Archivos Wildstorm Deathblow 2

Debo decir que la lectura me ha sorprendido agradablemente…

Archivos Wildstorm: Deathblow 2

Tomo 15x23cms, tapa blanda, 360 páginas a color

Guión: Brandon Choi
Dibujo: Trevor Scott, Tim Sale, Mel Rubi, Duncan Rouleau, Trevor Scott, Shawn Mcmanus
Entintado: Rick Magyar, Shawn Mcmanus, Trevor Scott
Color: Ben Fernandez, Wendy Fouts, Gloria Vazquez, Quantum Color Fx, Wildstorm Fx

Correspondencia Original: Deathblow 13, 14, 15, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23, 24, 25, 29,

¡EL FINAL DE LA SAGA ORIGINAL DE DEATHBLOW!
Alguien está asesinando a los miembros del team 7, y parece ser alguien que los conoce muy bien.
Michael Cray se unirá a Backlash, Dane, lynch y los gen 13 para acabar con esta amenaza mortal. Un enorme volumen de 360 páginas que recopila los números 13-15, 17-25 y 29 de la serie original americana más una historia extra de Aron Wiesenfeld publicada originalmente en WildStorm! números 1 y 2.

Precio: 20.00 €

Archivos Wildstorm Deathblow 2: si no recuerdo mal, que todo podría ser, la mayoría de este tomo – porque faltan varios números que no han incluido debido a que forman parte de dos crossovers – fue publicado en España como el volumen 2 de Deathblow. Volumen que en su momento tuve completo y que no sé qué pasó con él, supongo que se lo cambié a mi primo o algo así.

En fin, el tomo comienza con un Deathblow que se encuentra algo perdido después de lo sucedido en el tomo anterior, que empieza a trabajar como guardaespaldas de una conocida actriz de Hollywood y se ve envuelto en una historia extraña que mezcla a vampiros y hombres-lobo – más cercano a la línea de Wetworks, la verdad -. Después vemos cómo Deathblow se ve mezclado en la muerte de un antiguo compañero relacionada con una misión que habían llevado a cabo en la isla de Gamorra.

El siguiente arco argumental, que ocupa la mayor parte del tomo – nueve números, se titula Hermanos de Sangre y une a Deathblow con sus antiguos compañeros del Team 7 y los chavales de Gen 13.
Aparte de descubrir que Deathblow tiene un hermano más joven, en la primera parte de la historia vemos a Cray infiltrándose en Gamorra para detener un experimento para crear un ejército de seres superpoderosos y en la segunda parte vemos como Deathblow busca a sus antiguos compañeros del Team 7 para prevenirles del ataque de Kaizen Gamorra y de su antiguo aliado, Miles Craven, que quieren conseguir una muestra genética para duplicar sus poderes. Cuando va en busca de Lynch se encuentra con sus protegidos de Gen 13 y después de la típica lucha se unen todos para liberar a Lynch. Después de Lynch, contacta con Dane (de los Wetworks), Marc Slayton (Backlash) y a Cole Cash (Grifter)… En el último número de la saga, los supervivientes del Team 7 y los miembros de Gen 13 se unirán, junto a varios aliados, para luchar contra Kaizen Gamorra y Craven – un jefazo del Gobierno -.

Después de esta saga, Norma se salta los números 26 a 28 de la serie, relacionados con el crossover Fire from Heaven, en los que sucede una cosilla sin importancia… Michael Cray, Deathblow, muere. Y no tienen nada mejor que hacer que publicar el último número de la serie en el que asistimos al funeral de Michael Cray y vemos como su hermano y sus amigos se despiden de él…

Para rellenar el tomo, Norma añade dos historias cortas en blanco y negro realizados por Aron Wiesenfeld en el que Deathblow se enfrenta a Conan… más o menos.

Escribía al principio del post que me había sorprendido agradablemente la lectura de este tomo y es que… ¡no era una serie tan mala! Tampoco era fabulosa, pero sí era sólida. El dibujo, ya sin Tim Sale, seguía manteniendo cierto nivel, no tiene un gran nivel pero Trevor Scott se maneja bastante bien. El principal problema de Brandon Choi es… ¡ser amigo de Jim Lee! No le considero mal guionista – tampoco excepcional – pero oye… el tío cumple.
En fin, una serie entretenida. Lástima que la hayan publicado capada.

