La leyenda de Madre Sarah 7

Aproximadamente 14 meses después… el final de esta gran historia. Eyy, no está tan mal, el dibujante tardó 15 años en completarla… XD

La leyenda de Madre Sarah – 07

Guión: Katsuhiro Otomo
Dibujo: Takumi Nagayasu

Tomo 17x26cms, tapa blanda con sobrecubiertas, 236 páginas b/n, 12 a color, sentido de lectura japonés
Último número

¡ÚLTIMO VOLUMEN DE ESTA OBRA MAESTRA DE KATSUHIRO OTOMO!
La vuelta de las colonias espaciales llena de esperanza a los hambrientos y descorazonados habitantes de la Tierra, pero el rumor de que han descendido aquejados de un virus infeccioso amenaza su reincorporación a la sociedad… e incluso sus vidas. ¿Habrá un final feliz para Sarah y lo que queda de su familia?

O lo que aparece al final del tomo

Las colonias espaciales descienden a la Tierra, llenas de promesas y esperanzas para la población. Sarah consigue entrar en su antiguo hogar, donde se reencuentra con miles de recuerdos… y con su marido. Pero la feliz reunión acaba en tragedia cuando el ejército se interna en la colonia intentando desentrañar sus secretos. Un emocionante final para el viaje de esta madre dispuesta a todo por recuperar a sus hijos.

Precio: 14.00 €

La leyenda de Madre Sarah 7: y mucha tensión en este último tomo… Tensión acompañada de explosiones, muertes, descubrimientos asombrosos – parece que los Mother Earth recién llegados se toman sus creencias muy en serio -, peticiones raritas del marido de Sarah – ¿plantar algo en su cuerpo? Pero, pero, pero… -, errores humanos – el miedo a lo desconocido, ya sabéis -, luchas internas, traiciones, reencuentros, armas futuristas, ataques con misiles, la destrucción de la ciudad del futuro… y muchas, muchísimas pérdidas. Y la rabia de Sarah… Como no podía ser de otra forma, una mínima esperanza al final (un final abierto, ojo)… acompañado de risas.

Y no es un mal final para esta serie… más o menos termina igual que comienza, con un viaje, pero en esta ocasión, a pesar de que los viajeros coincidan, su sentido es muy diferente. Este último número sigue contando con un guión interesante y el gran dibujo, a pesar de que Nagayasu crea que es pésimo, que ha acompañado durante toda la serie. Este número no es peor que los anteriores.

Una gran serie que me ha tenido enganchado desde el principio de la misma.
¿Recomendable? Por supuesto… siempre que te guste la ciencia-ficción, claro.

Gran guión, gran dibujo.

Antología de Katsuhiro Otomo

Colección de historias cortas de ciencia-ficción (qué sorpresa, ¿no?) realizadas por Katsuhiro Otomo antes de centrarse en Akira…

Antología de Katsuhiro Otomo

Guión y dibujo: Katsuhiro Otomo

LAS HISTORIAS MÁS PERSONALES DEL AUTOR DE AKIRA
Katsuhiro otomo es un polifacético autor con un estilo de narración muy personal. En esta antología de relatos encontramos las semillas que más tarde germinarían en grandes historias como Akira o Pesadillas. Una cuidada edición que nos brinda la oportunidad de acercarnos un poco más al mundo interior de este famosísimo artista.

Manga, 17x26cms, tapa blanda con solapas, 210 páginas b/n, 50 páginas a color

Precio: 18.00 €

Antología: de todo un poco… buenos y regularcillos, divertidos y más sosos, más largos y más cortos… Las historias que lo componen son las siguientes:

  • Flor: la que más me ha gustado y probablemente la más corta. En un planeta desértico un soldado intenta que una flor sobreviva.
  • Memories: unos robots dentro de una tormenta magnética intentan cumplir el último deseo de su dueña… Lo más flojo el dibujo.
  • El sonido de la arena: una de las dos historias de Otomo que recuerdan poderosamente a unos relatos cortos de Stephen King (o al revés, que cualquiera sabe)… Regularcilla.
  • Adiós a las armas: ¿puede ser racional una guerra? Lo dudo. Me aburrió bastante.
  • Hair: una de las más divertidas. Un grupo de “hippies” intentan recuperar el espíritu del pasado… ya sea con sus pelambreras, su música o un simple resfriado… Otra de mis favoritas.
  • La tienda de los pájaros eléctricos: continuación no evidente de la anterior pero que mantiene a los peludos… y las últimas páginas recuerdan poderosamente al principio de Transmetropolitan…
  • Swing Menor: segunda de las historias que recuerdan a Stephen King, a La Balsa concretamente… no está mal pero el final es lo peor. Flojilla.
  • Crónicas del planeta pulpo I y II: pues eso, dos historias sobre un planeta en el que los seres superiores del mismo son pulpos y se enfrentan a estrellas de mar, calamares y cosas así… Me aburrió mucho.
  • Bola de fuego: precuela de Akira en versión más reducida y en la que se adelantan muchas cosas que se verán en aquella. Me gustó bastante y resulta bastante interesante de leer.
  • Es un mundo asombroso: La lámpara de Aladino, El arca de Noé, El viejo y el mar y Los caballeros de la mesa redonda son las cuatro historias de las que Otomo realiza unas versiones cortas y con muchísima mala leche de las historias conocidas… Quitando la última que me pareció bastante floja, las otras tres tienen su coña.

