Vagabond 23

Ainss, Inoue… ¿por qué insistirás tanto en Matahachi con lo desagradable que resulta como personaje? Si es que no aprendes…

Vagabond 23

Autor: Takehiko Inoue

Color: Blanco y negro

Formato: 208 págs.

Justo cuando Matahachi se encuentra en peligro, hace su aparición Kojiro Sasaki. Bajo la nieve que cae, la pena y la ambición de Matahachi. Finalmente llegan hasta el corazón de Kojiro.

Precio: 8,95 €

Vagabond 23: Kojiro se ha encontrado con su suplantador, Matahachi, y los hombres del dojo Yoshioka que quieren pedirle que pelee en lugar de Denshichiro… Pero, ¿cómo pueden saber si es él? Enfrentándose a su espada. De los tres hombres con los que se encuentra Kojiro, dos mueren por su mano y el tercero… se salva gracias a Matahachi que intercede por él.
¿Por qué le hace caso Kojiro? ¿Quién sabe? Como es sordomudo… no piensa, el síndrome de Rayo Negro, lo que yo os diga.

En el dojo Yoshioka, Denshichiro está peleándose con Ueda, quien no devuelve los golpes que recibe, por haber ordenado que buscasen a Kojiro para que le sustituyesen en el combate con Musashi. Pero antes de terminar la discusión, Denshichiro cae inconsciente por la fiebre.
Matahachi ve en Kojiro al hombre que puede ayudarle a conseguir la fama y la fortuna que tanto anhela y decide convertirse en su “intérprete” con el resto del mundo para aprovecharse de su compañía y alcanzarlas.

Creyendo que quieren convertir a Kojiro en el instructor del dojo Yoshioka, Matahachi y él se introducen en el mismo. Una vez allí, y aunque dice llamarse Koujirou Sasaki, Matahachi es reconocido como el hombre que había incendiado el dojo y sólo la intervención de Ueda, que se arrodilla ante ambos hombres para que les ayuden, impide que le apaleen. Kojiro, por su parte, una vez que ha entrado en el dojo se siente feliz y tiene recuerdos de su infancia. Kojiro ignora las puyas de los demás guerreros y le pide a Ueda, al que reconoce como el más fuerte de los presentes, que se enfrente a él. Ueda se disculpa y le dice que se niega a pelear hasta después del duelo, esto aburre a Kojiro que decide marcharse, pero Matahachi le convence para que se quede en el dojo a cambio de comida, bebida y mujeres…
Ueda les pide a sus compañeros que le apoyen en su decisión hasta después del duelo y les dice que después del mismo podrán hacer lo que quieran con Matahachi y Kojiro.

Musashi, en cambio, está pasando unos días relajado en compañía de Kouetsu y su esposa. Él se ha ofrecido a afilar la espada a Musashi antes del duelo y le cuenta cómo ha sido su vida y por qué sigue afilando espadas… La conversación con Kouetsu hace pensar a Musashi que no ha avanzado nada en su deseo de convertirse en el mejor del mundo.

En el dojo Yoshioka, Matahachi se ha dado cuenta de las intenciones de los Yoshioka y decide evitar que Musashi se enfrente a Kojiro huyendo de allí con este último… Pero Kojiro ya se ha marchado de allí debido al aburrimiento y al hambre, así que ha regresado a la casa de los Kouetsu. Mientras esto sucede, Denshichiro se ha recuperado de su fiebre y está totalmente convencido de que debe enfrentarse a Musashi por su honor y para vengar a su hermano. Ante la insistencia de Ueda, quien no tiene planes de cambiar el plan de enviar a Kojiro al duelo, Denshichiro toma la decisión de expulsarle del dojo Yoshioka.

A pesar de la continuada presencia de Matahachi durante el tomo, debo reconocer que está bastante bien: en cada aparición Kojiro me recuerda más y más a la señora Fletcher de Se ha escrito un crimen… ¡siempre que aparece muere alguien!; Matahachi sigue siendo el mayor aprovechado de la serie, aunque parece que su preocupación por Musashi es – en ocasiones – bastante sincera; Ueda cada día me gusta más como personaje – y espero que no haga nada suicida en el próximo tomo -; y Musashi sigue su evolución a hombre tranquilo… y eso que le llamaban demonio como él mismo se encarga de recordar. El dibujo sigue siendo muy bueno y la historia le anda a la zaga.
Gran tomo, gran serie.

Acerca de Eugenio

Anda que sí...

Un pensamiento en “Vagabond 23

  1. Hace tiempo que dejé de leer Vagabond (dejaron de prestármela xD), pero guardo muy buen recuerdo de ella. Ahora estoy leyendo la novela original y se aprecia mucho más el valor de la adaptación de Inoue. Aunque me sigue haciendo gracia que haya hecho sordo a Kojiro, ya que en el libro el tío no se anda con pelos en la lengua xD

Los comentarios están cerrados.