Universo DC: Flash Nº 06

Universo DC: Flash Nº 06

Edición original: Flash Nº 139 a 152, Speedforce, Born to Run TPB, Flash 80 page giant 2, Secret Files 2 USA

Guión: Mark Waid, Mark Millar, Grant Morrison, John Byrne, Joe Casey, Brian Agustyn, Michael Jan Friedman, Mark J. Kiewlak, Bill Messner Loebs
Dibujo: Sal Buscema, Duncan Rouleau, John Byrne, Paul Pelletier, William Rosado, Jim Aparo, Paul Ryan, Pop Mhan, Joshua Hood, Kenny Martinez
Tinta: Aaron sowd, Joe Rubinstein, Bill Sienkiewickz, Chris Ivy, Anibal Rodriguez, Vince Russell, Jose Marzan
Color: Lee Loughridge, Tom McCraw, Noelle Giddings, Jason Scott Jones

Formato: Libro rústica, 464 págs., color.

La colección Universo DC acoge la famosa etapa de Mark Waid en Flash. Aclamada por público y crítica, esta etapa se ha convertido en un referente en lo que al género superheroico se refiere. Waid profundizó en el personaje como pocos lo habían hecho, enfrentándole, no solo con los enemigos habituales, sino consigo mismo y el legado que suponía llevar el traje de Flash, no solo ahora con relación al pasado… sino también con el futuro. Además de por la historia en sí, esta colección guarda un rincón especial entre los lectores españoles porque acogió entre sus páginas a autores como Carlos Pacheco, Salvador Larroca y Oscar Jimenez cuando daban algunos de sus primeros pasos. ¡Toda esta excelente etapa del Velocista Escarlata por fin disponible de principio a fin!

Precio: 24 €

Universo DC – Flash 6: y… Morrison y Millar dejan la serie para que Waid y Augustyn regresen para la boda de Wally y Linda. En realidad Morrison ya la dejó en el tomo anterior. Antes de irse, Millar nos presenta al Flash Oscuro, la representación de la muerte (la única Muerte en mayúsculas que reconozco es la de MundoDisco) que aparece cuando un Flash está a punto de morir… Lo que pasa es que no apunta demasiado bien (las prisas ya se sabe) y en lugar de a Wally se carga a Linda. En fin…

En tres números horriblemente dibujados por Pop Mhan asistimos a la muerte de Linda, la depresión de Wally y su pérdida de poder y cómo lo recupera para evitar que el Flash Oscuro se cargue a algún miembro del equipo Flash (para mí, Jay Garrick, Jesse Quick, Impulso y Max Mercury) y, como con la fuerza de la velocidad de por medio, se lo carga – al menos lo hace desaparecer – y se trae de vuelta a Linda (así, sin ningún tipo de explicación). ¿Cómo o de dónde? ¿Quién sabe? Y para acabar de hundirla, le pide que se case con él.
En el número mejor dibujado del tomo – y eso que el dibujante es Paul Ryan, así que imagináos -, Wally tiene dudas sobre si casarse o no con Linda.
En el siguiente número, el de la boda, Waid y Augustyn regresan para llevarla a cabo y… deshacerse de Linda, pero no la matan, es raptada por un enemigo oculto y su recuerdo es borrado de todo el mundo.
A este número le sigue el crossover con DC One Million que no aporta nada al personaje, seguido por una historia corta en la que se presenta al principal enemigo de la próxima gran saga de la serie, Azul Cobalto (al que presentan en una historia corta dibujada por Jim Aparo para darle mayor… ¿validez?). Tanto la anterior como las siguientes historias cortas protagonizadas por los secundarios de la serie Max Mercury, Jesse Quick y Jay Garrick – cuya historia es la única que se salva y no, no tiene nada que ver conque Byrne sea su autor completo – pertenecen a un especial aparecido a finales de 1997 (o principios del 98) llamado “Speed Force”.
Para seguir con la escasa calidad de estos números, además se añade un Secret Files que revisa los orígenes de los tres Flash que han sido, del más claro sucesor de los velocistas (Impulso) y una imagen de los que vendrán después… si alguien consigue deshacerse de una puñetera vez de Barry Allen, claro.

Con un prólogo de dos números en el que en el primero se resitua la situación de un Flash/Wally sin recuerdos de Linda y se incluye un nuevo personaje femenino (Angela Margolin, una policía científica de Central City) para que pueda crear algo de tensión sexual y un segundo que nos revela la verdadera identidad de Azul Cobalto (el villano de la próxima saga) y sus razones para odiar a Flash y querer que desaparezca… ¡Ostras! ¡Una historia de gemelo malvado! ¡Viva la originalidad! Mucho mejor que un clon o algo por el estilo, dónde va a parar… Pues bien, después de esos dos números, por fin, comienza la siguiente gran saga de la serie… Chain Ligthning (Relámpagos en cadena) donde veremos a todos los Flash que son, fueron y serán… si alguien consigue deshacerse de una puñetera vez de Barry Allen, claro.
¿Un resumen rápido? Lo mejor de esta saga es el título… así como suena.


En esta saga vemos a los Flash que son y a los que serán en una lucha a través del tiempo enfrentándose a los diferentes Azul Cobalto en una lucha de legados… para evitar que la lucha llegue a la época de Barry Allen y acabe con su vida. Así vemos como Wally, Jay, Jesse, Max y Bart viajan por el tiempo para avisar y ayudar a otros Flash (de ahí el nombre de la saga, al menos eso supongo…) en sus enfrentamientos con Azul Cobalto.


Así, Jesse Quick viaja hasta el año 2754 para encontrarse con el Flash de ese año; Wally viaja hasta el siglo 853 para prevenir a John Fox; Max Mercury visita a los dos Flash del año 2231 (que parecen conocerle previamente); Impulso se encuentra con un Flash… ¡enorme! (del que no dicen el año); y Jay viaja al s.XXI y se encuentra con… Iris West, la hija de Wally.
Después de John Fox, Wally no se detiene ahí y viaja al s. XXV para enfrentarse al descendiente más famoso de Azul Cobalto, Eobard Thawne, el Profesor Zoom. ¿Ein?
Claro… no os he dicho quién es Azul Cobalto… por lo visto, el hermano gemelo malvado de Barry Allen, Malcolm Thawne, separados al nacer por un médico alcoholizado y deseoso de vengarse de Barry y su legado por lo mucho que sufrió en su niñez. Síp, uno de esos.
En el s.XXV Wally se encuentra con una sorpresa, el Profesor Zoom está ayudando a la policía en su lucha contra Azul Cobalto y la gema que le da su poder no está poseyendo a un Thawne, ¡está poseyendo a un Allen! Con la ayuda de Zoom, Wally consigue liberar al descendiente de Barry, pero antes de ser encerrado de nuevo, Zoom viaja en el tiempo hacia… ¿dónde y por qué?
Por su parte, Jay ha “enlistado” a Iris para que avise al resto de los Flash; Impulso viaja al s.XXX para avisar a su prima Jenny (la legionaria XS); y Jesse y el resto de Flash van avisando a los demás Flash… No es lo único que hace Jay, decide regresar a su tiempo para encargarse de Azul Cobalto original y eliminar su amenaza permanentemente, Jay llega a tiempo para evitar que Azul Cobalto asesine al nuevo interés femenino de la serie (Angela Margolin, lo he mirado XD) y desaparece después de dejarlo en estado vegetativo.
¿A qué época había viajado Zoom? Al año 2980… perseguido por Wally y ambos con distintas intenciones. Zoom quiere hacerse con la gema que da el poder a Azul Cobalto y Wally, además de impedírselo, quiere destruirla… cosa que consigue finalmente (e incluso encierra a Zoom en el proceso).
Por desgracia para Wally no termina todo ahí. Los velocistas de las distintas épocas se reúnen en la época que Wally quería evitar expresamente, los últimos días de barry en el s.XXX. El problema de esto es que todos ellos están controlados por los diversos fragmentos de la gema de Azul Cobalto que el resto del equipo Flash había repartido para que los Flash las utilizasen como detectores de los Azul Cobalto de sus épocas… ¿cómo ha conseguido la gema controlarles? A través de Jay Garrick, el velocista que ha poseído en el s.XX.

