Dragon Head 06

No sé cómo saldrá, lo tenía escrito en el pendrive y se me estropeó por un corte de luz… como no encuentro la copia de seguridad tengo que volver a escribirlo y… malditas las ganas que tengo. Es un tomo muy complicado de resumir.

Dragon Head Nº 06

Guión: Minetarô Mochizuki
Dibujo: Minetarô Mochizuki
Tinta: Minetarô Mochizuki

Color: Blanco y negro
Formato: 224 págs.

Precio: 8,95 €

Dragon Head 6: Empezaré por los personajes que tienen menos papel en este tomo… El pobre Teru, más allá de desvariar por la fiebre y estar inconsciente la mayoría del tiempo no hace nada; la profesora de lengua, aparte de cuidar de Terry realiza una reflexión bastante interesante sobre qué era el monstruo del túnel y cómo se podía vencer; Idawa decide ir en busca de Seto y Nimura con el helicóptero y es obligado por una parte de los perseguidores de sus compañeros a aterrizar con el mismo, pero consigue librarse de ellos con un lanzacohetes…

En Seto, Nimura, el chaval operado y su amigo se centra la mayor parte de la acción… El amigo dura más bien poco porque es asesinado por el policía que había disparado a Nimura, pero antes de que esto sucede les cuenta que Tokio estaba en llamas cuando salieron de allí; el chaval operado deja de tomar su medicamento y comienza a articular palabras hasta el punto que le dice a Seto que el desastre se produjo debido a un terremoto, o eso deja entrever, y que el epicentro del mismo estaba en Tokio… ¿y en el monte Fuji?, en su última aparición en el tomo parece no tener muy buenas intenciones respecto a Seto…

Nimura se había hecho con la bolsa de municiones que llevaba Seto y con su rifle se cargó a varios de sus perseguidores pero eso no evita que sea capturado con Seto y el chaval operado y sean llevados a la ciudad… Una vez allí, intentan escapar de sus perseguidores y, al mismo tiempo, alcanzar el hospital para conseguir las medicinas para Teru. En el hospital, Seto le cura el disparo de bala y, después de tomar la mitad de las medicinas para Teru que le da Seto, comienza a buscar una salida del mismo evitando a sus perseguidores… ya en el exterior, justo antes de ser atacado, Nimura ve como una gran nube de polvo está cubriendo la ciudad…

Seto, además de todo lo anterior, se hace cargo – más o menos – del chaval operado una vez que muere su amigo; es el motor del grupo y la que logra que escapen de la casa en la que quieren quemarles como sacrificio y también consigue que lleguen al hospital, aunque su deseo de no matar a nadie está a punto de provocar que no lleguen hasta el mismo; se convierte en la persona que quieren sacrificar a los dioses para conseguir su perdón; consigue encontrar las medicinas para Teru; cuida a Nimura; y se queda en una situación delicada al final del tomo…

Lo mejor del tomo es que Seto, por fin, se ha convertido en uno de los puntales de la historia… aunque me temo que esto ha tardado debido a la incapacidad del autor para repetir la historia de manera equitativa entre los protagonistas… ¡para que brille uno, el otro debe estar inconsciente! Es un problema grave para un autor. La historia me parece peor que en los dos primeros tomos pero mejor respecto a la primera vez que lo leí… ¿veremos a ambos protagonistas actuando al mismo tiempo? El dibujo no está mal, pero lo de siluetear al grupo de perseguidores en lugar de enseñar sus caras, más que un recurso narrativo, me parece una demostración de vagancia del dibujante…

Acerca de Eugenio

Anda que sí...