Slam Dunk, el manga

Siempre he tenido dentro una especie de desazón por no haber honrado el final de Slam Dunk como correspondía a una serie de su calidad… la época en la que terminé de leer la serie tenía bastante poco tiempo para escribir posts y bueno… los últimos diez tomos los resumí en 16 míseras líneas… Algo que, como veréis al final de este post he subsanado… largamente. Así que del tomo 01 al 21 mantendré los mismos comentarios que en los posts que les dediqué en su momento y ampliaré el comentario previo de los tomos 22 al 31…

“- ¿¿El dunk es una técnica del baloncesto??
– ¡¡Es la jugada más excitante y la preferida del público!! En especial cuando el jugador mata en el aro de forma violenta… Eso se llama “Slam Dunk”
– Slam Dunk…“

Slam Dunk 01 – 04

La obra más conocida del famosísimo Takehiko Inoue, narra la historia de Hanamichi Sakuragi, el típico macarra de instituto japonés (clásico de los mangas de peleas de estudiantes) con el giro argumental de que quiere convertirse en jugador de baloncesto. ¿La razón? No es amor al deporte, no… ¡¡Es para ligar con una tía!! Hanamichi tendrá tres grandes problemas para conquistar a la dulce y amable Haruko: su compañero de equipo y rival a muerte el super-habilidísimo Kaede Rukawa (del que ella está enamorada), el estrictísimo capitán del equipo (que por cierto es el hermano de la tía en cuestión) y el problema más difícil de superar: su explosivo carácter.

Y decir que tiene tres problemas es quedarse muy corto… sus cuatro amigos macarras son también bastante problemáticos…, su nulo conocimiento del baloncesto (eso sí, aprende muy rápido) y sus continuas meteduras de pata con Gori… digoooo ¡¡Akagi!! ¡¡He dicho Akagi!!


Y es que Hanamichi es muy grande (no, no hablo de su altura), me recuerda mucho a Ichigo (el de Bleach, lo sé, debería ser al revés, pero supe de Bleach antes de saber nada sobre Slam Dunk -aparte de su existencia, claro-), tanto en su forma de ser como en su actitud… Su odio por Rukawa, sus continuos golpes al entrenador cuando quiere salir al campo a jugar, sus meteduras de pata constantes, su desconocimiento total y absoluto de las reglas del baloncesto y su afán de superación… coño, aunque sea por ligar con una chica… ¡¡qué gran afán de superación!!
Además, es una serie muy divertida… entre otras cosas por las reacciones de Hanamichi ante Haruko… y ante Akagi… y… casi ante cualquiera que se le pase por delante.
Eso sí, tendría que hacer una mención especial a la negociación con el capitán del equipo de judo… ¡¡espectacular!!

“- ¿Quieres estas fotos?”
– Sí
– Entonces… ¿entrarás a formar parte del equipo?
– No.
– Pero… ¿quieres las fotos?
– Sí.”

Que acaba con el inevitable enfado de Hanamichi y su pelea con el capitán del equipo de judo… ¡Qué buena!
Image Hosted by ImageShack.us
Después de su enfrentamiento con Aota (el capitán del equipo de judo) vigilada atentamente por Akagi, Kogure y Ayako, Akagi intensifica los entrenamientos de todo el equipo.

El entrenamiento de Hanamichi me recuerda mucho a cómo entrenaba Aito a Dueñas cuando le descubrieron en una parada de bus… ¿Estaría Inoue viendo de incógnito los entrenamientos?

Slam Dunk 05 – 08

Ojo, en el tomo número 5 se narran… ¡¡7 minutos de juego!! ¡¡Y es interesantísimo de principio a fin!! Hay que ser muy buen narrador para lograr esto… Aunque claro, si te gusta el baloncesto será más fácil que te emocione… porque leer un tomo entero para que sólo pasen 7 minutos… De cualquier manera, los personajes son más que interesantes para sostener la trama. Incluso metidos en un recinto tan reducido como una pista de baloncesto, las reacciones (y el rapidísimo aprendizaje) de Hanamichi, sus celos por Rukawa (y su insistencia en no pasarle la pelota durante el partido), sus continuas pullas a los rivales (y a sus propios compañeros) durante el partido… Y su afán de superación, nunca da un balón por perdido, no admite la derrota. Impresionante.

Image Hosted by ImageShack.us
Es muy coñón ver que el público acaba llamando a los jugadores igual que Hanamichi, el pobre capitán Akagi recibe aplausos y gritos de ánimo al nombre de “Gori” (de gorila, claro), Kogure es animado con gritos de “cuatro ojos” y así para el resto… Realmente Hanamichi es muy parecido a Ichigo (el protagonista de Bleach), los dos son totalmente incapaces de recordar un nombre…

En el partido hay cosas totalmente delirantes… Como Hanamichi intentando descubrir la táctica del Ryonan con su ¿disfraz? de espía…

Sakuragi tiene una relación un tanto especial con el entrenador del Ryonan… Una persona tan relajada como Taoka y… entra al trapo de Hanamichi continuamente, es espectacular.


Pero claro, el partido termina y Hanamichi tiene otro gran rival, Sendo, un jugador de baloncesto de altísimo nivel…


Un par de días después del partido, Hanamichi tiene su primera “cita” con Haruko… se van de compras a una tienda especializada en zapatillas de deportes…


Al volver a los entrenamientos, el equipo recibe a un nuevo (para Hanamichi, el resto le conocen) jugador, el mayor problema es que… ¡¡es igual a Hanamichi!!, su nombre es Ryota Miyagi y juega de base… curiosamente, a pesar de tener unas personalidades muy similares, se acaban llevando bien, y es que hay algunas cosas que unen mucho…


El problema es que Ryota había enviado a un matón al hospital y este decide tomarse venganza provocando al equipo de baloncesto en la cancha de entrenamiento (si algún jugador del equipo respondiese a la agresión, el equipo sería automáticamente eliminado del campeonato)…
Y teniendo a gente como Hanamichi y Ryota en el equipo (Rukawa tampoco se queda atrás una vez que se enfada) era imposible que no respondiesen a la agresión. Pero los matones son más… hasta que hace su aparición el ejército de Hanamichi… sus viejos compañeros de pelea.


Pero como no podía ser de otra forma, el matón que había sido enviado al hospital (Mitsui) no es lo que parece de buenas a primeras… Resumiendo, el equipo sigue creciendo con otra nueva incorporación (y mucho me “temo” que el plantel de animadores del equipo también se verá ampliado…)
Y la lectura de esta serie (y de Gumm… y de Dragon Ball…) hace que piense en cuántos mangas me faltan todavía por conocer y las maravillas que me debo estar perdiendo… Ainsss, cuántos mangas y qué poco tiempo y dinero…
Por cierto, el manga más que bueno, ehh, que luego os quejáis que no digo nada de él…

Slam Dunk 09 – 12

Y… me tiene totalmente enganchado. Manga y baloncesto juntos con un protagonista espectacular… ¡¡si es que lo tiene todo!!

Y… partidos y más partidos en dirección al campeonato nacional. Tengo que decir una cosa, el anime se para muchísimo más que el manga en los partidos… En uno de los partidos que aquí aparecen incluso desaparece el jugador sorpresa del equipo rival…
Pero vamos, que estaba hablando del manga…
Y en estos números descubrimos que Hanamichi tiene un grave problema con las faltas… comete cinco en cada partido y es eliminado en todos ellos… además, Rukawa cada vez más deja a todo el mundo con la boca abierta por sus excelente actuaciones. Lo que Hanamichi no sabe es que todo el mundo cree que su evolución como jugador de baloncesto es brutal y que va a convertirse en un grandísimo jugador.


