De lobos, mafiosos y ángeles.

Tres obras de Neil Gaiman que he leído recientemente, imprescindibles las tres.

LOS LOBOS DE LA PARED

Image Hosted by ImageShack.us

Otro cuento “infantil” del estilo de El día que cambié a mi padre por dos peces de colores. En este caso, una niña empieza a escuchar un día ruidos en su casa. Sabe que son los lobos que están viviendo en las paredes, pero sus padres y su hermano no la creen, porque todo el mundo sabe lo que pasa cuando los lobos salen de las paredes: “que todo está perdido”.

Image Hosted by ImageShack.us

Los lobos, efectivamente, salen de las paredes, y la familia tiene que ir a vivir al jardín, pero la protagonista, no se da por vencida, y descubre que las paredes, no es un mal lugar para vivir. Los lobos empiezan a asustarse, porque todo el mundo sabe lo que pasa cuando los humanos salen de las paredes: “que todo está perdido”.

Image Hosted by ImageShack.us

La imaginación de Neil Gaiman en este tipo de historias es increíble, y si el dibujante es Dave McKean, esto ya es la repanocha. Especial mención tengo que hacer a la Reina de Melanesia, que acababa de llegar para ayudarles en el trabajo del jardín.

VIOLENT CASES

Image Hosted by ImageShack.us

Vamos con una de mafiosos y un niño. El niño es Neil Gaiman, según una idea de Dave McKean. ¿Que no? Pues aquí le tenéis.

Image Hosted by ImageShack.us

Por cierto, la rotura del brazo por parte del padre me recordó algo a Stephen King: Jack Torrance rompiendo el brazo de Danny sin querer. Pero de los parecidos entre los dos autores, ya hablaré en futuros post.

La historia es sobre el osteópata de Al Capone, sobre cómo se hizo médico, y cómo llegó a trabajar para él. Y también sobre la relación de un niño con su padre.

Image Hosted by ImageShack.us

Me gustó bastante el dibujo, todo en blanco y negro, muy apropiado con el tema. La historia está muy bien, pero por alguna extraña razón, se olvida fácilmente.

MISTERIOS DE UN ASESINATO

Image Hosted by ImageShack.us

Mi favorito. Intentaré explicarlo de la forma más clara posible: dos historias. Por un lado, la historia de un inglés (“Jack el destripador también era inglés”), que se ve atrapado en Los Ángeles por el mal tiempo (por el de Londres, no por el de L.A.). Este hombre queda con una antigua amiga que tiene una hija. Está con ella un rato y lo siguiente que recuerda es estar de vuelta en su piso. Decide dar un paseo, en medio de la noche enciende un cigarrillo y un vagabundo le ofrece una historia a cambio de uno. Esta es la segunda historia.

El vagabundo es ahora Ragüel, un ángel que tiene que investigar un asesinato, porque ese es su trabajo: ser la venganza de Dios. Aparecen personajes conocidos, como Lucifer. Es el Lucifer de Neil Gaiman, el ángel caído que le guarda rencor a Dios. Es el Lucifer más parecido al de Sandman, y menos parecido al Diablo que aparece en Criaturas de la noche.

Image Hosted by ImageShack.us

También aparecen Carasel (el ángel muerto), Fanuel (quien lo encuentra), Saracael (un amigo del ángel asesinado), y Zephkel (una especie de supervisor XD).

Ya se sabe que cuando Gaiman escribe una historia, la tiene pensada desde el principio. En esta, una vez que acaba es imposible no cerrar el cómic, y volver a abrirlo por el principio para comprobar varias cosas.

Anuncios

Un pensamiento en “De lobos, mafiosos y ángeles.

  1. Pingback: Los mejores del 2007 para Laura « ¿Quién Me Mandaría A Mí?

Los comentarios están cerrados.