Wally se encuentra en clara desventaja, 25 velocistas contra él, pero sus probabilidades de sobrevivir mejoran cuando Barry aparece para ayudarle (en serio… ¿ha habido algún superhéroe que haya tenido tantas aventuras después de muerto cómo Barry?). A pesar de su ayuda, las cosas no mejoran demasiado, consiguen despistar a sus perseguidores y se ocultan en el Museo Flash… de donde toman las armas de sus enemigos y las utilizan contra los otros velocistas (eso si sois capaces de creeros que han dejado las armas listas para su uso en un museo, claro). Así mientras Wally los retrasa con boomerangs, Barry utiliza la pistola del Capitán Frío para congelar a Jay y liberarle de la gema. Una vez liberado Jay, los tres Flash del s.XX intentan encontrar una vibración que libere a sus sucesores de la posesión… cosa que terminan logrando (después de mucho sufrimiento y tal, ya sabéis cómo va esto). Los Flash vuelven a sus distintas épocas (esto lo supongo, porque no se vé en el cómic) y justo antes de que Wally, el último en irse, regrese a su tiempo, Azul Cobalto, haciendo un último esfuerzo, mata a Barry… Lo que provoca que Wally tenga que ocupar su puesto durante las Crisis (las buenas, las primeras), pero…

No es Barry y fracasa al intentar actuar como él (con muchos muertos y destrucción por el medio, ya sabéis)… hasta que se da cuenta de que él no es Barry y que no tiene que actuar como si lo fuese, si no como sí mismo… y viaja en el tiempo para salvar a Barry antes de que Azul Cobalto le mate y se lo lleva (a Azul Cobalto) no a Barry a la fuerza de la velocidad… perdiéndose en ella. ¿O no?


Días después, un nuevo Flash aparece en Keystone, lo primero que hace es ir a por los diarios que guardaba Wally West sobre sus experiencias… ¿por qué? El equipo Flash se enfrenta a él para descubrir su identidad pero, después de una breve pelea, huye de ellos haciéndoles desear que Wally estuviese allí… a lo que Bart responde que Wally debe estar buscando a Linda a través del tiempo demostrando así que hay alguien que sí la recuerda…
Linda, por su parte, está atrapada en un vórtice temporal en el que la ha encerrado el enemigo desconocido ese que, por la pinta que tiene, parece Kadabra. Harta, huye de él lanzándose al vórtice…
El nuevo Flash, ante el acoso de los medios, de la policía y de los demás velocistas, decide que no puede ayudar a la gente enfrentándose a los villanos mientras es acosado por los demás y decide desenmascararse delante de Jay para que este le respalde ante los demás. Cuando se desenmascara, Jay se queda sorprendido y le pregunta cómo es posible que sea… a lo que el nuevo Flash todavía no puede responderle, para evitarse interferencias mutuas, se reparte con Jay la protección de ambas ciudades, Jay se encargará de Keystone y él de Central City.

Y… es un tomo bastante irregular, principalmente por el baile de pésimos dibujantes que “disfrutamos” hasta la llegada de Paul Pelletier quien, sin ser excelente, al menos consigue mantener cierta consistencia.
Tampoco es que ayude demasiado el inicio tan flojo del tomo con la historia de Mark Millar, lo del Black Flash no es malo, pero la resolución de la historia… en fin. Por otro lado, los números de relleno (especiales, secret files y demás) tampoco ayudan, no permiten que el tomo gane empaque y, la verdad, Waid tampoco está muy acertado en los primeros números tras su regreso, lo de casarlo para hacer desaparecer instantáneamente a la novia… como que no. Para mi gusto, el personaje de Azul Cobalto tampoco acaba de funcionar (y mejor dejo a un lado lo del gemelo malvado) y la saga que se centra en él, Chain Lightning – y no digamos el número centrado en las Crisis – tampoco es para tirar cohetes, es una pena que, con lo bien que llevaba la serie antes, el descanso de un año haya provocado que le perdiese el pulso a la serie. En fin, a ver qué tal termina su estancia en la serie.