Pero claro, como decírselo podría estropear su evolución, nadie lo hace y Hanamichi comienza a tener dudas sobre su genialidad…
¿Y qué decir de ese “Tú no eres así” que le suelta Rukawa en un partido en el que Hanamichi ha cometido 4 faltas y no se atreve a pelear por los rebotes? Si es que hasta Rukawa reconoce su valía… Lastima que Hanamichi no sea capaz de darse cuenta de ello.

En estos números vemos como el equipo se vá haciendo más y más fuerte, inicialmente por las aportaciones de Rukawa y Akagi (el capitán Gori), a los que rápidamente se unen Ryota (un base excepcional que suple con una gran velocidad su baja estatura) y Mitsui (un ex-pandillero con una mano prodigiosa para anotar canastas)… El mayor problema de Ryota es que cada vez que escucha a Ayako desde el banquillo se queda embobado mirando hacia ella…

Pero claro, ninguno de ellos es el protagonista… así que, el verdadero y único protagonista de la serie tendrá que ser el jugador clave del equipo, y dado que el apartado de anotación está más que cubierto… al menos hasta donde he leído… le toca el trabajo “sucio” del baloncesto, los rebotes y la defensa. Aunque claro, como Hanamichi cree eso de quien domine el rebote domina el juego, pues…
Lo mejor es la rapidez con la que se resuelven las eliminatorias, me parece una forma bastante inteligente de liquidarlas, se enseña el primer partido que es el de los nervios y, después, nos saltamos los intermedios contando lo importante (Hanamichi eliminado rápidamente por faltas y el equipo anotando muchísimos puntos, cosa que les asegura la victoria) y parándose otra vez en los partidos importantes centrándose, sobre todo, en el cinco titular del Sohoku. En ese primer partido hay una cosa bastante interesante… el castigo con el que Anzai “premia” a sus jugadores por la pelea, lo que provoca que los cuatro empiecen ese partido desde el banquillo.

Creo que esta serie podría gustarle a cualquier aficionado al baloncesto… que no le importe que sea un manga y en blanco y negro, claro.

Slam Dunk 13 – 16

Faltan 13…
Faltan 11…

Kaede Rukawa. Jugador de baloncesto.

Y siguen las aventuras del equipo del Shohoku en la fase clasificatoria para el Torneo Nacional… Los partidos pasan y empiezan los problemas.

Curiosamente, los tres primeros tomos de este cofre recogen un único partido… ¡¡y ni siquiera lo recogen entero!! En estos números tenemos triunfos y tragedias… sin revelar nada, puedo decir que hay un momento al final de un partido en el que me he quedado de piedra. Totalmente flasheado, sucede algo que no me esperaba y que, siendo sinceros, le da mucha más profundidad al manga y hace que los personajes, sobre todo uno de ellos crezca mucho durante el transcurrir del mismo. Ese personaje es, como todo el mundo espera, Hanamichi Sakuragi, el protagonista del manga. Lo mejor de todo es que no es infalible, es humano y comete errores como todo el mundo. Eso lo aleja de muchísimos personajes del cómic y del manga. Sí, todos acaban por cometer algún error, pero es muy raro. El error de Sakuragi provoca su obsesión por mejorar (todavía más) y, para demostrar su decisión, decide raparse el pelo.


Pero volvamos al primer partido. Me temo que en este partido sucede algo que se hará recurrente en el transcurrir de los demás partidos clasificatorios, la lesión de Gori… Mucho me temo que esa lesión provocará que, en cada partido, Gori tenga que salir lesionado y Hanamichi tenga que ocupar su posición y “ganarlo”. También vemos la obsesión de Rukawa por ganar partidos, ese final de primer tiempo que le lleva a la extenuación… Impresionante.


Una vez terminado ese partido, los jugadores del Shohoku vuelven a los entrenamientos con fuerzas renovadas y Hanamichi recibe un entrenamiento especial para mejorar su tiro y técnicas de baloncesto. Entrenamiento que, al llevar a cabo de una manera tan intensa hará que se quede dormido el mismo día del partido. Partido que el Shohoku vencerá claramente sin la participación de Hanamichi al que quieren reservar para el partido contra sus viejos amigos del Ryonan.

El cuarto tomo, además de centrarse en el entrenamiento de Hanamichi mostrará el principio del encuentro entre el Ryonan y el Kainan, los máximos rivales del Shohoku para clasificarse para el torneo nacional… Un partido intensísimo con los dos equipos dando lo mejor de sí.

¿Qué puedo decir? Me encanta esta serie, de lo mejorcito que he leído y además centrada en el baloncesto…

Slam Dunk 17 – 21

En estos números vemos el final de las eliminatorias clasificatorias para el Torneo Nacional, el Shohoku – como ya habíamos visto – debe enfrentarse al Kainan de la superestrella Maki; al Ryonan de Sendo y Uozumi; y al Takezato, un equipo totalmente comparsa al que vencen todos.

El primer tomo comienza con el final de un intenso partido entre el Kainan y el Ryonan que finalizará con la victoria de los primeros – clasificándoles para el Torneo Nacional -, aunque eso es lo de menos, lo importante es que el entrenador Anzai sufre un infarto – evitando Sakuragi su muerte con una actuación rápida – y no podrá dirigir a sus jugadores en el definitivo partido frente al Ryonan que decidirá al segundo clasificado para el Torneo Nacional.

Los cuatro tomos y medio siguientes estarán centrados en ese partido. Única y exclusivamente. ¡¡Toma decompressive storytelling Bendis!! ¡¡Aprende de Takehiko Inoue!! ¡¡Cuatro tomos y medio para narrar 40 minutos de partido!!

Entre Gori… Akagi, Ayako y Kogure tendrán que suplir la falta de Anzai y actuar como entrenadores del Sohoku… pero no será el único problema del equipo: Gori… Akagi está lesionado de un tobillo; Sakuragi, debido a su inexperiencia, está demasiado acelerado; y Mitsui no tiene la suficiente forma física para aguantar los 40 minutos a pleno rendimiento. Y es que el Shohoku tiene un banquillo más bien cortito.


Los choques verbales entre Sakuragi y el entrenador del Ryonnan son… espectaculares. Frases como “Viejo, no intentes medirme de una manera normal, soy un genio” y cosas por el estilo consiguen sacar de sus casillas al entrenador…

Además de superar a sus rivales el Shohoku tendrá que luchar contra sus propias limitaciones. Cosa que… ¿lograrán? ¿sí? ¿no? ¿qué pensáis? Bueno… hay diez tomos más (guiño, guiño), así que… bueno… yo no doy más pistas… Bueno, una solamente…

Una serie cojonuda, lo que yo os diga…

Slam Dunk 22 – 26

Una vez conseguida la clasificación para el Campeonato Nacional, Rukawa es convencido por el entrenador Anzai para que retrase su marcha a los USA… En realidad no es el entrenador quien le convence, si no su esposa, que le cuenta a Rukawa la historia de un antiguo alumno de Anzai, Yazawa, en circunstancias parecidas a las de Rukawa que se fue a los USA antes de tiempo y que acabó sufriendo una tragedia (murió en un accidente de coches y parece que había algún tipo de relación con el consumo de drogas), cuando le dice que nunca había visto tan contento a su marido con ningún jugador como con él y con Sakuragi, Rukawa decide retrasar su marcha a los USA y convertirse primero en el mejor jugador de Japón.

