.

Lobezno – Enemigo del Estado

Guión: Mark Millar
Dibujo: John Romita Jr.

Contiene Wolverine vol. 3, 20-25 USA

Libro en tapa dura. 160 páginas.

Con la primera parte, de dos, de la etapa completa de Lobezno en manos de Mark Millar y John Romita Jr. ¡Una gigantesca aventura en la que la más mortal arma viviente cae en las peores manos posibles! Aliado con sus peores enemigos, Lobezno lucha a muerte contra La Patrulla-X, Los 4 Fantásticos, SHIELD y muchos más. ¿Por qué quiere destruir aquello que le es más querido? ¿Cómo responderán sus amigos ante este reto? ¿Alguno de ellos será capaz de detener a Logan en la más sangrienta escalada de violencia? Edición especial llena de extras.

Precio: 15.0 €

Enemigo del estado: creo que ya la había comentado con anterioridad, concretamente aquí. Un par de cosas a mayores: esta saga hay que tomársela a coña… igual que cuando Larsen estuvo guionizando la serie, Lobezno contra todos y… gana; tiene un buen dibujo y un guión entretenido en el que vamos de una barbaridad a otra más grande. Es para leerlo, pasar un rato entretenido y disfrutarlo sin tomárselo más en serio.

Y ese es el problema de la siguiente saga, Millar parece ponerse un poco más serie y la cosa se fastidia.

Lobezno, Agente de S.H.I.E.L.D.

Guión: Mark Millar
Dibujo: John Romita Jr.

Contiene Wolverine vol. 3, 26-31 USA

Libro en tapa dura. 160 Páginas

¡La conclusión de la atronadora etapa de Mark Millar y John Romita Jr. en la serie del mutante de las garras de Adamántium! Puede que Lobezno haya sido derrotado y ahora esté bajo la custodia de SHIELD… Pero, ¿a qué precio? Mientras La Patrulla-X lloran la pérdida de uno de sus compañeros, Hydra celebra la coronación de un nuevo líder y La Mano continúa con su reinado de terror. ¿Conseguirán los héroes desprogramar a Lobezno a tiempo para que detenga la masacre? Además: ¡El origen secreto del Gorgón!

Precio: 15.0 €

Agente de S.H.I.E.L.D.: y cuando Lobezno recupera el control de su mente… también tiene ganas de vengarse de quién le ha estado controlando y claro, empieza a recorrer el mundo (apoyado por Elektra y S.H.I.E.L.D.) eliminando a La Mano y sus aliados de Hydra. Pero su principal rival es el hombre que mueve los hilos, Gorgón y la carga de culpa que tiene Lobezno por lo que hizo mientras estaba siendo controlado.
Y no es mala, ni de coña es mala, la historia es entretenida (a pesar de alguna barbaridad que pueda haber por el medio) y el dibujo es bueno pero es que su mayor problema es que la saga anterior está realizada por los mismos autores y claro, aunque las comparaciones sean odiosas, también son inevitables.

Resumiendo, mejor la primera que la segunda sin pensármelo dos veces.

1985 – 3

1985 – 3

Guión: Mark Millar
Dibujo: Tommy Lee Edwards

Contiene Marvel: 1985, 5 y 6 USA

¡Último número! La situación en el mundo real es desesperada. Los supervillanos del Universo Marvel han tomado las calles, sin héroes que se opongan a su paso. Sólo Toby Goodman, un crío de trece años, sabe cómo arreglar las cosas e impedir la destrucción de dos mundos. Mark Millar y Tommy Lee Edwards concluyen aquí una fábula maravillosa sobre las fantasías, el verdadero heroísmo y la vida de un chico que podría ser cualquiera de nosotros. Una obra maestra que quedará para siempre en tu memoria.

Comic-book. 48 páginas.