Pues eso, de todo un poco… aunque lo positivo supera con creces a lo negativo.

La leyenda de Madre Sarah 05

La leyenda de Madre Sarah Nº 05

Guión: Katsuhiro Otomo
Dibujo: Takumi Nagayasu
Tinta: Takumi Nagayasu
Color: Blanco y negro

Formato: Libro rústica, 254 págs., blanco y negro.

En el marco de la conferencia de paz, y tras una larga y penosa búsqueda, Sarah parece haber encontrado a sus hijos, Harato y Tsurumi, pero ya no son los niños que perdió tantos años atrás. Para sobrevivir en un mundo tan cruel han tenido que endurecerse, y mientras Harato le da la espada, el pequeño Tsurumi no parece reconocerla…

Precio: 13 €

La leyenda de Madre Sarah – 05: en el tomo anterior calificaba de cabrón al tal Klaus y bueno… creo que me he quedado algo corto. Eso de traicionar a los que le acogieron para vengarse de la muerte de sus padres… ¿en qué está pensando? ¿no podía ponerse un traje de murciélago y saltar de callejón en callejón como han hecho otros? Si es que… En fin, Sarah por fin puede llegar hasta Hataro, pero este no tiene buenas noticias para ella, cree que Sumuri está muerto y que es por su culpa… Además, su banda le ha echado cuando ha intentado que le acompañasen a rescatar a su madre y a su “hermano”. Mientras él y Tse-Tse van en su rescate, la banda sufre el ataque de los ejércitos combinados de Epoque y Mother Earth que les arrasan para recuperar la bomba. Hataro, Tse-Tse y Sarah no llegan a tiempo para impedir la masacre y sólo pueden ver como explota la bomba aniquilando a los ejércitos. Cuando llegan a la zona cero, una nave llega hasta ellos…

Es un buen tomo, bastante intenso y, como siempre, con un gran dibujo. La historia sigue avanzando, aunque lentamente y esa nave voladora del final… A saber qué (o a quién, obviamente, no me creo que Sumuri esté muerto) trae en su interior. Gran serie, buen dibujo, interesante guión… ¿qué más queréis?

La leyenda de Madre Sarah 04

La leyenda de Madre Sarah Nº 04

Guión: Katsuhiro Otomo
Dibujo: Takumi Nagayasu
Tinta: Takumi Nagayasu
Color: Blanco y negro

Formato: Libro rústica, 254 págs., blanco y negro.

El hombre es el peor enemigo de su propia raza. En el éxodo forzoso de las colonias espaciales la joven Sarah perdió a sus hijos, pero lejos de amilanarse, también emprende su búsqueda llena de coraje y determinación por un mundo peligroso y cruel donde impera la ley del más fuerte. Pero no solo quiere encontrar a sus hijos, sino intentar crear un mundo mejor en el que puedan estar a salvo…

Precio: 13 €

La leyenda de Madre Sarah 04: con este tomo pasamos el ecuador de la serie y las cuentas son las siguientes: 1 – 1 – 1. Un hijo encontrado, otro localizado y otro todavía perdido… Vamos bien.
El comienzo de este tomo es bastante movido y recuerda poderosamente a Mad Max, ¿que a cuál de las tres? A las tres, pero sobre todo a la segunda y a la tercera: la gasolina como el bien más valioso; arena y desierto; y persecuciones a toda velocidad, ataques a convoyes y facciones enfrentadas, el ejército (los dos que aparecen en esta serie) contra los supervivientes… que son jóvenes y rebeldes.

Por cierto… qué cabrón el tal Klaus, ¿no? ¿Quién podía esperar algo así de un niño tan… “dulce”?