Image Hosted by ImageShack.us
Con esa nueva motivación de Rukawa, los entrenamientos del Shohoku suben en intensidad… Mientras Rukawa se enfrenta a Mitsui en un uno contra uno para decidir quién es la estrella del Shohoku, Akagi recibe en su casa la visita del entrenador y la estrella de una de las universidades más prestigiosas de Japón que le dicen que quieren contar con él en la universidad pero que como no es lo suficientemente conocido, tendrá que clasificarse entre los ocho primeros del campeonato… Akagi les contesta que su meta es ganar el campeonato y no sólo quedar entre los primeros clasificados; después de que Mitsui “venza” – según la opinión totalmente imparcial de Sakuragi – a Rukawa, Sakuragi le “convence” para que se enfrente a él… Antes de que empiece el uno contra uno entre Sakuragi y Rukawa, Mitsui y Ryota echan a todos los jugadores del equipo del campo… para evitar que Sakuragi se sienta humillado delante de todos. Mitsui y Ryota intentan consolar a Sakuragi diciéndole que Rukawa es muy superior incluso a ellos y que, a fin de cuentas, él sólo acaba de empezar a jugar.

El problema principal del Shohoku es que, exceptuando a Akagi, el resto de titulares no son demasiado estudiosos y claro… Akagi tiene que suplicarle a los profesores para que les den una nueva oportunidad de aprobar esos exámenes, los profesores se la conceden y consiguen aprobar los exámenes después de un estudio intensísimo en casa de Akagi… Que, con la ayuda de Kogure, Ayako y Haruko – mucho mejores estudiantes que Mitsui, Ryota, Rukawa y Sakuragi – se encargan de ayudarles…

Para conseguir la victoria en el campeonato, Anzai envía al equipo a disputar dos partidos de preparación contra rivales del campeonato mientras Sakuragi se queda con él realizando un entrenamiento específico para mejorar su tiro. Sakuragi contará con la ayuda de su “ejército” y, para su eterna felicidad, de Haruko… Después de una nueva cita entre Sakuragi y Haruko – entiéndase por cita ir a la tienda de zapatillas a cambiar las que Sakuragi había “comprado” anteriormente y descubrir que Sakuragi ya es un jugador conocido -, el Shohoku se dirige al campeonato nacional.


Lo primero que descubre el Shohoku, en el tren que les traslada, es que el sorteo les ha situado en el grupo más difícil del campeonato… Los tres primeros rivales con los que tendría que enfrentarse poseen un nivel muy superior al suyo…
El primer rival al que se tienen que enfrentar es el Totoyama, un equipo bastante violento defensivamente – con el que tienen un encontronazo en el tren – y al que le gusta correr al contraataque, con mucho sufrimiento, la aportación de todos los jugadores y muchos problemas internos en el Totoyama consiguen ganar el partido por cuatro puntos de diferencia.

En la segunda ronda del campeonato, el rival del Shohoku será el Sannou, los campeones del año anterior y los principales favoritos para el público, la diferencia entre ambos equipos es… enorme y los jugadores – los que piensan y saben algo sobre baloncesto, es decir, todos los que no son Sakuragi – tendrán que superar su respeto/miedo a sus rivales directos en el partido… sobre todo después de ver un partido en el que apalizan al Kainan de Maki. Pero aunque logran superar su miedo, la diferencia de calidad entre ambos equipos es brutal. La única ventaja que debería tener el Shohoku es el factor sorpresa, pero el Kainan ha llegado a ser lo que es debido a que nunca se confía tenga el rival que tenga delante…

Estando en esas es Anzai quien tiene que ayudar a sus jugadores a superar sus temores, Anzai va jugador tras jugador diciéndoles aquello que necesitan oír para superarlos… Los únicos que parecen superarlos por sí solos son Akagi y un Rukawa que ha conseguido recuperarse de su lesión ocular en el partido anterior. Durante el calentamiento, Sakuragi irrumpe en la zona del Sannou y realiza un mate en su canasta para “saludarles”… para superar la presión del público en contra (y la diferencia de nivel), el Shohoku entra en la pista en plan “chicos malos”…

Previendo los intensos inicios de partido del Sannou, Aizen decide empezar el partido de una manera especial, un ataque rápido combinando la habilidad de Ryota y la capacidad de salto de Sakuragi para sorprender a la defensa… Después de ese ataque inicial decide centrar la ofensiva en Mitsui previendo que la defensa del Sannou se centraría en los dos máximos anotadores del Shohoku, Rukawa y Akagi…

El partido se volverá muy táctico y el Sannou introducirá en el campo a un jugador que podría desequilibrar el partido debido a la diferencia de altura, un tío de 2’10 metros y mucho peso, cuando entra en el campo y viendo que el resto de los jugadores están igualados, Anzai decide centrar los ataques en Sakuragi (impagable la escena en la que Sakuragi se dirige a sus compañeros llamándoles “jugadores secundarios”) y su nueva técnica de tiro para aprovechar la inexperiencia del gigante… En lugar de hacer caso a Anzai, Sakuragi se empeña en ganar por fuerza al gigante, cosa que acaba consiguiendo después de unos consejos de Akagi que parece haber aprendido a llevar a Sakuragi.
Sakuragi, primero consigue superarlo en poder (físico) y después en habilidades baloncestísticas a base de agilidad y tiros a canasta…

El primer tiempo termina con un resultado favorable al Shohoku de 36 a 34 sobre el Sannou…

Slam Dunk 27 – 31

Al iniciarse la segunda parte, el Sannou muestra su fuerza con una defensa bestial (por lo intensa, no por lo dura) a toda cancha que impide al Shohoku superar el medio campo y provoca que consigan un parcial anotador que deja el marcador en 36 – 50 a favor del Sannou…

A pesar de que Ryota consigue romper la presión defensiva con su habilidad, el Shohoku sigue sin poder anotar, Mitsui está agotado por el esfuerzo de la primera parte y el resto del equipo está siendo superado en defensa por sus pares, sobre todo Akagi al que le pueden las dudas al encontrarse a un rival tan superior que puede tirar desde cualquier posición… y si Akagi se hunde, el Shohoku lo hace con él.

Cuando el resultado llega a 36 – 60, Anzai decide sentar a Sakuragi para enseñarle lo que tiene que hacer para darle la vuelta al partido… dominar el rebote en ataque. Cuando regresa al partido – con la energía “traspasada” de sus compañeros de banquillo – lo primero que hace es utilizar la “narutiana” técnica de “los 1.000 años del dolor” con Akagi para intentar espabilarlo y después de eso se sube a la mesa de anotación para “anunciar” la derrota del Sannou… consiguiendo encabronar al público con su estilo inimitable.


Nada más regresar al campo, Sakuragi consigue un rebote en ataque y con un palmeo consigue la primera canasta del Shohoku en la segunda parte… Otro rebote y otra canasta de Sakuragi siguen acercando al Shohoku, pero Akagi sigue sin recuperarse… Uozomi, el viejo rival de Akagi del Kainan, consigue que Akagi se de cuenta de que lo importante en el partido no es que él gane su duelo con el pivot rival, si no que el Shohoku gane el partido… Después de unos momentos de duda, Akagi consigue superar su miedo y, por fin, entra en el partido.


El siguiente en despertar es Mitsui, que al borde de la extenuación – y después de un emotivo flashback sobre su relación con Akagi, sobre todo por la reacción de Kogure cuando ve el saludo entre ambos – vuelve a anotar triples… La verdad es que lo de Mitsui da bastante miedo, con esas preguntas constantes de ¿quién soy? a su defensor… pero se pasa rápido cuando dice que había mentido sobre lo de que no podía levantar los brazos (XD)…

Con el marcador en 49 – 63 una falta intencionada a favor del Shohoku provoca que los ánimos del Shohoku se disparen; al llegar a los 10 puntos de diferencia – la barrera psicológica en una remontada baloncestística – el entrenador del Sannou manda al mejor pivot rival a cubrir a Sakuragi… ¡el mejor pivot de Japón defendiendo a Sakuragi! El “encanto natural” de Sakuragi consigue, y ya iba siendo hora, despertar a Rukawa… y consiguen ponerse a 8 puntos.


