Neverwhere, el cómic.

Hace tiempo que leí la magnífica novela de Neil Gaiman. Hoy me he puesto a leer el cómic y he llegado a varias conclusiones. Pero empecemos por el principio.

Image Hosted by ImageShack.us

La historia de Neverwhere es sencilla y a la vez complicada. Bajo la ciudad de Londres existe un Londres de abajo, donde el nombre de las cosas es literal. Si en el Londres de arriba tenemos “Earl’s Court” (la corte del conde), Shepherd’s bush (el arbusto del pastor), Islington o Seven sisters (la siete hermanas), en el Londres de abajo hay un conde en su corte, pastores (a los que es mejor no acercarse), un ángel llamado Islington o la misma Serpentine (en el Londres de arriba es el lago de Hyde park y en el Londres de abajo es una de las Siete hermanas). Eso sólo en lo que concierne al mundo en el que se mueven los personajes. La historia en sí, es la siguiente: Puerta es una chica de la familia Pórtico, capaz de abrir cualquier puerta, que se ve sola cuando alguien mata a toda su familia. La única persona que la ayuda es Richard, un londinense completamente normal con una vida insípida y aburrida en la que su novia le elige hasta el color de los calcetines. Comienza entonces una carrera en la que Puerta tendrá que averiguar quién mató a su familia y Richard tendrá que averiguar que la vida, con un poco de aventura, sabe mejor.

De resto no os contaré mucho, porque es mejor que lo descubráis por vosotros mismos. Quería comentar la adaptación al cómic.

Image Hosted by ImageShack.us

Sin duda, prefiero el libro. Neil Gaiman se mueve mejor en ese género (salvo excepciones, por supuesto). Cuando ha adaptado una de sus novelas no ha estado a la altura. No sólo tenemos este ejemplo. Cualquiera que haya leído Stardust y haya visto la película (en cuyo guión participó), estará de acuerdo conmigo.

En Neverwhere la novela está a años luz del cómic. En primer lugar los personajes no son como deberían ser. Por ejemplo, Puerta está descrita en la novela vestida a capas como si se hubiera puesto ropa, una sobre otra, de diferentes épocas y estilos.

En segundo lugar, no aparecen personajes que para mí fueron entrañables. El personaje de Serpentine que aparece en la novela (teniendo un papel importante al final), no aparece en el cómic. Tampoco aparecen las Terciopelo, por ejemplo. Y los personajes que aparecen no son tan entrañables como deberían. El Marqués de Carabás es un personaje mítico, del que no se sabe cuáles son sus motivaciones o del que se sospecha o del que se espera una sorpresa final. En el cómic funciona como un personaje secundario más. Éste es sólo un ejemplo de lo desapercibidos que pasa el carácter de algunos personajes que deberían tener más peso.

Image Hosted by ImageShack.us

Otra cosa es cómo está contada la historia. Para ser un cómic no está mal. Me gusta la forma en que están contadas algunas cosas (cambio de narrador o punto de vista), pero nada comparado con la novela. También eliminan situaciones chocantes entre el Londres de arriba y el Londres de abajo, como la escena del por qué de la famosa frase “mind the gap”. Si se lee el cómic se tiene una buena historia. Si se lee la novela se tienen unos deseos irrefrenables de visitar Londres y montar en metro.

Hablando del tema, os sugiero que visitéis este otro post en el que hablo del Londres friki después de haber leído Neverwhere.

Image Hosted by ImageShack.us

No me queda mucho más que decir sin entrar en un debate en profundidad acerca de los cambios en la adaptación, pero sí hay una idea en la que me gustaría centrarme: si no habéis leído Neverwhere, apagad el ordenador, id a la librería más cercana e implorad al dueño por un ejemplar de la novela. No os defraudará. Después, si tenéis ganas, leéis el cómic y me discutís sobre si llevo razón o no.

Estaré encantada de contestar a todos los comentarios.

10 pensamientos en “Neverwhere, el cómic.

  1. Me defiendo bastante mal con el inglés, ¿hay edición en español? (de la novela, digo) Gracias

  2. Se ve bastante interesante, habrá que ver si es posible conseguir ambos JEJE comic y novela para comparar, que mira que Gaiman me ha decepcionado en 1602 por ejemplo y siento que si sus historias no son ciertamente.. oníricas, no le funcionan.

    Saludas, muy buena reseña

  3. En España se ha editado en Norma. De hecho, la última imagen es la portada del libro que tengo yo.

    Ya os digo que la novela está mucho mejor elaborada que el cómic, y os aseguro que os van a dar ganas de viajar a Londres después de leerla, donde por cierto, se puede ver en la puerta principal de Hyde Park un escudo con el unicornio luchando con el león (cosa que ya aprovechó Gaiman en Stardust).

  4. me parecio de mucha ayuda tu critica acerca de el libro y el comic pq he querido meterme en esa historia de neverwhere y no sabia si leer la novela el comic pero tmb hay otro factor q tomo en cuenta, la serie. como la serie fue primero q la novela pienso q deveria de verla primero antes de leer la novela por ser la historia y el concepto original.
    tu q opinas?

  5. Yo opino que deberías cuidar más tu ortografía y que podrías leer tanto el cómic como la novela y ver la serie… ¿quién te lo impide?

  6. No he visto la serie. Sobre el cómic o la novela… ya lo he dicho. Prefiero de sobra la novela. En el cómic se saltan muchas cosas y no creo que merezca la pena si no es por ser una adaptación de la novela.

  7. La novela me encantó, sin embargo el comic me defraudó bastante.
    Ni imaginaba así a los personajes (me siguen gustando más los que hay en mi mente, que para eso son mios :) jeje) ni me gusto el estilo de dibujo ni el cromatismo. Sencillamente me pareció un comic vulgar, del montón.

  8. Ese es el gran problema de las adaptaciones… tú tienes una idea formada en la cabeza y nunca, pero nunca, se parecen a las que dan vida en la adaptación…

  9. Pero pueden acercarse en un mínimo. Es que el cómic no se acerca casi nada. ¿Dónde está el vestuario “a capas” de Puerta? ¿En qué momento se dice que Cazadora es una marimacho de dos metros? ¿Y dónde están los personajes y situaciones que más gustan en la novela?

    Yo eché de menos a Serpentine, por ejemplo, y su papel decisivo para saber qué ocurre con Cazadora al final. Y también eché de menos la escena de “Mind the gap”.

Los comentarios están cerrados.