Por supuesto, Tse-Tse sigue a lo suyo, por un lado intentando ligar con Sarah y por otro vendiendo su mercancía aunque, por desgracia, pierde todas sus posesiones por culpa del hijo de Sarah, Hataro.
¿Y Sarah? A lo suyo, sigue buscando a sus hijos, enfrentándose al ejército por ellos y, nuevamente, recibiendo palizas para poder acercarse a ellos… Jesús, una monja, el jefe de un grupo de rebeldes… ¿a qué se dedicará el que falta? Madre mía.


Otro gran tomo con una buena historia y un dibujo francamente espectacular (como podéis ver en las imágenes que acompañan este texto). Ya sé que quizás me repito y tal, pero… ¡peazo de serie señores! Me faltarían adjetivos para calificarla todo lo bien que tendría que hacerlo, ojalá mantenga este nivel hasta su final… y que este sea bueno.

La leyenda de Madre Sarah 2

La leyenda de Madre Sarah Nº 02

Guión: Katsuhiro Otomo
Dibujo: Takumi Nagayasu
Tinta: Takumi Nagayasu
Color: Blanco y negro

Formato: Libro rústica, 286 págs.

Empieza a forjarse la leyenda… Tras abandonar la Ciudad de los Saqueadores, Sarah y Tse-Tse llegan hasta una ciudad minera controlada por un dictador increíblemente joven con unos planes fatídicos para los adultos. Pero Sarah no se dará por vencida y seguirá luchando por recuperar a sus hijos…

Precio: 12 €

Image Hosted by ImageShack.us

La leyenda de madre Sarah 2: estoy empezando a pensar que Otomo es uno de los mangakas más completos que conozco – lo pondría junto a Shirow e Inoue, mis dos favoritos en la actualidad -. Cada tomo de madre Sarah es una gozada, tanto en el guión – con continuas revelaciones sobre el pasado – como en el dibujo – la página en la que Sarah se clava el trozo de madera en su pecho es… -. Además, Otomo va revelando incógnitas que quedaban pendientes del primer tomo, entre otras, lo que había pasado con el bebé de Sarah… algo que me estaba temiendo.
Lo de la ciudad de los niños controlada por dos psicóticos – una adulta y un chaval con poderes – está muy bien llevado.
Me encanta la ciencia-ficción con toques post-apocalípticos y esta serie me parece muy buena. El vendedor ambulante es un personaje genial, si a eso le añades a Sarah… da una gran combinación de personajes protagonistas.

La Leyenda de Madre Sarah 01

Image Hosted by ImageShack.usLa Leyenda de Madre Sarah 01 (de 07)

Guión: Otomo, Katsuhiro
Dibujo: Nagayasu, Takumi
Formato: Rústica con sobrecubierta
Tamaño: 17 x 26
Páginas: 216 B/N + 8 pág. Color

Edición especial con nuevo formato de esta gran obra de Katsuhiro Otomo.
Remasterizada digitalmente.

La Leyenda de la Madre Sarah es una de las obras más interesantes de Katsuhiro Otomo (Akira, Steamboy), que firma aquí el guión para dejar el apartado gráfico en manos de Takumi Nagayasu. Esta nueva edición de gran formato (17×26 cm) recopila la serie completa en solo 7 tomos, está remasterizada digitalmente e incluye páginas a color. Una oportunidad inmejorable de hacerse con este clásico.

Una mujer se embarca en un viaje solitario y peligroso para encontrar a tres personas en una búsqueda que atemorizaría a los guerreros más fuertes y valientes. Debe probarlo o morir en el intento, porque las tres personas son su vida, su pasado y su futuro. Son sus hijos. Años después, a medida que otros viajeros desafiaban el árido paisaje y a sus depredadores, yendo de una colonia polvorienta a otra, se dejaban escuchar historias sobre una mujer de gran fuerza, sabiduría y clarividencia. Las historias se convirtieron en una leyenda…

