Vagabond 21

¡Al loro! (Laporta dixit). Siete tomos después, regresamos a la vida de Musashi, ha sido una larga y pesada travesía por la vida de Kojiro, pero, por suerte, ya se ha terminado… Espero.

Vagabond 21

Autor: Takehiko Inoue

Color: Blanco y negro

Formato: 208 págs.

Termina el noveno año del Keichou y en lacapital aparee un musashi completamente diferente al del año anterior. Así comienza un duelo a muerte con su enemigo más grande hasta ahora, Seijuro Yoshioka.

Precio: 8,5 €

Vagabond 21: y después del coñazo que hemos sufrido en los anteriores seis tomos (exceptuando en el que aparecía Musashi) la serie recupera su ritmo y lo primero que vemos es una lucha en la nieve entre Musashi y Denshichiro Soiyoka… Lucha que no dura demasiado, muriendo Denshichiro en seguida, pero que en realidad empezó diez días antes cuando Musashi acepta el desafío delante de Seijuro Yoshioka (el hermano de Denshichiro y verdadero rival de Musashi). Pero no son los únicos que se encuentran en la capital, Kojiro también está allí. Por su parte, Matahachi haciéndose pasar por Kojiro Sasaki) sigue engañando a otros samurais para que le den su dinero a cambio de recomendaciones inexistentes.

Denshichiro y Musashi se entrenan a su manera durante esos diez días para vencer su duelo: el primero se entrena con los miembros de su dojo que se ofrecen a participar en un entrenamiento intensivo con él, excepto su hermano que sólo tiene palabras de desánimo hacia él y le insiste en que Musashi es muy superior y que tiene muchas más posibilidades de mejorar que él

Musashi, en cambio, se lo toma con más calma y reflexiona en qué es lo que le diferencia de los mejores (y mayores) samurais… la experiencia (algo que aprendió después de conocer a los dos ancianos aquellos).

Matahachi decide viajar a la capital para encontrarse con algún conocido, se ha dado cuenta de que no puede ser hijo de la anciana y de que se ha quedado sin nadie y necesita que alguien le llame por su nombre aunque sea para insultarle…

Seijuro mientras visita a su “acompañante” favorita, Akemi (que no es otra que la niña que haya por el primer tomo se habían encontrado con Takezo y Matahachi) , después de ver lo débil que es su hermano, empieza a tener dudas sobre si debería matar a Musashi antes del combate o dejar que lo lleven a cabo… Por lo que empieza a espiar a Musashi.
Musashi, notando que alguien le espía, decide dejar el lugar en el que se hospeda y pasar el resto del tiempo en la montaña superando sus nervios pre-combate.

Otsu, Jotaro y Takuan (con el que se han encontrado después de que salieron huyendo de la casa donde estaban cuidando de la madre de Matahachi – cosas que pasan después de intentar ahogar a alguien, ya se sabe -), después de enterarse que Musashi se va a enfrentar con un Yoshioka, también se dirigen a la capital.

La noche de año nuevo, Musashi recibe el ataque sorpresa de Seijuro, ambos contendientes se estudian y observan que dependiendo del movimiento que hagan pueden morir el uno o el otro.

Mientras ellos se enfrentan, Denshichiro (que no sabe nada de las intenciones de su hermano) se ha dado cuenta de que sólo puede mejorar si su hermano le entrena y decide esperarle para pedírselo.

Seijuro y Musashi siguen su enfrentamiento, para sorpresa del primero, el combate entre ambos está más que igualado. Mucho más que igualado.

Sí, estoy empezando a atar muchos cabos, cosas que pasan después de tanto tiempo leyendo esta serie… Otra cosa que no ayuda mucho es lo mucho que estoy tardando en leer cada tomo… Decir que… vale, sí, es culpa mía, tendría que estar más atento y leer y bla bla bla… pero es que leo tantas series….
En fin, este tomo vuelve a estar muy, pero que muy, bien, lo único que necesitaba esta serie es recuperar a su protagonista y a la historia principal para que la serie recuperase su tono… y es que tanto tiempo en el pasado una vez que la historia ha arrancado no puede ser bueno. El tomo es genial, sobre todo comparado con los anteriores. Vuelve a tener un gran guión y un gran dibujo. Vuelve por sus fueros esta gran serie.
Por cierto, una cosilla para Ivréa… deberían cuidar un poco más la traducción de estos tomos, hay cosas que no “suenan” nada bien una vez leídas, vale que igual puedan realizar una traducción exacta de lo que está escrito – que en algunos casos lo dudo – pero es que le está pasando lo mismo que a Slam Dunk… la gente no habla así y la verdad es que es un coñazo.

Acerca de Eugenio

Anda que sí...