Cómic USA: Gotham Central (lo publicado por Norma)

Peazo de serie habemus! La mejor de las relacionadas con Batman de los últimos años. Ya sé, ¿qué interés puede tener el DPGC (Departamento de Policia de Gotham City) si al final siempre dependen de Batman? Bueno, esta serie es la demostración de que no siempre dependen de Batman y de cómo se sienten al saber que todo el mundo (incluidos los políticos de la ciudad) cree que no hacen nada más que esperar a Batman…

Gotham Central: En la línea del deber

Guión: Ed Brubaker, Greg Rucka
Dibujo: Michael Lark
Color: Noelle Giddings, Digital Chamaleon
Correspondencia Original: Gotham Central 1,2,3,4,5

Historias del departamento de policía de Gotham

Precio: 12.00 €

Y sobre todo en esta historia vemos los muchos problemas que tienen algunos (la mayor parte) de policías de Gotham al trabajar con Batman. En este primer tomo la historia está centrada en el asesinato de un chica de 14 años, el detective Marcus Driver y su compañero Charlie Fields son los encargados del caso; una de las pistas les conduce hasta un apartamento sospechoso y desgraciadamente allí se encuentran con Mr. Frio, sufriendo la trágica perdida e irreparable de Fields. Desde ese momento Marcus vivirá un infierno, cree que podría haber hecho más para evitar la muerte de su compañero. La investigación del caso debe continuar y se le asigna un nuevo compañero, la detective Renne Montoya. A partir de éste momento las pistas se suceden para atrapar a Mr. Frio y la resolución final del caso. En la que, muy a su pesar, Marcus deberá recurrir a aquella persona que más odia…

Gotham Central: Media Vida

Guión: Greg Rucka
Dibujo: Michael Lark
Entintado: Michael Lark
Color: Matt Hollingsworth
Correspondencia Original: Gotham Central 6,7,8,9,10

¡Segunda entrega del CANCIÓN TRISTE DE HILL STREET de los cómics! Greg Rucka (BATMAN: EL SEÑOR DE LA NOCHE, WONDER WOMAN: HIKETEIA) toma las riendas de este arco argumental protagonizado por la policía Renee Montoya… y el terrible secreto que esconde. MEDIA VIDA ha sido galardonada recientemente con el premio Harvey 2004 a Mejor Historia, y está nominada a los premios Eisner a Mejor Historia, Mejor Guionista y Mejor Serie Regular…

Precio: 12.95 €

Renne Montoya se verá envuelta en un par de asesinatos que la incriminarán, llegándole a afectar tanto en su vida personal como laboral. Su compañero, Crispus Allen defenderá a muerte su inocencia ante el resto de la gente que está alrededor de ellos, con un papel clave para desenmascarar quién está detrás de todo el entramado, que se ha organizado para arruinar la vida de la detective Montoya. Pero esto es solo una excusa para tratar un tema que Rucka llevaba tiempo dándole vueltas por su cabeza, la homosexualidad de Renne que, en esta historia es lo verdaderamente importante. Tanto en su relación con su familia como con el resto de sus compañeros.

Gotham Central: Blancos fáciles

Guión: Greg Rucka, Ed Brubaker
Dibujo: Michael Lark, Brian Hurtt
Color: Lee Loughridge
Correspondencia Original: Gotham Central 11,12,13,14,15

Greg Rucka y Ed Brubaker, padres del nuevo cómic policíaco, vuelven a unir fuerzas en un nuevo arco argumental de GOTHAM CENTRAL. La trama gira alrededor de un francotirador que se ha afincado en los edificios más altos de Gotham City, dispuesto a acabar con todo el cuerpo de policía… Lo peor se hace evidente cuando se descubre que el francotirador en cuestión es ni más ni menos que el Joker.

Precio: 12.00 €

¿Y sabéis qué es lo peor de esta historia? ¡Que te desvelan la identidad del francotirador en la portada! A ver, ya sé que este tomo hubiese vendido bastante menos si no hubiese aparecido el Joker en la portada, pero coño… ¡es que te revientan la mitad de la trama! Si una historia se basa en el desconocimiento del villano… ¿por qué lo haces aparecer en la portada? Si es que… En fin, este tomo también contiene una historia centrada en Stacy, la chica que, por problemas legales de la policía, debe encender la batseñal para llamar a Batman…