Precio: 3.5 €

1985 – 3: el dibujo me sigue pareciendo una lástima, así que sigamos adelante. En el penúltimo número Toby llega al universo Marvel perseguido por El Trampero y va a pedir ayuda a la Mansión de los Vengadores y al Edificio Baxter, donde Jarvis, un tanto extraño en su apariencia, y Roberta, la oficinista robot de los 4F, le dan largas… Así que decide acudir al Daily Bugle para poner a Peter contra la espada y la pared y “obligarle” a ayudarle… En la Tierra “normal”, Jerry, el padre de Toby, ha llegado hasta la casa de su mujer y le pide que le acompañe, viejas rencillas salen a la luz – y es que las mujeres son muy vengativas, joer chica que se está jugando el pellejo por salvarte – y Jerry le dice que quién mejor para estar que él que se ha leído todos los cómics y sabe cómo vencerles… En ese momento aparece Galactus.


En el último número los héroes llegan a la Tierra “normal” y luchan con los villanos, a los que vencen claro, y se centran en Galactus… que les da más problemas. Pero eso es lo de menos, descubrimos por qué Jerry es importante para la historia… es el mejor amigo de la persona que ha provocado toda la situación, Clyde Wyncham, el primer mutante de su Tierra que lleva en estado vegetal desde hace 20 años por el miedo que tenía su madre de él… Jerry le lleva lo que Clyde quería… los cómics de su infancia, pero antes de que Clyde reaccione, Cráneo Rojo hiere de gravedad a Jerry, Clyde se “espabila” (a falta de una mejor forma de decirlo, que no se ofenda nadie) y obliga a los villanos a irse a su Tierra… Jerry se marcha con los héroes para evitar que su poder siga dañando a sus vecinos y Toby les pide a los héroes que se lleven a su padre malherido con ellos a la Tierra Marvel… 20 años después, Toby se hace guionista de cómics y le da un final feliz a su padre…
Así que Mark Millar ha escrito esto para… ¿homenajear a su padre fallecido que ahora vive en el Universo Marvel? Bueno, es una opción tan valida como cualquier otra y vale, reconozco que no ha estado mal del todo, pero… ¿de verdad era necesario darle tanto bombo a esto? Está bien, la idea no ha sido demasiado utilizada, bueno, en realidad si que ha sido utilizada pero no hasta el punto de que canse sólo la idea de que la utilicen. De cualquier forma, no pasa de ser una lectura entretenida sin más, debido al flojo dibujo no creo que nadie la vaya a recordar más allá de un par de años – sip, soy así de chulo, ¿qué pasa? – y es que… qué lástima de dibujo, ¿no?

1985 – 02

Marvel: 1985 – 02

Guión: Mark Millar

Dibujo: Tommy Lee Edwards

Contiene Marvel 1985 3 y 4 USA

Comic-book. 48 páginas.

¡La segunda entrega del cómic-revelación de la temporada! Antes de Invasión Secreta, antes de World War Hulk, antes de Civil War, el más poderoso grupo de supervillanos del Universo Marvel desató el caos en un lugar en el que nunca habían estado antes: ¡Nuestro mundo! El destino del planeta descansa en las manos de Toby, un chico de trece años loco por los cómics de Marvel. Mark Millar (Civil War, Los 4 Fantásticos) y Tommy Lee Edwards (Bullet Points) continúan la epopeya que nunca esperarías leer y que podrías haber protagonizado tú mismo.

Precio: 3.5 €

¡que vivan los dibujantes sutiles!
¡que vivan los dibujantes sutiles!

1985 – 2: después de la presentación de la historia del número anterior, asistimos al nudo de la historia… los villanos Marvel, sin ningún héroe que se interponga en su camino, comienzan a eliminar a los vecinos de Toby y el ejército se ve incapaz de detenerlos. Al mismo tiempo, se muestra la historia de un chaval en 1964 que parece tener algún tipo de poder y que, creo va a tener algo que ver con el padre de Toby (y ya de paso, explicará la historia de la casa abandonada)… Mientras su padre intenta salvar a la madre de Toby que no ha evacuado su casa esperando a Toby, Toby ha encontrado el portal por el que han llegado los villanos a su tierra y lo cruza en dirección contraria para reclutar a los héroes Marvel…

Pues… más o menos lo mismo que con el primero, en este hay más acción que en el anterior, acción sangrienta para más datos, incluso con algo de gore y algún toque de humor (negro, pero humor) al ser la Rana Saltarina el único villano al que logra matar/detener la policía. La verdad es que la historia me ha gustado más en esta ocasión…
El dibujo sigue sin gustarme demasiado… y todavía menos comparando el estilo “realista” de la obra hasta las dos últimas páginas… si ese es el contraste entre el universo “real” y el universo Marvel… quizás hubiese sido mejor elegir otro dibujante para reflejar el universo Marvel, al estilo del contraste Gaydos-Bagley en Alias.
Ya lo dije en el primero… lástima de dibujo.

Marvel: 1985 – 01

Marvel: 1985 – 01

Guión: Mark Millar

Dibujo: Tommy Lee Edwards

Contiene Marvel 1985 1 y 2 USA

Comic-book. 56 páginas.

¡El comic-revelación de la temporada! Antes de Invasión Secreta, antes de World War Hulk, antes de Civil War, el más poderoso grupo de supervillanos del Universo Marvel desataron el caos en un lugar en el que nunca habían estado antes: ¡Nuestro propio mundo! El destino del planeta descansa en las manos de Toby, un chaval de trece años loco por los cómics de Marvel. Las superestrellas Mark Millar (Civil War, Los 4 Fantásticos) y Tommy Lee Edwards (Bullet Points) desatan la epopeya que nunca esperarías leer y que podrías haber protagonizado tú mismo.

Precio: 3.7 €

Alguien huele que apesta y no voy a decir yo quién es...

Alguien huele que apesta y no voy a decir yo quién es...

1985 – 01: Mark Millar tiene una libertad total y absoluta para hacer lo que le de la real gana en Marvel… y no puedo decir que me parezca mal. Vamos, parece más que evidente que se lo ha ganado, ¿no?
¿Por qué 1985 y no otro? Sólo Millar lo sabe, bueno… y Quesada y sabe Dios cuánta gente más…
La historia comienza con un niño asombrado leyendo un número de las Secret Wars y siendo “atendido” por un librero (que recuerda bastante al mío, todo hay que decirlo [Modo Montes ON] ¡¡Salinas!! ¿Por qué todos los libreros se parecen? ¡¡Dime algo, Salinas, dime algo!! [Modo Montes OFF]) que le quiere sacar los cuartos. El niño, Toby, es hijo de padres separados, su padre es el más guay del mundo (como un niño grande, vamos) y junto a él descubre a unos nuevos vecinos bastante sospechosos (entre otras cosas porque uno de ellos parece ser Cráneo Rojo) pero nadie le cree… Después de ver en las noticias una foto de alguien ¿disfrazado? como el Buitre, vuelve a la casa de sus vecinos y descubre allí a los villanos del Universo Marvel. Al huir, choca con el Hulk inteligente que comienza un enfrentamiento con Juggernaut del que Toby escapa a duras penas… Poco después de eso, los villanos empiezan a moverse.

La electricidad no sé, pero ese fondo tan... pero tan... feo.

La electricidad no sé, pero ese fondo tan... pero tan... feo.

Así que la idea principal de esta serie parece ser cómo se adaptaría nuestro planeta a la aparición repentina de seres con superpoderes (y trajes ridículos)… Vaya, nunca había leído nada así en un comic-book… es una idea muy original, ¿no?. Así que nada extraordinariamente bueno (o malo) sobre el guión. Tiene varias preguntas por responder, pero bueno, estos dos primeros números no pasan de ser una presentación de la historia, así que habrá que esperar a ver qué tal sigue.
El dibujo no es que me agrade especialmente, ese estilo realista… dejémoslo en supuestamente realista, me parece bastante feo (aunque hubiera sido incluso peor si hubiese sido una fotonovela como quería Millar inicialmente).

No sé, me parece la típica historia que podría llegar a estar bien pero que tiene un gran problema… el dibujo. Le perjudica más de lo que le ayuda.

Repaso vía pedido del Previews – abril 2009

Bueno… disculparán el retraso, pero entre semana santa y demás… como que no me ha dado tiempo a hacerlo antes. Al tema que hay prisa.

