Batman: Black & White Nº 02

Lo sé, lo sé, lo publicaron hace años… qué le vamos a hacer. Yo también tengo una pila de lectura considerable.

Batman: Black & White Nº 02

Edición original: Batman Black & White Nº 2 USA

Guión: Warren Ellis, Ty Templeton, Walter Simonson, Brian Azzarello, Steven T. Seagle, Harlan Ellison, John Arcudi, Kelley Plunckett, Paul Levitz, Alan Brennert
Dibujo: Tim Sale, John Paul Leon, Eduardo Risso, Jim Lee, Marie Severin, Gene Ha, Daniel Torres, José Luis García- López, Tony Salmons, Paul Rivoche

Color: Blanco y negro

Formato: Libro cartoné, 176 págs.

Los primeros números de la colección Batman: Gotham Knights incluyeron complementos en blanco y negro que recordaban el exitoso volumen editado en los años 90 donde autores de renombre aportaban su particular visión al mundo del Caballero Oscuro. Ahora los 16 primeros complementos se recopilan en esta edición que además incluye 40 páginas de material exclusivo para el recopilatorio. Detrás de una portada dibujada por Mike Mignola se esconden historias cortas de autores como Paul Dini, Warren Ellis, Harlan Ellison, Alan Grant, Dave Gibbons, Brian Azzarello, Howard Chaykin, Alex Ross, Gene Ha, Jim Lee, Gene Colan, José Luis García-López o John Byrne, entre otros.

Precio: 11,95 €

Batman – Black & White – Volumen 2: al igual que en la revisión del tomo anterior, a continuación título, autores (o autor) y un brevísimo resumen de la historia mezclada con mi breve opinión sobre la misma…

Estudio práctico: guión de Paul Dini y dibujo de Alex Ross. Batman ha capturado al Joker y le ha vuelto a encerrar en Arkham, uno de los psiquiatras revisa su historial… escrito por Harley Quinn. Otra revisión del origen del Joker y van… buen dibujo.

Batsman: guión de Ty Templeton y dibujo de Marie Severin. Una aburrida parodia sobre Batman y sus historias. Francamente pésimo tanto en guión como en dibujo.

Cuestión de confianza: guión de Chris Claremont y dibujo de Steve Rude y Mark Buckingham. Bruce Wayne acude en ayuda de una vieja amiga que necesita… ¡un canguro para sus dos hijos! Es divertido ver a Bruce Wayne en un entorno tan diferente al suyo. Entretenido.

Noche tras noche: guión de Kelley Puckett y dibujo de Tim Sale. Bruce Wayne tiene todas las noches el mismo sueño con la muerte de sus padres y todas las noches sale a detener criminales pero no el que querría detener en realidad. Está bien, sin más.

Buenaventuras: guión de Steven T. Seagle y dibujo de Daniel Torres. Batman y un detective se alían para investigar la muerte de una pitonisa. Entretenido y dibujada por un español.

Convertirse en murciélago: guión de Warren Ellis y dibujo de Jim Lee. Batman investiga el asesinato de una prostituta y vemos parte de su preparación. La historia tiene un pase pero el dibujo es francamente pésimo y parece que Jim Lee no lo ha terminado.

Batman con Robin el chico maravilla: autor John Byrne. Una historia que recuerda poderosamente a el Superman/Batman Generaciones en la que él y Robin “protegen” a una banda de delincuentes a los que no pueden acusar de nada. No está mal, pero… cualquier tiempo pasado fue mejor.

Nariz rota: autor Paul Pope. Un ladrón le rompe la nariz a Batman y este le busca para devolvérselo después de tomarse un par de analgésicos. Por esta historia no me compré el tomo que apareció hace un par de meses…

Saludos desde… Gotham City: guión de John Arcudi y dibujo de Tony Salmons. Un recién llegado a Gotham envía una postal a su madre para decirle que ha visto a Batman en persona deteniendo a un grupo de criminales sin decirle que él era uno de ellos. Lo único que se salva es el giro final, si no pasaría sin pena ni gloria.

