De por qué los otakus se esconden, la frontera entre el cómic y el manga, las culpas de lo de Yotsuba, recordatorios y resolución del experimento.

En algún comentario al tema de los 10 de tebelogs, se dijo que los lectores de manga no habían votado porque no se habían enterado de las votaciones.

Tranquilos, que no voy a retomar el tema de nuevo. Lo que pasa es que ese comentario me da pie para hacer una reflexión sobre el por qué de que los lectores de manga no lean cómics.

Hace tiempo, íbamos a un evento sobre manga, y no lo encontrábamos. Entonces, una chica que iba con nosotros dijo “no encontramos el sitio porque los frikis se esconden”. ¿Es cierto eso? ¿Se esconden más los frikis otakus? El caso es que la mayoría de gente que lee manga, no lee cómics y a la inversa.

El primer problema que le veo es que no se sabe por dónde empezar. Y lo digo por experiencia propia. Pongamos un ejemplo concreto. Yo era una hereje en el mundo de los cómics. No conocía nada. Pero un día fui al cine y vi x-men, y me dije: “A mí me gusta esto”. Y luego me dije: “Si a mí me gusta esto, y eso está basado en un cómic, voy a leer los cómics”. Es una consecuencia lógica, ¿no? Claro, pero, ¿por dónde empezar? Y si a alguien también hereje de los cómics le gusta alguna otra película de superhéroes, tampoco sabría por dónde empezar. Si alguien descubre a Superman viendo Smallville, ¿qué hace? ¿Se remonta décadas atrás para empezar por el principio? ¿Prueba fortuna a leer algo suelto? ¿Trata de informarse a través de las miles de páginas y blogs que hay por internet?

En cambio el manga no tiene este problema. Básicamente alguien tendría que buscar el género que le gusta, elegir una serie y buscar el tomo número uno. ¿Qué no le gusta? Pues lo deja y te buscas el tomo número uno de otra serie. Intenta hacer tú eso con los cómics.

Sí, ya sé que estáis pensando en crucificarme: “¡Ha dicho que no se puede empezar un cómic por el número uno! ¿Y qué pasa con las series cerradas? ¿Qué pasa con V de vendetta? ¿Qué pasa con Transmetropolitan? ¿Qué pasa con Sandman? ¿Qué pasa con tantas y tantas series que todo el mundo debería leer antes de morir?”

Image Hosted by ImageShack.us

Estoy totalmente de acuerdo con vosotros. Pero métete tú en una tienda de cómics y busca entre las estanterías joyas como esas si estás acostumbrado a leer sólo manga. Y cuando un otaku conoce series como las mencionadas arriba, las lee, le gustan, le entusiasman, pero no sigue por más series. Lo sé. Conozco gente que conoce esas series y no han seguido con nada más.

También está que son dos estilos diferentes de contar una historia. Y no me refiero solo a que de la elaboración de un cómic la hagan distintas personas y el autor de manga tenga que tragarse el marrón el solito. Y tampoco me refiero solo a que el estilo de dibujo sea totalmente diferente, o a que uno suela ser en color y el otro no (aunque el manga sí que tiene color según un post de este blog). Es también que se utilizan formas diferentes de contar una historia, los códigos son diferentes. Trata tú de ponerle una gotita a un personaje de cómic para representar que está en una situación incómoda. Los lectores habituales de manga están acostumbrados a esas cosas: a la gotita de sudor, a las rayitas en la cara para mostrar que están avergonzados, a la viñeta cómica metida en medio de un momento serio y trascendental, a ver los pensamientos de los personajes en todo momento… Todo eso en los cómics no está.

Image Hosted by ImageShack.us

Supongo que es la misma razón por la que muchos lectores de cómics no leen manga. Si te acostumbras a un tipo de código, todos los demás te son extraños. Son como dos mundos aparte, diferenciados por una frontera invisible que sólo cruzan herejes en los dos mundos como yo, o por el que se viste de Superman para hacerse las fotos en el stand de Planeta en el salón del manga de Barcelona, y en sus ratos libres se sube al escenario para cantar canciones de anime japonés.

Image Hosted by ImageShack.us

Y después de este prólogo, iré al asunto que me ha llevado a escribir el post de hoy: la culpa de que Yotsuba no haya estado en los diez de tebelogs ha sido de todos esos otakus que no prueban nuevas experiencias, de Emilio por dejar votos en blanco (por cierto, te quedan tres semanas para postear de nuevo), y de todos aquellos que no han leído la serie, porque de leerla, le hubieran dado el voto. A Sonia no le echo la culpa, que ya se cabreó conmigo por insinuarle que le podría haber dado un punto más a esta serie (por cierto, a tí te quedan dos semanas para postear).

Image Hosted by ImageShack.us

Después de este desvarío que me ha servido para salir del paso con el post que me tocaba hoy, ya podéis crucificarme a gusto en los comentarios.

PD:el Gran Jefe patrocina los recordatorios de hoy.

Resolución del experimento: en las viñetas de Yotsuba, los lectores de cómics la habrán visto pasar de la risa al enfado; y los lectores de manga la habrán visto pasar del enfado a la risa. Lo cual demuestra que ambos mundos son totalmente contrarios.