The Flash 14

Image Hosted by ImageShack.usThe Flash Nº 14

Guión: Geoff Johns
Dibujo: Peter Snejberg, Justiniano

Edición Original: The Flash #218-219 USA

Formato: 48 págs.
Precio: 3,5 €

Planeta podría haberse tirado el moco… quicir… hacer un guiño a sus lectores y haber publicado el final de la saga con Wonder Woman aquí…
Sí, ya sé que publican el Flash 1/2 sin cobrar nada extra, pero oye… por pedir que no quede. No todo el mundo compra ambas series.
¿Qué nos encontramos en este número? Primero la vida de uno de los villanos, Ola de Calor y después… la primera parte del crossover con Wonder Woman, a lo que hay que sumar el 1/2 centrado en los Tricksters…
Lo peor son, con muchísima diferencia, ambos dibujantes, que si bien Porter no es ninguna maravilla, estos dos le convierten en un All-Star. Ya veréis la diferencia a partir de ahora… Ahora sí, por fin, se desata la Guerra de Villanos, sentaos en un sitio cómodo y a disfrutar… Os aseguro que lo haréis.

Nada más.

Aaaaaaaaaaadios

Countdown to Infinite Crisis: Day of Vengeance

Preludio de las Infinite Crisis de DC tenemos cinco series limitadas que marcarán el inicio de las mismas, enfatizando diversos aspectos que las Infinite Crisis tendrían que solucionar, las cinco colecciones son las siguientes:

The OMAC Project (Greg Rucka y Jesus Saiz)
The Rann-Thanagar War (Dave Gibbons e Ivan Reis)
Day of Vengeance (Bill Willingham y Justiniano)
Villains United (Gail Simone y Dale Eaglesham)
The Return of Donna Troy (Phil Jimenez, José Luis García-López y George Perez)

Estas cinco series surgen de un especial llamado Countdown to Infinite Crisis donde, a través de la investigación de un héroe que, finalmente, acabará muriendo, vemos los puntos de origen de dichas series limitadas.

La serie limitada sobre la que voy a hablar hoy es:

Day of Vengeance

Esta serie está dedicada a investigar (y destruir) el aspecto mágico del Universo DC.

Galería de portadas:

La serie está narrada a través de los esfuerzos de un grupo de magos (el Detective Chimpancé, Ragman, la Encantadora, Nightshade, Blue Devil y Nightmaster (creo que es el nombre del sexto) que se unen (en un grupo que se acabará llamando Shadowpact) para detener los ataques que El Espectro (el servidor del Ser Supremo de DC) está realizando contra todos los seres mágicos del universo. Por su parte, el mago Shazam envía a su protegido, el Capitán Marvel para detenerle. El problema surge, cuando la nueva Eclipso se une al Espectro y, aprovechando que no tiene un huésped humano, le engaña diciéndole que si destruye toda la magia, acabará con todo el mal del universo…
El grupo tendrá que pedirle ayuda al ser mágico más poderoso del universo (una chica adolescente) para detener al Espectro y abortar su malvado plan…

¿Cuál ha sido la intención de esta serie?

Primero, lanzar las Infinite Crisis y segundo, el verdadero objetivo de esta miniserie ha sido simplificar el complejísimo mundo mágico de DC, total y absoluto motivo de crisis para los guionistas cuando aparece una amenaza de proporciones cósmicas, ya que deben inventarse excusas ridículas para que no participen en las mismas…

¿Lo ha logrado?

Ehmm, ¿recordáis la Masacre Mutante? Más concretamente, ¿recordáis un What The publicado en Marvel Héroes que se titulaba algo así como Fiesta Mutante Playera y que parodiaba la Masacre Mutante? Concretamente, parodiaba las muertes diciendo que los muertos habían sido 7 mutantes desconocidos y tropecientos tripulantes de la Enterprise… Pues lo mismo. Se han cargado unos cuantos, aunque el 90% de los mismos eran desconocidos, así que… no han sido unas graves pérdidas… Eso sí, se supone que esto seguirá en la Infinite Crisis, así que a ver cómo termina todo y si, realmente, consiguen limitar (o capar, como yo lo llamo) la magia del Universo DC.

¿Qué tal ha estado la serie?

Bueno, de todas las series que surgieron del Countdown, esta es la que menos interés despertaba en mí (por gusto propio y temática de la misma), así que era la que más posibilidades tenía de sorprenderme, pero… no lo ha logrado.
Personalmente destacaría las portadas de Walt Simonson y la aparición del Capitán Marvel, personaje que siempre me ha gustado, pero aparte de eso…, poco más. La trama está bien llevada, pero la aparición del ser super-poderoso que va a arreglarlo todo (en este caso la niña) está un poco manida, aunque, eso sí se lo reconozco, la “resolución” es bastante original, sobre todo en lo que respecta al comportamiento de la niña.

¿Tu puntuación?

Yo no hago esas cosas, pero… si tuviese que darle una nota, le pondría un 4’5 o, como mucho, un 5 pelado, pero no mucho más.

Nada más.

Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaadios