Cómic USA: Firestorm

Guión de Dan Jolley (1 al 13) y Stuart Moore (14 en adelante)

Dibujo de Chriscross, Jamal Igle y alguno más de relleno

Y la pregunta es… ¿dónde está Ronnie? Ese es el mayor problema que ha tenido esta serie, ya que, sin comerlo ni beberlo, un nuevo Firestorm aparecía en el Universo DC…
Firestom es ahora un joven neg… afroamericano llamado Jason Rusch, pero no tiene nada de heróico, su padre le maltrata, su madre le ha abandonado, se ve obligado a trabajar en trabajos ([modo Zatanna on] aicnanzuber al rop nodrep [modo Zatanna off]) escasamente remunerados. Y claro, tiene que ganarse la vida como puede… concretamente, llevando un paquetito con un polvillo “extraño” dentro a un lugar en medio de ninguna parte. Mientras se dirige hacia allí, una explosión producida en el cielo le golpea y pierde el conocimiento, cuando despierta se da cuenta que llega tarde al lugar de la “cita” y acelera el coche. Al llegar al lugar de la “cita” se vé envuelto en un tiroteo y la tensión provoca que se transforme en Firestorm…
Con una pequeña diferencia (color aparte, claro), necesita otra persona para transformarse… y sí mantiene demasiado tiempo a esa persona transformada puede matarla… cosa que descubre al unirse a quien le había encargado llevar el paquetito…
Desde ese momento, intentos por controlar sus poderes, visitas de la JLA (que quieren conocer sus intenciones y si sabe lo que le ha pasado al Firestorm original), peleas con su padre, un crossover con Bloodhound (otra de las nuevas series de DC) y la visita de una mujer muy relacionada con el original Lorraine Reilly (Firebird), visita que provocará, durante unos números el regreso de Ronnie Raymond (para descubrir lo que había sucedido con Ronney hay que leer Identity Crisis…) que compartirá con Jason la identidad de Firestorm pudiéndose intercambiar con él y volver a su forma original durante varios números. Pero… volverá a desaparecer, concretamente cuando Dan Jolley, el guionista que había relanzado la serie, se marcha (o le echan, quién sabe) y con él, el Firestorm original (y por lo que parece, sin posibilidad de vuelta… ya se verá, ya). Stuart Moore (el nuevo guionista) sigue con el personaje pero lo sitúa en un nuevo lugar para no tener que tratar con los múltiples personajes secundarios que había creado Jolley (es decir, su padre y Mike, un amigo – dicho esto sin dobles lecturas, ojo -), le situa en Detroit y le da un trabajo en los laboratorios S.T.A.R. de Detroit que están cerrando… A partir de aquí… crossovers múltiples, con Villains United, con OMAC Project y en los últimos números se va al espacio con Donna Troy y un grupo de héroes…
Y en el espacio parece que hay “algo” (el profesor Stein, ¿quizás?) esperándole…

En resumen, una serie bastante floja con un personaje total y absolutamente marvelizado, con todo lo bueno y malo que esto conlleva, pero que en DC no acaba de arrancar, aunque oye, las ventas no deben ser especialmente malas porque no se ha oído (que yo sepa, igual la cancelan mañana mismo) nada sobre su posible cancelación…

Y es que esta manía de DC de sustituir a sus personajes clásicos por nuevas versiones que no tienen ningún tipo de conexión con el público en general… como que no me convence demasiado.

Nada más.

Aaaaaaaaaaadios

Acerca de Eugenio

Anda que sí...