Green Lantern Corps – Emerald Eclipse

Y terminamos con la última saga de los Green Lantern Corps previa a La Noche Más Oscura… Lo habitual, ya sabéis, me he pasado a la edición yankee, los compré por eBay, etc, etc…

Green Lantern Corps – Emerald Eclipse

Guión: Peter J. Tomasi
Dibujo: Patrick Gleason y Rebecca Buchman

Edición Original: Green Lantern Corps 33-38 USA

Formato: Comic-book. 32 páginas. Color.

Mongul ha esclavizado el planeta Daxam transformándolo en la base de sus Corps. ¿Luchará Sodam Yat, el Green Lantern conocido como Ion, para salvar su planeta de origen, cuando había jurado no regresar nunca?

Precio: 2,99$ c/u

Green Lantern Corps – Emerald Eclipse: saga de seis números que engarza directamente con The Blackest Night. Como ya dije en el post centrado en Agent Orange recordaros que esta saga hay que leerla al tiempo que aquella ya que hay cosas que se van solapando en una y otra.

Y la saga empieza a saco con Mongul haciéndose con el control de Daxam después de arrasar con la mitad (o así, que no los he contado) del planeta. ¿Qué es lo primero que hace Mongul una vez que se convierte en jefazo de Daxam? Invitar a sus amigos a la juerga…
Viendo que igual los recién llegados no son demasiado amistosos, los protectores padres de Sodam Yat deciden que ella se marche en una nave espacial en búsqueda del hijo al que putearon continuamente de niño para pedirle ayuda.
En Oa Kyle y Guy están tomándose algo y comentando las noticias recientes (relaciones personales, compañeros muertos, las decisiones de los Guardianes, esas cosas) cuando Natu aparece para hablar con Kyle… como no podía ser de otra forma, acaba habiendo tomate.

¿Qué tendrán las chicas de Korugar que tanto gustan a los humanos?

¿Qué tendrán las chicas de Korugar que tanto gustan a los humanos?

En su camino al planeta Zamaron, Miri (la zamaron de la historia anterior) se encuentra con Saarek (el Lantern que habla con los muertos y que está buscando el cadáver del Anti-Monitor) que ha encontrado un trozo de la armadura del Anti-Monitor, hablan y ella intenta mostrarle el amor (igual que hizo con Kyle y Natu) pero no lo logra y él le dice que su marido fallecido está muy orgulloso de la decisión que Miri tomó al unirse a las Star Sapphire y de la misión con la que está recorriendo el universo, la despedida de ambos es bastante amistosa, así que quizás no tenga que haber un enfrentamiento directo entre ambos Cuerpos…

A Daxam llegan numerosos miembros de los Sinestro Corps y entre ellos Arkillo que pone en duda el liderazgo de Mongul y ambos acuerdan pelear mano a mano, sin utilizar sus anillos y que el vencedor lidere a los Sinestro Corps.

La madre de Sodam Yat consigue llegar hasta su hijo y le pide ayuda…
En Oa Kyle, siguiendo un consejo de Natu, comienza a pintar un gran mural en una pared para exponer sus sentimientos sobre todo lo que está pasando. Aunque inicialmente comienza sólo con la ayuda de Guy un gran número de Green Lanterns van pasando por allí para echar una mano con la obra…

El segundo número de la saga tiene dos peleas brutales: la primera es la de Sodam Yat con sus sentimientos negativos hacia su madre y su planeta natal aunque acaba decidiendo ir en ayuda de su planeta gracias a las palabras de Arisia;

y la segunda es la lucha entre Mongul y Arkillo que acaba venciendo el primero tras arrancarle la lengua al segundo.

En Oa, Kyle y Natu siguen adelanta con su relación y en el planeta de las Zamarons, Kryb – la Sinestro Corp que se dedicaba a raptar a los hijos de los Green Lanterns – se resiste fuertemente al lavado de cerebro de las Zamarons. En otro lugar de Oa Guy, Kilowog y Salaak se las ven y las desean para encerrar en las celdas que vigila el Lantern Voz a un Red Lantern capturado con la ayuda del Blue Lantern Walker. Una vez que los tres se han marchado, con la ayuda de la Guardiana Scar, el Red Lantern se libera de su celda y ataca a Voz.

El tercer número empieza con fuerza con el Red Lantern machacando a Voz y su sangre liberando a los Sinestro Corps de sus celdas, pero el Red Lantern no distingue entre Green Lanterns y Sinestro Corps y también ataca a estos… La Guardiana Scar provoca que fallen las celdas donde se están conteniendo los anillos de los Sinestro Corps y estos salen en busca de sus portadores… Los Green Lanterns que están en Oa – recordemos que los Guardianes, menos Scar, están viajando hacia Vega como se pudo ver en Agent Orange – se dirigen a las celdas para intentar contener la fuga de los presos a los que ya les han llegado sus anillos.

A pesar de la intensa vigilancia de los Sinestro Corps, Sodam Yat y Arisia consiguen introducirse secretamente en Daxam y llegan a tiempo de evitar un suicidio colectivo de los Daxamitas provocado por las palabras del padre de Sodam. Cosa que a este no le sienta demasiado bien y harto de que sus compatriotas elijan huir antes de luchar les “convence” de luchar en esta ocasión, pero… ¿cómo lo harán?


