Batman – Gotham después de medianoche

Otra decepcionante historia de Batman guionizada por Steve Niles…

Batman: Gotham después de Medianoche

Edición original: Gotham After Midnighyt USA

Guión: Steve Niles
Dibujo: Kelley Jones

Formato: Libro cartoné, 288 págs., color.

Cuando la noche cae sobre Gotham, la ciudad se transforma en el escenario perfecto sobre el que un colorido elenco de villanos representa su particular espectáculo de violencia, locura y destrucción. Pero de entre las sombras emerge la figura de Batman, vigilante inmerso en una interminable cruzada contra el crimen. Steve Niles –30 días de noche, Batman: Condado de Gotham– y Kelley Jones –Batman & Drácula, Deadman– rinden su particular tributo al Caballero Oscuro a través de una terrorífica aventura que obligará al Hombre Murciélago a enfrentarse a sus más arraigados miedos y sus más letales enemigos, encabezados por el misterioso Medianoche…

Precio: 20 €

Batman – Gotham después de medianoche: y es que, una de dos, o Steve Niles no le acaba de coger el punto a Batman o yo no le cojo el tono a los guiones de Steve Niles para Batman. Ambas opciones me parecen igual de válidas.
Lo que no ayuda es el dibujo de Kelley Jones, nunca ha sido mi dibujante favorito – y si abrís cualquier página al azar de este tomo es fácil descubrir el por qué – pero es que me parece que su estilo ha empeorado muchísimo desde los Batman/Drácula entre ese Batman amorfo e hipermusculado y la manera en la que dibuja a la detective… uff.
El guión, aparte de que resultaba evidente la identidad del villano, tiene cosas tan ridículas como: un Clayface gigante peleando con un robot gigante que Batman estaba revisando… por si acaso; Batman dándole un abrazo a una mujer con cara de salido; Batman, en lugar de investigar el crimen por el que le avisa Gordon, se dedica a pasear por las calles la noche de Halloween y a mezclarse con la gente que va disfrazada; y muchas más cosas que no merece la pena ni nombrar.
¿Y ese abuso absurdo de textos de apoyo y diálogos interminables en el último número? Debería añadir otro “uff” aquí.
Mal, verdaderamente mal las dos historias de Steve Niles en Batman. Qué lástima.

Acerca de Eugenio

Anda que sí...