Los desposeidos

Los desposeidosLos desposeídos

Autora: Ursula K. Le Guin
Edición: Minotauro (típica edición de bolsillo en rústica)

Sigo con mi revisión de clásicos de la Ciencia Ficción que no he leído cuando me tocaba :-). En este caso «Los desposeídos», mi primer acercamiento a Ursula K. Le guin, autora de un puñado de libros de familla dentro de los géneros de la Ciencia Ficción y la Fantasía, y que a pesar de ser ya mayorcita continúa sacando libros en la actualidad, con bastante tino, según se lee por ahí.

Los desposeídos, sin ser una de sus primeras obras sí es de su época heroica :-). Su título completo, «Los desposeídos: una utopía ambigua», ya deja bastante a las claras que la componente social es parte importante del libro, al estilo de las más habituales distopías, que tanto abundan en el género. De hecho, en este caso la disección de la naturaleza humana y de sus usos y costumbres sociales llevada a cabo por la autora es realmente exhaustiva, y pretexto para toda la histora.

En el libro se nos muestra una sociedad utópica representada por un comunismo anarquista, escindido de una sociedad capitalista semejante a la que vivimos y que ha colonizado su propio planeta, gemelo al planeta de origen. Así, el libro avanza mostrándonos las diferencias en el comportamiento de ambas sociedades, vistas desde el punto de vista del protagonista de la historia, Shevek, un físico del planeta anarquista que trata de lograr un acercamiento de ambos pueblos.

La historia destila un fuerte humanismo, mostrándonos lo mejor y lo peor de la naturaleza de las personas, y el contraste entre las dos formas de entender una sociedad: el individualismo de la nuestra frente al colectivismo, no exento de sus propios problemas. Se entrelazan fragmentos de la vida de Shevek en su planeta de origen, que nos permiten averiguar cómo se ve empujado a iniciar su acercamiento a la sociedad *enemiga*, con el desarrollo de los acontecimientos desde su llegada a la sociedad capitalista.

La lectura del libro se hace ágil e interesante, con reflexiones bastante acertadas sobre muchas de nuestras miserias :-). Quizá alguno de los personajes secundarios se hace un poco maniqueo y hubiera necesitado de un
mayor tratamiento, y para mí el final de la historia se precipita un poco y hubiera requerido una mayor duración del libro, pero por lo demás me ha encantado. Seguro que no es el último libro que leo de la autora :-). Quizá lo intente con «La mano izquierda de la oscuridad» en un futuro próximo.

[Bloqueamos los comentarios porque no podrá responderlos el autor del post]