Saint Seiya Episodio G 15

Probablemente uno de los tomos más comprensibles de los que han aparecido hasta el momento… Quizás debido a eso su lectura haya sido tan rápida y ágil.

Saint Seiya Episodio G 15

Manga 130x185mm, tapa blanda con sobrecubiertas, 192 páginas b/n, 10 páginas a color, sentido de lectura japonés.

Guión: Masami Kurumada
Dibujo: Megumu Okada

¡El gran enfrentamiento de la espada Sagrada!
¡Aioria de Leo se enfrenta al titán Ceo con el poder del rayo, el único capaz de acabar con los Dioses!¡Por su parte, su gran amigo Hiperión aparece cargando con toda la responsabilidad del sol negro!¡El golpe de la tristeza desgarrará la tierra de los titanes!

Precio: 8.95 €

Saint Seiya Episodio G – 15: aunque sí hay una cosa que no he terminado de comprender del todo… pero luego volveré con eso.
La primera parte del tomo se centra en un tipo de lucha clásica (o típica) en las diversas historias de Saint Seiya… una lucha entre dos personajes con un nivel de poder muy diferente en la que el personaje de mayor poder, en este caso el titán Ceo, quiere que el más débil, en esta ocasión Aioria de Leo, alcance un poder superior – el séptimo sentido, por cierto, por fin me he enterado de cuál era el sexto – porque este último es el adecuado para salvar el mundo… Incluso le da un poder especial para las futuras luchas…

Y ahora llego a la parte que no acaba de entender… Al principio de la segunda mitad del tomo se ve cómo el titán Hiperión descubre que él y los demás titanes están siendo manipulados por Pontos – el dios del sol, que yo creía que era Hiperión, encerrado en Apofis, el dios serpiente de una mitología distinta a la griega – y Mnemósine – la diosa de la memoria – que ha borrado los recuerdos a los titanes… Después de una historia un tanto confusa, Hiperión parece oponerse a los planes de estos dos… mi problema surge cuando en la página siguiente, después de una explosión de origen desconocido – aunque supongo que muy simbólica -, Hiperión aparece ante los Caballeros de Oro para acabar con ellos… Y en ese momento me he perdido, ¿cómo es posible ese cambio, sin ningún tipo de explicación, en media página?

En fin, tras esto vemos a la chica raptada hace mogollón de tomos despertándose en un lugar desconocido junto a un hombre amnésico – ¿Hiperión? – con el que intenta escapar. Los caballeros utilizan sus golpes más poderosos para protegerse de los ataques de Hiperión hasta que aparece Aioria para enfrentarse con él… y vencerle.

Como decía es un tomo de lo más comprensibles en cuanto a desarrollo de las peleas, pero es que el giro en la trama de Hiperión es tan, pero tan, confuso que me ha descolocado totalmente. Y mira que me estaba gustando toda la primera parte, sí, era típica y quizás un poco alargada, pero… era tan Saint Seiya.
No sé, probablemente estaba siendo mi favorito de los quince aparecidos hasta ahora. El dibujo… igual que los anteriores, no me voy a seguir quejando siempre de lo mismo, ¿no?

Acerca de Eugenio

Anda que sí...