Clasicos DC: Nuevos Titanes 10

Me encanta el Vigilante, me parece uno de los mejores personajes que se han creado… Y lo podéis ver aquí y aquí.

Image Hosted by ImageShack.usClásicos DC: Nuevos Titanes 10

Guión: Marv Wolfman
Dibujo: George Perez
Entintado: Romeo Thangal, Pablo Marcos
Color: Adrienne Roy
Correspondencia Original: The New Teen Titans 32, 33, 34, The New Teen Titans Annual 2

Los Titanes abarcan multitud de géneros distintos en eeste número. Vivirán aventuras superheroicas puras de “héroe contra villano” cuando aparezcan Trueno y Relámpago, luego se meterán de lleno en el género negro cuando traten de descubrir al asesino de un cadáver que aparece flotando en el mar. Y para acabar, la presentación de un nuevo héroe en el Universo DC: El Vigilante. Pero eso no es nada comparado con la estremecedora revelación que tendrá lugar ante vuestros ojos coincidiendo con el regreso de Deathstroke. No estáis preparados para lo que se viene encima.

Precio : 7.50 €

Y… me hace mucha gracia el comentario que hace David Hernando sobre no ojear el cómic para no desvelar el secreto de Terra… ¡¡si ya hablaron ellos sobre esto en un artículo anterior!! En fin, dejando eso a un lado, quizás sea el más flojo (junto al de la miniserie) de todos los tomos que han publicado de los Titanes, y eso que es bastante importante, bueno, no el tomo en sí mismo, si no las historias que contiene. Pero es que Relámpago (uhmm, ¿en Zinco se llamaba igual?) y Trueno no me acaban de convencer como personajes, pero claro, eso es cosa mía.

De todas formas, como decía un poco más arriba, en este tomo hay cosas muy importantes, la toma de decisiones de Donna y Wally, el descubrimiento de Terra, el regreso de Deathstroke… y, sobre todo, la aparición del Vigilante. Y esa batalla entre los Titanes y Deathstroke a la que tanto recuerda la de Identity Crisis…
No estoy siguiendo la colección de la JLA/JLE pero he leído que está siendo un desastre en cuanto a números cortados y anuales saltados… Esta colección, en cambio, está siendo tratada con muchísimo mimo – aparte de algunos bocadillos cambiados de sitio y cosas así – pero vamos… lo justo para demostrar que son humanos.

Nada más.

Aaaaaaaaaaadios

Acerca de Eugenio

Anda que sí...