Dragon Head 03

Y llegamos al tercer tomo de esta serie.

Dragon Head Nº 03

Guión: Minetarô Mochizuki
Dibujo: Minetarô Mochizuki
Tinta: Minetarô Mochizuki

Color: Blanco y negro
Formato: 224 págs.

Continúa este thriller de Minetarô Mochizuki protagonizado por tres chicos atrapados inicialmente en los túneles del metro. Uno de ellos parece haber perdido la cordura y se ha convertido en un demente y potencial asesino.
En cualquier caso, ha llegado el momento de encontrar una salida al exterior…

Precio: 8,95 €

Dragon Head 3: habíamos dejado a los protagonistas a punto de ser atrapados por el derrumbamiento del túnel en el que se encontraban atrapados. Seto consigue escapar con muchas dificultades y un segundo antes de que el túnel se venga abajo, también lo consigue Teru.
Agotada por el encierro y la falta de comida y agua, Seto le echa en cara a Teru todo lo que han tenido que sufrir. Sin saber qué hacer, Teru se marcha pero cuando encuentra una salida de los túneles, a una depuradora de agua, vuelve con ella y la saca de allí. En la depuradora encuentran agua, comida y… ¡una televisión! Aunque las noticias que consiguen ver no son demasiado positivas: las ciudades se encuentran en estado de emergencia – aunque en el tomo aparezca escrito “régimen de emergencia” – y uno de los periodistas se desespera en medio de la emisión y dice que las grandes ciudades están perdidas y que nadie debería acercarse a ellas.

Teru y Seto se encuentran en la depuradora con otros cuatro chavales que viajan en dirección Tokio para ver si las historias que se cuentan sobre la destrucción de la ciudad son ciertas… A pesar de que les dan algo de comida y un mapa, Teru y Seto deciden seguir solos sus viaje sobre todo después de ver una extraña ceremonia que realizan los cuatro para ahuyentar a los malos espíritus, la ceremonia termina con una paliza a Teru por interrumpirla y Seto y él se marchan solos y tras ellos un torrente de barro y agua…

Y en este tengo la sensación de que la historia ha bajado un poco en calidad e intensidad, cosas de salir al exterior, supongo. En fin, habrá que adaptarse a este cambio de situación en la historia. A ver cómo sigue.

Acerca de Eugenio

Anda que sí...