Precio: 12,00 €

Image Hosted by ImageShack.us

Situémonos, un futuro post-apocalíptico… Sí, vale, no se puede decir que Otomo sea muy original. En fin, la historia se sitúa en una colonia espacial que orbita alrededor de la Tierra que ha quedado devastada por una gran guerra. Se consigue un periodo de paz hasta que unos científicos declararon que era posible volver a la Tierra, sólo tendrían que lanzar una gran bomba para modificar el eje de rotación del planeta y hacer uno de sus hemisferios habitables – más o menos tardaría dos años en volverse habitable -. Esto provoco que la gente se separase en dos bandos, los Epoque que estaban a favor de lanzar la bomba para poder regresar a la Tierra y los Mother Earth que estaban en contra ya que podría dañar irremediablemente a la Tierra. La lucha entre ambos bandos provocó una guerra en la estación, que sufrió daños irreparables provocando que muchas personas huyesen hacia la Tierra. La historia de Madre Sarah comienza cuando Sarah, su ¿marido? y sus cuatro hijos están esperando para subir a uno de los transbordadores que llevan a los colonos a la Tierra y uno de los dos bandos – no tengo muy claro cuál – reconoce al marido – que huye – y Sarah se vé obligada a separarse de tres de sus hijos – quienes, supuestamente, suben al transbordador -. Después de eso, vemos cómo Sarah se encuentra buscando a sus hijos por la Tierra, una Tierra devastada y en la que la gente sobrevive con muchas dificultades. Sarah viaja acompañando a un vendedor ambulante y llegan a una ciudad en la que encuentra a una chica que, más o menos, tendría la edad de uno de sus hijos…
Sarah pasa un tiempo con ella y aprende cosas de la ciudad y de su vida…

Image Hosted by ImageShack.us

A ver… el primer número está bien, iba a decir muy bien, pero no me acabó de convencer la segunda parte del mismo. No acabé de conectar con Sarah ni con ninguno de sus acompañantes…
Otro problema que se me plantea es de lógica… vamos a ver, si estás encerrado en una estación espacial y te dicen que puedes volver a vivir en la Tierra en dos años si lanzas una bomba en uno de los polos… ¿quién se podría negar a eso? Si es que cuando las cosas no tienen sentido…
De cualquier forma hay una cosa que me picó desde el primer momento… ¿dónde está el bebé que llevaba Sarah en brazos? Porque igual que los otros se vieron empujados por la marea de gente… Sarah llevaba un bebé… y en este primer tomo no se le ha visto. Me interesa saber qué ha pasado con él.
Más cosas, lo del futuro apocalíptico… está como un poco demasiado utilizado, ¿no? Sobre todo por el propio Otomo… si, coño, el tío que ya había hecho Akira… que sí… la del futuro post-apocalíptico… Ese mismo.
El guión… resulta intrigante en su principio, pero no acaba de funcionar al final.
El dibujo… dejando de lado que Sarah parece un machorro en algunas ocasiones… bastante bien. Cuenta bastantes cosas sin necesitar muchos diálogos, así que es un narrador sumamente aceptable.

Es lo suficiente curioso como para comprar el siguiente número.

Batman: Black and White

Esta es una publicación histórica. ¡¡Lo último que publicó Zinco recuperado al inicio de la publicación de los cómics DC por Planeta!! Empezamos fuertes, señores, todo para el murciélago y nada para el “azulote”… En fin, a lo que vamos.

blackwhite.jpgGuión: Brian Bolland, Howard Chaykin, Chuck Dixon, Neil Gaiman, Archie Goodwin, Andrew Helfer, Klaus Janson, Joe Kubert, Ted Mckeever, Dennis O’neil, Katsuhiro Otomo, Bill Sienkiewicz, Walter Simonson, Jan Strnad, Bruce Timm, Matt Wagner, Kent Williams

Dibujo: Simon Bisley, Brian Bolland, Howard Chaykin, Richard Corben, Gary Gianni, Klaus Janson, Teddy Kristiansen, Joe Kubert, Liberatore, Ted Mckeever, Jose Munoz, Kevin Nowlan, Katsuhiro Otomo, Bill Sienkiewicz, Walter Simonson, Brian Stelfreeze, Bruce Timm

Correspondencia Original: Batman Black & White

El título es simple. El talento es espectacular.

Los grandes autores del cómic rinden tributo al Señor de la Noche: Neal Adams, Michael Allred, Batt, Simon Bisley, Brian Bollard, Howard Chaykin, Richard Corben, Chuck Dixon, Neil Gaiman, Gary Gianni, Archie Goodwin, Andrew Helfer, Klaus Janson, Michael WM. Kaluta, Teddy Kristiansen, Joe Kubert, Jim Lee, Liberatore, Tex McKeever, Frank Miller, Moebius, José Muñoz, Kevin Nowlan, Bill Sienkiewicz, Marc Silvestri, Walter Simonson, Barry Windsor-Smith, Brian Stelfreeze, Jan Strnad, Bruce Timm, Alex Toth, Matt Wagner, Kent Williams, Scott Williams, Jorge Zaffino.

Obra ganadora en 1997 de los premios Will Eisner de la industria del cómic a la mejor antología y a la mejor historia corta (Héroes, de Archie Goodwin y Gary Gianni), y ganadora en 1998 del premio Harvey al mejor álbum gráfico de material ya publicado.