El yelmo del destino

El yelmo del destino

Guión: Steve Gerber, Steve Niles, Bill Willingham, Gail Simone, Tad Williams
Dibujo: Duncan Rouleau, Phil Winslade, Peter Snejbjerg, Shawn Mcmanus, Scott Hampton
Tinta: Peter Snejbjerg, Scott Hampton, Duncan Rouleau, Shawn McManus, Phil Winslade
Color: Chris Chuckry, Lee Loughridge, Mike Atiyeh

Formato: Libro rústica, 128 págs.

La décima era mágica está a punto de empezar… pero necesita a un nuevo campeón. Necesita un nuevo Dr. Destino. De las páginas de 52 llega este especial que se aventura en los rincones más oscuros del Universo DC mientras el talismán místico supremo, El yelmo de destino, busca un nuevo portador. ¿Quién será el sucesor del Dr. Destino? ¿Zauriel, Black Alice, Detective Chimpancé, Sargon, Ibis? Algunos de los mejores autores de hoy día como Steve Niles, Gail Simone, Bill Willingham, Duncan Rouleau, Peter Snejbjerg y muchos más se unen para llevarte por un viaje como ningún otro para encontrar al maestro de la décima era mágica… ¡el Dr. Destino!

Precio: 10,95 €

El yelmo del destino: este cómic es… una estafa. No, no hablo del precio, cinco números (128 páginas) por 10,95 euros no me parece excesivo… Hablo sobre todo de su contenido, porque lo venden como si en el tomo se fuese a descubrir al sucesor del Dr. Fate… Y no es así, vamos, es que ni siquiera se acercan a ello.
Cinco historias distintas en las que, por nombre que no por resultado, destacan mucho más los guionistas que los dibujantes. Como podéis suponer el resultado es muy irregular… tirandoa muy malo.
Empecemos:
– la del mono es divertida, sin más. Tiene un dibujo bastante feo y… mejor no insistir demasiado.
– la de Sargón es mala, sin más. No se salva ni el guión ni el dibujo.
– la de Black Alice es… imposible de clasificar de manera positiva (no entiendo al personaje para nada).
– la de Ibis… ¿ein? Ni idea, si querían presentar a un nuevo personaje (o actualizarlo, lo que queráis)… ¿no sería mejor hacerlo en cualquier otra serie?.
– la de Zauriel… igual que las tres anteriores. Horrible… ¿Un ángel tentado? Qué original…
Así que… horrible. Lo único que se salva es la portada de Bolland… porque el resto es bazofia pura. Así que si sumamos la estafa a la bazofia… ¿compra segura?

Superman: President Lex y Return to Krypton

Dos recopilatorios que enlazan con los últimos números publicados por Norma en España, justo cuando la serie se dirigía a uno de sus mejores momentos…

president-lex.jpg
Superman: President Lex

Escrito por J.M. DeMatteis, Joe Kelly, Jeph Loeb, Greg Rucka, Mark Schultz, and Karl Kesel; Dibujos de Ed McGuinness, Duncan Rouleau, Paco Medina, Doug Mahnke, Dale Eaglesham, Carlo Barberi, Tony Harris, Matthew Clark, Dwayne Turner, Mike Miller, Todd Nauck, Mike Wieringo, Paul Pelletier, Humberto Ramos, Rob Liefeld, Art Adams, Ian Churchill, Joe Madureira y más; portada de Harris

¡Un enorme recopilatorio que recoge historias del hombre más poderoso de Metrópolis que relatan su camino hacia la Casa Blanca! Las historias, reimpresas de ADVENTURES OF SUPERMAN #581, PRESIDENT LUTHOR SECRET FILES, SUPERMAN: LEX 2000, SUPERMAN #162-165, SUPERMAN: MAN OF STEEL #108-110, y ACTION COMICS #773, también incluyen apariciones especiales de Aquaman, Tempest, Batman y la JLA!

return-to-krypton.jpg

Superman: Return to Krypton

Escrito por Jeph Loeb, Joe Casey, Mark Schultz, Joe Kelly y Geoff Johns; Dibujos de Ed McGuninness, Duncan Rouleau, Doug Mahnke, Kano, Pascual Ferry, Karl Kerschl, Cam Smith, Jamie Mendoza, Tom Nguyen y Marlo Alquiza; portada de Paul Rivoche.