En ese momento, Sawakita, el par de Rukawa y estrella de los rivales, se pone las pilas y vuelve a poner al Sannou a 16 puntos de diferencia, todos enfrente de Rukawa…. Una vez que Rukawa parece derrotado, en lugar de rendirse, cambia de estrategia y en lugar de seguir insistiendo en el uno contra uno, comienza a dirigir el ataque del Shohoku a base de pases. Además de que sus compañeros consigan canastas, provoca que el rival piense que es más difícil de defender… no es lo mismo defender a un jugador que sólo sabe atacar que defender a un jugador que tira y pasa. Con Rukawa dirigiendo el ataque y la poderosa combinación de Akagi y Sakuragi en defensa, el Shohoku vuelve a reducir la distancia a 8 puntos.

En ese momento, Sakuragi, peleando para recuperar un balón, se da un fuerte golpe en la espalda… pero sigue en el partido. Después de esa jugada, el público comienza a animar al Shohoku.. Durante un tiempo muerto, Ayako se da cuenta de que la lesión de Sakuragi puede ser grave, pero este sigue jugando hasta que, al coger un rebote, se desploma.

Después de pasar un rato en el suelo sin poder moverse, la fuerza de voluntad de Sakuragi, su amor por el baloncesto (grandiosa escena de final de tomo) y la sensación de que puede ser decisivo en el partido le hacen levantarse de nuevo para volver al partido… a pesar de la oposición de Anzai.

A pesar del dolor, consigue realizar un importantísimo tapón y, en el contraataque que sigue, Mitsui pone al Shohoku a un solo punto… a falta de 47 segundos para finalizar el partido. El público, el banquillo e incluso el Kainan animan al Shohoku en su defensa. Un tapón de Akagi recogido por un lesionado Sakuragi que pierde el balón pero se redime con un tapón que hace llegar el balón a Rukawa que recorre el campo y tira… el balón se va hacia fuera del campo, pero… Sakuragi llega a tiempo de recuperarlo y, por primera vez después de 31 tomos, le pasa el balón voluntariamente a Rukawa que consigue anotar y logra poner al Shohoku por delante. El Sannou, aprovechando que Sakuragi está en el suelo, consigue anotar a falta de 10 segundos y recuperar el mando del partido. Akagi saca el balón hacia Rukawa que consigue cruzar el campo en 7 segundos y se prepara para lanzar con los jugadores contrarios encima suya, viendo imposible el tiro, busca a un rival para pasarle el balón y ve a Sakuragi desmarcado en posición de tiro… le pasa el balón y Sakuragi lanza y anota. Termina el partido y vemos la imagen que llevamos tooooodo el manga esperando ver, a Sakuragi y Rukawa celebrando juntos una victoria, seguida por la imagen de todo el equipo celebrándola juntos.
En el partido siguiente, debido al cansancio, quedan eliminados.

Image Hosted by ImageShack.us

Las últimas páginas del manga nos muestran el “destino” de los jugadores del Shohoku: Ryota es el nuevo capitán del equipo (es su era, como el mismo dice); Mitsui está amargado por la marcha de sus dos mejores amigos del equipo, Kogure y Akagi; estos dos están preparando su examen de ingreso en la universidad – a Akagi le han retirado la oferta -; Haruko es la nueva co-manager del Shohoku junto a Ayako; Rukawa está jugando junto a la selección juvenil japonesa; y Sakuragi… está recuperándose de su lesión de espalda en una clínica de rehabilitación…

La duda que me queda es sobre la carta que Haruko le envía a Sakuragi en la que escribe “Te estaré esperando…”, ¿qué quiere decir Haruko con eso? ¿Qué entendería una persona normal de eso? Si es que…

Personajes

Jugadores del Shohoku:

Image Hosted by ImageShack.us

  • Hanamichi Sakuragi (10): pasa de ser un matón rechazado por cincuenta chicas a enamorarse locamente del baloncesto y de Haruko Akagi, la hermana pequeña del capitán del Shohoku. La evolución de Hanamichi, baloncestísticamente hablando es brutal, de un total inútil a un jugador que controla lo básico e incluso a ser un jugador bastante hábil – sobre todo en el rebote – que incluso da indicaciones de cómo defender a sus rivales. Es el personaje sobre el que gira toda la serie y tiene un carisma bestial, tanto dentro del manga como fuera. Es una versión baloncestística del “ohh, Uzumaki Naruto, tú cambiaste mi vida” pero provocando que los rivales tengan más ganas de jugar al baloncesto.

  • Kaede Rukawa (11): el gran rival de Hanamichi tanto en el baloncesto como en el amor de Haruko… Aunque en lo primero le supere ampliamente y en lo segundo… bueno, digamos que el gran amor de Rukawa es el baloncesto y no debe conocer la existencia de Haruko… a ver seguro que sabe de su existencia, pero no le interesa de esa forma… Es un jugador que se crece ante la adversidad.

  • Takenori Akagi (04): hermano del amor de Sakuragi y capitán del Shohoku. Es el pilar sobre el que se sostiene el equipo, tiene una relación de admiración – odio con Sakuragi, por una parte no soporta sus continuas niñerías, por otra es capaz de ver el potencial de Sakuragi con el que tiene que ser muy estricto para conseguir que mejore.

  • Kiminobu Kogure (05): si Takenori es el estricto, Kogure es el permisivo, siempre está animando a Sakuragi en sus intentos de mejorar. Si Akagi es el pilar sobre el que se sustenta el Shohoku, Kogure es en quien Akagi se apoya, la cabeza del Shohoku. Kogure es el mediador del equipo, siempre está en medio de todos los conflictos para pacificarlos, su función en el equipo es secundaria, pero la asume sin ningún problema.

  • Ryota Miyagi (07): si el mundo fuese distinto, Ryota sería el protagonista del manga, un desastre en sus amoríos (a fin de cuentas, sólo quiere que Ayako tenga celos), un grandísimo base y una personalidad clavadita a la de Sakuragi… lo que provocaría sus continuos choques, pero debido a sus mutuos amores no correspondidos, Sakuragi y Ryota se hacen muy buenos amigos y muchas de las mejoras de Sakuragi se deben a él. Es raro el partido en el que no se quede mirando atontado a Ayako con cara de tonto y el gesto de victoria en la mano.

  • Hisashi Mitsui (14): la entrada de Mitsui en el manga es… brutal. Intenta que expulsen al equipo de baloncesto del campeonato provocando una pelea de su pandilla con el equipo de baloncesto… Como las cosas nunca son lo que parecen, se descubre que Mitsui es un ex-jugador del equipo que se ha retirado por una lesión y que lo que realmente quiere es volver a jugar. Su capacidad anotadora provoca que el Shohoku de un salto de calidad muy importante y, en varias ocasiones, se echa el equipo a sus espaldas.

  • Yasuharu Yasuda (06): es el suplente de Ryota, también es el suplente que juega más minutos (exceptuando a Kogure) en el equipo. Es un tío equilibrado, intenta evitar los conflictos y es quien, en el partido contra el Toyotama, consigue que el Shohoku se tranquilice y evite entrar en el juego sucio de los rivales.