  • Invencible 60: la verdad es que no lo he leído. Sólo le he echado un vistazo muy por encima y… mierda, me he enterado de más cosas de las que me hubiese gustado enterarme. La portada cuadruple mola.
  • Justice League of America 31: empezamos con una cagada monumental en la primera página (¿qué es lo que está mal? ¿el nombre que escriben o el personaje dibujado? Porque visto el número… no tiene mucho sentido que aparezca Wonder Woman en la primera página y, en cambio, sí tendría sentido que lo hiciese Canario Negro); seguimos con referencias a una serie que no será publicada hasta dentro de un par de meses; después una crítica a los 30 números anteriores; la serie se queda con un grupo formado por personajes lamentables – me refiero a personajes de segunda fila -; y, para rematarlo, vuelven a disolver el grupo… Vaya sarta de estupideces. Esto necesita un cambio de rumbo pero ya. Penoso, francamente pésimo.

  • The Flash Rebirth 1: a pesar de no compartir, creo que como la gran mayoría de los lectores, la necesidad que tienen Johns y DiDio de resucitar a Barry… he picado. He picado, ayudado entre otras cosas, por la escasez de colecciones que sigo actualmente. Este primer número me deja bastantes dudas, pero bueno… ¡también me había pasado cuando resucitó Hal! Así que… habrá que esperar.

  • Stephen King’s The Stand – American Nightmares 1: seguimos con la adaptación en cómic de mi libro favorito de Stephen King… Siguen contando cosas sobre los personajes principales de la historia y, poco a poco, están preparando el futuro encuentro de los mismos. Por ahora sigue siendo una adaptación aceptable.

  • Fantastic Four 565: y sigo aburriéndome, pero ey… habrá gente encantada con el trabajo de ambos autores. Aunque la historia me parezca una chorrada y el dibujo flojee bastante (ayy la cara de Valeria en la portada), hay un par de splash-pages espectaculares en el interior. A ver si empieza de una vez la saga del Dr. Muerte y sus maestros y se mueve esto un poco, porque hasta ahora… buff.
  • Dark Avengers 3: seguimos con los ex-Thunderbolts y Morgana Le Fay… Como siempre, Bendis a su ritmo y Deodato luciéndose… Bueno, a mí me gusta como está llevando la serie y para un dibujante decente con el que trabaja Bendis… como para quejarse.
  • The New Avengers 51: ¿quién será el nuevo hechicero supremo? ¿y por qué nos tendría que importar a los lectores clásicos de esta serie? Sí, ya está. Eso resume todo el número. Un dibujo horrible y Spider-Man desenmascarándose ante sus compañeros con un razonamiento que choca frontalmente contra el que utiliza en el Amazing Spider-Man 591 para evitar hacerlo ante los 4F… Cosas que pasan, ya sabéis. Esperemos que este número sea un frenazo y no lo habitual desde ahora.
  • New Avengers – The Reunion 1 & 2: pues… ya que Bobbie ha regresado finalmente – aunque ese segundo regreso perdió mucha fuerza respecto al primero – al mundo de los vivos, hay que resituarla en el Universo Marvel… ¿cómo super-heroína, cómo espía o cómo ambas? ¿Y qué pasa con su relación con Clint? ¿Cuándo fue sustituida por los skrull? Todo eso y mucho más tendría que ser respondido en esta miniserie… Bueno, los dos primeros no han estado mal del todo.
  • Franklin Richards – Not-so-secret Invasion: nuevo tomo con las asombrosas aventuras del hijo de Reed y Susan Richards… acompañado por H.E.R.B.I.E. su fiel escudero robótico… ¿Recordáis a Calvin y Hobbes? Pues es prácticamente lo mismo con un tono más super-heróico. La mejor serie de Marvel en la actualidad.
  • Powers 12 – The 25 coolest dead superheroes of all time: A ver, ¿por qué narices han subido CINCO dólares el precio de este tomo? En fin, estos podrían ser perfectamente los últimos números de esta serie. Quedan resueltas la gran mayoría de las tramas y podría admitirse como un buen final. Gran serie. Espero que si la acaban retomando lo hagan a este nivel y no por pasta.

Por cierto, si se fijan en las imágenes, verán que faltan por comentar tres Showcases de la JLA… denme tiempo, denme tiempo.

