City Hunter 23

Nuevo tomo de City Hunter… ¡¡y ya sólo quedan 12!!

City Hunter 23

Guión: Tsukasa Hojo
Dibujo: Tsukasa Hojo
Entintado: Tsukasa Hojo
Ryô Saeba, conocido como City Hunter, es un investigador privado de Shinjuku muy particular, ya que sólo suele aceptar encargos de mujeres. Su compañero y amigo Makimura, es el encargado de entrevistar a sus posibles clientes. En una de esas reuniones, Makimura debe entrevistarse con un conocido mafioso de Shinjuku, pero al ver que lo que desea encargarle es un turbio asunto de drogas, éste se niega en rotundo. Ésa seria la últimanoche que Ryô vería a su amigo con vida. Como último deseo le pide que cuide de su hermana Kaori. Tras este trágico incidente, Ryô le pide a Kaori que se vaya lejos, ya que permanecer a su lado es lo más peligroso. Pero ella para olvidar su dolor, desea retomar el trabajo de su hermano y ser socia de Ryô.

Precio: 6.00 €

Seguimos con la historia de Bloody Mary, la anterior ayudante de Ryô Saeba. Antigua ayudante que amenaza a Ryô con revelarle su pasado a Kaori… Cosa que Ryô preferiría evitar. Al mismo tiempo, Ryô empieza a sufrir una serie de accidentes…

Hay mucha gente, cada vez más, que insiste en que las historias son repetitivas, dicen que, una y otra vez, Hojo cuenta la misma historia: “Llega una chica atractiva con problemas, contrata a Ryô y Kaori para protegerla y…” bla bla bla. Lo mismo una y otra vez.
No seré yo quien lo niegue, entre otras cosas, porque hay mucho de eso, la verdad es que el inicio de la historia suele ser siempre (o casi) el mismo, lo importante, creo yo, es que lo que cambian son los detalles (vamos, lo verdaderamente importante, al menos para mí, claro).
Y, centrándonos ya en este número, vemos la reaparición (ahh, pero… ¿se habían ido?) de Umibozu (Halcón) y cía; descubrimos cosas del pasado de Ryô (donde y como se crió, cosas sobre sus padres y su cumpleaños). Y si bien no se puede decir que la trama avance demasiado, por lo menos vamos descubriendo más cosas del protagonista…

Nada más.

Aaaaaaaaaaadios

Acerca de Eugenio

Anda que sí...