Appleseed 4: El equilibrio de Prometeo

Cuarta y última entrega de Appleseed, con diferencia, la mejor de todas en cuanto a acción desenfrenada…

Appleseed 4: El equilibrio de Prometeo

Guión: Masamune Shirow
Dibujo: Masamune Shirow
Tinta: Masamune Shirow
Color: Blanco y negro

Formato: 224 págs.

Precio: 9’95 euros

Deunan Knute y Briareos Hecatonchiros, antiguos miembros del SWAT, son todos lo que ha quedado del futuro de la humanidad: después de la guerra que destruyó nuestra actual sociedad , malviven entre los restos de la civilización. Hasta que Hitomi los encuentra y los lleva directamente a Olimpo, una nueva ciudad donde se ven envueltos en una lucha por el poder de la que depende el destino de la Tierra y de la humanidad. ¿Volverán a repetirse los errores que provocaron el Apocalipsis? ¿Será Deunan el último ejemplo de una especie humana suplantada por los bioroides? Una reedición revisada de esta gran obra del maestro del cyberpunk.

Y es que muchos dibujantes de cómic tendrían que aprender de este cómic. Pocas veces he visto el movimiento que se nota en estas páginas, si es que parece que va a saltar fuera de las páginas, es muy impresionante. La historia, por desgracia, queda inconclusa, no quiero decir que no se terminen las tramas que se han abierto en los tres números anteriores que, más o menos, se terminan, pero el autor podría haber seguido con ellas… Vamos, esto es una opinión personal, claro.

¿Y qué decir de esa Deunan con parche? ¿Personajes femeninos floreros? No con Shirow, más bien hombres (o cyborgs en este caso) floreros. La acción se centra en Deunan y lo que le sucedea Briareos es totalmente secundario (y bastante caótico por la reproducción de los materiales me temo)… Páginas sobrecargadas, trabajadas hasta el detalle, líneas cinéticas, cyborgs, robots gigantes, chicas con pistolones, droides traidores…

No sabéis la pena que siento de que sólo sean estos cuatro números… Me he quedado huerfano de Shirow :'(

En fin… ¿tengo que decir que lo encuentro muy recomendable?

Nada más.

Aaaaaaaaaaaaaadios

Acerca de Eugenio

Anda que sí...