  • Tetsushi Shiozaki (08): la verdad es que exceptuando su salida como titular en el partido amistoso contra el Ryonan pasa sin pena ni gloria por el manga… sobre todo cuando Mitsui y Ryota entran en el equipo.
  • Satoru Kakuta (09): gracias a las muchas faltas que cometía Sakuragi al principio de su aprendizaje, Kakuta debió disputar bastantes minutos al comienzo de la serie… más que nada en el partido del Shoyo. Después de eso su único momento de gloria es en el partido contra el Sannou, cuando sustituye a Sakuragi mientras le vendan la herida…

  • Kentaro Ishii (12), Kaoru Sasaoka (13) y Toki Kuwata (15): el primero destaca por ser el único con gafas del equipo además de Kogure, el resto… bueno, pasan el rato en el banquillo animando al Shohoku… y a veces ni se les ve.
  • Mitsuyoshi Anzai: el entrenador del Shohoku, en sus años jóvenes era conocido como “el diablo de pelo blanco” por su intensidad en el banquillo y lo duro que hacía trabajar a sus jugadores, después de la muerte de uno de sus jugadores (Yazawa) por no seguir sus consejos, Anzai cambió totalmente de actitud y pasó a ser conocido como “el buda del pelo blanco” por su tranquilidad en el banquillo del que rara vez se movía. El respeto con el que le tratan todos los jugadores y, sobre todo, los entrenadores de los equipos rivales contrasta con los continuos “viejo”, “gordito” y perlas similares que Sakuragi le llama una y otra vez…
  • Ayako: es la manager del Shohoku y la chica a la que ama Ryota. Es la encargada de perfeccionar las habilidades básicas de Sakuragi y, curiosamente, este siempre la trata con absoluto respeto. Al principio del manga, Ayako es el contrapunto cómico de la serie, siempre en compañía de jugadores más serios como Akagi y Kogure o metiéndose con Sakuragi, Haruko o Rukawa al que conoce de su anterior colegio. Desde la aparición de Ryota, Ayako se va transformando en el otro puntal del equipo junto a Akagi.

Image Hosted by ImageShack.us

Otros estudiantes del Shohoku:

  • Haruko Akagi: es la que provoca todo el manga… Después de la 50ª intentona fallida de Sakuragi por conseguir novia, Haruko se acerca a él, le toquetea (no es broma), le pregunta si le gusta el baloncesto y devuelve a Sakuragi su amor propio. Convence a Sakuragi para que juegue al baloncesto, convence a su hermano (el capitán del equipo) de que Sakuragi podría ser un gran jugador. Es el constante apoyo de Sakuragi cuando a este le surgen dudas y la principal admiradora del equipo en sus partidos… Según Ayako su carácter es muy parecido al de Sakuragi, al igual que él no se entera de nada (no se da cuenta de lo que Sakuragi siente por ella) y tienen reacciones muy parecidas. Sus dos mejores amigas son Fuji y Matsui (según Sakuragi las amigas número uno y dos) que la acompañan a los partidos.
  • Image Hosted by ImageShack.us

  • El “ejército de Sakuragi” – Yohei Mito y cía… vaaale, Chuichirou Noma (el del bigote), Yuji Ohkusu (el rubio) y Nozomi Takamiya (el gordo): los mejores amigos de Sakuragi en su época de pandillero… Mito, al mismo tiempo, es el amigo de infancia de Sakuragi, siempre está ahí cuando lo necesita apoyándole y ayudándole, cuando Mitsui intenta que expulsen al equipo, Mito es quien se encarga de detenerle, Sakuragi aparte, parece ser el mejor luchador del “ejército”. Los otros tres son el soporte cómico de la serie, reciben los cabezazos de Sakuragi cuando está enfadado, apuestan continuamente sobre lo que hará Hanamichi e incluso cobran entrada para que lo vayan a ver cuando se corta el pelo… Los cuatro se convierten en grandes aficionados al baloncesto y apoyan ruidosamente al Shohoku en sus partidos. Su mejor definición es “tíos problemáticos”.
  • Image Hosted by ImageShack.us

  • Tatsuhiko Aota: amigo de la infancia de Akagi y “rival” de Sakuragi por el amor de Haruko – o eso le gustaría a él -, es igual de inútil que Sakuragi y Ryota con las chicas y es el capitán del equipo de Judo en el que quiere que Sakuragi se apunte al principio del manga. Aota es el gran competidor de Akagi por… todo. Principalmente para clasificar a sus respectivos equipos para el campeonato nacional. Junto a Uozomi es el gran apoyo moral que tiene Akagi durante sus partidos – su aparición vestido de judoka con la bandera que acreditaba su clasificación para el campeonato nacional en medio de un partido del Shohoku es legendaria -.

  • Norio Hotta: es un gran amigo de Mitsui, compañero en su banda y los más fuertes del instituto hasta que llegan Sakuragi y su ejército… Cuando Mitsui regresa al equipo de baloncesto, Hotta se convierte en su mayor admirador llevando una bandera enorme con el lema “Mitsui on fire” y emocionándose por lo bien que juega.

  • El propietario de la tienda de zapatillas: ¿que queréis? Me cae muy bien este hombre, dos pares de zapatillas de las series Air Jordan a cambio de 130 yenes y además habla de Haruko con Sakuragi como si fuese su novia.

  • El club de fans de Rukawa: un trío de estudiantes chifladas vestidas de cheerleaders que gritan como locas cada vez que Rukawa anota una canasta. Se van incrementando con el paso de los partidos.

  • Dr. T: es el personaje que Inoue se inventa para explicar jugadas y conceptos del baloncesto a los lectores, sólo aparece una vez en el manga como personaje implicado en el mismo.

Equipos rivales del Shohoku:

Image Hosted by ImageShack.us

  • Kainan: conocidos como los reyes de Kanagawa por sus 17 victorias consecutivas en las clasificaciones para el campeonato Nacional. El mejor jugador del Kainan es Shinichi Maki, considerado el mejor jugador de su zona, Sakuragi le llama viejo debido a su apariencia – a lo que Maki le responde que Akagi aparenta ser mayor que él -; Nobunaga Kiyota es el novato “estrella” como él mismo se define, su personalidad choca directamente con la de Sakuragi al que llama “mono pelirrojo” mientras que él recibe el apodo de “mono salvaje”, la habilidad de Kiyota le acerca al nivel de Rukawa. Curiosamente, Maki y Kiyota viajan con Sakuragi a ver un partido de baloncesto de los que serán sus futuros rivales en el campeonato nacional… El entrenador del Kainan es Riki Takato – rival en su juventud de Moichi Taoka, el entrenador del Ryonan -, Takato tiene una visión del juego francamente buena y en su primer partido contra el Shohoku es capaz de descubrir todas las debilidades de Sakuragi en breves instantes, gracias a eso es uno de los pocos equipos al que el Shohoku no logra vencer.
  • Ryonan: es el gran rival del Shohoku durante la serie. El jugador estrella del equipo es Akira Sendo, un gran jugador de baloncesto que controla todas las facetas del juego, curiosamente es un poco dejado y no suele llegar a los sitios antes de hora, pero en e campo cambia completamente y sus compañeros tienen una fe ciega en sus posibilidades cuando Sendo está en pista; el capitán del Ryonan, es el gran rival de Akagi como mejor pivot de su zona, Jun Uozumi… supera los dos metros de altura y sus encuentros con Akagi – quien a pesar de perder los partidos su equipo siempre le superaba en anotación – son legendarios, Sakuragi le pone el mote de “Jefe Simio”… A pesar de su rivalidad, Akagi y Uozumi se profesan un profundo respeto y amistad, es Uozumi quien le enseña a Akagi el camino para vencer al Sannou. El entrenado del Ryonnan es Moichi Taoka, es un entrenador estricto en cuyo equipo soñado, además de sus jugadores Sendo y Uozumi, estarían Mitsui (que le dijo que no para irse con Anzai), Ryoga (lo mismo que Mitsui) y Rukawa (que le dijo que prefería el Shohoku porque le quedaba más cerca de su casa y así podría dormir más). Taoka se culpa así mismo de la derrota ante el Shohoku en la clasificación para el campeonato nacional, por, como él mismo dice, haber minusvalorado las capacidades de Sakuragi y Kogure. Otros jugadores del Ryonan son: Fukuda (un gran jugador de baloncesto callejero con las mismas ganas de Sakuragi); Ikegami (el mejor defensor del equipo); y Hikoichi Aida (el primer fan de Sakuragi, encargado de investigar a los equipos rivales y que actúa como manager más que como jugador).

