Manga: Slam Dunk 05-08

Seguimos con las aventuras de Hanamichi en su búsqueda del amor… y del baloncesto, claro.

cofreslamdunk5a8_01g.jpgAutor: Takehiko Inoue

Ojo, en el tomo número 5 se narran… ¡¡7 minutos de juego!! ¡¡Y es interesantísimo de principio a fin!! Hay que ser muy buen narrador para lograr esto… Aunque claro, si te gusta el baloncesto será más fácil que te emocione… porque leer un tomo entero para que sólo pasen 7 minutos… De cualquier manera, los personajes son más que interesantes para sostener la trama. Incluso metidos en un recinto tan reducido como una pista de baloncesto, las reacciones (y el rapidísimo aprendizaje) de Hanamichi, sus celos por Rukawa (y su insistencia en no pasarle la pelota durante el partido), sus continuas pullas a los rivales (y a sus propios compañeros) durante el partido… Y su afán de superación, nunca da un balón por perdido, no admite la derrota. Impresionante.
Es muy coñón ver que el público acaba llamando a los jugadores igual que Hanamichi, el pobre capitán Akagi recibe aplausos y gritos de ánimo al nombre de “Gori” (de gorila, claro), Kogure es animado con gritos de “cuatro ojos” y así para el resto… Realmente Hanamichi es muy parecido a Ichigo (el protagonista de Bleach), los dos son totalmente incapaces de recordar un nombre…
Pero claro, el partido termina y Hanamichi tiene otro gran rival, Sendo, un jugador de baloncesto de altísimo nivel…
Al volver a los entrenamientos, el equipo recibe a un nuevo (para Hanamichi, el resto le conocen) jugador, el mayor problema es que… ¡¡es igual a Hanamichi!!, su nombre es Ryota Miyagi y juega de base… curiosamente, a pesar de tener unas personalidades muy similares, se acaban llevando bien, y es que hay algunas cosas que unen mucho…
El problema es que Miyagi había enviado a un matón al hospital y este decide tomarse venganza provocando al equipo de baloncesto en la cancha de entrenamiento (si algún jugador del equipo respondiese a la agresión, el equipo sería automáticamente eliminado del campeonato)…
Y teniendo a gente como Hanamichi y Miyagi en el equipo (Rukawa tampoco se queda atrás una vez que se enfada) era imposible que no respondiesen a la agresión. Pero los matones son más… hasta que hace su aparición el ejército de Hanamichi… sus viejos compañeros de pelea.
Pero como no podía ser de otra forma, el matón que había sido enviado al hospital (Mitsui) no es lo que parece de buenas a primeras… Resumiendo, el equipo sigue creciendo con otra nueva incorporación (y mucho me “temo” que el plantel de animadores del equipo también se verá ampliado…).
Y la lectura de esta serie (y de Gumm… y de Dragon Ball…) hace que piense en cuántos mangas me faltan todavía por conocer y las maravillas que me debo estar perdiendo… Ainsss, cuántos mangas y qué poco tiempo y dinero…
Por cierto, el manga más que bueno, ehh, que luego os quejáis que no digo nada de él…

Ahh, también le estoy echando un vistazo al anime, pero… bastante más flojo que el manga, para qué engañaros, además está doblado en el español neutro ese que tanto gusta por ahí… de cualquier forma, tiene más ritmo el manga que el anime, en el anime alguna de las reacciones de Hanamichi (y de los demás personajes) quedán ridículas.

Nada más.

Aaaaaaadios

Acerca de Eugenio

Anda que sí...