El juego del escondite: guión de Paul Levitz y dibujo de Paul Rivoche. Después de un accidente en el metro, Batman busca urgentemente a un niño desaparecido. Nada del otro jueves.

El acertijo: guión de Walter Simonson y dibujo de John Paul Leon. Enigma entra en la casa de un millonario recientemente asesinado para encontrar la respuesta a un acertijo escrito por Lewis Carroll pero Batman le está esperando. Otra historia relacionada con Alicia en el País de las Maravillas, viva la originalidad.

El juego del murciélago y el ratón: guión de John Arcudi y dibujo de John Buscema. Un criminal cree haber matado a Batman pero aparece un mendigo donde lo está celebrando y le dice que sigue vivo, el matón y su grupo van a rematarlo, pero… Ni fu ni fa, Buscema cumple pero poco más.

Cicatrices: guión de Brian Azarello y dibujo de Eduardo Risso. Zsasz es capturado por Batman después de asesinar a un grupo de pandilleros y discuten sobre lo que significa el poder. Como historia no está mal, aunque no creo que Batman ayude a la gente para que le deban una, pero si lo dice Azarello…

Apagón: guión de Howard Chaykin y dibujo de Jordi Bernet. Después de detener un robo de Catwoman durante un apagón en 1943, ella y Batman se alían para detener a un espía nazi. Lo mejor es que Catwoman está dibujada igual que Clara. El resto es legible, pero nada más.

Guardián: guión de Alan Brennert y dibujo de José Luis García-López. En medio de una detención, Batman se encuentra con la ayuda no solicitada del Green Lantern original con lo que se puede ver las diferencias entre sus estilos y su relación con la policía. Indiferencia total.

¡Un caso a punto de nieve!: guión de Bob Kanigher y dibujo de Kyle Baker. Batman tiene una pesadilla relacionada con un caso en la nieve y su hijo Batman Jr. Totalmente olvidable.

El bandido en blanco y negro: autor Dave Gibbons. Batman tiene que detener a un bandido obsesionado con los objetos en blanco y negro. Sin pena ni gloria.

Dinero falso: guión de Harlan Ellison y dibujo de Gene Ha. Unos agentes del Tesoro le piden a Batman que detenga a unos falsificadores de billetes. Legible y con buen dibujo.

La apuesta: guión de Paul Dini y dibujo de Ronnie del Carmen. Poison Ivy y Harley Quinn hace una apuesta sobre si Poison puede o no besar a todos los hombres de Arkham, cuando sólo queda el Joker, Harley toma medidas. Es divertido.

Infierno tormentoso: guión de Tom Peyer y dibujo de Gene Colan. Batman asusta hasta la muerte a un psicópata homicida. Me dejó totalmente frío, nunca me ha gustado Gene Colan.

¿El fin del murciélago…?: guión de Alan Grant y dibujo de Enrique Breccia. Batman y el Espantapájaros son infectados por sus respectivos gases del miedo e inician una lucha de resistencia para descubrir quién aguanta más. Legible pero poco más.

Mira que el nombre de los autores debería dar como resultado grandes historias y páginas de diversión continuadas, pero… podría contar con los dedos de una mano las historias que realmente me han gustado. Cosas que pasan en este tipo de tomos, uno no puede fiarse de los autores, está claro. Ahh, tampoco me convence que haya autores “repetidos”, pero bueno, ellos sabrán.