Universo DC: Flash Nº 06

Universo DC: Flash Nº 06

Edición original: Flash Nº 139 a 152, Speedforce, Born to Run TPB, Flash 80 page giant 2, Secret Files 2 USA

Guión: Mark Waid, Mark Millar, Grant Morrison, John Byrne, Joe Casey, Brian Agustyn, Michael Jan Friedman, Mark J. Kiewlak, Bill Messner Loebs
Dibujo: Sal Buscema, Duncan Rouleau, John Byrne, Paul Pelletier, William Rosado, Jim Aparo, Paul Ryan, Pop Mhan, Joshua Hood, Kenny Martinez
Tinta: Aaron sowd, Joe Rubinstein, Bill Sienkiewickz, Chris Ivy, Anibal Rodriguez, Vince Russell, Jose Marzan
Color: Lee Loughridge, Tom McCraw, Noelle Giddings, Jason Scott Jones

Formato: Libro rústica, 464 págs., color.

La colección Universo DC acoge la famosa etapa de Mark Waid en Flash. Aclamada por público y crítica, esta etapa se ha convertido en un referente en lo que al género superheroico se refiere. Waid profundizó en el personaje como pocos lo habían hecho, enfrentándole, no solo con los enemigos habituales, sino consigo mismo y el legado que suponía llevar el traje de Flash, no solo ahora con relación al pasado… sino también con el futuro. Además de por la historia en sí, esta colección guarda un rincón especial entre los lectores españoles porque acogió entre sus páginas a autores como Carlos Pacheco, Salvador Larroca y Oscar Jimenez cuando daban algunos de sus primeros pasos. ¡Toda esta excelente etapa del Velocista Escarlata por fin disponible de principio a fin!

Precio: 24 €

Universo DC – Flash 6: y… Morrison y Millar dejan la serie para que Waid y Augustyn regresen para la boda de Wally y Linda. En realidad Morrison ya la dejó en el tomo anterior. Antes de irse, Millar nos presenta al Flash Oscuro, la representación de la muerte (la única Muerte en mayúsculas que reconozco es la de MundoDisco) que aparece cuando un Flash está a punto de morir… Lo que pasa es que no apunta demasiado bien (las prisas ya se sabe) y en lugar de a Wally se carga a Linda. En fin…

En tres números horriblemente dibujados por Pop Mhan asistimos a la muerte de Linda, la depresión de Wally y su pérdida de poder y cómo lo recupera para evitar que el Flash Oscuro se cargue a algún miembro del equipo Flash (para mí, Jay Garrick, Jesse Quick, Impulso y Max Mercury) y, como con la fuerza de la velocidad de por medio, se lo carga – al menos lo hace desaparecer – y se trae de vuelta a Linda (así, sin ningún tipo de explicación). ¿Cómo o de dónde? ¿Quién sabe? Y para acabar de hundirla, le pide que se case con él.
En el número mejor dibujado del tomo – y eso que el dibujante es Paul Ryan, así que imagináos -, Wally tiene dudas sobre si casarse o no con Linda.
En el siguiente número, el de la boda, Waid y Augustyn regresan para llevarla a cabo y… deshacerse de Linda, pero no la matan, es raptada por un enemigo oculto y su recuerdo es borrado de todo el mundo.
A este número le sigue el crossover con DC One Million que no aporta nada al personaje, seguido por una historia corta en la que se presenta al principal enemigo de la próxima gran saga de la serie, Azul Cobalto (al que presentan en una historia corta dibujada por Jim Aparo para darle mayor… ¿validez?). Tanto la anterior como las siguientes historias cortas protagonizadas por los secundarios de la serie Max Mercury, Jesse Quick y Jay Garrick – cuya historia es la única que se salva y no, no tiene nada que ver conque Byrne sea su autor completo – pertenecen a un especial aparecido a finales de 1997 (o principios del 98) llamado “Speed Force”.
Para seguir con la escasa calidad de estos números, además se añade un Secret Files que revisa los orígenes de los tres Flash que han sido, del más claro sucesor de los velocistas (Impulso) y una imagen de los que vendrán después… si alguien consigue deshacerse de una puñetera vez de Barry Allen, claro.

