20th Century Boys. Tomo 4, parte 2.

Continuamos con el desglose de 20th Century Boys. El post anterior lo tenéis en este enlace.

Dejamos a Otcho en Tailandia quemando la fábrica de Rainbow, la droga creada por la organizacíon de amigo en Japón. Una vez hecho y vengada así la muerte de la prostituta a la que salvó la vida varias veces pero que al final fue asesinada por un esbirro de amigo, puede regresar a Japón como le pidió Kenji por teléfono.

Image Hosted by ImageShack.us

Si antes teníamos la historia de los protagonistas de pequeños y la historia en 1997, ahora tenemos que incluir la historia de 2000, en verano.

El Japón con el que se encuentra Otcho es muy distinto al que dejó años atrás. Ahora el partido político de la amistad gobierna toda la vida pública. La gente anda conectada todo el día a unos teléfonos móviles que dan de forma gratuita y no queda tiempo para preocuparse de los demás o de preguntarse hacia dónde se dirige el mundo.

En medio de todo esto, Otcho escucha una voz que le resulta familiar.

Image Hosted by ImageShack.us

Se trata de Kenji, quien pone en antecedentes a Otcho sobre lo que está pasando y pasean por la ciudad viendo la decadencia que amenaza con acabar con el mundo.

Lo que llama la atención de esta parte es que Kenji no aparece dibujado. Está buscado por la policía por disturbios públicos.

Image Hosted by ImageShack.us

Cuando aparece por fin Kenji, se descubre la razón: va disfrazado para que no lo detengan.

Image Hosted by ImageShack.us

La imagen es algo aberrante pero no por ello deja de ser buena. Me encanta.

Kenji acompaña a Otcho a su nuevo escondite, al que tienen que acceder por las alcantarillas de la ciudad.

Image Hosted by ImageShack.us

Dentro le cuenta a Otcho que una de las líneas del metro, abandonada tiempo atrás, les ha servido de escondite para vivir en la ciudad sin ser descubiertos.

Al fin, llegan al escondite, que recuerda mucho a la base secreta que tenían siendo niños.

Image Hosted by ImageShack.us

Allí viven algunos vagabundos, la madre de Kenji y su sobrina, la pequeña Kanna, que tres años después de la última vez que apareció en el manga, ha crecido un poquito.

Image Hosted by ImageShack.us

Ahora cambiamos de perspectiva una vez más, que es lo bueno que tiene esta serie.

Volvemos a 1997 y nos encontramos con una reunión de miembros del partido de la amistad. En el centro, un profesor de universidad experto en robótica.

Image Hosted by ImageShack.us

Los miembros del partido de amigo le interrogan para saber cómo construir un robot gigante, uno que les sirva para sus propósitos. El pobre profesor no sabe cómo hacerles entender que construir el robot que pretenden es humanamente imposible. La conversación acaba cuando aparece amigo y le dice al profesor que él construirá el robot o de lo contrario no volverá a ver a su hija.

Image Hosted by ImageShack.us

La chica en cuestión no es que haya sido secuestrada. Más bien se ha unido al partido de la amistad y hace todo lo que amigo le pide.

Tres años después, el robot está listo para su uso. El profesor ha cumplido el trato. Amigo ya tiene su robot.

Image Hosted by ImageShack.us

Volvemos al año 2000 y vemos a Kenji en un lugar de reputación dudosa. Se trata de un sitio donde eliges una chica y un vestuario para ella. Kenji elije la consulta de un doctor. Y allí aparece la chica… que no es otra que la hija del profesor.

Image Hosted by ImageShack.us

Habla con ella, que parece haber sido engañada para trabajar en ese lugar. Kenji la convence de que le dé información sobre amigo, más concretamente, sobre el lugar en el que se encuentra. La chica acaba dándole una indicaciones y Kenji se marcha sin conseguir que ella le siga.

Una vez sola, entra en la habitación uno de los miembros del partido. Todo ha sido un engaño para Kenji, una trampa a la que se dirige sin saberlo.

Image Hosted by ImageShack.us

Kenji y Otcho van al lugar indicado por la chica y allí ven una superficie inmensa que a Otcho le resulta familiar.

Image Hosted by ImageShack.us

Es el lugar que vio en la imagen cuando estaba en la fábrica de Tailandia. Pero falta algo que vio en la imagen.

Lo que sí hay es una grabación en vídeo. Una figura borrosa les dice que tienen que reunir a los nueve amigos del principio para poder destruir al monstruo.

Image Hosted by ImageShack.us

Si no reúnen a todos los que estaban al comienzo, no tendrán ninguna oportunidad contra él.

Finalmente, aparece lo que faltaba en la imagen: el robot gigante.

Image Hosted by ImageShack.us

Y aquí concluye el tomo cuatro de 20th Century Boys, con la historia en un punto álgido y con la incertidumbre de qué ocurrirá ahora con Kenji y sus amigos, y sobre todo, qué ocurrirá con el mundo si Kenji no logra reunir a todos los que pertenecieron a su banda del colegio.

2 pensamientos en “20th Century Boys. Tomo 4, parte 2.

  1. Me encantan tus resúmenes, y esta serie cada vez se pone mejor. Muchas gracias.

Los comentarios están cerrados.