  • Shoyo: es el equipo con la media de altura más alta de Kanagawa, destaca porque no tienen un entrenador que actúe como tal, si no que uno de sus jugadores hace el papel del mismo, Kenji Fujima. Fujima es el base del equipo y sólo entra en el campo cuando es estrictamente necesario – viene a ser el Julian Ross de Campeones pero sin enfermedad conocida -, en el banquillo es tranquilo, pensativo y amistoso pero cuando entra a la pista se transforma totalmente y pasa a tener una intensidad absoluta; Toru Hanagata es el segundo en el mando del Shoyo y quien, a pesar de ser pivot, dirige las jugadas del equipo en el campo, además es muy fuerte fisicamente y es muy hábil en el juego. Otros jugador del Shoyo es Kazushi Hasegawa, a quién Mitsui le hizo la vida imposible en los partidos que les enfrentaban en el colegio y que se ha dedicado a entrenarse defensivamente para poder pararle.
  • Toyotama: es el equipo sub-campeón del año anterior. Su juego varía entre su gusto por correr al ataque (tres de sus titulares son los máximos anotadores de su región) y su sucia defensa llena de faltas intencionadas y agresiones. El Toyotama tiene muchos problemas internos después de que la directiva del colegio expulsase al anterior entrenador del equipo (al que le encantaba el juego de ataque) y lo sustituyese por un entrenado de corte más defensivo. La estrella del equipo es Tsuyoshi Minami, conocido como el “asesino de estrellas” porque es el jugador que se encarga de defender – y si es posible sacar del partido – a la estrella del equipo rival, cosa que intenta con Rukawa al darle un codazo en un ojo. Siguiendo a Fujima se encuentra Minori Kishimoto, un ala-pivot que se aprovecha de lo verde que está Sakuragi en el partido contra el Shohoku. Al final ninguno de los dos era tan malo, si no que estaban equivocados en su visión del baloncesto…
  • Sannou: es el equipo ganador del campeonato nacional durante los últimos tres años. Nadie entrena más fuerte que el Sannou, nadie tiene más respeto por sus rivales que el Sannou y nadie se entrega más en la cancha que el Sannou… Se caracterizan por su defensa en toda la cancha y por tener a los tres jugadores más anotadores del campeonato. El capitán del equipo es Kazunari Fukatsu, es el base y dirige con tranquilidad al equipo y tiene una gran capacidad de tiro, es uno de los tres máximos anotadores; Satoshi Ichinokura es el especialista defensivo del equipo, normalmente se centra en el mejor tirador de los rivales y ejerce una gran presión sobre el mismo; Masashi Kawata es el pivot titular del Sannou y es considerado el mejor pivot de su edad en Japón, controla a la perfección todas las posiciones debido a que creció 25 ctms en su primer año como estudiante – Hanamichi lo llama “gori-calvo” debido a su apariencia -, es el segundo de los tres grandes anotadores del Sannou; Mikio Kawata es el gigante de 2’10 metros al que se tiene enfrentar Sakuragi, es hermano de Masashi y es muy inseguro debido a su falta de experiencia y a la presión que cae sobre él; Masahiro Nobe, también conocido como “totem” – ¿os tengo que decir quién le puso el mote? – es el especialista en rebotes del Sannou, únicamente se ha visto superado en los rebotes por Masashi Kawata y por… Sakuragi; Eji Sawakita es la estrella del Sannou, es el máximo anotador del equipo y juega al baloncesto con gran intensidad y mucho placer, es el único jugador al que Sendo no ha sido capaz de superar y su gran deseo es irse a jugar a los USA. El entrenador del Sannou es Goro Domoto, muy estricto en cuanto a la preparación física, consigue a pesar de todos los años de victorias consecutivas que sus jugadores no se lo crean y salgan siempre al campo concentrados, incluso prepara a sus jugadores enfrentándoles con equipos de ex-alumnos con características similares a sus rivales.

Virtudes y defectos

A pesar de ser con diferencia el manga que más redondo me ha parecido de todos los que he leído (Real, también de Inoue, está bastante cerca de esta calificación, pero este ya está terminado), no todo en Slam Dunk es bueno…
Una cosa que molesta bastante, sobre todo en los primeros tomos es la traducción… demasiado sudamericana – sin animo de faltar a nadie, ojo -, mientras eso se va solucionando poco a poco, hay partes en las que la traducción… bueno, da la sensación de que falta alguna cosa o que, directamente, está mal traducido… Frases de Hanamichi como la de “yo no tengo miedo porque soy un amateur” bueno… como que no tiene mucho sentido y así hay unas cuantas más.
Curiosamente, sobre el manga y su desarrollo no tengo muchas críticas, hay cosas que quedan en el aire: lo del padre de Hanamichi, no se sabe si moría, si seguía vivo o qué; no hay casi referencias a la vida privada de los jugadores; las chicas en el manga no tienen prácticamente peso en la historia; los secundarios son realmente secundarios y cosas así, pero… no es nada que afecte a la lectura.

Entre sus virtudes, además de destacar la personalidad que tiene un personaje como Sakuragi, decir que, a pesar de que algunos partidos se extienden durante varios tomos – no he escrito capítulos, he escrito tomos – el ritmo de la narración no baja en ningún momento, siempre es intensísimo; los equipos rivales siempre tienen a dos o más jugadores llamativos con una personalidad atrayente; cuenta con un gran guión y con un gran dibujo…

Así que sí, si tuviese que recomendar una única lectura. Slam Dunk sería mi elegida. Sin dudarlo.

Acerca de Eugenio

Anda que sí...

22 pensamientos en “Slam Dunk, el manga

  1. Sniff :'( esa escena de hanamichi llorando al equivocarse en el partido ante Kainán; excelentisimo dossier (ya no es resumen jeje) de uno de mis animés favoritos :)

    ¿¿En verdad no ganaron el campeonato?? :(, en algunos blogs reseñaban que haruko y hanamichi se hicieron novios hmm espero que así sea.

  2. Sí, lo sé, me ha quedado un poco largo, pero… se lo debía. Así de claro.

    Nop, no ganaron el campeonato, hacen la machada, eliminan al campeón de los años anteriores y… son eliminados.

    Tal cual.

    Inoue lo resuelve en tres líneas: “Debido al cansancio de los jugadores del Shohoku, son eliminados por el Aiwa en la siguiente ronda”…

    Lo de Haruko y Hanamichi… mira que lo he leído y releído y… no lo tengo nada claro. Ese “te estaré esperando” es muy indicativo, pero… no lo tengo claro.

  3. Como bien mencionas, es muy bueno porque no es tipo… supercampeones (otra serie que me gusta pero no tanto como ésta) donde oliver nunca pierde.. bufff.

    Hace tiempo se hablaba de una película de esas “con personas” hasta había poster.

  4. Slam Dunk es una pequeña obra maestra. Takehiko Inoue logró un manga de deporte en el que te enganchas de mala manera, al menos a mí, los 31 tomos se me hicieron cortísimos. Es gracioso como hay tomos enteros que en realidad tan sólo serían 5 o 10 minutos del partido. e ha gustado mucho tu análisis, muy completo ;)

  5. Jajajja, qué cambio tan radical pero era un Spin Off de Shaolin Soccer yo creo JOJOJO.

  6. Si no llega a ser por tu reseña este es un manga que nunca me habria interesado. En parte porque no me gusta el baloncesto y porque una historia con tematica deportiva no me parece muy atrayente, pero leyendo como la pones da que pensar e intentaré hacerme con él (o al menos a ver si me engancho en los primeros tomos).