Y… es una serie muy buena, pero que muy buena, lo malo es que no vendía demasiado y… la cerraron. 40 números en los USA que finalizan en medio del crossover con Infinite Crisis, se ha dicho que quizás sea relanzada con el título Streets of Gotham, ojalá.
Sobre estos tres tomos, decir que Rucka y Brubaker se reparten los turnos del DPGC, Brubaker se queda con el turno de día y Rucka con el de noche o viceversa, aunque en ocasiones se unen para los casos que necesiten la participación de ambos turnos. Michael Lark, por su parte, le da un tono oscuro a las historias que les viene muy bien, me parece el único dibujante (con sus limitaciones, claro) que podría haberle dado el tono necesario a esta serie… razón por la que, me temo, tenía ventas tan bajas, pero claro, los personajes dibujados por Lark no dejan de ser humanos… si hubiese dibujado esta serie un George Pérez (por poner un ejemplo extremo) el planteamiento de la misma (y la apariencia de los personajes) hubiese cambiado brutalmente… o eso me temo.
Lo mejor que tiene esta serie es la falta de Batman, su presencia siempre está rondando alrededor de la misma, pero… rara vez aparece. Y cuando aparece no es más que una sombra o un borrón que llega de repente… Vamos, como debería ser Batman en el 90% de los cómics, pero claro, como están contados desde el punto de vista de Alfred… no puede ser.
Totalmente recomendada para todo el mundo, sean o no fans de Batman… sobre todo ahora que tienen el precio algo reducido con las ofertas de Norma…

Nada más.

Aaaaaaaaaaaaadios

Hard Time

DC presentó una nueva línea editorial, “DC Focus” en el 2003. La línea inicialmente iba a constar de cuatro títulos:

“Hard Time”, escrita por Steve Gerber y dibujada por Brian Hurtt. El protagonista de esta serie es Ethan Chiles, un quinceañero condenado a prisión por participar en un tiroteo en su escuela. El día en que es condenado, la fuerza que ha ido creciendo dentro de Ethan es finalmente liberada. Pero ni siquiera Ethan sabe lo que significa esa fuerza.

“Fraction”, escrita por David Tischman y dibujada por Timothy Green. Cuatro amigos del instituto se reúnen para hacer un pequeño robo como en “los buenos tiempos”. Pero su “pequeño robo” crece repentinamente al encontrar una armadura con fantásticas habilidades. Pero un traje con cuatro amigos queriendo ponérselo no es la mejor forma de mantener una amistad.

“Kinetic”, de Kelley Puckett y Warren Pleece. Un frágil niño no espera mucho de la vida aparte de dolor y sufrimiento. Su madre intenta mantenerlo a salvo del resto del mundo, pero no consigue salvarle de ser atropellado por un coche. En lugar de morir, el niño no sólo sobrevive, sino que parece haber destrozado el coche.

“Touch”, de John Francis Moore y Wesley Craig. La última colección de la nueva línea editorial trata sobre un extraño hombre que se convierte en el “mánager” de un grupo de gente superpoderosa.

Lamentablemente, y en algunos casos comprensiblemente, a día de hoy no continua publicándose ninguna de ellas…

hardtime1.jpgLa que toca repasar es la primera de ellas, Hard Time, que, a pesar de su cierre, se ha anunciado un segundo volumen para este año… ya veremos, ya.
En el primer número el protagonista, Ethan Chiles, y un compañero, Brandon Snood, que se autodefinen como frikis (geeks en el original) quieren vengarse de sus compañeros y, utilizando unas pistolas del padre de Brandon retienen a sus compañeros en la cafetería, las cosas se complican y Brandon asesina a varios compañeros y a un profesor, en ese momento, una extraña fuerza surge de Ethan matando a Brandon. Los medios de comunicación y los jueces deciden utilizar a Ethan como cabeza de turco y le condenan a cincuenta años de prisión (no es legal condenar a un menor a muerte y la cadena perpetua podría inducirle a suicidarse).
A partir del segundo número el ambiente del cómic se traslada a la cárcel donde deberá cumplir su prisión y, por poneros un ejemplo claro, el ambiente es como en la película Cadena Perpetua y Ethan viene a ser Tim Robbins… pero con poderes que le permiten vengarse. A pesar de lo que he dicho sobre Tim Robbins, digamos que Ethan evita que le suceda lo mismo que a Tim Robbins en la película gracias a sus poderes (una cosa es una cosa, pero más allá sería pasarse demasiado…). Lo más curioso, a pesar de las cosas que han hecho, es que Steve Gerber consigue que le cojas aprecio a los protagonistas de la serie, casi todos los presos acaban resultándote simpáticos y sientes preocupación por las cosas que les pueden ir pasando…
Realmente es otra de esas series totalmente recomendables. Los protagonistas de la serie, además de Ethan, son el resto de los presos, su madre, el abogado que le defiende en el juicio (y que tendrá una relación con su madre) y varios más, aunque prefiero no entrar en detalles para no reventar nada, creo que esta serie lo merece.
Y en la cárcel… bandas latinas, bandas de negros, bandas de nazis y Ethan entre todas ellas…
Otra serie casi imprescindible…

Nada más.

Aaaaaaaaaaaaaaaadios