JLA Clasificado – Aquello fue ahora, esto es entonces

Creo que dejé de comprar esta serie (en versión original, claro) allá por el final de la etapa guionizada por Warren Ellis…

JLA Clasificado – Aquello fue ahora, esto es entonces

Guión: Roger Stern, Andrew Kreisberg
Dibujo: John Byrne, Paulo Siquiera
Entintado: Mark Farmer
Color: Amiton Santos, Allen Passalaqua

Correspondencia Original: Jla: Classified 49, 50, 51, 52, 53, 54,

Prestigio 17x24cms, tapa blanda 144 páginas a color

¿En qué se diferencian la Liga de la Justicia de los primeros años y su encarnación anterior a Crisis infinita? Los legendarios Rogern Stern y John Byrne nos responden a esta pregunta gracias a una espectacular aventura en la que la Liga de la Justicia se debe enfrentar a un mismo enemigo en dos momentos temporales diferentes. Además, los no menos impresionantes Andrew Kreisberg y Paulo Siquiera nos presentan una historia corta con una extraordinaria caracterización de personajes.

Precio: 12.95 €

JLA Clasificado – Aquello fue ahora, esto es entonces: ahh, Roger Stern y John Byrne… qué pareja allá por los años 80, ¿ehh? Lo de Stern no parece tan grave, aunque no se puede definir como su mejor trabajo eso está claro, pero Byrne… uyy, Byrne, pero qué mal estás. Pero ahora voy con eso.

El primer número está realizado por una pareja llamada Andrew Kreisberg y Paulo Siqueira sobre una invasión extraterrestre de hombres cangrejos situada en un momento totalmente aleatorio en el tiempo (no voy a entrar en cómo podía estar John Stewart en la JLA – por cierto, ¿qué JLA es? ¿la actual? Al menos está Wally, lo cual indicaría que es la actual… Aunque eso ya sería una cagada del 15 o más… sin conocer Lois la identidad de Superman y creo recordar que ya se habían casado cuando se formó esta JLA o sin que esta conociese a Alfred… En fin, como no soy capaz de superar esas estupideces y además la historia me pareció una tontería, así que dejémoslo y vayamos a la historia principal.

Stern y Byrne cuentan una historia en la que comparan una pelea de la JLA original con la JLA pre-Crisis Infinita enfrentándose al mismo rival X años después a través de los ojos de J’onn J’onnz… Al igual que la primera historia independiente del tomo, la composición del grupo pre-Crisis Infinita es un tanto extraña… ¿Qué hace Atom en el grupo? ¿Es también una historia pre-Crisis de Identidad o es que el editor de la JLA pasa totalmente? Sí, lo sé, soy un tocapelotas, pero es que estas tonterías me molestan mucho… sobre todo si la historia es floja, muy floja.
Y es que es floja, entre otras cosas por las mútliples incoherencias y situaciones poco realistas (y creíbles – y eso que estamos en un cómic de superhéroes -) que hay en el guión… ¿no hay ningún héroe – y no hablo de Flash, John Stewart o Wonder Woman – que le reconozca antes de que el Detective Marciano recupere la consciencia? Sobre todo siendo alguien que les dio tantos problemas…

Vale, quizás tampoco Stern esté en sus mejores momentos… antes hubiese conseguido realizar una historia más… consistente. En cambio Byrne… Byrne está desconocido, sigue siendo mejor que algunos dibujantes – sin ir más lejos es mejor que el tal Siqueira del primer número – pero cada vez quedan menos… y es que lo peor no es la comparación con otros, lo peor es la comparación de su trabajo actual con su trabajo anterior… Eso sí que es mortífero.

Ahh, no recuerdo quién realizó el artículo del principio del tomo, pero hablar de Byrne en Marvel y no nombrar su etapa en los 4F… en fin, no voy a decir nada más.

Universo DC: Flash Nº 06

Universo DC: Flash Nº 06

Edición original: Flash Nº 139 a 152, Speedforce, Born to Run TPB, Flash 80 page giant 2, Secret Files 2 USA

Guión: Mark Waid, Mark Millar, Grant Morrison, John Byrne, Joe Casey, Brian Agustyn, Michael Jan Friedman, Mark J. Kiewlak, Bill Messner Loebs
Dibujo: Sal Buscema, Duncan Rouleau, John Byrne, Paul Pelletier, William Rosado, Jim Aparo, Paul Ryan, Pop Mhan, Joshua Hood, Kenny Martinez
Tinta: Aaron sowd, Joe Rubinstein, Bill Sienkiewickz, Chris Ivy, Anibal Rodriguez, Vince Russell, Jose Marzan
Color: Lee Loughridge, Tom McCraw, Noelle Giddings, Jason Scott Jones

Formato: Libro rústica, 464 págs., color.

La colección Universo DC acoge la famosa etapa de Mark Waid en Flash. Aclamada por público y crítica, esta etapa se ha convertido en un referente en lo que al género superheroico se refiere. Waid profundizó en el personaje como pocos lo habían hecho, enfrentándole, no solo con los enemigos habituales, sino consigo mismo y el legado que suponía llevar el traje de Flash, no solo ahora con relación al pasado… sino también con el futuro. Además de por la historia en sí, esta colección guarda un rincón especial entre los lectores españoles porque acogió entre sus páginas a autores como Carlos Pacheco, Salvador Larroca y Oscar Jimenez cuando daban algunos de sus primeros pasos. ¡Toda esta excelente etapa del Velocista Escarlata por fin disponible de principio a fin!

Precio: 24 €

Universo DC – Flash 6: y… Morrison y Millar dejan la serie para que Waid y Augustyn regresen para la boda de Wally y Linda. En realidad Morrison ya la dejó en el tomo anterior. Antes de irse, Millar nos presenta al Flash Oscuro, la representación de la muerte (la única Muerte en mayúsculas que reconozco es la de MundoDisco) que aparece cuando un Flash está a punto de morir… Lo que pasa es que no apunta demasiado bien (las prisas ya se sabe) y en lugar de a Wally se carga a Linda. En fin…

En tres números horriblemente dibujados por Pop Mhan asistimos a la muerte de Linda, la depresión de Wally y su pérdida de poder y cómo lo recupera para evitar que el Flash Oscuro se cargue a algún miembro del equipo Flash (para mí, Jay Garrick, Jesse Quick, Impulso y Max Mercury) y, como con la fuerza de la velocidad de por medio, se lo carga – al menos lo hace desaparecer – y se trae de vuelta a Linda (así, sin ningún tipo de explicación). ¿Cómo o de dónde? ¿Quién sabe? Y para acabar de hundirla, le pide que se case con él.
En el número mejor dibujado del tomo – y eso que el dibujante es Paul Ryan, así que imagináos -, Wally tiene dudas sobre si casarse o no con Linda.
En el siguiente número, el de la boda, Waid y Augustyn regresan para llevarla a cabo y… deshacerse de Linda, pero no la matan, es raptada por un enemigo oculto y su recuerdo es borrado de todo el mundo.
A este número le sigue el crossover con DC One Million que no aporta nada al personaje, seguido por una historia corta en la que se presenta al principal enemigo de la próxima gran saga de la serie, Azul Cobalto (al que presentan en una historia corta dibujada por Jim Aparo para darle mayor… ¿validez?). Tanto la anterior como las siguientes historias cortas protagonizadas por los secundarios de la serie Max Mercury, Jesse Quick y Jay Garrick – cuya historia es la única que se salva y no, no tiene nada que ver conque Byrne sea su autor completo – pertenecen a un especial aparecido a finales de 1997 (o principios del 98) llamado “Speed Force”.
Para seguir con la escasa calidad de estos números, además se añade un Secret Files que revisa los orígenes de los tres Flash que han sido, del más claro sucesor de los velocistas (Impulso) y una imagen de los que vendrán después… si alguien consigue deshacerse de una puñetera vez de Barry Allen, claro.

Con un prólogo de dos números en el que en el primero se resitua la situación de un Flash/Wally sin recuerdos de Linda y se incluye un nuevo personaje femenino (Angela Margolin, una policía científica de Central City) para que pueda crear algo de tensión sexual y un segundo que nos revela la verdadera identidad de Azul Cobalto (el villano de la próxima saga) y sus razones para odiar a Flash y querer que desaparezca… ¡Ostras! ¡Una historia de gemelo malvado! ¡Viva la originalidad! Mucho mejor que un clon o algo por el estilo, dónde va a parar… Pues bien, después de esos dos números, por fin, comienza la siguiente gran saga de la serie… Chain Ligthning (Relámpagos en cadena) donde veremos a todos los Flash que son, fueron y serán… si alguien consigue deshacerse de una puñetera vez de Barry Allen, claro.
¿Un resumen rápido? Lo mejor de esta saga es el título… así como suena.


En esta saga vemos a los Flash que son y a los que serán en una lucha a través del tiempo enfrentándose a los diferentes Azul Cobalto en una lucha de legados… para evitar que la lucha llegue a la época de Barry Allen y acabe con su vida. Así vemos como Wally, Jay, Jesse, Max y Bart viajan por el tiempo para avisar y ayudar a otros Flash (de ahí el nombre de la saga, al menos eso supongo…) en sus enfrentamientos con Azul Cobalto.


Así, Jesse Quick viaja hasta el año 2754 para encontrarse con el Flash de ese año; Wally viaja hasta el siglo 853 para prevenir a John Fox; Max Mercury visita a los dos Flash del año 2231 (que parecen conocerle previamente); Impulso se encuentra con un Flash… ¡enorme! (del que no dicen el año); y Jay viaja al s.XXI y se encuentra con… Iris West, la hija de Wally.
Después de John Fox, Wally no se detiene ahí y viaja al s. XXV para enfrentarse al descendiente más famoso de Azul Cobalto, Eobard Thawne, el Profesor Zoom. ¿Ein?
Claro… no os he dicho quién es Azul Cobalto… por lo visto, el hermano gemelo malvado de Barry Allen, Malcolm Thawne, separados al nacer por un médico alcoholizado y deseoso de vengarse de Barry y su legado por lo mucho que sufrió en su niñez. Síp, uno de esos.
En el s.XXV Wally se encuentra con una sorpresa, el Profesor Zoom está ayudando a la policía en su lucha contra Azul Cobalto y la gema que le da su poder no está poseyendo a un Thawne, ¡está poseyendo a un Allen! Con la ayuda de Zoom, Wally consigue liberar al descendiente de Barry, pero antes de ser encerrado de nuevo, Zoom viaja en el tiempo hacia… ¿dónde y por qué?
Por su parte, Jay ha “enlistado” a Iris para que avise al resto de los Flash; Impulso viaja al s.XXX para avisar a su prima Jenny (la legionaria XS); y Jesse y el resto de Flash van avisando a los demás Flash… No es lo único que hace Jay, decide regresar a su tiempo para encargarse de Azul Cobalto original y eliminar su amenaza permanentemente, Jay llega a tiempo para evitar que Azul Cobalto asesine al nuevo interés femenino de la serie (Angela Margolin, lo he mirado XD) y desaparece después de dejarlo en estado vegetativo.
¿A qué época había viajado Zoom? Al año 2980… perseguido por Wally y ambos con distintas intenciones. Zoom quiere hacerse con la gema que da el poder a Azul Cobalto y Wally, además de impedírselo, quiere destruirla… cosa que consigue finalmente (e incluso encierra a Zoom en el proceso).
Por desgracia para Wally no termina todo ahí. Los velocistas de las distintas épocas se reúnen en la época que Wally quería evitar expresamente, los últimos días de barry en el s.XXX. El problema de esto es que todos ellos están controlados por los diversos fragmentos de la gema de Azul Cobalto que el resto del equipo Flash había repartido para que los Flash las utilizasen como detectores de los Azul Cobalto de sus épocas… ¿cómo ha conseguido la gema controlarles? A través de Jay Garrick, el velocista que ha poseído en el s.XX.

Wally se encuentra en clara desventaja, 25 velocistas contra él, pero sus probabilidades de sobrevivir mejoran cuando Barry aparece para ayudarle (en serio… ¿ha habido algún superhéroe que haya tenido tantas aventuras después de muerto cómo Barry?). A pesar de su ayuda, las cosas no mejoran demasiado, consiguen despistar a sus perseguidores y se ocultan en el Museo Flash… de donde toman las armas de sus enemigos y las utilizan contra los otros velocistas (eso si sois capaces de creeros que han dejado las armas listas para su uso en un museo, claro). Así mientras Wally los retrasa con boomerangs, Barry utiliza la pistola del Capitán Frío para congelar a Jay y liberarle de la gema. Una vez liberado Jay, los tres Flash del s.XX intentan encontrar una vibración que libere a sus sucesores de la posesión… cosa que terminan logrando (después de mucho sufrimiento y tal, ya sabéis cómo va esto). Los Flash vuelven a sus distintas épocas (esto lo supongo, porque no se vé en el cómic) y justo antes de que Wally, el último en irse, regrese a su tiempo, Azul Cobalto, haciendo un último esfuerzo, mata a Barry… Lo que provoca que Wally tenga que ocupar su puesto durante las Crisis (las buenas, las primeras), pero…

No es Barry y fracasa al intentar actuar como él (con muchos muertos y destrucción por el medio, ya sabéis)… hasta que se da cuenta de que él no es Barry y que no tiene que actuar como si lo fuese, si no como sí mismo… y viaja en el tiempo para salvar a Barry antes de que Azul Cobalto le mate y se lo lleva (a Azul Cobalto) no a Barry a la fuerza de la velocidad… perdiéndose en ella. ¿O no?


Días después, un nuevo Flash aparece en Keystone, lo primero que hace es ir a por los diarios que guardaba Wally West sobre sus experiencias… ¿por qué? El equipo Flash se enfrenta a él para descubrir su identidad pero, después de una breve pelea, huye de ellos haciéndoles desear que Wally estuviese allí… a lo que Bart responde que Wally debe estar buscando a Linda a través del tiempo demostrando así que hay alguien que sí la recuerda…
Linda, por su parte, está atrapada en un vórtice temporal en el que la ha encerrado el enemigo desconocido ese que, por la pinta que tiene, parece Kadabra. Harta, huye de él lanzándose al vórtice…
El nuevo Flash, ante el acoso de los medios, de la policía y de los demás velocistas, decide que no puede ayudar a la gente enfrentándose a los villanos mientras es acosado por los demás y decide desenmascararse delante de Jay para que este le respalde ante los demás. Cuando se desenmascara, Jay se queda sorprendido y le pregunta cómo es posible que sea… a lo que el nuevo Flash todavía no puede responderle, para evitarse interferencias mutuas, se reparte con Jay la protección de ambas ciudades, Jay se encargará de Keystone y él de Central City.

Y… es un tomo bastante irregular, principalmente por el baile de pésimos dibujantes que “disfrutamos” hasta la llegada de Paul Pelletier quien, sin ser excelente, al menos consigue mantener cierta consistencia.
Tampoco es que ayude demasiado el inicio tan flojo del tomo con la historia de Mark Millar, lo del Black Flash no es malo, pero la resolución de la historia… en fin. Por otro lado, los números de relleno (especiales, secret files y demás) tampoco ayudan, no permiten que el tomo gane empaque y, la verdad, Waid tampoco está muy acertado en los primeros números tras su regreso, lo de casarlo para hacer desaparecer instantáneamente a la novia… como que no. Para mi gusto, el personaje de Azul Cobalto tampoco acaba de funcionar (y mejor dejo a un lado lo del gemelo malvado) y la saga que se centra en él, Chain Lightning – y no digamos el número centrado en las Crisis – tampoco es para tirar cohetes, es una pena que, con lo bien que llevaba la serie antes, el descanso de un año haya provocado que le perdiese el pulso a la serie. En fin, a ver qué tal termina su estancia en la serie.

El Cuarto Mundo de Jack Kirby por John Byrne

El Cuarto Mundo de Jack Kirby por John Byrne

Seis tomos de Clásicos DC que recogen el trabajo de Byrne con los Nuevos Dioses… Incluyendo el evento anual de DC del año 97, Génesis, que está centrado en los Nuevos Dioses, la Fuente de la que surgió todo y la explicación de cómo los héroes de DC obtuvieron sus poderes… Byrne y sus ideas (XD)

La cosa es que la idea de la Fuente como fuente (perdón por la rebuznancia) de los poderes de los héroes de DC puede ser en lo que se ha basado Morrison para proponer la idea de convertir a Superman, Batman y Wonder Woman en los nuevos Nuevos Dioses.
¿Qué nos encontramos en estos seis tomos? Para mi sorpresa (y eso que siempre he dicho que Byrne es Dios) una historia sumamente entretenida que está acompañada de un dibujo aceptable. Que sí, que lo reconozco, Byrne no es lo que era (no estoy ciego, coñe), pero… sigue teniendo algo. A saber, pueden ser restos de lo que fue o nuevas chispitas que pugnan por salir, pero… debido a su bocaza, no podremos saberlo.

¿Qué es lo más destacable de estos tomos? Para mi gusto las historias centradas en el pasado de los Nuevos Dioses, la de Darkseid, por ejemplo, es previsible pero aporta cosas interesantes, las centradas en Scott Free… no tanto.
Otro punto interesante es la aparición de la madre de Orion, Tigra, acompañada de la historia sobre el “verdadero” padre de Orion… que seguirá en la serie del personaje (que ya comenté con anterioridad y podéis leerlo en este enlace).

La fusión de Nueva Génesis y Apokolips… no podía durar, pero bueno… no está mal llevado.
Y como estoy desvariando y perdiendo el norte… mejor lo dejo ya.
Resumiendo, una serie legible con un dibujo aceptable…

Orion 3 y The Flash 9

Y… dos cosas más de Planeta.

orion-3.jpgClásicos DC: Orion 3

Guión: Walter Simonson
Dibujo: Walter Simonson, John Byrne, Varios Autores
Entintado: Walter Simonson, Varios Autores
Color: Tatjana Wood
Correspondencia Original: Orion 11, 12, 13, 14, 15

El tercer tomo de Clásicos DC: Orión empieza con una momento tan impactante como lo fue el final del combate entre Darkseid y Orión en el primer libro. Por si fuera poco, a lo largo de las historias incluidas en este volumen aparecerá la mismísima Liga de la Justicia. En el apartado creativo Walter Simonson cuenta con la ayuda a los lápices de John Byrne. Además, autores de la talla de Jim Lee y John Paul Leon se encargan de los complementos. Un número antológico.

Precio : 7.5 €

Francamente, de los tres números publicados hasta el momento del Orion de Walter Simonson, es, con muchísima diferencia el que más me ha gustado… ¿será culpa de Byrne? Nahhhh, ¿cómo va a ser eso? Pues bien, si no es eso… ¿qué tendrá la culpa de que me haya gustado más que los otros? Supongo que será la historia en sí misma. Probablemente el segundo ya me gustaba más que el primero… y esto sigue subiendo de intensidad… Aunque… ¿no habrá subido demasiado en este número? ¿Podrá mantenerla o descenderá nuevamente el nivel? Dado que sólo son 25 números… supongo que la segunda opción será la buena.

flash-9.jpgThe Flash 9

Guión: Geoff Johns
Dibujo: Howard Porter
Entintado: Livesay
Color: James Sinclair

Correspondencia Original: The Flash 209

En cambio, esta serie, hasta dentro de… ehmm, pues no lo sé, si fuesen números USA lo sabría, 16 números más subiendo la intensidad. Los últimos de este segundo volumen son más que olvidables. En este número, Wally se tiene que enfrentar con una JLA que ha descubierto que han borrado parte de sus recuerdos y no les ha gustado nada… sobre todo a alguno de ellos… Para descubrir por qué no les ha gustado que jueguen con su mente, tendréis que leer Identity Crisis (añadir risa malvada). Probablemente, de los siguientes 16 números, este sea el más flojo de todos, pero oye… ¡¡Superman tiene un gran protagonismo!! Eso salva cualquier colección.

Nada más.
Aaaaaaaaaaaaaadios

Cómic USA: Blood of the Demon

Blood of the Demon

Guión de John Byrne y Will Pfeiffer
Dibujo de John Byrne
Entintado de Nekros

Una nueva oportunidad para el demonio Etrigan, en esta ocasión de las manos de John Byrne. Nada más empezar nos encontramos a Jason Blood capturado por una especie de mago que quiere que le revele el paradero de Etrigan. Mientras se está transformando en Etrigan, Blood recibe una puñalada (con una lanza, ojo) por la espalda que interrumpe la transformación y, aparentemente, le mata. Sus captores se deshacen del cadáver y es llevado a la morgue donde revivirá en una forma intermedia bastante más poderosa que su forma humana y menos poderosa que su forma demoníaca. Blood conseguirá, con la ayuda de algún viejo aliado recuperar su forma normal pero su relación con Etrigan habrá cambiado, por primera vez desde que Merlín les unió, Etrigan está al mando cuando se transforman en el demonio, pero algo raro sucede con sus poderes… Después el Espectro y la nueva Eclipso van a tocarle las narices y, como línea argumental paralela aparece un hombre (dicho esto muy libremente porque en sus primeras apariciones es mostrado como un ángel) llamado Joshua que va realizando milagros (alimentar a los hambrientos, curar a los enfermos e incluso resucita) que quiere matar a Jason Blood…

¿Y qué nos encontramos aquí? Al mejor Byrne dibujante de los últimos tiempos… que ya es decir (un dibujo más que aceptable, salpicado – y nunca mejor dicho por la cantidad de sangre que se ve – con multitud de toques gores). Lo cierto es que el guión es normalillo, Etrigan y Blood adaptándose a su nueva situación y buscando al enemigo responsable de la misma y, a pesar de esa “normalidad” los primeros números están bastante bien, pero claro, Etrigan es un demonio, Blood un mago y en las Infinite Crisis hay una serie llamada Day of Vengeance que trata sobre la modificación de la magia en el Universo DC… momento en el que la serie se va al garete. Ojo, igual vendió más, pero es que estaba tan bien hasta ese momento… Y claro, dos números de relleno (tie-in creo que los llaman) que bajan alarmantemente el nivel de la serie y la gente huye despavorida… Lástima, otra serie de Byrne que se va al garete en los últimos tiempos…

¿Se estarán dando cuenta en DC que las nuevas series (y muchas de las “clásicas”) se han ido al garete (si exceptuamos a Manhunter) en cuanto las han “obligado” a cruzarse con las Infinite Crisis? Igual tendrían que reflexionar sobre esto…

Nada más.

Aaaaaaaaadios

La supergalería de… ¡¡ligues!! (y más sobre John “homenaje” Byrne)

Ahh, hombres de poca fé, creíais que no lo veríais nunca, pero aquí la tenéis…
¡¡La galería de ligues de Superman!!

lligues-superman.jpg

Ante esto sólo puedo añadir una cosa… ¿Para cuándo estas dos chicas, Kal? Cumplen con TODOS los requisitos que les pides a una mujer…

doble-l.jpg

Si tengo que explicaros los requisitos… creo que os habéis equivocado de afición…

Y como me ha quedado un post muy corto (aunque muy cuco, eso sí)… Más cosas sobre John “homenaje” Byrne…

lanavslois1.jpglanavslois2.jpg

Byrne es capaz de homenajear hasta… ¡¡la serie de Lois Lane!!

Nada más.

Aaaaaaaaaaaaaaaaaadios