Los Caballeros de la Mesa del Comedor

Este cómic no está dedicado a los juegos de rol sino a los jugadores mismos, con situaciones divertidas que recordarán a los lectores situaciones reales vividas en sus propias partidas. Desde su aparición, Los Caballeros de la mesa del Comedor ha sido publicado esporádicamente en numerosas revistas hasta la creación del cómic mensual recopilado en estas páginas. Con un dibujo muy básico y sin alardes, ha conseguido convertirse en un producto “clásico”.

caballerosmesa.jpg

Los Caballeros de la Mesa del Comedor son un cómic totalmente legendario en tierras americanas. Sus protagonistas, un entrañable grupo de jóvenes jugadores de rol, harán que te sientas reflejado en todas las partidas en las que hacen sufrir hasta lo indecible a su sacrificado director de juego. Pero no solo es un cómic dirigido a los jugadores de rol asiduos, sino a todo aquel que alguna vez se haya divertido jugando una vez o dos en su vida, o a todos los que no acaban de comprender esta, hasta cierto punto, incompresible afición.

Miembros de la Mesa del Comedor:

ba_felton.jpg

B.A. vive con sus padres. Cuando no está jugando trabaja a tiempo parcial con su padre en la tintorería o en la pizzería del pueblo. Dejó el instituto para perseguir su sueño de ser diseñador de juegos. Se pulió 6.000$ en su primer producto: PERRO: El Juego de RolTM, que fue un completo fracaso. B.A. sufrió un colapso nervioso y dejó de jugar durante unos años antes de volver a coger su bolsa de dados. Fundó los Caballeros de la Mesa del Comedor.

bob.jpg

Bob también vive con sus padres. Actualmente está en el paro, aunque se pasó 8 años yendo a clase en el instituto. Suele perder sus empleos debido a su mal carácter y a su lengua afilada. Bob fue el primer miembro en pagar cuotas en el grupo. Es de la vieja escuela y cree que todo consiste en romper cosas y matar gente. En una ocasión salió en la prensa local cuando se perdió en los túneles de la calefacción bajo el instituto durante siete días. Su sueño es convertirse en jugador de rol profesional y recorrer el circuito de torneos de HackMaster.

dave.jpg

Dave asiste a la Universidad Ball State, aunque se le acusa de ser un “estudiante profesional”. Parece que no es capaz de decidir qué carrera seguir. (Se rumorea que recibe una pequeña paga de sus padres mientras asiste a clases y por eso evita astutamente llegar a graduarse). Actualmente está estudiando antropología cultural y teoría de la danza. Dave conoció los juegos de rol por Bob, a quien conoció en un torneo local de paintball. Es un verdadero saja-y-raja que se aburre fácilmente. A menudo olvida llevar su hoja de personaje a la partida y tiende a pedir prestados los dados de alguien. Al principio, Dave se unió al grupo por las chuches gratis.

sarah.jpg

Sara es la prima de B.A. Acaba de volver a Muncie, Indiana, desde Wisconsin y es el más reciente miembro del grupo. Por desgracia, Sara es también el único miembro femenino del grupo y lucha en solitario para introducir más interpretación en las sesiones del grupo y menos combate y destrucción. Sara ha decidido que es su obligación arrastrar a los demás miembros del grupo a su estilo de juego. Intenta hacerlo predicando con el ejemplo, pero en ocasiones tiene que recurrir a las amenazas físicas.

brian.jpg

Brian Van Hoose vive solo. Se las arregla para ganarse modestamente la vida controlando una red local y vendiendo miniaturas pintadas. Normalmente Brian es callado y pronuncia solo frases de tres palabras a menos que se haya inclumplido alguna regla o su personaje haya salido perjudicado. Aunque no puede recordar su propio número de teléfono, puede recitar pasajes enteros de varios libros de reglas de memoria. Afirma tener novia, pero nadie la ha visto jamás.

Como habrán notado los lectores de esta serie, la posición de la biografía de los jugadores es tal cual su situación en la mesa.
En la web de Devir insisten en que es ampliamente recomendable para todos los lectores y no sólo para aquellos que jueguen habitualmente o hayan jugado (y disfrutado) con una partida de rol… Podría ser cierto, pero, ¿quién si no un rolero es capaz de entender a los protagonistas de esta serie? ¿Cómo explicarle a un no-iniciado el placer que da sentarse durante X horas alrededor de una mesa haciendo cosas, cuando menos, extrañas? ¿Cómo convencer a esa persona de que no tienes un desequilibrio mental? ¿Cómo hacerle comprender que hay multitud de B.A.s, Bobs, Daves y Brians por la vida (lamentablemente, Sarahs hay menos)? ¿Cómo explicar la ENORME cantidad de dinero que los protagonistas se gastan en el juego de cartas Engancha al mago sin tener una sonrisa en los labios y, al mismo tiempo, estar un poco avergonzado? ¿Cómo decir que entiendes lo que hacen los protagonistas porque 1. tienes amigos que actuan igual o 2. tú mismo has actuado como ellos en ocasiones? ¿Cómo contarles que si te tocan los dados puedes cabrearte muuuuuuuuuucho? ¿Cómo decir que te gusta esta serie porque te recuerda a tí y a tus amigos roleros?

Esta serie es grande, muy grande (espero que los Sres. de Devir no se enfaden por poner una historia de ejemplo, a fin de cuentas, estoy haciéndoles publicidad gratuita… y además, soy uno de los que han comprado las dos primeras guías de Hackmaster, así que no me fastidien). Recomiendo encarecidamente la lectura de las dos siguientes historias, les aseguro que no lo lamentarán.

Para los curiosos, les añado la definición de la R.A.E. de la palabra “jergón”:

jergón1.
(Del aum. de jerga1).
1. m. Colchón de paja, esparto o hierba y sin bastas.
2. m. coloq. Persona gruesa, pesada, tosca y perezosa.
3. m. despect. coloq. Ur. Ropa sucia y maltratada, especialmente la de cama.
4. m. coloq. p. us. Vestido mal hecho y poco ajustado al cuerpo.
llenar el ~.
1. fr. coloq. henchir el baúl.
jergón2.
(Del fr. jergon, este del ár. zarqūn, y este del persa zargun, color de oro).
1. m. Circón de color verdoso que suele usarse en joyería.

Nada más.

Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaadios

Anuncios

Acerca de Eugenio

Anda que sí...

3 pensamientos en “Los Caballeros de la Mesa del Comedor

  1. Pobre B.A., una victima inocente de sus malvados y diabolicos jugadores, prima y gato. Si no te puedes fiar de nadie, es lo que me decian a mi en el campamento de comandos de masteres…

    Pd: De todas maneras, sigo prefiriendo el Dork Tower, que trata mas temas y quizas se aleje del realismo para adentrarse en el costumbrismo de los jugadores psicopatas a los que sigues dejando entrar en tu casa dia tras dia…

Los comentarios están cerrados.