Un nuevo recopilatorio que contiene los siguientes números: SUPERMAN #166, 167 y 184, ACTION COMICS #776 and 793, ADVENTURES OF SUPERMAN #589 y 606, y SUPERMAN: MAN OF STEEL #111 y 128. Este recopilatorio está protagonizado por Superman y Lois Lane que viajan hacia a través del tiempo y del espacio hasta Krypton. Lo que descubre el Hombre de Acero, sin embargo, son dos diferentes visiones de su planeta natal – ¡¡sólo que no está seguro de cuál es la real!!

Evidentemente, las traducciones de las sinopsis están retocadas de las realizadas automáticamente por el traductor de Google… Si se me ha pasado algo, pido disculpas…

Pues…, irregulares es la mejor forma de definir estos recopilatorios.

El primero de ellos, President Luthor, nos cuenta como Lex Luthor llega a la Casa Blanca y por qué lo hace, eso sí, dejando todo ordenado antes de hacerlo (por ejemplo, deja a Talia Head (la hija de Ra’s Al Ghul) como nueva presidenta de las empresas Luthor; sus dos guardaespaldas se van con él a la Casa Blanca; elimina a su mujer; sufre un atentado que le favorece en las encuestas; y el golpe más duro para Superman, Pete Ross (senador por Kansas y casado con Lana Lang) acepta ir como vicepresidente de Luthor en las elecciones.
Durante todo el recopilatorio, se vé como Superman (y su entorno) se ven incapaces para frenar la continuada subida de Lex Luthor en las encuestas y sus reacciones después de que Luthor consiga llegar a presidente.
Por cierto, el gabinete de Luthor prometía dar mucho juego: Amanda Waller, el General Lane (el padre de Lois), Pete Ross, Lana Lang (al estar Luthor soltero/divorciado/viudo hace, la mayor parte del tiempo, funciones de primera dama) e incluso Cat Grant como portavoz…

El segundo de ellos, Return to Krypton, son dos historias diferentes, la primera y segunda parte de esa saga (con una diferencia de año y medio entre una y otra). Si la primera tiene la cosa de que es original y que modifica el origen de Superman tal y como lo presentó Byrne, la segunda es una historia aburrida que no aporta nada al asunto…
Cuando Byrne recreó a Superman en 1986 presentó Krypton como una sociedad muy avanzada tecnológicamente pero con una total ausencia de sentimientos. Jeph Loeb decide que esa presentación era falsa, una fachada para evitar que Kal-El viese la sociedad tan maravillosa que tenían y se pasase su vida buscando Krypton (sip, es tan estúpido como suena), cuando Jor-El considerase que era lo suficiente maduro le revelaría la verdad… Bueno, tiene la cosa de que la historia (a pesar de esto) es bastante entretenida, y al final logran salvar a… ¡¡Krypto, el super-perro!!
La segunda parte…, ni comentarla. Jor-El aparece en la Tierra para que su hijo le ayude en el pasado y ya de paso conoce a Jonathan Kent, no hay mucho que decir sobre esta.

Tanto guión como dibujo son bastante irregulares, debido, sobre todo a la numerosísima cantidad de guionistas y dibujantes que pasan por las diferentes series de Superman… ¡¡Si hasta hay una historia corta de Liefeld!!. De todas formas, tienen cierto interés, y si hubiesen sido publicados por Norma (en lugar de Our Worlds at War) y publicitados debidamente hubiesen tenido bastantes ventas…

¿Cómo que no?
¿No creeís que una campaña publicitaria, con imágenes de Gene Hackman y un texto que dijese algo así como “¿Os imaginaís si este hombre llegase a la Casa Blanca?”, podría arrasar en toda España? ¿No lo creeís? Puff…, ¡qué sabreís vosotros!

Nada más.

Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaadios