Mouse Guard – Otoño 1152

Image Hosted by ImageShack.usMouse Guard Nº 01: Otoño 1152

Autor: David Petersen

Formato: Libro cartoné, 200 págs.

Llega el éxito de David Petersen, una de las novelas gráficas más vendidas en USA en 2007.
Tras una estética pseudo-infantil, Mouse Guard esconde una historia adulta en la que un grupo de ratoncillos intentan apañárselas en la difícil sociedad medieval. En una tierra tranquila, los ratones viven apaciblemente en sus territorios mientras los Mouse Guards, comandados por la matriarca Gwendolyn, procuran ese estatus y protegen a comerciantes y viajeros de alimañas, lobos y comadrejas. Pero el otoño de 1152 será recordado como una época oscura: la del terror del ejército del Hacha Negra.

Precio: 20 €

Image Hosted by ImageShack.us

Mouse Guard – Otoño 1152: otra compra realizada por una “recomendación”.
No ha sido una mala compra, eso quiero dejarlo claro desde el principio. La historia está bien sin ser especialmente original, lo que realmente destaca es que la historia está protagonizada por ratones. Eso es lo que marca la diferencia.
Si los protagonistas fuesen humanos estaría bien, pero – creo – pasaría sin pena ni gloria, al protagonizarla unos ratones lo primero que consigue es atraer la atención; después se descubre, con una breve y rápida (h)ojeada al interior que el dibujo es buenísimo; una vez que empiezas a leerla descubres que la historia es interesante, que está bien construida y que los protagonistas son atractivos. Terminada su lectura te deja una sensación muy agradable y la idea de que el autor ha realizado un gran trabajo de diseño… tanto de personajes como de localizaciones.

Así que… otra buena compra. La cosa es que… visto el título, supongo que el autor habrá aprovechado la buena sensación que deja y habrá realizado más historias… Francamente, no veo la necesidad que tenía de hacerlo (bueno sí, como digo siempre, entiendo que quisiera ganar más dinero), tengo la sensación de que muchas historias de este tipo podrían llegar a cansar.

Por cierto (y esto es un pequeño palito para Norma), un poquito de cuidado a la hora de corregir los textos y, sobre todo, a la hora de rotularlos, no hubiese estado de más.