Manhunter de Archie Goodwin

Manhunter, de Archie Goodwin

Edición original: Detective Comics Nº 437 a 443 USA

Guión: Archie Goodwin
Dibujo: Walter Simonson
Tinta: Walter Simonson
Color: Klaus Janson

Formato: 96 págs.

En los años 30, el aventurero Paul Kirk impuso su propia justicia como el vigilante enmascarado Manhunter. Pero en 1946, Kirk desapareció sin dejar rastro.
Ahora, casi 30 años después Manhunter ha vuelto… dejando un rastro de asesinos muertos con el rostro de Paul Kirk en su despertar. La agente de la Interpol Christine St. Clair está decidida a descubrir el secreto que oculta el regreso de Manhunter. Pero la siniestra conspiración que destapa amenaza con matarla no solo a ella y a Manhunter, sino también al Caballero Oscuro de Gotham, Batman.

Coincidiendo con la publicación de la serie actual de Manhunter por Marc Andreyko y Jesús Saiz, Planeta DeAgostini ofrece a sus lectores la recopilación en un único libro de la clásica etapa de Archie Goodwin y Walter Simonson. Una obra muy efimera en el momento de su publicación que, pese a lo breve, se ganó un puesto de honor entre las grandes obras del cómic.
Una mezcla de superhéroes y espionaje, con la aparición hasta del mismísimo Batman aseguran un rato de lectura inolvidable.

Precio: 8,95 €

Empecemos por el precio… sí, lo habéis adivinado, es caro de cojones. Son 96 páginas por 8’95 euros.

Aún así… la historia es entretenida, no os equivoquéis, se notan los más de 30 años que han transcurrido desde su publicación.

Aún así… se puede suponer lo que significó este cómic en su momento – absolutamente nada, me temo ;D -. Un pijamero que se dedica a asesinar a sus ¿gemelos? – creo que en esa época los clones no estaban tan de moda como hoy en día -, la interpol le persigue mientras él persigue a sus dobles, quienes están llevando a cabo diversos asesinatos. El problema es cuando la conspiración llega a Gotham y se ve inmiscuido en todo ello el vigilante enmascarado… Urban Legend (o algo así era).

El dibujo de Simonson es bastante primerizo – cosa que se nota bastante al comparlo con las páginas que realizó para el recopilatorio 25 años después – pero con el paso de las páginas se observa una ligera, ligerísima mejora en el mismo – supongo que cada vez se sentiría más cómodo -. Por lo visto aún no había llegado su momento.

El guión de Archie Goodwin es entretenido, tiene un desarrollo pausado, con saltos al pasado y al futuro, tomándose su tiempo para contar las cosas y poniendo las piezas en sus respectivas posiciones para completar un puzzle que acaba encajando a la perfección – ya sabéis que siempre hay alguna pieza rebelde, pero vamos… – hasta llegar a un final sorprendente que…

Nop, no voy a contar el final. A gastarse la pasta como hice yo. :P

Acerca de Eugenio

Anda que sí...