Con un prólogo de dos números en el que en el primero se resitua la situación de un Flash/Wally sin recuerdos de Linda y se incluye un nuevo personaje femenino (Angela Margolin, una policía científica de Central City) para que pueda crear algo de tensión sexual y un segundo que nos revela la verdadera identidad de Azul Cobalto (el villano de la próxima saga) y sus razones para odiar a Flash y querer que desaparezca… ¡Ostras! ¡Una historia de gemelo malvado! ¡Viva la originalidad! Mucho mejor que un clon o algo por el estilo, dónde va a parar… Pues bien, después de esos dos números, por fin, comienza la siguiente gran saga de la serie… Chain Ligthning (Relámpagos en cadena) donde veremos a todos los Flash que son, fueron y serán… si alguien consigue deshacerse de una puñetera vez de Barry Allen, claro.
¿Un resumen rápido? Lo mejor de esta saga es el título… así como suena.


En esta saga vemos a los Flash que son y a los que serán en una lucha a través del tiempo enfrentándose a los diferentes Azul Cobalto en una lucha de legados… para evitar que la lucha llegue a la época de Barry Allen y acabe con su vida. Así vemos como Wally, Jay, Jesse, Max y Bart viajan por el tiempo para avisar y ayudar a otros Flash (de ahí el nombre de la saga, al menos eso supongo…) en sus enfrentamientos con Azul Cobalto.


Así, Jesse Quick viaja hasta el año 2754 para encontrarse con el Flash de ese año; Wally viaja hasta el siglo 853 para prevenir a John Fox; Max Mercury visita a los dos Flash del año 2231 (que parecen conocerle previamente); Impulso se encuentra con un Flash… ¡enorme! (del que no dicen el año); y Jay viaja al s.XXI y se encuentra con… Iris West, la hija de Wally.
Después de John Fox, Wally no se detiene ahí y viaja al s. XXV para enfrentarse al descendiente más famoso de Azul Cobalto, Eobard Thawne, el Profesor Zoom. ¿Ein?
Claro… no os he dicho quién es Azul Cobalto… por lo visto, el hermano gemelo malvado de Barry Allen, Malcolm Thawne, separados al nacer por un médico alcoholizado y deseoso de vengarse de Barry y su legado por lo mucho que sufrió en su niñez. Síp, uno de esos.
En el s.XXV Wally se encuentra con una sorpresa, el Profesor Zoom está ayudando a la policía en su lucha contra Azul Cobalto y la gema que le da su poder no está poseyendo a un Thawne, ¡está poseyendo a un Allen! Con la ayuda de Zoom, Wally consigue liberar al descendiente de Barry, pero antes de ser encerrado de nuevo, Zoom viaja en el tiempo hacia… ¿dónde y por qué?
Por su parte, Jay ha “enlistado” a Iris para que avise al resto de los Flash; Impulso viaja al s.XXX para avisar a su prima Jenny (la legionaria XS); y Jesse y el resto de Flash van avisando a los demás Flash… No es lo único que hace Jay, decide regresar a su tiempo para encargarse de Azul Cobalto original y eliminar su amenaza permanentemente, Jay llega a tiempo para evitar que Azul Cobalto asesine al nuevo interés femenino de la serie (Angela Margolin, lo he mirado XD) y desaparece después de dejarlo en estado vegetativo.
¿A qué época había viajado Zoom? Al año 2980… perseguido por Wally y ambos con distintas intenciones. Zoom quiere hacerse con la gema que da el poder a Azul Cobalto y Wally, además de impedírselo, quiere destruirla… cosa que consigue finalmente (e incluso encierra a Zoom en el proceso).
Por desgracia para Wally no termina todo ahí. Los velocistas de las distintas épocas se reúnen en la época que Wally quería evitar expresamente, los últimos días de barry en el s.XXX. El problema de esto es que todos ellos están controlados por los diversos fragmentos de la gema de Azul Cobalto que el resto del equipo Flash había repartido para que los Flash las utilizasen como detectores de los Azul Cobalto de sus épocas… ¿cómo ha conseguido la gema controlarles? A través de Jay Garrick, el velocista que ha poseído en el s.XX.