    Saludos (y feliz año)

  7. Ohhhhh!!!

    Gracias, Eugenio! Ha sido como revivir el manga entero!

    Nunca he sido aficionada al baloncesto, pero debo decir que esto me ha hecho ver dicho deporte como algo de lo más emocionante. Incluso he aprendido cosas!

    Dios, había veces que me ponía tan nerviosa que me volvía loca con el ratón del ordenador y no conseguía dar a pasar la página! Siempre he vivido mucho lo que leo, pero con Slam Dunk ha sido más que vivirlo. Coño, me convertí en un monstruo durante los cinco días que tardé en leerlo.

    Creo que ni siquiera One Piece me ha hecho reír tanto. Madre mía. Qué personajes. Y la cantidad de bobadas que hace Sakuragi… impresionante.

    Recuerdo que al principio me echó atrás el estilo del dibujo, pero se me pasó enseguida. Incluso acabé cogiendo cariño a los tupés XD!

    Me he asfixiado en todos los partidos (si no me atragantaba con la risa, eran esos malditos segundos finales en los que contenía la respiración). Y el último partido… Ohhhhhh!! Dios!! Acabé temblando y casi llorando, con una sonrisa que me partía la cara en dos!

    Es perfecta la manera en que evolucionan los personajes y las relaciones entre ellos. En especial, la de Gori-Sakuragi me encanta (no me refiero a nada yaoi… por si acaso). Son dos personajes maravillosos.

    Lo pasé fatal cuando Mitsui va con los otros pandilleros a fastidiar a todo el equipo (bueno, “fastidiar” es decir poco). Era terrible ver la desesperación de todos, y la mala hostia de los otros, y… muy fuerte. Menos mal que al final Mitsui resultó ser diferente. Por cierto, hay que ver lo rápido que perdonan Sakuragi y Miyagi!

    Adoro la manera que tiene Sakuragi de agarrarle la papada a Aizen sensei, los motes que tiene para todos (Gorila, Mono Salvaje, Rey Mono, Zorro… el tío se ha montado toda una jungla XD), su ego XXXL, su bestialidad inhumana, su descaro, sus cabezazos de los que nadie se libra… todo. Todo lo que es y todo lo que hace.

    Hay tantos momentos en la serie que dices “no me lo puedo creer”… Nada más empezar, por ejemplo, cuando le baja sin querer los pantalones a Akagi… dios mío…

    Ahh, voy a dejarlo aquí, que estoy jodida (catarrazo que he pillao… o más bien que me ha contagiado mi queridísimo novio…) y estoy que me caigo. Pero vamos, creo que he dejado claro que Slam Dunk me ha marcado (no voy a decir “Sakuragi, tú cambiaste mi vida” pero sí puedo decir “Sakuragi, me has quitado días de vida con los casi infartos que me has provocado”). Gracias por haberme hecho conocer este manga, Eugenio. Lo siento sinceramente por la gente que todavía no lo ha leído y no sabe lo que se está perdiendo. Como mi hermana y otro amigo mío, que dicen que como no les gusta los mangas sobre deportes… bah, peor para ellos.

    Feliz año!!

  8. De nada!! El placer ha sido todo mío!! XD

    Yo siempre he sido aficionado al baloncesto y la verdad, después de leer este manga… como que perdí un poco la afición por el mismo… ¡No se podía comparar un partido normal con uno del Shohoku!

    Eyy… es un macarra japonés… si no llevase tupé… ¿cómo se le podría reconocer?

    “Esos malditos segundos finales”… que a veces ocupaban tres o cuatro capítulos… XD

    La relación Gori-Sakuragi es fabulosa, las escenas en las que lloran ambos (primero uno y luego el otro) o cuando Sakuragi va a pedirle consejo para no ser eliminado y dice aquello de “si no fuese pesado sí sería una molestia” o cuando demuestra que ya sabe cómo llevarle en medio del partido… y tantas y tantas otras…

    Sakuragi y Miyagi… lo coñón es como, pareciéndose tanto, se acaben llevando tan bien y que para los lectores resulte totalmente creíble que su relación sea así…

    Sakuragi es lo máximo… pero los secundarios le van a la zaga, cualquiera de ellos podría ser el protagonista perfectamente.

    Una cosa… ¿qué entendiste con la carta final de Haruko a Sakuragi? ¿Hay tema o no hay tema? ;-)

  9. Por cierto, es el único manga que releo una y otra vez sin importar cuántas veces lo he hecho… XD

    Que me aburro… cojo un tomo de Slam Dunk
    Que no sé qué hacer… cojo un tomo de Slam Dunk

    A veces desde el principio y otras desde un tomo aleatorio… Qué gran manga y qué gran autor Inoue.

  10. Pingback: Otakufreaks Recomienda (14) | Otakufreaks

  11. hyuuu!!

    yo no era aficionada al baloncesto, pero sí que he visto algunos partidos, medio por obligación, y, ciertamente, no hay comparación. Slam Dunk es un baloncesto sobrenatural, vamos, con efectos especiales y todo. los humanos somos demasiado ordinarios al lado de semejantes personajes. y eso que sólo son chavales tarados de 16 años, que luego veo yo a los críos de la ESO con los que estoy haciendo las prácticas, y digo “y estos mocosos que les cuesta hasta atarse los cordones” (aunque dichos mocosos me sacan dos cabezas…)… claro que si combinas la LOGSE con el alcoholismo prematuro, tampoco puedes pedir mucho. y Sakuragi, por mucho macarra que sea, es como el símbolo del aprendizaje acelerado. me pregunto si el autor se inspiraría en alguien real. también es que los japoneses parecen seres de otro universo, así que quién sabe.

    bufff, sí, esos malditos segundos finales de 4 capítulos. aquello realmente me hizo trizas el sistema nervioso. no me comía los dedos porque con muñones no podría darle a la flechita de pasar la página, pero me faltó poco. pero qué arte tiene el Inoue para prolongar de esa manera unos condenados segundos y conseguir al mismo tiempo que se te haga corto!! y que encima sea coherente (entre cámara lenta, que se congelan los instantes, te pone lo que piensan los personajes, aparecen las caras de los espectadores en ese estado de shock mientras tú te agarras a la pantalla del ordenador y la zarandeas mientras les gritas a los personajes “QUÉ??!! QUÉ!!?? QUÉ HA PASADO??!! POR QUÉ PONÉIS ESAS **XX** CARAS, POR DIOS??!!WAAAA!!”, etc., es posible que se esté sujetando más o menos a un tiempo real)! vamos, una maravilla. puede caerte encima el apocalipsis, puedes tener detrás al de psicosis, o a la de la maldición, o todo junto, y aún así sigues pegado a la pantalla, que te da igual lo que ocurra, que quieres saber, y ver, coño, qué demonios va a ocurrir, a pesar de que a veces lo sabes pero necesitas confirmarlo. madre mía. de verdad que yo me volví loca.

    y sí, todos los personajes y todas las relaciones, especialmente las que son con Sakuragi, son sencillamente tremendas. a mí la de Miyagi-Sakuragi no me parece tan utópica… compartiendo algo que para ellos es tan trascendente como las calabazas y el amor “casi” imposible, me parece totalmente normal que se juntaran. es lo que se llama apoyo psicológico mutuo. aunque también se podría producir el efecto contrario, que hicieran apuestas de a ver quién consigue antes lo que quiere y tal, pero se ve que tenían asumido de alguna manera que les iba a llevar mucho mucho mucho tiempo, así que no merecía la pena.

    yo por la carta del final entendí que ella sólo esperaba que se recuperase pronto para unirse de nuevo al equipo y, ya de paso, volver a verle. y que, obviamente, no se iba a mover de allí. también podría ser un mudo” […] en tu cama”, pero… yo la veo todavía muy pillada con Rukawa. las niñas son así de tontas, se pasan media vida persiguiendo un amor platónico que encima, seguramente, sea gay. eso si no es asexual. qué se le va a hacer.

    entiendo que puedas releerlo una y otra vez sin hartarte, porque, quién no? yo no lo he vuelto a tocar porque me da miedo. es que sé que me lo volvería a tragar de principio a fin sin descanso, y dudo que sea sano. este verano seguramente repita, pero de momento…

    pues nada. ya está. esta vez me he controlado, no? por lo menos el chisme este azul de al lado no se me ha quedado tan canijo como con el de Naruto XD.

