Rosario To Vampire 06

Probablemente, y mira que no es una serie espectacular, haya sido el tomo más flojo de los publicados hasta el momento.

Rosario To Vampire Nº 06

Guión: Ikeda Akihisa
Dibujo: Ikeda Akihisa

Formato: Libro rústica, 192 págs., blanco y negro.

Gracias a su habilidad para convertirse temporalmente en vampiro, Tsukune ha podido salir airoso de multitud de situaciones peligrosas. Pero tanta transformación ha puesto su cuerpo al límite. Aprovechando esta situación, el hagure ayashi Midô se lleva como rehén a Moka con la clara intención de atraer a Tsukune a su terreno.

Precio: 4,95 €

Rosario To Vampire 6: y es que en la sobrecubierta del tomo aparezca de buenas a primeras el autor pidiendo perdón por cómo le ha quedado la historia que cuenta no es una buena señal, os aseguro que no lo es. En fin, en el tomo seguimos dándole vueltas a los Hagure Ayashi cuando Mido, el jefe de los que residen en el instituto, decide atacar a Tsukune para demostrar su fuerza y rapta a Moka para atraerle. El problema es que Tsukune está sufriendo graves problemas físicos debido a las transfusiones de sangre que Moka le ha realizado para que pudiera protegerse… y si sigue utilizándolo podría acabar convirtiéndose en un ghoul (un ente sin control que vive para asesinar y devorar carne humana). La lucha provoca que Tsukune tenga que transformarse y pierda el control, Moka decide que es mejor matarle a permitir que se convierta en un monstruo y sólo lo evita la aparición de Rubí (la bruja “naturalista”) acompañada de una exorcista (una monja pulidora) que consiguen evitar que Moka mate a Tsukune y detener la transformación de este.

Al hospital en el que Tsukune y los Hagare Ayashi (a los que dejaron fuera de combate Moka y Tsukune) están hospitalizados llega una asesina de los Hagare Ayashi para librarse de los inútiles de su organización y de Tsukune… disfrazada como enfernmera conseguirá controlar mentalmente a Moka y enviarla para que mate a Tsukune…

Y bueno… como decía es uno de los más flojos hasta ahora, ojo, no es que sea malo o que no tenga interés, pero deja un regustillo un tanto extraño una vez terminada su lectura, quizás sea provocado porque el tomo gira en torno a la idea de que Moka quiere que Tsukune se aleje de ella y es algo totalmente distinto a lo que se había visto en los cinco tomos anteriores. No sé, por un único tomo tampoco vamos a soltar todas las alarmas, ¿no?

Acerca de Eugenio

Anda que sí...