Wally se encuentra en clara desventaja, 25 velocistas contra él, pero sus probabilidades de sobrevivir mejoran cuando Barry aparece para ayudarle (en serio… ¿ha habido algún superhéroe que haya tenido tantas aventuras después de muerto cómo Barry?). A pesar de su ayuda, las cosas no mejoran demasiado, consiguen despistar a sus perseguidores y se ocultan en el Museo Flash… de donde toman las armas de sus enemigos y las utilizan contra los otros velocistas (eso si sois capaces de creeros que han dejado las armas listas para su uso en un museo, claro). Así mientras Wally los retrasa con boomerangs, Barry utiliza la pistola del Capitán Frío para congelar a Jay y liberarle de la gema. Una vez liberado Jay, los tres Flash del s.XX intentan encontrar una vibración que libere a sus sucesores de la posesión… cosa que terminan logrando (después de mucho sufrimiento y tal, ya sabéis cómo va esto). Los Flash vuelven a sus distintas épocas (esto lo supongo, porque no se vé en el cómic) y justo antes de que Wally, el último en irse, regrese a su tiempo, Azul Cobalto, haciendo un último esfuerzo, mata a Barry… Lo que provoca que Wally tenga que ocupar su puesto durante las Crisis (las buenas, las primeras), pero…

No es Barry y fracasa al intentar actuar como él (con muchos muertos y destrucción por el medio, ya sabéis)… hasta que se da cuenta de que él no es Barry y que no tiene que actuar como si lo fuese, si no como sí mismo… y viaja en el tiempo para salvar a Barry antes de que Azul Cobalto le mate y se lo lleva (a Azul Cobalto) no a Barry a la fuerza de la velocidad… perdiéndose en ella. ¿O no?


Días después, un nuevo Flash aparece en Keystone, lo primero que hace es ir a por los diarios que guardaba Wally West sobre sus experiencias… ¿por qué? El equipo Flash se enfrenta a él para descubrir su identidad pero, después de una breve pelea, huye de ellos haciéndoles desear que Wally estuviese allí… a lo que Bart responde que Wally debe estar buscando a Linda a través del tiempo demostrando así que hay alguien que sí la recuerda…
Linda, por su parte, está atrapada en un vórtice temporal en el que la ha encerrado el enemigo desconocido ese que, por la pinta que tiene, parece Kadabra. Harta, huye de él lanzándose al vórtice…
El nuevo Flash, ante el acoso de los medios, de la policía y de los demás velocistas, decide que no puede ayudar a la gente enfrentándose a los villanos mientras es acosado por los demás y decide desenmascararse delante de Jay para que este le respalde ante los demás. Cuando se desenmascara, Jay se queda sorprendido y le pregunta cómo es posible que sea… a lo que el nuevo Flash todavía no puede responderle, para evitarse interferencias mutuas, se reparte con Jay la protección de ambas ciudades, Jay se encargará de Keystone y él de Central City.

Y… es un tomo bastante irregular, principalmente por el baile de pésimos dibujantes que “disfrutamos” hasta la llegada de Paul Pelletier quien, sin ser excelente, al menos consigue mantener cierta consistencia.
Tampoco es que ayude demasiado el inicio tan flojo del tomo con la historia de Mark Millar, lo del Black Flash no es malo, pero la resolución de la historia… en fin. Por otro lado, los números de relleno (especiales, secret files y demás) tampoco ayudan, no permiten que el tomo gane empaque y, la verdad, Waid tampoco está muy acertado en los primeros números tras su regreso, lo de casarlo para hacer desaparecer instantáneamente a la novia… como que no. Para mi gusto, el personaje de Azul Cobalto tampoco acaba de funcionar (y mejor dejo a un lado lo del gemelo malvado) y la saga que se centra en él, Chain Lightning – y no digamos el número centrado en las Crisis – tampoco es para tirar cohetes, es una pena que, con lo bien que llevaba la serie antes, el descanso de un año haya provocado que le perdiese el pulso a la serie. En fin, a ver qué tal termina su estancia en la serie.