Manga: Slam Dunk 01-04

– ¿¿El dunk es una técnica del baloncesto??
– ¡¡Es la jugada más excitante y la preferida del público!! En especial cuando el jugador mata en el aro de forma violenta… Eso se llama “Slam Dunk”
– Slam Dunk…

cofreslamdunk1a4_01g.jpgSlam Dunk

Autor: Takehiko Inoue

La obra más conocida del famosísimo Takehiko Inoue, narra la historia de Hanamichi Sakuragi, el típico macarra de instituto japonés (clásico de los mangas de peleas de estudiantes) con el giro argumental de que quiere convertirse en jugador de baloncesto. ¿La razón? No es amor al deporte, no… ¡¡Es para ligar con una tía!! Hanamichi tendrá tres grandes problemas para conquistar a la dulce y amable Haruko: su compañero de equipo y rival a muerte el super-habilidísimo Kaede Rukawa (del que ella está enamorada), el estrictísimo capitán del equipo (que por cierto es el hermano de la tía en cuestión) y el problema más difícil de superar: su explosivo carácter.

Y decir que tiene tres problemas es quedarse muy corto… sus cuatro amigos macarras son también bastante problemáticos…, su nulo conocimiento del baloncesto (eso sí, aprende muy rápido) y sus continuas meteduras de pata con Gori… digoooo ¡¡Akagi!! ¡¡He dicho Akagi!!
Y es que Hanamichi es muy grande (no, no hablo de su altura), me recuerda mucho a Ichigo (el de Bleach, lo sé, debería ser al revés, pero supe de Bleach antes de saber nada sobre Slam Dunk -aparte de su existencia, claro-), tanto en su forma de ser como en su actitud… Su odio por Rukawa, sus continuos golpes al entrenador cuando quiere salir al campo a jugar, sus meteduras de pata constantes, su desconocimiento total y absoluto de las reglas del baloncesto y su afán de superación… coño, aunque sea por ligar con una chica… ¡¡qué gran afán de superación!!
Además, es una serie muy divertida… entre otras cosas por las reacciones de Hanamichi ante Haruko… y ante Akagi… y… casi ante cualquiera que se le pase por delante.
Eso sí, tendría que hacer una mención especial a la negociación con el capitán del equipo de judo… ¡¡espectacular!! “- ¿Quieres estas fotos?” -Sí. -Entonces… ¿entrarás a formar parte del equipo? – No. -Pero… ¿quieres las fotos? -Sí.” Que acaba con el inevitable enfado de Hanamichi y su pelea con el capitán del equipo de judo… ¡Qué buena!

El entrenamiento de Hanamichi me recuerda mucho a cómo entrenaba Aito a Dueñas cuando le descubrierón en una parada de bus… ¿Estaría Inoue viendo de incógnito los entrenamientos?

En fin, creo que resulta evidente que me ha gustado bastante esta serie… Compra que debo agradecer a la insistencia de Trotty

Nada más.

Aaaaaaaaaaadios

Acerca de Eugenio

Anda que sí...