1985 – 3

1985 – 3

Guión: Mark Millar
Dibujo: Tommy Lee Edwards

Contiene Marvel: 1985, 5 y 6 USA

¡Último número! La situación en el mundo real es desesperada. Los supervillanos del Universo Marvel han tomado las calles, sin héroes que se opongan a su paso. Sólo Toby Goodman, un crío de trece años, sabe cómo arreglar las cosas e impedir la destrucción de dos mundos. Mark Millar y Tommy Lee Edwards concluyen aquí una fábula maravillosa sobre las fantasías, el verdadero heroísmo y la vida de un chico que podría ser cualquiera de nosotros. Una obra maestra que quedará para siempre en tu memoria.

Comic-book. 48 páginas.

Precio: 3.5 €

1985 – 3: el dibujo me sigue pareciendo una lástima, así que sigamos adelante. En el penúltimo número Toby llega al universo Marvel perseguido por El Trampero y va a pedir ayuda a la Mansión de los Vengadores y al Edificio Baxter, donde Jarvis, un tanto extraño en su apariencia, y Roberta, la oficinista robot de los 4F, le dan largas… Así que decide acudir al Daily Bugle para poner a Peter contra la espada y la pared y “obligarle” a ayudarle… En la Tierra “normal”, Jerry, el padre de Toby, ha llegado hasta la casa de su mujer y le pide que le acompañe, viejas rencillas salen a la luz – y es que las mujeres son muy vengativas, joer chica que se está jugando el pellejo por salvarte – y Jerry le dice que quién mejor para estar que él que se ha leído todos los cómics y sabe cómo vencerles… En ese momento aparece Galactus.


En el último número los héroes llegan a la Tierra “normal” y luchan con los villanos, a los que vencen claro, y se centran en Galactus… que les da más problemas. Pero eso es lo de menos, descubrimos por qué Jerry es importante para la historia… es el mejor amigo de la persona que ha provocado toda la situación, Clyde Wyncham, el primer mutante de su Tierra que lleva en estado vegetal desde hace 20 años por el miedo que tenía su madre de él… Jerry le lleva lo que Clyde quería… los cómics de su infancia, pero antes de que Clyde reaccione, Cráneo Rojo hiere de gravedad a Jerry, Clyde se “espabila” (a falta de una mejor forma de decirlo, que no se ofenda nadie) y obliga a los villanos a irse a su Tierra… Jerry se marcha con los héroes para evitar que su poder siga dañando a sus vecinos y Toby les pide a los héroes que se lleven a su padre malherido con ellos a la Tierra Marvel… 20 años después, Toby se hace guionista de cómics y le da un final feliz a su padre…
Así que Mark Millar ha escrito esto para… ¿homenajear a su padre fallecido que ahora vive en el Universo Marvel? Bueno, es una opción tan valida como cualquier otra y vale, reconozco que no ha estado mal del todo, pero… ¿de verdad era necesario darle tanto bombo a esto? Está bien, la idea no ha sido demasiado utilizada, bueno, en realidad si que ha sido utilizada pero no hasta el punto de que canse sólo la idea de que la utilicen. De cualquier forma, no pasa de ser una lectura entretenida sin más, debido al flojo dibujo no creo que nadie la vaya a recordar más allá de un par de años – sip, soy así de chulo, ¿qué pasa? – y es que… qué lástima de dibujo, ¿no?

Acerca de Eugenio

Anda que sí...