  12. Uhmm… no estoy de acuerdo en lo de la carta… A ver, la pobre muchacha ya se ha dado cuenta de que a Rukawa le interesa más el baloncesto que ella ( fijate en el capítulo posterior a la charla de Rukawa con Anzai sobre irse a los USA, cuando a Haruko le “entra algo en el ojo” al ver a Rukawa en el entrenamiento) y además… ” te estaré esperando… y el baloncesto que tanto amas también…”

    Una de dos, o se ha hecho monja o se ha dado cuenta… y no veo yo que se haya hecho monja… XD

  13. en verdad que es una de las historias preferidas me engancho tanto que no dormia jeje y ademas es muy real y eso me gusta mucho
    mi duda es… saldra o ya salio slam dunk 2 en anime o solo quedara como manga? y… habra continuacion de si se recupera hanamichi?
    espero me puedan ayudar

  14. La adaptación en anime es… mala (por no cebarnos más en ella, quiero decir). Así que casi mejor ni que la toquen. Y por el bien de todos, espero que no continue la historia. ¿Para qué estropear algo perfecto?

  15. Recién acabo de terminar los 31volumenes, pero como dicen algunos por ahí también se me hizo muy corto la verdad Takehiko Inoue creo una obra maestra y debió haberla aprovechado al máximo no conozco del porque no creo mas volúmenes, y no estoy de acuerdo con el Eugenio, lo perfecto hubiera sido que por lo menos siguieran la historia hasta que sakuragi se convirtiera en un jugador mas experimentado que aclararan como era su relación con haruko, y hasta un viajecito a America

  16. A ver… me llamo “Eugenio”, sólo “Eugenio”, no “el Eugenio”.

    Tú tienes tu opinión y yo tengo la mía. ¿Qué sentido tendría seguir con la serie? Para mí, ninguno. ¿Qué hubiera sido mejor que acabase transformándose en el Campeones del baloncesto? Con rivales cada vez más increíbles – que aquí ya hay unos cuantos – y situaciones cada vez más imposibles?

    No hace falta ver si va a América o si va a convertirse en un jugador con más experiencia, la historia no va sobre eso, la historia va sobre un macarra con muy mala suerte con las chicas y sin tener muy claro lo que quiere hacer con su vida que, un día, descubre lo que quiere hacer con su vida (jugar al baloncesto) y a la chica que es perfecta para él (Haruko, aunque no sé si será perfecta o no ya que ambos son iguales).

    ¿Qué pinta Sakuragi en América? Si ni siquiera conoce el idioma… Que va, la serie es perfecta tal y como está, no habría que añadirle ni una coma más.

    Y su relación con Haruko… bueno, yo sigo diciendo que ese “te estaré esperando” de Haruko es significativo… Cada cual que lo entienda como quiera, yo lo tengo más que claro.

  17. Yo creo que el manga tendria que haver acabado con lo de “ganamos el campeonato nacional” no con “perdieron por el cansancio” ademas es un final muy corto, todos esperando quien gana el partido contra e sannou y, de repente te ponen un final de serie que no te esperavas ni mucho menos tan pronto. Yo me esperaba una final epica
    shohoku vs kainan, o algo asi, no se, lo de que pierdan te deja un mal sabor de boca, Inoue no se ha matado mucho
    con este final de serie.
    Lo de la lesion de Hanamichi deberia haber acabado en un
    golpe i punto, o almenos hasta la hiptetica final shohoku vs
    kainan. Bueno que se le va a hacer, a quien le guste el final pues me alegro por el y a quien no, pues a aguantarse como yo, o si no, que escriba uno mismo una cotinuacion de slam dunk, yo estaria encantado de leerla.

    • “Haber” no “haver” y “esperabas” no “esperavas”. Y mejor no sigo y me centro en el tema.
      El mayor problema que parecen tener los lectores de Slam Dunk es que no les gusta el final, que si debería haber seguido con la historia… Pues no, lo siento mucho. No se puede decir que Inoue no se ha matado demasiado en el final del manga porque se tiró siete años contando la historia y no creo que se le pueda negar su interés en la misma. Que no te haya gustado el mismo es muy respetable, ojo, pero es que creo que os habéis equivocado de serie… esto no es Oliver y Benji o Los caballeros del Zodiaco, no son seres inhumanos con superpoderes que no sufran ningún tipo de daño o que puedan practicar deporte sin importarles estar lesionados o no. En esta serie, Akagi se lesiona y no puede jugar un par de partidos, Mitsui va mejorando progresivamente su forma física pero se acaba cansando, etc. Vale, la mejora de Hanamachi es impresionante, pero aparte de sus capacidades físicas, mejora en su juego a base de machacarse en los entrenamientos y así todos. El más inhumano es Rukawa y también se cansa en los partidos, así que ya me dirás.
      ¡¡La final épica que esperabas es el partido contra el Sannou!! El Sannou es el equipo imbatible que lleva 17 años ganando el campeonato y el Shohoku es un equipo que participa por primera vez en un campeonato nacional y da la sorpresa al ganar al favorito. Esa es su final. Ya es increíble que les ganen – sobre todo viendo la diferencia que llevaban en un momento determinado – pero lo verdaderamente imposible es que ganasen a otros dos o tres rivales muy superiores a ellos. Claro que es un final anticlimático, pero pensándolo friamente… ¿es mejor terminar con su gran victoria o con una derrota deprimente?
      Hanamichi, con todo lo bruto que es, es un ser humano y volvió a jugar contra el Sannou porque ese era su gran momento, hiciese lo que hiciese después su sensación no iba a volver a ser nunca la misma.

  18. hola … soy fanatico de slam dunk y lei el manga 252 “el prodigio” y quiero saber quien es el tal YAZAWA que nombra el profesor Anzai cuando les dice prodigios a sakuragui y a rukawa…. porfavor respondan…. gracias….

  19. Hombre… si no sabes quién es Yazawa no debes ser muy “fanático”, pero vamos… Yazawa es un jugador con muchísimo potencial al que Anzai entrenaba en la Universidad y que, cansado de los duros entrenamientos a los que le sometía Anzai – para convertirle en mejor jugador, aunque Yazawa no le creía -, decide viajar a los Estados Unidos para mejorar su juego y acaba muriendo en un accidente de tráfico… Como dice el propio Inoue al final del capítulo en el que Anzai le nombra, tienes que leer el tomo 22 (o el 23 no lo recuerdo ahora mismo) de Slam Dunk para leer su historia.

    Asi que, fanático, lo que se dice fanático… como que no pareces serlo.

  20. Definitivamente el MEJOR (sí así con mayúsculas) manga deportivo que hay pues nos presenta a seres humanos comunes y corrientes que ganan, pierden, tienen energías, se cansan, fracasan se superan, no es como Supercampeones (donde la verdad Oliver y algunos personajes llegan a la ridiculez por lo “metahumanos” que parecen) o como Ring ni kakero o Hajime no Ippo donde los boxeadores son “invencibles”, en Slam Dunk los personajes, sobretodo Hanamichi Sakuragi son perfectibles, son derrotables y superables en sus metas, definitivamente Inoue creó un manga excelente y la verdad el MEJOR manga deportivo que se ha escrito =)

Los comentarios están cerrados.