En Korugar, Natu e Iolande – su compañera de sector que hacía tiempo que no aparecía – tienen que luchar contra el temor de los Korugarianos por la huida de Sinestro, cuando están discutiendo sobre la necesidad de que Sinestro muera para que Korugar se sienta realmente libre, Sinestro aparece, deja inconsciente a Iolande y le dice a Natu que quiere tener una charla padre-hija con ella…

Muchas cosas en el cuarto número. En Korugar Sinestro y Sodam Yat siguen con su charla paterno-filial y lo cierto es que Sinestro realmente parece estar preocupado por el bienestar de ella y la previene del posible ataque que puede sufrir de manos de los Red Lanterns por ser su hija. Antes de marcharse, le dice que si necesita ayuda no dude en pedírsela.
En Oa los Green Lanterns, a pesar de ser superados ampliamente en número por los presos fugados, luchan al límite y con valentía para contener a los mayores presos posibles.

En Daxam, Sodam Yat decide lanzar un ataque suicida contra Mongul utilizando el poder de Ion, desde Oa la guardiana Scar le impide acceder a ese poder a menos que apague su anillo – que, recordemos, era lo único que impedía que el trozo de plomo que le había clavado Superboy Prime llegase hasta su corazón -, Sodam lo hace y se quita su anillo para acceder al poder, una vez que lo tiene se dirige al sol rojo de Daxam y lo transforma en un sol amarillo…

El penúltimo número de la saga muestra la aparición del sol amarillo ¿y la muerte de Sodam Yat? (en fin, los lectores de la Legión de Tres Mundos lo ponemos en duda).

Una vez que los primeros rayos de sol amarillo alcanzan a los daxamitas sus poderes latentes se activan de manera descontrolada. Arisia intenta calmarles, pero el padre de Sodam quiere mandarles en un ataque suicida contra los Sinestro Corps. Arisia logra convencerles de que, mientras se adaptan a sus nuevos poderes, es preferible que se calmen, se entrenen y consigan reclutar a la mayor cantidad de daxamitas posibles.


En lo profundo del espacio, el Lantern Saarek encuentra otra parte de la armadura del Anti-Monitor y junto a ella, al Lantern Ash, cuando hablan, descubren que ambos han sido enviados por separado con las mismas órdenes por la guardiana Scar… y deciden seguir juntos con su misión (para ver cómo concluye esta deberíais leéros el post sobre Agent Orange, de nada).

En Oa, los Lanterns consiguen dos aliados inesperados… Bolphunga el bárbaro obsesionado con Guy Gardner (y que fue creado por Alan Moore en el mítico “Mogo doesn’t socialize” le salva la vida y lucha al lado de los Lanterns, en otro lado es Kanjar Ro quien les ayuda después de que Kyle le salve la vida; Lyssa Drax la encargada del Libro de Parallax se abre camino en busca del mismo y alcanza el Libro de los Muertos de Scar que la encierra en el mismo…

Los Lanterns novatos consiguen escapar del lugar donde los estaban reteniendo, por su propio bien claro, y cuando se van a unir a la lucha un grupo de Sinestro Corps les alcanza, pero antes de que estos les maten aparecen un grupo de Alpha Lanterns que les salvan y que ordenan a los Corps que lleven a cabo la Directiva Phalanx (con la que encierran a los presos) cuando los presos son contenidos la Batería gigante que protegía Oa explota.

En el último número vemos las consecuencias de todo lo sucedido hasta ahora… En Oa la protección que rodeaba al planeta ha desaparecido dejando el planeta desprotegido; en Korugar Natu ha aceptado que Sinestro es su padre natural pero siempre considerará a sus padres como aquellos que la criaron; en Daxam Arisia dirige a los daxamitas en su ataque contra los Sinestro Corps, Mongul decide que no merece la pena continuar la lucha y ordena a sus Corps que evacuen el planeta… aunque ya tiene otro en mente para convertirlo en su nueva base de operaciones.

Pero regresemos a Oa… los Guardianes han regresado al planeta y lo han encontrado desprotegido, una vez que aseguran los anillos de los Sinestro Corps deciden ordenar a los Alpha Lantern que eliminen a todos los prisioneros que se escaparon de las celdas. A esto se oponen frontalmente Kyle y Guy que se enfrentan a los Alpha Lanterns y a los Guardianes, ellos no creen que los Green Lantern Corps se deban comportar así.

A pesar de sus esfuerzos por convencer a los Guardianes y a sus compañeros Lanterns, lo único que consiguen es que respeten el acuerdo al que habían llegado con Bolphunga y con Kanjar Ro que son los dos únicos prisioneros que no son asesinados por los Alpha Lanterns…

La última página muestra a los anillos negros de los Black Lantern buscando cuerpos que poseer…

Y leyendo estos números me hace desear que las ideas de Tomasi hayan sido tomadas muy en serio para las Blackest Night, porque la verdad es que esta saga es espectacular… La tensión en las distintas tramas que cuenta en estos seis números va subiendo número tras número, mejorando cada número al anterior y con un continuo desarrollo de los personajes. A eso hay que añadirle el gran trabajo que realiza Patrick Gleason en el dibujo, no es el mejor dibujante del mundo, pero oye… el tío cumple y de qué manera. Muy, pero que muy bien esta serie, esperemos que no la estropeen con el crossover. Qué gustazo, oyes.

Ahh, en esta ocasión, a menos que se me pasase que todo es posible, no hay imagen de Guy mirándole el culo a alguien…

Lo que no quita que haya alguna escena memorable como su reacción cuando Kyle y Natu se van a “hablar”.

Acerca de Eugenio

Anda que sí...