Las historias y sus autores son los siguientes:

Luto perpetuo por Ted McKeever: Batman investiga la identidad de un cadáver recién llegado al depósito de Gotham.

Una historia emotiva que muestra lo implicado que puede llegar a estar Batman en sus investigaciones.

Tal para cual por Bruce Timm: Una historia de Dos Caras, una intervención quirúrgica y un descubrimiento que lo cambia todo… para dejarlo tal y como era antes.
Una de mis favoritas, Bruce Timm muestra de nuevo su gran capacidad para dirigir el destino de Batman.

La Caza de Joe Kubert: Batman interrumpe un robo… o quizás no lo ha hecho.
Para mi gusto, una de las dos peores historias de todo el tomo, se ve que no es lo suyo.

Pequeños crímenes por Howard Chaykin: Un asesino múltiple llamado Virtud Cívica lleva a cabo una serie de asesinatos que, para sorpresa de Batman, son comprensibles…
Y… realmente son comprensibles, esas cosillas que individualmente no son importantes pero que unidas pueden llegar a cabrearte mucho.

La trompeta del diablo por Archie Goodwin y José Muñoz: una trompeta maldita, el diablo y Batman.
Bueno… ni fu, ni fa, para gustos.

Leyenda de Walter Simonson: un futuro luminoso que no lo es tanto.
Mi decepción en esta colección de historias, esperaba mucho más de Simonson.

El creador de monstruos por Jan Strnad y Richard Corben: un niño muere asesinado por una lucha de bandas.
Entretenida y poco más, ni fu ni fa.

Ojos de niños muertos por Kent Williams: un asesinato en la calle, un despiste y una ciudad que alienta a su caballero.
Ehmm, vale. Lo que usted diga, sr. Williams, lo que usted diga…

Hijos del diablo por Chuck Dixon y Jorge Zaffino: un testigo extrañamente cooperativo y un asesinato nada claro.
Interesante, cumple y poco más.

Un mundo en blanco y negro por Neil Gaiman y Simon Bisley: en los cómics no todo es lo que parece…
Otra de mis favoritas, Gaiman y Bisley unidos y con ganas de reirse.

Buenas noches, Medianoche por Klaus Janson: el día del cumpleaños de Bruce Wayne, Alfred lee una carta que su padre había escrito mientras espera a que vuelva de su ronda.
Otra de mis favoritas, y es que tener a Alfred de personaje principal y tratarlo bien tiene su complicación… aquí lo logran.

En sueños por Andrew Helfer y Liberatore: una joven tiene pesadillas en las que siempre aparece Batman atacándola…
Bien, entretenida y bastante bien hecha.

Atraco por Matt Wagner: una casa vacía es demasiada tentación para “Paloma” Jennings y su banda…
Divertida y poco más.

Ramas rotas por Bill Sienkiewicz: un padre intenta enseñar una lección “vital” a su hijo… y Batman intenta enseñarle esa misma lección al padre.
Otra de mis favoritas, ni siquiera Batman puede salvar a todo el mundo.

Una canción de muerte esta noche por Dennis O’Neil y Teddy Kristiansen: un asesino disfrazado como Papa Noel está planeando actuar en Nochebuena y Batman tiene que encontrarlo antes de que lleve a cabo su plan.
Cumple sobradamente, un Batman más humano de lo habitual.

Un tipo inocente por Brian Bolland: un hombre normal cuenta delante de su cámara de video lo que planea hacer con su vida.
Con diferencia, la mejor de todas las historias que recoge este tomo.

Monstruos en el armario por Jan Strnad y Kevin Nowlan: Algo abominable acecha en las noches de Gotham…
Bahh, pasable.

Héroes por Archie Goodwin y Gary Gianni: ¿Quiénes son los verdaderos héroes?
Bien, muy bien, me recuerda en ocasiones a Sandman Mistery Theater.

Despedida por Dennis O’Neil y Brian Stelfreeze: una bala perdida lleva recuerdos desagradables a la cabeza del Hombre Murciélago…
Ni fu ni fa.

La tercera máscara por Katsuhiro Otomo: un asesino con personalidad múltiple y ¿Batman?
Otro que parece no saber demasiado bien dónde se mete…

Y, además de todas estas historias, las portadas de los cuatro números originales y varios pin-ups en blanco y negro de Batman.
El global es bastante irregular, porque las muy buenas destacan mucho y las malas también destacan mucho… pero que, en general, supera el aprobado alto. Sobre todo por esas dos o tres historias que destacan sobre las demás.

Nada más.

Aaaaaaaaaaaaadios